PRAT GAY BUSCA APOYO DE LOS EUA PARA SUMAR DIVISAS

Alfonso Prat Gay mantiene una negociación secreta, clave y crucial: en las últimas horas habló directamente con el titular del Tesoro de los Estados Unidos. Durante ese diálogo se trató la orientación de las medidas que Mauricio Macri instrumentará para sincerar la macroeconomía. La charla se hizo para acercar posiciones y desbloquear la nula relación entre la Argentina y los Estados Unidos.
No se habría hablado de giro de fondos, ni de préstamos. Pero sí de un apoyo político de Washington para reforzar las reservas y facilitar la unificación cambiaria. En la conversación hubo otro tema: el conflicto con los fondos buitre.
Mauricio Macri busca 15.000 millones de dólares para recomponer las reservas y así darle previsibilidad al próximo –y alto– precio del billete.
Jack Lew, el jefe del Tesoro, escuchó el diagnóstico y las medidas que adoptará el nuevo gobierno. Avaló la orientación de los cambios que se harán en la economía a partir del 10 de diciembre.
Pero Estados Unidos quiere ver las decisiones y la forma cómo Macri llevará adelante la gobernabilidad para que tengan aceptación social las reformas.Prat Gay detalló la grave herencia económica que recibirá Macri del “cristinismo”. Entre ellas la peor: un BCRA sin reservas de libre disponibilidad. Transmitió que Argentina busca reforzar las reservas y para eso es fundamental trabajar juntos con el Tesoro de EE.UU. También adelantó que ahora dispondrá medidas para volver a los mercados internacionales: normalización de las estadísticas oficiales, independencia del BCRA, corrección de la legislación sobre abastecimiento, modificación de la ley de mercado de capitales y lograr –en los mejores términos– cerrar en el 2016 la renegociación de la deuda trabada por el conflicto judicial en manos de Thomas Griesa.
Se trata de las medidas que Barack Obama le pidió solucionar a Cristina en una reunión a solas que ambos tuvieron en Cannes, el 4 de noviembre del 2011. La Presidenta lo llenó de elogios y le reconoció “su liderazgo mundial.”
Pero Cristina nunca cumplió sus promesas frente a Obama y Washington –como respuesta– decidió no ayudar a Cristina con los fondos buitre. A partir de ahí la Presidenta justificó su pésimo gobierno con un supuesto complot de EE.UU. contra la Casa Rosada.
Ahora Macri busca restablecer la relación con la Casa Blanca y también que los Estados Unidos acompañen decisiones que entrarán en vigencia en una semana.Clarín confirmó el contacto con el titular del Tesoro en fuentes de la “mesa chica” del PRO. Lew es un abogado –y no economista– muy religioso y con amplia influencia sobre Barack Obama.
El presidente electo busca un stock de dólares que permita liberar de una sola vez el mercado de cambios con un salto fuerte en el precio, pero sin turbulencias posteriores en el valor del dólar.
La decisión la adoptó después de analizar otras alternativas. Macri estuvo a punto de nombrar como ministro de Hacienda a Javier González Fraga, pero la elección se abortó porque el economista radical propuso comenzar sólo con un desdoblamiento cambiario.
El dólar tendrá un precio en torno a los 14 pesos. Implicará un ajuste del 45%.
Macri lo admitió en el encuentro que mantuvo a solas con Roberto Lavagna. El presidente electo repasó las decisiones y le pidió una opinión al ex ministro.También habló con Sergio Massa y trató de calmar a José Manuel de la Sota, preocupado por el impacto que tendrá en los precios.
Así Macri lo confirmó: “El dólar estará entre los 13 y 14 pesos.”
En la Bolsa de Comercio tienen informes que indican que el billete unificado tendrá al inicio un precio mayor: $ 14,50, similar al dólar Bolsa. También esos “paper” advierten lo siguiente: si el dólar no se estabiliza se puede acelerar la inflación y complicar el ajuste inicial. El alza de precios de noviembre fue del 3% y se espera 5% en diciembre.
Macri también informó quiénes serán los hombres fuertes de su gobierno: “Marcos Peña –dijo– será el encargado de la gestión.” Y agregó: “ Rogelio Frigerio y Emilio Monzó serán los responsables de mi armado político.”
El gabinete tiene muchos empresarios sin experiencia pública y varios economistas. Martín Echegoyen, de la UIA, se sumó a Producción y José Aranguren propuso a Jorge Ferioli como presidente de YPF.
La gestión de ayer con el Tesoro de los Estados Unidos tiene un objetivo claro: tener el apoyo para aceitar la búsqueda de dinero fresco y elevar las reservas.
El equipo económico ensaya varios armados financieros. En Wall Street generó tranquilidad la decisión del fiscal Carlos Rívolo quien dictaminó que no hubo ningún delito en el canje del 2010 y que Marcelo Etchebarne, de Arcadia, actuó conforme a la ley.
Los bancos saben que Macri busca:
–2.000 millones con un swap de la Reserva Federal. Brasil ya lo usó en 2009.
–5.000 millones de dólares en el mercado internacional dando en garantía los Bonar 2024 en poder del BCRA.
–Otros 5.000 millones de un adelanto de las cerealeras.
–También unos 3.000 a través de un swap en dólares del gobierno de Brasil. La situación de Dilma Rousseff puede complicar la negociación.
Se trataría –por ahora– de un paquete de 15.000 millones. Una suma crucial para la estabilidad económica.
Alejandro Vanoli y Axel Kicillof evaporaron en forma irresponsable las reservas del BCRA. Pero Kicillof sigue creyendo en su relato épico. A solas, le dijo a su sucesor Prat Gay: “No te podés quejar, te dejo la economía en marcha y sin inflación.”

Se el primero en comentar en "PRAT GAY BUSCA APOYO DE LOS EUA PARA SUMAR DIVISAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*