MANEJARNOS SIN DINERO EN EFECTIVO

Hay muchos países que están mucho más adelantados que nosotros en esta materia. Y no son solo algunos países desarrollados sino también países que recién se integran al sistema económico, como varios africanos.
¿Por qué nos llama tanto la atención esta evolución? La Argentina es un país que expropió el ahorro, tanto mensualmente por la inflación como en dos oportunidades donde se cambió todo el dinero en los bancos por un bono estatal a diez años, la ultima en el gobierno de Eduardo Duhalde, donde también previamente se pesificaron los depósitos que estaban en moneda extranjera en los bancos a una tasa muy baja y luego se devaluó 3 veces. El ahorro, por protección del mismo, salió mucho del país. Muchos de los que analizan de una manera standard los procesos económicos llaman a este proceso con el nombre común de “fuga de capitales” que creo que no es representativo de este proceso en el que se fueron del país tantos ahorros.
Era cuestión de vida o muerte, e incluso algunos economistas pidieron en aquella época que se permitieran los depósitos off shore, cosa que no hizo falta pues todo en dinero sobrante por más de 180 días ya se había depositado en el exterior. Nos referimos a los depósitos de mediano y largo plazo y solo había quedado en el sistema el dinero de corto plazo o lo que que se estaba obligado a dejar en el país por los “cepos cambiarios”. El sistema bancario argentino se convirtió en un sistema de transacciones, pero el ahorro se fue al exterior. Las grandes empresas con sede en el país se mudaron al exterior y quedaron solo una pocas empresas grandes y el resto fueron sucursales de grandes firmas internacionales. En total, de acuerdo a los registros del Ministerio de Trabajo, hay apenas algo más de 600.000 empresas en el país, la gran mayoría son pymes.
¿Cómo podemos revertir esto? Eliminando la inflación, que es la plaga populista que se come el ahorro de todos, cada día. El actual gobierno ha declarado que está en esa línea y que se llegará a una inflación como la internacional en 2020, lo cual es bueno, aunque un poco lento. Además, esa inflación a la que se aspira es de 3,5 % anual, lo cual comparado con nuestra historia es música para los oídos de cualquier economista, pero sigue siendo un impuesto inflacionario de 3,5 % sobre todas las tenencias líquidas de dinero.
No solo tenemos estos impuestos no declarados, sino que también los distintos gobiernos han aplicado todo tipo de impuestos sobre la población y las empresas. Ya sean impuestos nacionales, provinciales y municipales.
El uso de un sistema de pagos por medios electrónicos, sin movimientos de efectivo, es un esquema ideal para transformar nuestros problemas de inflación. Además también pondría en evidencia el esquema impositivo que tan fuertemente nos rige y que será aún más evidente en la medida en que la inflación baje a cifras muy pequeñas.
Son muchos cambios que el país requiere en este sentido, pero tenemos que aceptar el desafío de enfrentar esos problemas. El mercado negro de dinero tiene perspectivas de ir acabándose en un plazo mediano de algunos años. No quizá en un 100% pero si que será mucho más reducido de lo que es hoy. Hay que ir aplicando progresivamente las tendencia del mundo para coincidir con el mismo en un proceso de exteriorización de activos que es muy necesario en la vida actual. El principal instrumento nuevo es un sistema de pagos basado en la moderna era de los instrumento de pago registrarles sin uso de efectivo. Podemos hacerlo.

Orlando J. Ferreres

1 Comment on "MANEJARNOS SIN DINERO EN EFECTIVO"

  1. francesco magistra | 25 enero, 2017 at 15:43 | Responder

    Le felicito porque fue capaz de inventarse una teoria mas para motivar la eliminacion del efectivo y su subsitucion con plastico o transferencias. Esto de la inflacion nunca se me habia ocurrido. Talvez porque soy suizo, y Suiza tiene el billete de mas valor del mundo me parece, 1000 francos (mas o menos 1000 dolares) y la inflacion esta en cero desde una decada mas o menos. La inflacion es un problema monetario y de confianza, no un problema de efectivo o no. Otras teorias que se escuchan a menudo son la cuestion fiscal (en mala fe, porque se sabe muy bien que se puede atrapar algun pescesito pero los grandes siempre encontraran como evadir de forma legal), la seguridad frente a la violencia crescente, fruto de la impunidad y – seamos honestos – problema del estado incapaz (me encanta la frase que siempre dicen los gringos: “it’s for your own safety”: cuando te dicen asi es que te la estan poniendo en algun lado. NO: la eliminacion del dinero cash es un paso mas hacia el estado totalitarista, el control absoluto sobre el ciudadano. Un aumento de los riesgos para el mismo: riesgo banco central, riesgo pais, riesgo banco, riesgo de cambio… sin poder escaparse, no hay mas salida. El dinero abajo del colchon salvo a mucha gente en 2001. Uds. lo quieren prohibir. Que modernos

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*