NOTICIAS

Argentinos sueltos en Silicon Valley

Tres amigos del secundario crearon una compañía de tecnología que hoy factura un millón de dólares al año; planean crecer en Latinoamérica y en España
Leandro Murciego
LA NACION

En medio de la ciclotímica economía argentina que parece, según los rubros, moverse al ritmo de las emociones y los estados de ánimo de los distintos jugadores hay una firma local llamada Debmedia creada por un grupo de amigos de la escuela secundaria que -poco a poco- se convirtió en una fórmula exitosa. Uno de sus mayores logros fue su plan de expansión global que llevó a la compañía especializada en tecnología y productividad, a abrir una nueva sede en Silicon Valley, Palo Alto, California.
“La firma, que fue creada en 2013, se dedica a desarrollar soluciones innovadoras con tecnología aplicada a software, orientadas a optimizar la relación entre empresas y clientes. Somos una firma que comercializa soluciones B2B en dos modalidades: on-premise -licencias llave en mano- y saaa -en la nube-. Estos desarrollos ya se implementaron en la Argentina, en instituciones como Asociart, Aguas Cordobesas, Banco Patagonia, AlMundo, Metrogas, Fundación Favaloro, Honda, Remax, Edenor y Latam, entre otros”, comenta Juan Martín Balán, uno de los socios que junto con Jorge Espósito y Nicolás Demner crearon la firma. Entre sus productos se encuentran los sistema de atención de clientes, de comunicación digital de autogestión y publicidad interactiva compatible con kioscos, celulares, tablets y páginas webs, de medición de comportamiento del cliente, de agendas y citas y para generación de encuestas vía sms y email.
Desde su nacimiento hasta hoy mucha agua pasó bajo el puente: “Comenzamos sin inversión inicial y trabajando los tres desde la habitación de Juan. Poco a poco hicimos crecer la estructura y no sólo logramos tener 10 empleados sino que además abrimos una oficina en el barrio Villa Devoto, llegando rápidamente a uno de nuestros objetivos primarios: el auto-funcionamiento”, dijo Demer.

La firma fue creada en 2013 sin inversión inicial.
La firma que durante 2016 realizó una facturación de un millón de dólares, que fueron reinvertidos en la empresa para lograr escalar regionalmente. Su objetivo es terminar de desarrollar canales en los países con más oportunidades de mercado en Latinoamérica como México, Chile, Colombia, Bolivia y Perú y en España. “Actualmente nos encontramos trabajando en cada país para presentar la empresa en pliegos grandes, como también fortaleciendo alianzas y participando de exposiciones y eventos”, sostiene Espósito.


 

Una estación espacial se instalará en Mendoza
Por sus condiciones de ubicación y visibilidad, el distrito de Malargüe fue elegido, entre veinte lugares de América, por la Agencia Espacial Europea (ESA) para la modernización de una antena que permitirá estudiar los planetas. La inversión alcanzará los 4 millones de euros.
La Plata, 27 Abr (InfoGEI).- Gracias a su geografía, Argentina puede involucrarse en proyectos con el reducido club de países que hacen exploración del espacio.
Es que hace pocos días se conocieron detalles de una iniciativa de la Agencia Espacial Europea (ESA), que recientemente eligió a la localidad de Malargüe, ubicada en el departamento sureño de la provincia de Mendoza, como uno de los pocos lugares ideales en el mundo para la exploración interplanetaria.
Por la pureza del espectro radioeléctrico, por presentar las mejores condiciones de ubicación y por su visibilidad, la ciudad fue seleccionada, entre veinte lugares de América, para la modernización de una antena (DSA3) que permitirá poder seguir las próximas misiones espaciales al Sol, Mercurio, Marte y Júpiter.
Se trata de una de las tres –y la más moderna– antena que tiene la red de Espacio Profundo de la ESA. Las otras dos están en España y Australia.
Con este fin, ESA invertirá 4 millones de euros en la estación. El dinero será destinado a la ampliación de la red eléctrica de 13,2 kV a 33 kV y para la instrumentación del Parque Científico. El presupuesto contiene también la pavimentación de la Ruta Provincial 186, sobre la que se encuentra la estación.
En este marco, el gobernador Alfredo Cornejo resaltó los beneficios que genera la instalación de la antena de la ESA en Malargüe, no sólo para la comunidad científica, sino para el país y particularmente para la provincia, además de la generación de empleo en el departamento.
