¿LA INFLACIÓN ES EL PRINCIPAL PROBLEMA DE LOS ARGENTINOS?

En la década del 60’ asistí una vez a una charla de Frigerio, (abuelo de nuestro actual Ministro del Interior), en el Centro de Estudios Nacionales (CEN) de La Plata. Y de sus labios escuché, por primera y última vez, que podía haber una “Inflación productiva“, que sería aquella en la cual pese a la inflación, crecía la economía, y crecían los salarios más que la inflación. Y que lo grave era cuando había inflación, y estancamiento de la economía.

Luego se hizo popular el término estanflación, refiriéndose al mismo concepto, que es lo que aplica hoy Macri: Estancamiento de la economía, o sea recesión, o “enfriamiento de la economía”, mas inflación.

Entonces la solución propuesta sería: “Vamos a enfriar la economía, a reducir la emisión monetaria, a negociar los salarios a la baja, a bajar los impuestos al capital y a la riqueza y las retenciones a las exportaciones, y en cuatro años, vamos a poder bajar a una inflación de un dígito.”

La primer tilinguería de este plan económico es presumir que la inflación es lo que más afecta los pobres. Lo que más afecta a los pobres es el desempleo.

La inflación, en realidad, afecta en forma más que proporcional a las clases medias altas y a los ricos, puesto que se manifiesta con mayor rigor en las primeras y segundas marcas, en cuanto a comestibles, y en general en los artículos suntuarios.

Cuando los trabajadores y jubilados tienen mecanismos de actualización, como fueron en los años del kirchnerismo las paritarias y el índice de movilidad jubilatoria, que han superado el índice de inflación (aún el de Todesca y todas las consultoras antikirchneristas), la inflación ni impide el crecimiento del PBI, ni impide que los trabajadores y jubilados tengan mayor porcentaje del PBI.

En el 2015, el PBI creció el 2,1 %; la inflación fue del 24 %, los salarios crecieron en un 30 % y las jubilaciones casi en un 40 %.

La herencia no fue tan pesada. Las reservas del Banco Central eran de 25 mil millones de dólares. (Néstor recibió el país con menos de 10 mil). En el Fondo de Garantía y Sustentabilidad de la Anses, había 620 mil millones de pesos que equivalían a más de 62 mil millones de dólares. El servicio de la deuda externa no llegaba al 4 % para el corriente año. (Incluía capital e intereses, salvo los fondos buitres).

El producto Bruto interno de Argentina, en el 2015 ascendió a 770 mil millones de dólares (22ª Economía del Mundo).Pero había una inflación del 24 % y el cepo.

Los macristas se cansan de exponer que hubo una inflación acumulada del 700 % en 12 años.

Bien, veamos que paso antes:

 

1)      Inflación período Menem-De la Rua-Duhalde (14 años).  Tasa de inflación 21.000 %

2)      Período Alfonsín: 6 años. Inflación 645.000 %

3)      Período Proceso militar Videla. Inflación 320.000 %

 

Lo cual quiere decir dos cosas:

  1. a) Que la Inflación del Kirchnerismo es la menor de toda la historia argentina desde Perón.
  2. b) Que la inflación en la Argentina es estructural, porque existe un fuerte oligopolio en la formación de los precios de mercado interno, sobre todo los comestibles. Ver Zaiat Alfredo, la “Economía de Contramano.”

En cuanto al Cepo y a la devaluación del 60 % para liberarlo, claro resulta que benefició en primer lugar a los especuladores, que pueden sacar fácilmente divisas del país, a los que desean adquirir bienes suntuarios o importados sin fines productivos, y en tercer lugar a algunos empresarios a quienes favorece la posibilidad de adquirir productos importados necesarios para su cadena productiva.

Pero el efecto sobre la economía, de la devaluación fue devastador:

  1. I) El Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS), que tenía 620 mil millones de pesos en octubre del 2015, equivalía a 62 mil millones de dólares. Pasó a valer 40 mil millones de dólares. ¡¡Los trabajadores y jubilados argentinos perdimos 20 mil millones de dólares en un día!!
  2. II) El salario promedio de la Economía Argentina era el más alto de américa Latina. Pasó al 5º lugar. Un Docente cobraba la mínima de 800 dólares en marzo de 2015. En el 2016, si le otorgan el 40% de aumento en pesos, pasará a cobrar 500 dólares.

III) El sistema previsional argentino era el mejor de América Latina, tenía la mejor mínima, el mejor haber jubilatorio promedio, la mayor cobertura y la mejor fórmula de movilidad. Pasamos al 7 º lugar.

En definitiva, el método elegido para salir del cepo y combatir la inflación, es catastrófico para la economía argentina: 200 mil desocupados, recesión, mayor déficit fiscal por menor recaudación, salarios a la baja, inflación descontrolada que en tres meses ya pasó el 30 %, aumento de la deuda externa, seguramente hasta los 400 mil millones de dólares, como mecanismo para financiar el déficit fiscal y solamente la espera y la promesa de que vendrán capitales a invertir, y generarán riqueza y derramarán pleno empleo, y pobreza cero y ocupación total. ¿Mientras tanto nos endeudaremos todo lo necesario hasta pagar la deuda?

Insisten en que el kirchnerismo generó 1.500.000 empleados públicos más, y que eso es un trabajo, indigno y no genuino. Pero omiten que al mismo tiempo los Kirchner generaron 5 millones de puestos de trabajo privado. Y no informan que la tasa de empleo público de Argentina, es inferior a la de Estados Unidos, Canadá, Francia, Alemania, Brasil, etc.

Nosotros seguimos esperando, el millón de viviendas anuales, ya nos deben 250 mil; y el millón de puestos de trabajo privado y digno, habría ya que sumarles los 200 mil despedidos.

En definitiva, so pretexto de combatir la inflación y levantar el cepo, el gobierno de Macri, está fundiendo el País.

Juan Carlos Díaz Roig

Diputado Nacional – FpV

1 Comment on "¿LA INFLACIÓN ES EL PRINCIPAL PROBLEMA DE LOS ARGENTINOS?"

  1. Carlos Norberto Marciano | 18 mayo, 2016 at 16:23 | Responder

    Totalmente de acuerdo con el Diputado, expreso como nadie en pocas palabras, la verdadera situación del País. Pero sigo pensando que la pueblada se viene y lamentablemente no va a ser sin sangre. Ojala me equivoque.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*