NOTICIAS

Comunicado de Inquilinos Agrupados frente a rumores de proyecto de regulación de los alquileres del poder ejecutivo
Alquilar No se puede.

Luego del fracaso indudable del plan “Alquilar se puede” implementado en la Ciudad de Buenos Aires durante la jefatura de gobierno de Mauricio Macri y la actual de Horacio Rodríguez Larreta, el gobierno nacional, a falta de ideas y propuestas, intenta implementar el mismo plan pero esta vez en todo el país.

Es sabido por todos los inquilinos que el seguro de caución es un excelente negocio para las financieras pero significa para el inquilino otra cuota más que tendrá que pagar además de las expensas, el alquiler, los impuestos, los servicios y las tasas con el agravante de que pocos propietarios aceptan este sistema.

Otra gran mentira es plantear que el aumento de la oferta impactará de forma positiva en los precios de los alquileres. En los últimos años se han construido viviendas como nunca antes, llegando a tener, en la Ciudad de Buenos Aires, una cada 2 habitantes. ¿Querrán que haya más viviendas que personas?

La exención impositiva siempre es para aquellos que hacen negocios y no para los trabajadores que destinamos el 60% de nuestro salario al pago del alquiler. Esto ya lo vimos en la ciudad. Grandes constructoras que construyen a costos más bajos y venden al mismo precio que el resto del mercado.

Desde Inquilinos Agrupados queremos dejar en claro que vamos a insistir con el tratamiento del proyecto de ley redactado por todas las organizaciones de inquilinos del país que tiene media sanción por unanimidad en el Senado, porque bajo ningún punto de vista caeremos en la trampa de discutir proyectos que no benefician en absoluto a los 7 millones de inquilinos de todo el país.


 

“Esperemos que el Plan Un Millón no sea otra promesa incumplida”, sostuvo Luis Cáceres de la UOLRA
El Secretario General de la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (UOLRA), Luis Cáceres, se refirió al Plan Un Millón anunciado ayer por el Gobierno de Mauricio Macri.

“El plan anunciado por el Gobierno es, en principio, una medida muy esperada en un sector muy castigado como lo es el de la construcción. Si bien es un paso adelante, de ninguna manera es una solución definitiva”, afirmó Cáceres en relación a la medida, quien además agregó: “esperemos que no sea otra promesa incumplida”.

El Plan Un Millón, prevé una inversión privada de $150.000 millones, busca sumar 100.000 nuevos trabajadores y tiene como finalidad generar una rebaja de un 10% en el precio de los inmuebles familiares que se construyan este año.

Sin embargo, la construcción atraviesa un mal momento. En febrero – según datos del Indec – cayó 3,4% con relación a un año atrás. Además, la expansión de la obra pública no alcanza para revivir la economía. Por su parte, la actividad privada – el 75% del total del sector – todavía no ha podido despegar. Cabe aclarar también que, en este rubro (siempre según cifras oficiales) se perdieron en 2016 cerca de 60.000 puestos pese a que hubo un leve repunte en los últimos meses.

El dirigente de ladrilleros sostuvo al respecto que “la situación actual es realmente crítica. El sector de la construcción sufre las consecuencias de las equivocaciones políticas que ha tenido el actual gobierno, principalmente en el último año”. Asimismo, volvió a referirse al paro nacional del jueves próximo al sostener que “los trabajadores van a manifestarse para que quienes conducen el país los escuchen. Sólo pedimos lo que creemos que es justo y eso es condiciones más dignas para los trabajadores”.


 

 

Se el primero en comentar en "NOTICIAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*