“Vamos a cumplir con el compromiso que había contraído la Provincia hace un tiempo y que, hasta ahora, no ha hecho: construiremos la ruta que no sólo permitirá llegar hasta este lugar, sino que también traerá beneficios adicionales al turismo de la zona”, informó el Gobernador. (InfoGEI)


La innovación se concentra y no es nada bueno
TyN Magazine
27/04/2017

Desde hace algún tiempo, les venimos hablando sobre la progresiva concentración que se está alcanzando en el panorama tecnológico, y de cómo, según se evolucione en este sentido, pueden verse afectadas incluso la libre competencia y la innovación, tan necesarias en el mercado y para el progreso socioeconómico. De hecho, incluso dedicamos el siguiente artículo específico a tratar este tema: “¿iPhone o Android? Cómo los avances tecnológicos pueden acabar trayendo pseudo-monopolios perjudicando al consumidor“.
Pues bien, este tema que ya les trajimos en El Blog Salmón hace meses, parece que ahora está ocupando cabeceras de importantes medio económicos internacionales, como por ejemplo este artículo del prestigioso Hardvard Business Review que lleva por título “¿Siguen tratando al menos de innovar la mayoría de las compañías?”. El artículo en cuestión aborda el tema incluyendo un nuevo aspecto como es la brecha salarial y el incremento de la desigualdad como consecuencia de los riesgos que les expusimos en nuestro artículo enlazado antes. Hemos considerado que este nuevo aspecto merece un análisis específico por las importantes consecuencias socioeconómicas que puede acabar trayendo bajo el brazo.
¿La polarización tecnológica está produciendo una brecha salarial?
Como pueden leer en el artículo anterior, ésta es ni más ni menos la tesis del Hardvard Business Review, y realmente razón no les falta: un servidor está totalmente de acuerdo con ellos; de hecho es una tendencia que vengo observando desde hace tiempo en el mercado laboral, lógicamente con especial incidencia en los perfiles técnicos. De hecho, incluso la propia OCDE ha advertido de la brecha en productividad entre las empresas líderes y las que les van que les siguen por detrás a la zaga, que se viene ampliando peligrosamente como pueden leer en esta otra noticia.
El perverso mecanismo laboral del mercado es que las compañías líderes tienen a su alcance las más avanzadas tecnologías, que no dudan en utilizar para reforzar su posición de dominio en el mercado. La tecnología supone el mayor factor diferenciador entre empresas hoy en día, pero las diferencias que llega a marcar están siguiendo un proceso tan exponencial como la propia evolución tecnológica. Al reforzar su posición de dominio, van arrebatando cuota de mercado a sus competidores menos productivos, lo cual revierte en seguir consiguiendo tener aún más capacidad de innovación, que vuelve a permitirles distanciarse todavía más de sus competidores.
Según expone este medio económico, ello supone un círculo vicioso que también ha acabado teniendo sus consecuencias en el mercado laboral, pues se está traduciendo en un importante factor al alza en la desigualdad socioeconómica. Al más puro estilo Google, los líderes del mercado no dudan en salir al mercado a acaparar el mejor talento a su alcance, y lo consiguien siendo extremadamente generosos en las condiciones y salarios que ofrecen a sus afortunados empleados. Mientras tanto, los salarios de sus contrapartes en las empresas de segundo nivel están estancados en muchos casos, lo cual revierte en acentuar la fuga de cerebros, en limitar su capacidad innovación, y a la postre en incrementar de nuevo la distancia con respecto a los líderes, poniendo en peligro la libre competencia y las reglas que deben regir en todo mercado que aspire a ser sano, equilibrado y competitivo en el largo plazo.
Resulta obvio que la capacidad masiva de escalado que soporta la IT de hoy en día es algo que ha permitido este evolución del mercado. Arquitecturas técnicas como las del hoy gigante del video en streaming Netflix no son sólo open source en una parte importante, sino que además han sido diseñadas con las premisas arquitectónicas de minimizar las caídas de servicio, y de maximizar la capacidad de escalado. Con esta amplitud de miras, un gigante como Netflix, que ofrecía un producto que era muy intensivo en el uso de recursos tanto de ancho de banda como computacionales en su Centro de Datos, ha conseguido crear un nuevo mercado y quedarse con una parte muy importante de él. En tan sólo unos pocos años ha pasado a convertirse en una de las empresas más conocidas de USA, tener una importante base de clientes allí, y además expandirse por todo el mundo a un ritmo frenético: hoy cuenta con 93 millones de clientes en 190 países.
