NOTICIAS

EL INSTITUTO ANTÁRTICO, DESMANTELADO Y CON GRAVES PROBLEMAS PARA FUNCIONAR

Los científicos no cuentan con los equipos que necesitan; hay estado de abandono en los laboratorios

El 13 del actual, en el marco de la venta de inmuebles estatales, comenzó la licitación del edificio de la histórica sede del Instituto Antártico y de la Dirección Nacional del Antártico, ubicado en la calle Cerrito 1248.
La versión oficial es que el edificio está “ocioso y en malas condiciones edilicias”. Además, desde el año pasado, el Instituto Antártico se trasladó al campus de la Universidad de San Martín (Unsam) por un convenio que se firmó con esa institución. Sin embargo, según pudo constatar LA NACION a través de visitas al lugar y denuncias de los empleados, el instituto destinado a la investigación antártica, que cuenta con 200 trabajadores, apenas funciona y se encuentra “desmembrado”.
Los científicos no cuentan con instalaciones suficientes y apropiadas, y para seguir con su labor piden laboratorios prestados en otras universidades. Esto quiere decir que el organismo del que depende gran parte de nuestra soberanía en el continente antártico -ya que la presencia de los países está supeditada a la investigación científica- está actualmente en una capacidad de producción mínima. Al respecto, el Gobierno asegura que ya se están ocupando.
La historia comenzó en 2013, cuando los científicos y parte de su equipo fueron trasladados a la calle Balcarce 290, para la refacción de oficinas de la sede de Cerrito. De todos modos, ya que sólo habían destinado un piso para todo el instituto y uno para la Dirección Nacional del Antártico (de la que depende el instituto), muchos especialistas seguían trabajando en el edificio histórico en donde tenían montados sus laboratorios. Según constató LA NACION, el alquiler de estos pisos es actualmente de $ 150.000 por mes.

Sin grandes avances en la obra de Cerrito y aún en Balcarce surgió la posibilidad de mudar de forma definitiva el instituto al nuevo campus de la Universidad de San Martín, que estaba en construcción. En 2015, el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, inauguró el nuevo espacio y presentó con gran orgullo los laboratorios de primera generación, a los que se destinaron casi $ 20 millones, según datos de Cancillería.
El problema es que de todo el campus el instituto cuenta con tan sólo dos pisos. Uno es de oficinas tipo call center, con escritorios uno al lado del otro, lo que hace casi imposible el desarrollo de actividades de alta complejidad. En el otro espacio hay algunos laboratorios, insuficientes para la cantidad de científicos, y que además se encuentran prácticamente deshabitados, ya que no cuentan con la estructura necesaria para investigar.

