HACE 30 AÑOS ALFONSÍN REFINANCIÓ U$S 53.000 MILLONES DE DEUDA EXTERNA Y AL DÍA SIGUIENTE SALTARON LOS “CARAPINTADAS”

El 15 de abril de 1987 el entonces ministro de Economía, Juan Vital Sourrouille, anunció un acuerdo con la banca acreedora para la refinanciación de buena parte de los 53.000 millones de dólares estadounidenses de deuda externa mediante el cual se logró un plazo de 19 años con siete de gracia y una disminución del spread de la tasa de interés al tiempo que obtuvo un crédito adicional por u$s 1.900 millones a doce años con cinco de gracia.
La refinanciación alcanzó a u$s 32.000 millones del total lo que mereció un brindis ofrecido por el presidente Raúl Ricardo Alfonsín al ministro Sourrouille y sus principales colaboradores un día antes de firmarse el acuerdo y dos de concretarse el anuncio del cual también participaron el secretario de Hacienda, Mario Brodersohn, y el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), José Luis Machinea.
El acuerdo tuvo características similares al logrado poco antes por México que junto con la Argentina y el Brasil habían constituido el “Grupo de los Tres Mayores Deudores” en el marco de la crisis financiera que fue manifestándose en numerosos países calificados como “periferia”, muchos de ellos de América Latina.
Como parte de la negociación se estableció que la Argentina no debía abonar vencimientos de capital hasta 1994 cancelándose solamente los montos correspondientes a los intereses en tanto que la sobretasa (spread) alcanzaba al 0,8125 por ciento anual (igual que México) sobre el capital refinanciado y del 0,875% (igual que Venezuela) para los u$s 1.900 de nueva deuda contraída, en ambos casos tomando como referencia la Tasa Libor (interés interbancario de Londres).
También se estableció emitir un Exit Bond, a 25 años y con el 3% de interés, para concentrar la deuda y disminuir el número de bancos acreedores que alcanzaba a más de un centenar al tiempo que se consideró un importante logro pasar de la Prime Rate (tasa interbancaria de Nueva York) a la Libor, lo que representaba una merma de los pagos de intereses.
Esta renegociación, que fue apoyada por el gobierno de los Estados Unidos de América que prometió un crédito adicional de u$s 500 millones, fue favorecida, según señalaron algunas de las partes involucradas, por la reticencia argentina, a diferencia de otros estados endeudados, a declarar el default de sus pasivos.
Por otro lado se avanzó, en esa época, en una refinanciación de las deudas con el Club de París para el período 1985-1988, incluyendo los atrasos registrados hasta el momento, al tiempo que se negociaba, por otra parte obtener unos u$s 2.700 millones adicionales en tanto el pasivo total había llegado a unos u$s 54.100 millones.
Pero el brindis de Alfonsín, el festejo del vicepresidente Víctor Hipólito Martínez y los anuncios de Sourrouille y sus colaboradores no dieron lugar a una alegría de duradera ya que el 16, un día después del anuncio, se produjo el alzamiento de los “Carapintadas” liderados por Aldo Rico que se prolongó hasta el 19 cuando el presidente hizo el anuncio de que “la casa está en orden”.
Pero el orden no llegó a la económico ya que pese a la refinanciación las cosas se fueron complicando y en agosto la inflación llegó al 13% mientras Sourrouille reflexionaba que se trataba de “la crisis de una economía cerrada y de un estado sobrecargado de funciones” y así, con el correr de los meses se avanzó sobre una nueva estrategia que tuvo como figura clave al ministro de Obras y Servicios Públicos, Rodolfo Héctor Terragno, impulsor de un plan de privatizaciones que sólo pudo concretarse en el caso de Austral Líneas Aéreas, ya que las restantes propuestas no fueron convalidadas por el Congreso de la Nación.

Por Fernando Del Corro

Se el primero en comentar en "HACE 30 AÑOS ALFONSÍN REFINANCIÓ U$S 53.000 MILLONES DE DEUDA EXTERNA Y AL DÍA SIGUIENTE SALTARON LOS “CARAPINTADAS”"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*