NUESTRA UNIVERSIDAD DESPERDICIA RECURSOS

En países alejados del capitalismo, como China, Ecuador y Cuba, existen exámenes de ingreso para estimular la dedicación al estudio de los estudiantes que aspiran a una graduación universitaria. Estos regímenes son parecidos a los vigentes en México, Perú, Brasil, Colombia y Chile, y también a los aplicados por los países europeos y asiáticos como, Japón y Corea.

Ecuador reformó su Constitución en el 2008, garantizando una universidad pública gratuita. Además, estableció que “el ingreso a las instituciones públicas de educación superior se regulará a través de un sistema de nivelación y admisión, definido en la ley. La gratuidad se vinculará a la responsabilidad académica de las estudiantes y los estudiantes”. Esto significa que las examinaciones que deberán afrontar los estudiantes secundarios para poder ingresar a la universidad están requeridas por la propia Constitución.

La ley ecuatoriana estableció la gratuidad de la educación superior pública, sujeta al criterio de responsabilidad académica de los estudiantes; determinando que: “La gratuidad será para los y las estudiantes regulares que se matriculen en por lo menos el sesenta por ciento de todas las materias o créditos que permite su malla curricular en cada período, ciclo o nivel” y “se pierde de manera definitiva la gratuidad si un estudiante regular reprueba, en términos acumulativo, el treinta por ciento de las materias o créditos de su malla curricular cursada”.

Esta ley establece que: “El ingreso a las instituciones de educación superior públicas estará regulado a través del Sistema de Nivelación y Admisión, al que se someterán todos los estudiantes aspirantes”. El Examen Nacional para la Educación Superior (ENES) es el instrumento de evaluación para quienes estén interesados en ingresar en alguna universidad pública ecuatoriana. En caso que el aspirante obtenga un puntaje alto (más de 900 sobre 1000 puntos), conformará el Grupo de Alto Rendimiento, y podrá postular a una beca en alguna de las 50 mejores universidades del mundo, La beca puede llegar a cubrir más de 200.000 dólares. Para los postulantes que aspiren a obtener cupos en Medicina y Educación se requerirá un puntaje mayor que para otras carreras: 800 puntos. El resto puede ingresar a otras facultades con alrededor de 600 puntos. Según el Ministro de Educación, “con este sistema de buena selección, la tasa de retención es de 80% y se evita el desperdicio de recursos”. El ENES ha disminuido la deserción y aumentado la graduación final,

Nuestro ingreso a la universidad pública está reglado por la Ley 27.204, dictada en noviembre de 2015. El artículo cuarto de esta norma establece que: “Todas las personas que aprueben la educación secundaria pueden ingresar de manera libre e irrestricta a la enseñanza de grado en el nivel de educación superior.” Este régimen de ingreso, muy distinto al ecuatoriano, es original, ya que es prácticamente único en el mundo. Gracias al ingreso sin exigencias, en proporción a la población tenemos más estudiantes universitarios que otros países latinoamericanos. Pero lo grave es que nuestra graduación universitaria es muy baja, no solo cuando se compara con países desarrollados, sino también con latinoamericanos como Cuba, Colombia, Brasil y Chile.

Es fácil ingresar a nuestras universidades con una preparación insuficiente, por eso no se gradúan 70 de cada 100 ingresantes a la universidad estatal y 60 en las privadas.

Nuestros jóvenes ingresan mal preparados a las universidades estatales o privadas, y después de un año de estudios, la mitad de ellos no pudo aprobar más de una única materia en las estatales y un 29 por ciento en las privadas.

Hay doce universidades estatales donde, después de un año, más del 80 por ciento de los estudiantes apenas aprobó una materia. Esto es lo que el ministro de Educación de Ecuador calificaba de “desperdicio de recursos”.

Nuestra alta deserción explica porque tenemos menos graduados universitarios, comparados no con Japón, Suecia o Alemania, sino con otros países latinoamericanos.

Esta reciente ley 27204 no contribuirá a mejorar nuestra graduación, ya que no ofrece estímulos a los estudiantes secundarios para mejorar su preparación previa al ingreso a la universidad, perpetuando así altos niveles de deserción y escasa graduación. Así se consolida el atraso y compromete el futuro del país.

1 Comment on "NUESTRA UNIVERSIDAD DESPERDICIA RECURSOS"

  1. Queremos Universidad Nacional- Quebrada y Puna
    Hemos peticionado educación libre, independiente y laica; 23 carreras en Tecnicatura Superior Universitaria desde el año: 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016; ante los tutores de educación nacional y provincial; sin respuesta formal a la fecha. Hoy lo solicitamos entre todos: padres, adolescentes, docentes, empleados, comerciantes, periodistas, profesionales y otros más, del norte de la provincia de Jujuy: ¡Queremos Universidad Nacional! para quebrada y puna, que nos corresponde por: Ley 26206 de Educación Argentina, Ley 26061 de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños. Adolescentes y Familia. En nuestra situación la Ley 23592 de igualdad

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*