Supongo que son más que conscientes del gran reto que este éxito supone a nivel empresarial y organizativo. Crecerá ese ritmo, y más concretamente hacerlo con éxito, no es nada (pero nada) sencillo. No obstante, me gustaría hacerles notar también la vertiente tecnológica de este hito: es una heroica gesta conseguir este ritmo de expansión con un producto tan exigente en recursos informáticos. Como ven es la decidida apuesta de Netflix por la tecología lo que le ha permitido erigirse en líder indiscutible de un mercado que ellos mismos han creado.
Y por el camino no sólo han dejado valiosas joyas de open source disponibles en Github para todo el mundo, como su disruptor servicio de localización de servicios Eureka o su innovador servicio de gateway Zuul, sino que además han conseguido ser la meca de las aspiraciones de los perfiles técnicos en Estados Unidos. Hoy en día, a todo buen técnico que se precie le encantaría trabajar en Netflix, especialmente a los mejores. Ingentes cantidades de currículums les llegan cada día a su departamento de recursos humanos. Este es un claro ejemplo que les expongo de las tesis del artículo del Harvard Business Review, ¿Ven ahora la demostración y la importancia de estos factores? Ahí tienen un ejemplo tan tangible como las series que ven cada noche en sus pantallas.
La segunda derivada: muchas compañías están tirando la toalla de la innovación
La consecuencia más directa de este escenario de mercado, tanto por capacidad tecnológica, como por disponibilidad de recursos tecnológicos y humanos para ello, es que muchas compañías de segundo orden están empezando a tirar la toalla de la innovación. Como el autor Paul Hünermund expone, la inversión en I+D está progresivamente concentrándose en tan sólo unas pocas empresas de primera fila. Esto sólo quiere decir que, mientras hay unas pocas empresas líderes invirtiendo fuertemente en I+D para mejorar sus capacidades tecnológicas, el resto no acomete este volumen porcentual relativo de inversión (y muchas veces se puede decir que ni este tipo de inversión), y quedan todavía en una posición cada vez más rezagada. Es la razón que el señor Hünermund cree ver detras de la evidente brecha de productividad que se observa en el mercado.
Las cifras aportadas hablan por si mismas. Resultan especialmente significativas por el hecho de que los datos disponibles son de los mercados estadounidense y alemán, dos grandes mecas de la inversión en I+D a nivel mundial. Entre 2003 y 2015, en Alemania, el gasto empresarial en I+D se incrementó en un 59% haya niveles de récord histórico. Pero el diablo se esconde en los detalles, y un análisis más detallado de los datos arrojaba que, en realidad, en ese mismo periodo, el número de empresas invirtiendo en I+D ha caído sensiblemente del 47% al 35%, con especial incidencia en la caída de las PYMES. En paralelo, los indicadores que miden la desigualdad socioeconómica han mostrado un firme ascenso. En USA, entre 2003 y 2014, la inversión empresarial en I+D se incrementó en un 67%, pero el mayor incremento tuvo lugar por parte de las compañías que más invierten en innovación, y la brecha de inversión entre las más innovadors y el resto ha sufrido un notable ascenso.
Según podemos observar, hoy en día estamos viendo ya cómo hay empresas que tienen voluntad y necesidad de innovar e investigar, pero se están quedando sin capacidad humana para hacerlo, lo cual les augura un incierto destino. La concentración de la innovación es ya un hecho progresivo. También es muy cierto que la democratización del acceso a la tecnología que ha traído el cloud computing, eliminando costosas barreras de entrada como ya les analicé hace años en el artículo “El advenimiento del Cloud Computing o El fin de la brecha digital entre PYMES y grandes empresas, ha contribuido a rebajar la altura de la brecha digital entre pymes y grandes empresas. Si lo piensan bien, la idea principal del análisis de hoy no entra en conflicto con esa afirmación. Sí, la tecnología es hoy mucho más accesible para todos, particulares y empresas. Pero lo que ya es cosa de unos pocos es el ser capaz de ofrecer esa tecnología, y especialmente el tener el poder de decidir qué, quién, y cómo va a poder usar esa tecnología. Hasta donde uno puede imaginar, esto es un factor geoestratégico clave en nuestra sociedad tan tecnificada de hoy en día.
