EL ADIOS A UN QUERIDO COLEGA

El 7 de enero falleció el Licenciado en Economía Héctor Valle. Nos conocíamos desde los años cincuenta cuando integramos las primeras promociones de la Facultad de Ciencias Económicas de la U.N.B.A. De carácter afable, tenía una manera de ser y dialogar poco común. En aquellos años participamos del enfoque estructuralista entre cuyos líderes se encontraba Marcelo Diamand. Su vinculación con Rogelio Frigerio hizo que se encontrara, de manera activa, en el MID, el que se alimentaba de las ideas desarrollistas del Dr. Arturo Frondizi. Fue fundador de FIDE (Fundación de Investigaciones para el Desarrollo), cuyo primer número salió el 1 de setiembre de 1978 y que se publica ininterrumpidamente desde entonces.

Formaban el Consejo Directivo de entonces, entre otros, Octavio Frigerio, Héctor Magnetto, Pedro Gortari, Osvaldo Trocca y Héctor Valle. El Consejo Asesor estaba integrado entre otros por Jorge Bullrich, Ángel Centeno, Carlos Floria, Ovidio Giménez, Enrique GilardiNovaro, Hipólito Jesús Paz, lo cual da idea que FIDE era una verdadera usina del pensamiento desarrollista.

Compartimos Seminarios en el Hotel Lafayette con la participación de Mercedes Marco del Pont, estrecha colaboradora de Héctor y a la que recurrían colegas economistas como invitados para enriquecer con ideas la praxis para el desarrollo del país

Pasaron los años y nuestra relación se mantuvo y nos reuníamos para discutir el acontecer económico de los años 90s en particular, en una mesa que nos encontraba los días lunes en la Confitería Richmond junto con los Des. Adolfo Buscaglia, Eduardo Zalduendo, y Marcelo Lascano. A partir de mediados de la década primera de este siglo, no nos frecuentamos dadas sus ocupaciones en puestos políticos de los gobiernos anteriores al presente.

Héctor estará presente en mis recuerdos con su sonrisa de pibe bueno y en la colección de FIDE que guardo en mi biblioteca encuadernados, con el cuidado y el respeto de un querido colega que siempre estaba con tiempo para atender a sus colegas y dispuesto a tender la mano o dar un consejo..

Se el primero en comentar en "EL ADIOS A UN QUERIDO COLEGA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*