LOS ROBOTS OCUPAN CADA VEZ MÁS PUESTOS DE TRABAJO EN EL PAÍS

Según el Banco Mundial, en Argentina habrá una fuerte automatización en los próximos años. Están en riesgo las profesiones y los oficios que implican tareas rutinarias y que no hacen uso de la creatividad humana.

Los robots avanzan, se ven, trabajan y nos reemplazan. Parece exagerado, pero no lo es: el Banco Mundial acaba de publicar un informe en el que alerta por la forma acelerada en que se está produciendo el cambio de trabajadores de carne y hueso por máquinas en los estratos más rutinarios. Describe que donde se replica un procedimiento, ya no sería necesario un empleado convencional. Pero el punto más llamativo de ese informe figura en el apartado dedicado a cada país. Entre más de 40 países en desarrollo, Argentina figura en el primer lugar con un 60% de empleos que pueden automatizarse. Puede demorarse más o menos, según el ritmo que demore la incorporación de tecnología, pero en diferentes ámbitos ya se observan cambios. Empleados de bibliotecas, bancos, empresas de radio taxi, supermercados y consultorios ya se codean con sus nuevos compañeros: las máquinas con inteligencia artificial. Un cambio que se profundizará en los próximos 15 años, según un relevamiento de la consultora privada Accenture.
En 2012, Walmart incorporó las primeras cajas de autoservicio en una sucursal; ahora tiene 40 en 20 súper. Y también se sumaron Carrefour, Disco y Jumbo. Son cajas donde el cliente escanea sus productos, recibe un ticket y lo valida con una cajera, algo extendido en Europa y los Estados Unidos. “Es una innovación en materia de procesos que vuelve más eficiente la compra, reduce el tiempo de espera y mejora el clima para los empleados”, explica Hernán Carboni, director de Relaciones Institucionales de Walmart.
Algo similar se da en los aeropuertos. El cliente puede imprimirse la tarjeta de embarque en una terminal de Auto Check-in sin necesidad de personal. Por ahora se trata de opciones que no desplazaron puestos de trabajo sino que, según las empresas, mejoraron los tiempos del servicio. Pero es concreto que a medida que los clientes se familiaricen con esos nuevos usos, el operario tradicional se volverá prescindible.
Para los emprendimientos que nacen gracias al contexto digital la realidad sigue la misma línea. Es el caso de Easy Taxi, una aplicación cuyo sistema de GPS conecta al pasajero con el taxista sin necesidad de que intermedie un operador telefónico. Uno llama para pedir el auto y donde antes una operadora pedía datos y solicitaba unos minutos mientras buscaba un taxi en la zona, ahora aparece una máquina que invita a apretar botones para completar el procedimiento.
¿Cuáles son los empleos en riego? Para Guillermo R. Simari, doctor en Ciencias de la Computación y profesor de Inteligencia Artificial en Universidad Nacional del Sur, “aquellos que implican tareas rutinarias y que no hacen uso de la capacidad humana. Los cajeros, las personas que limpian las calles, los colectiveros, eventualmente se van a quedar sin empleo porque va a ser más seguro y eficiente hecho por máquinas”. El experto pide calma. Dice que no será ya, pero que es cuestión de tiempo. “El teléfono tardó 30 años en masificarse”, explica (ver “No se está educando…”).
“El registro bibliográfico automatizado nos ahorra tiempo y dinero”, explica Ignacio Mancini. Hace 10 años que se mueve entre bibliotecas. “Hoy, gracias a los catálogos comunitarios, si no tenemos un libro, nos lo pueden escanear y hacer llegar desde Canadá”, agrega. Nada nuevo: la tecnología cambia las formas de hacer. Martín Farías trabajó ocho años en la oficina de notificaciones de la Corte. Su labor cotidiana era la de notificar a las partes de cada expediente que recibía. Con la incorporación del domicilio electrónico, una cadena de procedimientos que se desarrollaban por tierra, durante una semana y manualmente, pasó a ser una notificación instantánea luego de la carga de pocos datos en un sistema digital. En esa transición, se redujo la cantidad de gente involucrada.
En este caso no hubo conflicto, pero sí lo hubo a principios de este año, cuando el Banco Central publicó una circular que autorizaba a enviar los resúmenes de tarjeta por correo electrónico. Tiro de gracia para carteros. La respuesta del gremio, liderado por Pablo Moyano, fue inmediata (ver Alerta…). Es un caso testigo para los conflictos sindicales que podrían surgir a medida que las máquinas presionen para ocupar espacios. (ver aparte).
La llegada de robots y la automatización de tareas puede ser vista como progreso o amenaza. Depende de cómo se prepare a los trabajadores. En una escala menor, los de un quirófano. Lo hizo Arturo González Marlia, director médico de Medical Hair. Él y su equipo se capacitaron para manejar el primer y único robot de microimplante capilar del país. “La tecnología es de apoyo al médico, yo superviso todo lo que hace el robot”, expresa Arturo. La inteligencia artificial le da “mayor velocidad, seguridad y confiabilidad en los resultados”, asegura. Aunque con el robot sólo necesita la mitad del personal, González Marlia dice que ahora tienen más trabajo y todos siguen siendo necesarios.
Si no se contemplan los efectos colaterales de la introducción de tecnología, será difícil reducirlos o prevenirlos. Es necesario, según el BM, que se regule la competencia empresarial, se eduque a los trabajadores en las habilidades necesarias para los nuevos contextos tecnológicos y que se promueva “el buen gobierno”. La convivencia pacífica entre inteligencia artificial y humana dependerá de lo preparado que este el mundo para recibir a los robots.

Yasmin Diamore

Se el primero en comentar en "LOS ROBOTS OCUPAN CADA VEZ MÁS PUESTOS DE TRABAJO EN EL PAÍS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*