La mayoría están rebasados de cajas, expedientes y mapas que se fueron trasladando de una mudanza a otra, sin encontrar un lugar de guardado. En los pasillos hay bachas y acondicionadores de aire que nunca fueron instalados y en gran parte de los laboratorios falta el bajo mesada, y las instalaciones eléctricas y de gas no son las adecuadas.
El departamento de geofísica, el laboratorio de electrónica, un museo, un auditorio y una imprenta todavía se encuentran en la calle Cerrito, clausurados desde hace dos meses y sin posibilidad de acceso. También la biblioteca del instituto, con más de 10.000 volúmenes, está en desuso y clausurada en el centro porteño.
Ante esta situación, muchos científicos recurren a los laboratorios de otras universidades en donde dan clases o tienen algún colega que les dé permiso para continuar con sus investigaciones. La Universidad de Buenos Aires, la de La Plata, la de Florencio Varela, la Kennedy y el Museo de Ciencias Naturales son algunas de las instituciones que albergan trabajadores antárticos huérfanos.
“El instituto funciona a los ponchazos. Los investigadores trabajamos con lo que podemos. A veces armamos vaquitas para comprar nuestros materiales y así seguir”, contó a LA NACION un empleado que prefirió mantener el anonimato por temor a perder su trabajo.
Cuando se consultó por qué, al menos, no sacaban los equipos de Cerrito, el trabajador explicó que el único lugar de guardado con el que cuentan es el depósito polar y que dejarlos ahí bien sería “tirarlos a la basura”.
El lugar está ubicado en el puerto y es un galpón de chapa totalmente oxidado por fuera, con goteras en el techo y que se inunda con frecuencia. En la parte exterior pueden verse vehículos abandonados, gomones en desuso y basura amontonada en los laterales del depósito.
Otro científico aseguró que la interacción entre colegas, fundamental en el campo científico, es prácticamente imposible. “Si necesito un trámite tengo que ir a las oficinas de Balcarce; después tal vez recurro a un laboratorio de la Kennedy, y finalmente vengo a la Unsam, en donde tengo mi computadora. Es un locura.” Otra irregularidad es que desde diciembre del año pasado, con el cambio de gobierno, el instituto está acéfalo, ya que nunca se nombró un nuevo director. De acuerdo con lo que informó la Cancillería -ministerio del cual depende la Dirección Nacional del Antártico-, esta semana se confeccionaría el decreto para nombrar al nuevo director, el magíster Rodolfo Andrés Sánchez.
Finalmente, LA NACION consultó a la directora nacional del Antártico, Fernanda Millicay, acerca de todas las irregularidades. Sin dar una respuesta personal, la Cancillería envió un escrito al respecto. Allí aseguraron que están al tanto de toda la situación y que se “han mantenido reuniones con autoridades de la Unsam (…) para subsanar faltas en lo edilicio para el funcionamiento y el montaje de equipos”. Asimismo, “la nueva gestión ha iniciado contactos con las áreas contables de la Cancillería a fin de explorar posibles formas de gestionar las partidas presupuestarias necesarias para proceder a las futuras adquisiciones del material pendiente de instalación en la sede del IAA”. También informaron que en el presupuesto de 2017 del ministerio se incluyeron las partidas necesarias para refaccionar el depósito polar.
Sin embargo, la Antártida parece ser un punto débil en el Estado. En agosto, LA NACION difundió los resultados de una auditoría interna que develaba una sobrefacturación del 241% de precios en los comestibles de la campaña antártica del año pasado. Lo apremiante de la situación que atraviesa el Instituto Antártico es que su condición se precariza cada vez más. Ahora su funcionamiento depende prácticamente de la buena voluntad de los científicos que, al reclamarle al Estado, tropiezan con un sórdido silencio que anhelan se revierta pronto.
Una cadena de irregularidades
En 2015 se inauguró, en el campus de la Unsam, el nuevo Instituto Antártico. La sede cuenta con sólo dos pisos y está mal equipada, a pesar de que el proyecto costó casi $ 20 millones.
Hace dos meses se clausuró la histórica sede en Cerrito 1248, que todavía contiene equipos, documentos, laboratorios y libros en su interior. Los empleados luchan por recuperarla.
De acuerdo con la Cancillería, ya hay un proyecto para trabajar juntamente con la universidad y recomponer el instituto. Por el momento, los científicos piden prestados laboratorios en otras instituciones para poder trabajar.