Pero no todo está perdido: una clave está en la comunidad techie y el open source
Pero donde todo parece concentración en unos pocos jugadores que lo controlan todo, donde todo aboca a usar tecnología ajena, donde todo apunta a que los designios del futuro tecnológico vendrán dictados desde unos pocos consejos de administración… Donde todo parece perdido desde el punto de vista del I+D para todos… Va y llega la comunidad y su open-source, o incluso su software libre.
Vivimos unos tiempos en que ni los grandes emporios tecnológicos tienen el futuro asegurado. Asistimos a momentos tecnológicamente apasionantes, en los que, en poco tiempo, se puede ver caer a un gigante tecnológico y ceder ante nuevas iniciativas disruptoras, que pueden acabar convirtiéndose a su vez en los nuevos gigantes del sector. Vivimos una época cambiante en la que nada se puede dar por sentado, y menos que una posición de dominio tecnológico sea inquebrantable. ¿De qué les estoy hablando exactamente? Se lo explico en los últimos párrafos del artículo de hoy.
Empezaré poniéndoles un caso que se está dando a día de hoy, pues es bastante ilustrativo de lo que trato de exponerles. Twitter es sin duda alguna el líder en microblogging a día de hoy. Es cierto que, como canal principal de información, compite con otras empresas como Facebook y su news feed, pero lo que es estrictamente en microblogging, Twitter es el líder indiscutible. Hoy en día podemos ver que se habla de Twitter y se muestran tuits en telediarios, periódicos, y en todo medio que se precie. No obstante, Twitter no ha sabido aprovechar bien ese momentum, y no consigue acabar de lograr una base de usuarios y una ubicuidad similar a la de otros gigantes tecnológicos. Tampoco Twitter parece acabar de acertar con la fórmula mágica de su servicio, de hecho, usuarios descontentos han emprendido una nueva iniciativa de microblogging que está cosechando un fulgurante éxito tras otro, día tras día. Aunque los medios estén vendiendo esta nueva red social como el nuevo Twitter, yo diría que simplemente es una nueva red social, y el tiempo y el uso que sus usuarios hagan de ella nos dirá en qué se acaba pareciendo y diferenciando de Twitter.
Efectivamente, ha sido parte de la comunidad techie, desencantada con algunas políticas y limitaciones del actual Twitter, la que se ha puesto manos a la obra. Y del desencanto ha nacido un prometedor competidor, que aún no está tan desarrollado como Twitter, pero por el que la comunidad techie está apostando fuertemente. Hablamos de Mastodon. Además, Mastodon es open-source, y está basado en una arquitectura descentralizada y abierta, que hace las delicicias de aquellos a los que no les gusta que una compañía acapare todo el poder que le confiere la información que es la propia comunidad la que la genera.
La nueva red social Mastodon, realmente, a día de hoy, es una comunidad en plena ebullición. No les voy a decir que supera en todos los aspectos a Twitter; tengan en cuenta que acaba de nacer, y tiene aspectos todavía mejorables, pero es un peaje que los tecnófilos están dispuestos a pagar para conseguir entre todos que ésta sólo sea una desventaja temporal. Su diferencia más destacable a nivel funcional para el usuario final no-técnico es que permite toots de hasta 500 caracteres, frente a los 140 de un tuit de Twitter. Yo no era excesivamente optimista con este hecho, pero la verdad es que estoy muy contento con la experiencia: la gente en absoluto abusa de ese margen extra. En todo caso, uno a veces lee los 20 primeros carácteres de un toot largo, y, si no le interesa, perfectamente puede dejar de leer y pasar al siguiente toot. A cambio no hay que estrujarse las neuronas porque te faltan 10 caracteres para expresar bien una idea importante.
El explosivo y prometedor comienzo de Mastodon, que se ha abierto a los usuarios tan sólo el uno de Abril pasado, le ha llevado a alcanzar la sorprendente cifra de 490.000 usuarios (y muy activos) y 1.200 instancias en apenas tres semanas. Es impactante. De hecho, el propio estado francés ya se ha creado su propia instancia oficial de Mastodon, según pueden leer en el siguiente enlace de la web gubernamental francesa.
Pero… ¿Por qué les cuento todo esto de Mastodon? Simplemente para que puedan ver los condicionantes, y puedan valorar por sí mismos cuál puede ser el destino que amenaza a Twitter, y por qué puede acabar ocurriendo algo que puede estar empezando a ser inevitable. Resulta obvio que, a pesar de la concentración del gasto en I+D, a pesar de que los mejores técnicos estén fichados por los actores más importantes del mercado, a pesar de que las ideas más innovadoras sean acapararas por empresas que no duran en ejercer su posición dominante…A pesar de todo ello, no se puede evitar que esos mismos técnicos, en su tiempo libre, desarrollen el futuro tecnológico de forma altruista.
