ESTADOS UNIDOS: CRECEN MÁS LOS INGRESOS RURALES QUE LOS URBANOS

La población rural de Estados Unidos alcanzó a 46,2 millones en 2015 (14% del total); y ha declinado 0,3% entre 2010 y 2014 (son 136.000 residentes menos). Esto contrasta con el auge de 1% anual de la población urbana, (8% por encima del nivel de 2007).
Hay que agregar que 10%/15% de los condados rurales dejan de serlo cada 10 años, al redefinirlos como urbanos el cambio económico y demográfico.
El nivel de participación laboral de las áreas rurales ha sido tradicionalmente menor que el de las urbanas, pero la diferencia se ha acentuado en los últimos 15 años por el envejecimiento de su población. La edad promedio de los farmers del Medio Oeste es ya de 55 años.
El boom agrícola experimentado por Estados Unidos en los últimos 10 años ha hecho que los ingresos rurales aumentaran 2% por año en términos reales, y adquirieran un nivel significativamente superior al de 2007.
En cambio, el ingreso urbano ha caído sistemáticamente en este periodo. La clase media norteamericana dispone hoy de ingresos 7% inferiores a los que tenía hace 9 años. Esto revela una tendencia al retroceso de los ingresos de la clase media urbana, sobre todo la de escaso nivel educativo formal, que ha sido el signo característico de EE.UU. en las últimas dos décadas. Esta disparidad ha hecho que la relación ingresos rurales y urbanos creciera de 77% en 2007 a 84% en 2015.
La pobreza en Estados Unidos abarca hoy a 47 millones de personas (16% de la población), y es levemente superior en las áreas rurales, situación que se mantiene en sus grandes trazos a partir de 2007, sin haber sido afectada por el boom agrícola de los últimos 10 años.
El fenómeno de la explosión del shale gas/oil en EE.UU., que ha aumentado la producción petrolera en más de 4,5 millones de barriles diarios a partir de 2004, es esencialmente una actividad rural y no urbana.
El shale se despliega en tres grandes cuencas –Bakken Fields/Dakota del Norte, Permian / Oeste de Texas y Nueva México, Marcellus/ Pensilvania/ Ohio-, que abarcan 537 condados, de los cuales 444 son rurales y 93 urbanos.
Los condados estrictamente agrícolas son solo 19,8% de las áreas rurales, y su epicentro es el estado de Iowa -el gran estado agrícola norteamericano-, seguido por Nebraska e Illinois, y tienen solo 6% de la población rural. Esto indica que una tendencia estadounidense de largo plazo es la continua disminución de número de farmers, que ya son 1,5 millones, y que serían menos de 500.000 en 2030.
El agro de Estados Unidos es una actividad capital intensiva, de alta tecnología, crecientemente desruralizada y convertida en un sistema productivo profundamente innovador de carácter esencialmente urbano.
Esta tendencia estructural del agro estadounidense lleva incluso a que el sector se transforme en uno de los sectores de punta, tecnológico y organizativo, del capitalismo norteamericano.
Esto se manifiesta en el acelerado proceso de integración de la totalidad de la cadena productiva, arrastrada por la revolución de la biotecnología, y encabezada por las grandes fusiones de las principales compañías agroalimentarias, como es el caso de Monsanto y Bayer, que han resuelto integrarse con una inversión de U$S 67.000 millones.

Se el primero en comentar en "ESTADOS UNIDOS: CRECEN MÁS LOS INGRESOS RURALES QUE LOS URBANOS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*