QUÉ DEJÓ LA GIRA DE OBAMA: CORDIALIDAD E INTERESES MUTUOS

La visita del Presidente Obama ha dejado cordialidad en la relación bilateral que facilitará la gestión de los intereses de ambos países. Han quedado atrás el uso de alicates para revisar la carga de un avión militar y frases adolescentes en discursos de jefe de Estado.

No puede desconocerse que la recepción de la visita se vio afectada por el efecto agregado de la oposición al gobierno de Mauricio Macri, más la memoria y el dolor por las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado a partir del golpe militar de hace 40 años, más la ideología de oposición visceral al capitalismo que representa los Estados Unidos.

Obama demostró su integridad cívica y moral al reconocer que su país, en los setenta, no tuvo en claro el valor de los derechos humanos ante sus intereses políticos y estratégicos, y confirmó la decisión de hacer públicos documentos sobre esta cuestión. Escuché a Graciela Fernández Meijide preguntándose cómo se sentiría un presidente argentino si, de visita en Asunción, lo recriminaran hoy por la guerra de la Triple Alianza.

La Argentina representa hoy la vanguardia en el relevo de gobiernos populistas que han estado en boga en la región en los últimos años. Esta condición puede crear oportunidades muy favorables para el país y es necesario utilizarla con sabiduría. Pero no basta el pragmatismo circunstancial ni el conocimiento social de las personalidades. Se requiere aplicar una sólida política exterior que tenga objetivos consensuados y se fundamente en los principios reconocidos por las naciones civilizadas, a los que se refiere el artículo 38 del Estatuto de la Corte Internacional de Justicia.

La Argentina y los Estados Unidos son países que inicialmente se encontraron en los mercados internacionales ofreciendo los mismos productos agrícolas. Ha transcurrido el tiempo, las economías evolucionaron, pero esa condición inicial subsiste y para la Argentina es muy importante. En una visita no se resuelven todos los temas que interesan a la relación entre dos países y los presidentes se refirieron en general a los asuntos que habían considerado en su conversación.

La cuestión de la deuda argentina pendiente que se discute en tribunales norteamericanos sin duda es un punto. En sus declaraciones a la prensa, preguntado por el reclamo de los holdouts, el miércoles Obama respondió “tengo que tener cuidado de no comentar el tema por la naturaleza de nuestro sistema legal”. Pero el jueves el New York Times informó que el día anterior el Departamento de Justicia había presentado un escrito en el tribunal de segunda instancia de Nueva York apoyando la decisión del juez federal para levantar una medida cautelar y argumentando que “Estados Unidos tiene importantes intereses de política exterior de apoyo a una rápida solución a este litigio”.

Hubo manifestaciones de disposición para facilitar trámites y aranceles de visados para viajes y se firmaron acuerdos sobre temas de seguridad que permitirán un mejor intercambio de información para combatir el crimen. Pero queda mucho por avanzar y el acuerdo firmado en esta visita que ofrece posibilidades más amplias de avanzar en la vinculación económica es el Acuerdo Marco de Comercio e Inversión, similar a los que Estados Unidos tiene con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y con Nueva Zelandia. Este acuerdo establece un consejo que debe reunirse al menos una vez al año, con el apoyo del sector privado, para supervisar las relaciones comerciales y de inversión y las oportunidades para ampliarlas, e identificar las barreras al comercio y las inversiones entre las partes y trabajar para eliminarlas. Es claramente una oportunidad para avanzar.

Los temas ambientales estuvieron marginalmente presentes, aunque las expresiones verbales se hicieron con mucho énfasis al punto que el Presidente Obama dijo que “el apoyo del Presidente Macri al Acuerdo de París fue crítico para su éxito”, aunque la aprobación de este acuerdo en realidad fue anterior a la asunción del nuevo gobierno.

Raúl Estrada Oyuela es embajador. Miembro de la Academia Argentina de Ciencias del Ambiente

Se el primero en comentar en "QUÉ DEJÓ LA GIRA DE OBAMA: CORDIALIDAD E INTERESES MUTUOS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*