Esta comunidad lo hace porque creen en ello, porque la tecnología la ven como un medio y no como un fin que lo justifica todo, y además lo hacen traduciendo su filosofía de vida en líneas de código, como muestra el carácter descentralizado de Mastodon. Twitter ha pasado en menos de un mes de ser el rey sin competencia del universo del microblogging, a tener ante si un futuro incierto y verse seriamente amenazado por la prometedora evolución de Mastodon.
Por ello, me gustaría acabar este artículo comentándoles que, aunque la concentración del I+D es realmente preocupante, y algo definitivamente a evitar, nunca minusvaloren la capacidad de la comunidad techie de regenerar el escenario tecnológico. Son comunidades comprometidas, que huyen de tecnologías obsoletas, de comunidades anticuadas, y de corporaciones que se apartan del camino del usuario como razón de ser de la empresa. Los techies no dudan en abandonar su zona de confort, volver a empezar de cero con alguna alternativa que abrazan en masa, y que, muchas veces, acaba volviéndose mainstream. Y entonces, si la situación degenera, el ciclo techie vuelve a empezar. En mayor o menor medida, debemos a la comunidad techie todos los grandes emporios tecnológico-empresariales que tenemos hoy en día.
Es esta comunidad la que apostó en su momento por productos todavía poco pulidos, llegando incluso a sacrificar la comodidad y difusión de una tecnología ya estable como Twitter, a cambio de apostar por una alternativa en la que verdaderamente creen como Mastodon. No hace falta que les recuerde lo que eran aquellas versiones de beta-testers del buscador de Google, de Facebook, o de cualquier líder tecnológico que se precie, otrora con funcionalidades más que limitadas, e interfaces de usuario con mucho que afinar. Nada que ver con el evolucionado producto que ofrecen hoy en día. Estos gigantes se deben a la comunidad techie, que un día apostó por ellos cuando todavía tenían ante sí un futuro más que incierto. Y si demuestran en la práctica que no se deben a la comunidad y a sus usuarios, siempre nos quedará el software libre.
Que nadie se queje cuando, ignorando a sus usuarios, se da la vuelta hacia la mesa para descubrir que su trozo del pastel ya no está en su plato. Es el riesgo que se corre si no has sabido ofrecer lo que tus usuarios demandan. Y si no hay un competidor que te plante cara, el software libre no dudará en hacerlo desde un compromiso casi personal, y hasta filosófico. Como usuarios no-técnicos, duerman tranquilos, la comunidad vela por ustedes, y si acaban cautivos en masa dependientes de algún jugador que no responde a sus expectativas o necesidades, los techies acabarán viniendo raudos y veloces a rescatarle.


“Es necesario detenerse a analizar la situación de los trabajadores”, sostuvo Luis Cáceres de la UOLRA
El Secretario General de la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (UOLRA), Luis Cáceres, afirmó que el rumbo político-económico que propone el gobierno “va en contra de los intereses de los trabajadores y es necesario detenerse a analizar su situación”.
“Las políticas adoptadas por el gobierno a lo largo de los últimos meses han contribuido a un acelerado deterioro del país en puntos sensibles. El plano político, social y económico necesita de una rectificación por parte de quienes nos gobiernan para poder así volver al camino del crecimiento”, sostuvo el dirigente en declaraciones a la prensa.
Cáceres, se refirió a la realidad de los trabajadores de la construcción – especialmente a los trabajadores ladrilleros que componen el gremio que él dirige – pero también al resto de los trabajadores de los distintos rubros: “vivimos una situación crítica. Vemos con mucha preocupación que no estamos incluidos dentro de los planes de quienes gobiernan el país”.
En el marco de las últimas inauguraciones de las sedes de Marcos Paz y Spegazzini, que además funcionarán como sedes de la OSPL (Obra Social del Personal Ladrillero), el Secretario de la UOLRA afirmó que “se registró una caída pronunciada de la venta de insumos básicos para poder construir y, en nuestra actividad en particular, vemos a diario cómo se acumulan los stocks de ladrilleros por la crisis”.
