EL PAPA MOTORIZA LA VERDADERA CULTURA DEL ENCUENTRO

La fe islámica no posee doctrinariamente la figura de Sumo Pontífice. No existe en el mundo del Islam ninguna figura religiosa que sea asimilable a lo que representa el Papa para la cristiandad. Pero por tradición y consenso, el Gran Imam del Azhar posee el respeto y la adhesión de la mayoría de los musulmanes.

El encuentro entre el Papa Francisco y el Imam del Azhar, después de años de ruptura en las relaciones, marca un nuevo comienzo y una nueva agenda en el diálogo interreligioso. Las tensiones y los conflictos de naturaleza aparentemente religiosa hacen que este encuentro adquiera una trascendencia fundamental en las relaciones internacionales. El diálogo entre las religiones no es la solución a todas las fisuras de esta índole, pero sí es un medio y parte importante de la solución. No fue sencillo llegar a este encuentro; muchas veces la carga histórica y política pone obstáculos hasta para las mejores intenciones. Y es ahí donde la generosidad y el trabajo de los que persisten en el bien y hacen prevalecer el deseo de unidad por sobre el conflicto, logran imprimir símbolos que son ejemplo para la humanidad toda.

Este encuentro es histórico, tanto como lo fue el del Sultán Malik al Kamil y San Francisco de Asís, durante las Cruzadas hace 8 siglos atrás.

No puedo dejar de pensar cuando hago esta referencia a personajes de esta dimensión, que uno de los actores centrales en el presente es alguien que nació y vivió entre nosotros. A veces, y por acontecimientos de nuestra realidad diaria, me parece que no se toma dimensión real de quién es hoy Jorge Mario Bergoglio. Hace unos días asistí a la entrega del premio Carlomagno, que otorga Europa, entre otros motivos, por servicios a la paz mundial. En la ceremonia había muchos representantes, entre ellos la canciller Angela Merkel. El discurso del Papa fue comprometido, actual y un fuerte llamado de atención al poder político. Lejos de ser recibido como una ofensa o una intromisión, Francisco fue ovacionado. Si queremos realmente construir cultura del encuentro y diálogo debemos comprender que estos objetivos no son meras declaraciones, sino compromisos reales que se materializan en acciones concretas, que incluyen seguramente una profunda y diaria lucha contra los egos.

 

Omar Abboud es Copresidente del Instituto de Diálogo Interreligioso. Diputado del PRO

Se el primero en comentar en "EL PAPA MOTORIZA LA VERDADERA CULTURA DEL ENCUENTRO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*