Diego Cabot,
LA NACION

——————————————————————————–

«Ponernos la Patria al hombro”. Declaración del Bicentenario». (*)
Al Pueblo Argentino. A todos los hombres y mujeres de buena voluntad. LA ETAPA ACTUAL:
«Interpelados como nunca antes en la historia por el destino de la Humanidad y nuestra casa común, y por el despojo del patrimonio argentino, nos convocamos e invitamos a los argentinos a buscar un nuevo comienzo, a realizar la experiencia de una conversión personal y colectiva, emancipándonos de los residuos culturales de una modernidad agonizante basada en el consumismo desenfrenado y el rédito inmediato, que es urgente cambiar en pos del reencuentro con los valores esenciales del ser humano.
Estamos inmersos en una crisis civilizatoria, en el cambio de una época y en una nueva revolución científica y tecnológica sin precedentes. Hay amenazas que asoman vinculadas a nuestra situación geopolítica y a la crisis medio ambiental, así como a los posibles acuerdos de libre comercio (Unión Europea y Acuerdo Transpacífico). Y más grave todavía, la posibilidad de que se incremente lo que el papa Francisco ha dado en llamar la tercera guerra mundial en fases, impulsada por la disputa de territorios y fuentes energéticas.
Estas son las principales manifestaciones de la sociedad del despilfarro. Inmersos como estamos en ese proceso, nos llegan advertencias sobre acciones que buscan involucrar a nuestro País en la confrontación, escenario ideal para la industria multinacional que vive de las guerras y aumenta sus ganancias fabricando conflictos y armamentos.
Como reflejo de la situación global, se está produciendo un brusco cambio en los alineamientos regionales. En coincidencia con ellos, se ha instalado en nuestro País un gobierno en cuyo seno crece una concepción tecnocrática del estado, persistiendo en imponer la teoría del derrame con sus graves consecuencias de concentración económica y exclusión social que ya son evidentes.
En situaciones similares, el Pueblo Argentino alumbró grupos inspirados por el patriotismo y el sentido común, que fueron capaces de realizar la tarea de unificación popular con elevado espíritu de servicio. Las fuerzas dispersas del Movimiento Nacional hoy requieren de una conducción que nos provea la imprescindible estrategia de conjunto y mantenga la unidad de doctrina para los desafíos del presente y del futuro. Este es el propósito al que queremos coadyuvar.
Se impone explicitar y actualizar las causas. Toda refundación se origina en razón de una necesidad y tiene una finalidad. En su retorno definitivo a la Patria y en el marco de una grave crisis, Perón convocó a la unidad nacional de todos los argentinos –trabajadores, empresarios, partidos políticos, artistas, científicos o ciudadanos comunes- para cortar la subordinación neocolonial.
En su histórico discurso del 1° de mayo de 1974, ante el Congreso planteó: “Existen dos únicas alternativas: neocolonialismo o liberación”. Y definió la liberación en lo político, económico, socio-cultural; en lo científico-tecnológico y en la preservación ecológica.
Por el contrario, en la Argentina se profundizó la dependencia, el endeudamiento externo, la desindustrialización, y la entrega de los bienes y recursos propios, al costo de una generación diezmada.
HACIA UNA NUEVA ETAPA
Necesitamos concebir y desarrollar una nueva organización social que encolumne a los militantes y cuadros auxiliares de conducción en la tarea de fomentar el encuentro entre los argentinos, enfrentar la cultura del descarte, luchar por la reconstrucción y defensa de la soberanía nacional y la independencia económica dentro de una comunidad inclusiva donde se pueda convivir fraternalmente.
Es en el “subsuelo de la Patria” donde se asegura el punto de apoyo vital para garantizar la paz y preparar el futuro despliegue de una democracia social y participativa con un Estado democrático que posibilite la revalorización de lo local, y una administración ejercida con ética pública para la integración continental con la Antártida, Islas Malvinas y del Atlántico Sur, y con la Patria Grande profundizando el Mercosur, la Unasur y la Celac.
Convencidos, según nos enseña la encíclica Laudato Si´, de que “el tiempo es superior al espacio”, que siempre “somos más fecundos cuando nos preocupamos por generar procesos más que por ocupar espacios” y que “la grandeza política se muestra cuando, en momentos difíciles, se obra por grandes principios y pensando en el bien común a largo plazo”, nos comprometemos a rescatar el proyecto emancipatorio de Perón, con sus tres banderas fundantes –independencia económica, soberanía política y justicia social-, e incluir como cuarta causa el cuidado de la naturaleza y de la Casa Común.
En consecuencia, nos planteamos las siguientes acciones:
1. Constituirnos en una comunidad basada en el Modelo Argentino para el Proyecto Nacional de Juan Perón, en la encíclica Laudato Si´ y en el papa Francisco, guía misionero y ecuménico al servicio de la humanidad.
2. Recuperar la soberanía energética y los recursos estratégicos, revisando las lesivas concesiones petroleras, y el rol de las empresas de servicios públicos, y reconstruyendo los ferrocarriles y la flota mercante.
3. Redistribuir la riqueza con equidad social, generar empleo registrado y estable e incorporar al tercio de la población “descartada”
4. Industrializar el país capitalizando la riqueza y el trabajo argentinos. Y para crecer desde lo nuestro, tener una política de desendeudamiento público; fomentar a las economías regionales, y a las Pymes incentivando especialmente su potencial exportador.
5. Exigir al Estado que garantice la seguridad, luchar contra el crimen organizado, las mafias y el narcotráfico, confiscando los bienes mal habidos en beneficio de la sociedad.
6. Defender el agua, la tierra y la naturaleza, promoviendo el cambio cultural y la ecología integral.
7. Desplegarnos como red de redes, vinculándonos con una fluida comunicación, para mantener la unidad de concepción y reunir la masa crítica suficiente con el doble objetivo de promover una conducción y desarrollar una organización de base protegida de la inmediatez política.
8. Trabajar para conformar el Concejo para el Proyecto Nacional, como lugar de encuentro del conjunto de las fuerzas sindicales, políticas, sociales, productivas y culturales, que forman parte del Movimiento Nacional en su nueva etapa en ciernes.
9. Propiciar una red de comunidades en base a organizaciones populares, pues a los problemas sociales se responde con redes comunitarias, no con la mera suma de bienes individuales. Una cadena de comunicación que asegure la paz social en el repliegue y constituya la primera línea que ordena la marcha en el momento oportuno.
10. Y finalmente, convocar a todos los dirigentes políticos y sociales que concuerden con el espíritu de este documento a sumarse a esta gesta, para dejar constituido un método de coordinación.
Porque, como dice el Padre Francisco: “…pensando en el bien común, necesitamos que la economía y la política se coloquen decididamente al servicio de la vida…”
(*) Entregada al papa Francisco por Fernando Ezequiel “Pino” Solanas y firmada por numerosos representantes del peronismo.
– – – – –

