LOS PRODUCTORES YERBATEROS TUVIERON EN LISANDRO DE LA TORRE A SU GRAN DEFENSOR

Semanas atrás muchos porteños vimos como productores yerbateros de Misiones regalaron 30.000 kilos de su cosecha como forma de hacer llegar su protesta contra los grandes grupos de industrializadores y comercializadores que, mientras suben los precios al público consumidor y ya no abonan retenciones por exportar, no pagan a sus proveedores los precios acordados y en los tiempos correspondientes, mientras muelen, junto con las hojas, una cifra de palos superior a la autorizada disminuyendo la calidad.
Ya en 2004 hubo un problema de falta de abastecimiento en las góndolas de los mercados acompañada con un encarecimiento del producto como consecuencia de un proceso especulativo por parte de la cadena distribuidora según remarcaron los yerbateros independientes, unos 21.000 que daban trabajo a 22.000 tareferos (cosechadores), que generaban unas 310.000 toneladas de yerba representativa del 62 por ciento de la elaboración mundial.
Este crecimiento de la producción nacional que también ha convertido a la Argentina en el primer exportador mundial con Siria como principal cliente, tuvo su arranque con la lucha llevada por ese gran tribuno santafesino que fuera Lisandro Nicolás De la Torre quién, durante un debate en la Cámara de Diputados de la Nación del 10 al 17 de diciembre de 1924 logró hacer retroceder a los ministros Víctor Molina (Hacienda) y Tomás Le Bretón (Agricultura y Ganadería) que habían favorecido la importación de yerba brasilera y puesto trabas a la venta de la argentina en el mercado local.
Interesado por el primer plantador de yerba mate en la Argentina, el rosarino como él, pero instalado en Misiones, Julio U. Martín, De la Torre viajó a esa provincia, caminó por sus senderos selváticos, recorrió poblado tras poblado, transitó sus ríos, recogió información de decenas de productores y regresó abarrotado de precisiones con las que asombró al Congreso de la Nación al protagonizar lo que algunos consideran el debate más brillante de la historia parlamentaria argentina.
Había pasado más de medio siglo desde que en 1870 en Misiones se comenzara a explotar la yerba silvestre. En 1892 el estado empezó a controlar la actividad y en 1910 ya el 30 por ciento de la producción surgía de bosques cultivados. Los pioneros en esa colonización fueron austríacos en un 44 por ciento, brasileros en un 24, argentinos en un 15, paraguayos en un 5 y de los más diversos orígenes el 12 restante. Entre ellos los venezolanos Herrera Vegas, entre quienes, Rafael, poco recordado promotor del industrialismo, precedió a Molina como ministro de Hacienda del presidente Máximo Marcelo Torcuato de Alvear.
En esos tiempos se consumían 85.000 de toneladas de las cuales 9.000 se producían en el país, 6.000 se importaban del Paraguay y 70.000 del Brasil. El decreto impulsado por Molina y Le Bretón impedía la expansión de la producción nacional y favorecía la importación brasilera. La victoria parlamentaria del diputado De la Torre hizo que en menos de dos décadas entre Misiones y Corrientes se cubrieran las necesidades del mercado interno.

Por Fernando Del Corro

Se el primero en comentar en "LOS PRODUCTORES YERBATEROS TUVIERON EN LISANDRO DE LA TORRE A SU GRAN DEFENSOR"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*