MARTE PARECE ATRAER ARGENTINOS: OTRO CIENTÍFICO CONDUCE EL INTENTO DE LOS EUROPEOS

Cuando los norteamericanos de la NASA decidieron avanzar con la intención de desembarcar en Marte en el curso de este siglo, pusieron al frente del equipo de científicos al Ing. Miguel San Martín para concretar el envío del robot Curiosity, que ya está en ese planeta recorriéndolo y enviando todos los días informaciones destinadas a preparar el “amartizaje” de astronautas. Otro argentino ideó y preparó el traje espacial a usar en Marte, una verdadera nave en miniatura, que permite la movilidad y el desplazamiento del astronauta y ya ha sido aprobado por la NASA. Ahora sólo falta cotejarlo con otro elaborado en el Centro Espacial Johnson, más pesado y con menos movilidad aunque se considera más seguro. El diseñador argentino es el científico Pablo de León, del Centro Espacial Kennedy. Pero en estos días son los científicos del Centro Espacial de Europa los que están ansiosos por el arribo a Marte del módulo Schiaparelli que este domingo, 16 de octubre, ha iniciado las maniobras para convertirse en el primer objeto europeo en tocar el suelo marciano. Este módulo forma parte de la misión “Exomars”, dirigida por el científico argentino JORGE VAGO y se calcula que comenzará a descender este miércoles a las 11,42 accionando un paracaídas y encendiendo los retrocohetes para intentar un amartizaje suave como lo hizo el Curiosity. Pesa 600kg. y a revés del robot de la NASA estará activo sólo horas y enviará informaciones que serán recogidas por una gran antena ubicada en la India y si esta recepción fallase las enviará a otra gran antena instalada en Malargüe (Mendoza, Argentina), cuya infraestructura tiene 40m. de alto y 35m. de diámetro con una parte móvil de 610 toneladas. Estas informaciones son importantísimas para que el organismo europeo pueda enviar el año próximo un robot a Marte. , que es un planeta difícil. Apenas fueron exitosas la mitad de las 40 misiones enviadas para sobrevolar, orbitar o amartizar en ese planeta. Actualmente sólo hay dos robots allí, el Opportunity de 2004 y el Curiosity de 2011, ambos de la NASA. Los europeos sólo tienen un orbitador. Y hay cinco satélites explorando al planeta rojo: tres de la NASA, uno de los europeos y un quinto de la India. Otros enviados por Rusia, China y Japón han fracasado en el intento. “Si tenemos suerte, dijo el Ing. Vago, vamos a poder establecer diferencias entre metano biológico y geológico. Los instrumentos de Exomars tienen 1.000 y 10.000 veces más sensibilidad que los que se enviaron antes”.
– – – – –

UNA NUEVA ESTRELLA NOVA ANUNCIARON HABER DESCUBIERTO EN SAN JUAN
El astrónomo ruso Vladimir Lipunov, que lidera al grupo argentino-ruso operante del observatorio Máster instalado en la Estación Astronómica de Altura “Carlos Ulrico Cesco”, en Barreal, provincia de San Juan, ha anunciado en la madrugada del sábado ppdo. el descubrimiento de una nueva Estrella Nova en la constelación llamada Nube Menor de Magallanes.

Este centro astronómico opera simultáneamente con otros
dos observatorios dependientes de la Universidad de San Juan y del Consejo Nacional de Ciencias y Tecnología de la Inversión Productiva (CONICET) de nuestro país y un tercero de la Universidad Estatal de Moscú.
– – – – –

DISMINNUYE LA CANTIDAD DE BALLENAS FRANCAS EN SUR DEL ATLÁNTICO

El Instituto de Conservación de Ballenas de Argentina y la Ocean Alliance –institución sin fines de lucro creada por Roger Payne en 1971- han coincidido en señalar que ha disminuido el número de ballenas, pues el relevamiento de este año es el menor desde 2007. Esas ballenas todos los años incursionan por la península Valdés y entre la ciudad Puerto Madryn y Pueerto Pirámides (Chubut), para desovar. La oportunidad es aprovechada para hacer un relevamiento aéreo de foto-identificación. Este año tomaron10.500 imágenes. Cerca de las costas permanecen hasta tres meses amamantando a sus crías antes de volver a las aguas oceánicas y se puede identificarlas analizando las callosidades que tienen en sus cabezas, por las que pueden establecer con exactitud “quien es quien”. El catálogo contiene más de 3.000 ejemplares individualizados.
– – – – –

DE UNIVERSITARIO A SACERDOTE Y DE SACERDOTE A SANTO DE LA IGLESIA CATÓLICA
Integraba una prometedora generación universitaria en la docta ciudad de Córdoba Del grupo de sus compañeros surgieron un presidente de la Nación, otros que llegaron a gobernar la provincia, a ocupar la cancillería o representar al país como embajadores. Él prefirió abandonar la carrera universitaria y asumir el sacerdocio. Lo hizo, como suele decir el actual Papa, “con olor a oveja”, porque dedicó su vida a los más necesitados. De casa en casa y de pueblo en pueblo, cabalgando con lo que tenía a mano, predicó el Evangelio y socorrió con todas las formas posibles a quienes constituían su feligresía. Hoy, la región en la que realizó su tarea, es un centro de desarrollo y una zona turística de nivel pues en el transcurso de los años se han ido realizando las obras hidráulicas, energéticas y viales por las que reclamaba constantemente ante los poderes públicos. Con sotana raída llegó hasta el despacho presidencial para transmitir la voz de los ciudadanos pobres y lo hizo en más de una oportunidad. Su estirpe universitaria le sirvió para declamar ante mandatarios y poderosos la realidad de la vida de los humildes y para sacar fuerzas pidiendo justicia social para ellos. Desde hace medio siglo se tramitaba el reconocimiento de su vida de santidad y hoy, con miles de cordobeses en la plaza San Pedro, en el Vaticano, se lo ha proclamado santo de la Iglesia Católica. Una pequeña ciudad se ha ido creando y lleva su nombre en la provincia de Córdoba mientras en varias otras se le han erigido bustos y pequeñas estatuas..
– – – – –
IMPORTANTE HALLAZGO DE GEÓLOGOS ARGENTINOS EN LA ANTÁRTIDA

Existen más de 10.000 especies de aves en el mundo, que cantan, hacen llamados o emiten graznidos, y deleitan o asombran a los humanos. Ahora se sabe que hace 70 millones de años ya había formas avanzadas de aves que contaban con un aparato fonador que les permitía emitir sonidos. La prueba ha surgido por el hallazgo, en 1992, de restos fósiles de una especie de ave con el aparato fonador intacto, que se preservó en la Antártida con el transcurso del tiempo. El hallazgo de esos restos lo hicieron científicos del Instituto Antártico Argentino que estudiaban rocas en la Isla Vega, dentro del perímetro que abarca la proyección de los meridianos de nuestro país.
Acercaron estos restos fósiles al paleontólogo FERNANDO NOVAS del Museo Argentino de Ciencias Naturales y uno de sus colaboradores, MARCELO ISASI, fue separando cuidadosamente los pedazos de piedra que estaban adosados y pudo completarse la primera parte del estudio. En 1999 los restos fueron remitidos a la Universidad de Texas, en Austin (EE.UU.) en la que de inmediato los denominaron “Vegavis iaai”: Vega por la isla donde los hallaron, avis por el latín aves e iaai por el Instituto Argentino Antártico que los rescató.

Hace tres años los norteamericanos pusieron los restos del tórax en un equipo de tomografía computada y encontraron que contenía el aparato fonador de los pájaros, más conocido como “siringe”. Se trata, entonces, del hallazgo del más antiguo aparato “siringe” en el mundo, con una presumible antigüedad de hace 70.000.000 de años!. Una comprobación más que lo que hoy conocemos como un continente helado era habitable. Se hizo una reproducción del aparato y se estima que emitía un sonido parecido al del pato. Además, permitió estudios más completos sobre aves antiguas, más concretas que las que se pudieron hacer con los restos encontrados en China (con huesos y plumas), a los que se les asignó una antigüedad doble.
– – – – –
UN CÓNDOR ANDINO CURADO EN SALTA Y BUENOS AIRES FUE DEVUELTO A SU HABITAT NATURAL

Un malvado cazador furtivo lo derribó con un escopetazo en la cabeza, hace un año. Mal herido y con peligro de morir lo encontraron otros paisanos y lo llevaron al zoo de Salta y desde allí fue derivado al hospital del zoo de Buenos Aires. Sano y salvo a principios de este mes fue trasladado en una jaula hasta las montañas en Luracatao, en la valles calchaquíes de Salta, a 3.600m. sobre el nivel del mar, para devolverlo a su hábitat natural. Los profesionales cumplieron con su deber conforme con la ley nacional de protección de esa especie autóctona, pero en el lanzamiento del cóndor la emoción la brindaron los pobladores del lugar elegido. Invocando los tradicionales rituales de los antiguos pobladores, antes de soltarlo impetraron a la Madre Tierra que aceptara el ingreso del cóndor al espacio de esos sitios montañosos. Con zahumerios y cánticos que, al parecer, fueron escuchados por otros cóndores, se aproximaron al lugar y lo acompañaron en el vuelo de retorno. El cóndor, antes de partir, mágicamente diríamos, desplegó sus imponentes alas y dio su último saludo a sus salvadores.

Se el primero en comentar en "NOTICIAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*