“La pérdida del poder adquisitivo – agregó – es otro flagelo al cual estamos expuestos. El salario de la gente en general, pero de los más humildes en particular, se está viendo en una situación sumamente delicada. El incesante aumento de precios, la inflación descontrolada y el techo del aumento del 18 % que rige para todos los gremios, atentan contra la subsistencia digna de las personas”.
Con respecto a la situación económica que atraviesa el país, cabe recordar que, de acuerdo a la Universidad Católica Argentina (UCA), en el último año se registraron 1,5 millones más de pobres y 600 mil más de indigentes en el país. Según el último estudio realizado por la prestigiosa organización que mide año a año dichos índices, la pobreza pasó de 29% a fines de 2015 – cuando asumió Cambiemos – a 32,9% en el tercer trimestre de 2016. En tanto, la indigencia subió a 6,9%. Además, afirma que en la Argentina hay 2,7 millones de personas que sufren hambre y 13 millones de pobres, según los datos actualizados a septiembre del año pasado, por lo que advierte que este número podría haberse acrecentado durante el último semestre.
Por otro lado, el líder ladrillero hizo mención a una situación que amenaza con convertirse en la principal problemática para la industria de la construcción en el país como lo es el desembarco de las casas chinas de la empresa Sany Heavy Industry y, por otro lado, el avance que están teniendo en el mundo las casas elaboradas con impresoras 3D – también provenientes del gigante asiático – las cuales pueden ser finalizadas en tan sólo horas y no utilizan, entre otros materiales, ladrillos.
“De ejecutarse tales maneras de construir, la mayoría de los trabajadores abocados a este rubro que es vital para la macroeconomía argentina se quedarían sin su fuente de trabajo”, finalizó.


POSADAS, MISIONES
Tours de compras a Encarnación colapsan la zona de Puente Internacional
Desde hace algunos meses el puente internacional que une Posadas con Encarnación, está siendo transitado a un ritmo frenético por miles de argentinos que aprovechan para comprar del otro lado. Decenas de ómnibus y cientos de pasajeros abarrotan la avenida costanera, frente al acceso al servicio de trenes que une ambas ciudades.
La Plata, 23 Abr (InfoGEI).- Las asimetrías que existen con respecto al valor de la moneda en los dos lados del río Paraná dan lugar a variadas actividades, que sin caer en la ilegalidad, la bordean muy de cerca y tornan algunas acciones de un carácter vidrioso.
Es justamente fruto de esta asimetrías que cientos de misioneros optaron por cruzar la frontera a Brasil o Paraguay para conseguir productos varios a un mejor precio y de esa manera poder llegar mejor a fin de mes, pero a medida que las disparidad cambiaria continuó se pudo empezar a observar cada vez mas y con más frecuencia a compradores provenientes de otras provincias del país, que traídos en los famosos “tour de compras” vienen a comprar productos para revenderlos en sus localidades.
Misiones Online dio cuenta del gran movimiento que se desarrolla en el lugar, y en diálogo con personas que forman parte de estos tours, y pudo constatar que, si bien vienen de todo el país, la gran mayoría es perteneciente de las provincias de Chaco, Corrientes y Santa Fé. Estos provincianos cruzan al Paraguay en tren, para traer gran cantidades de productos de los más variados rubros y afirman que ya cuentan con un modus operandi para distraer y sortear los controles que ejerce el personal aduanero para impedir el paso de grandes cantidades de mercadería.
Todos los días se encuentran los colectivos, llegando en grandes cantidades y trayendo a muchísimas personas que copan el sector de la costanera que se encuentra detrás de la estación de trenes y convierten una plaza que debería ser para el disfrute de los posadeños y sus visitantes en una especie de centro de embalaje, donde empiezan a sacar infinidad de productos de las bolsas negras para guardarlos en los micros y volver a emprender el viaje a sus provincias.
Este intenso movimiento de personas deja en el lugar una estela de basura y desorden, ya que los compradores de otras provincias parecieran no tener un sentimiento de respeto y cuidado por la ciudad que los está alojando, esto también provoca la furia de los vecinos.
Toda este frenesí trae consigo a una ajetreada actividad económica también de este lado del puente, ya que en el lugar donde suelen estacionarse los colectivos ya se pueden observar carritos de hamburguesas, artesanos y hasta un rústico y austero restaurante que no da a basto por la gran cantidad de comensales que acuden al local después de un exhaustivo “paseo de compras” por Encarnación.
Si bien estas prácticas no son ilegales, son fruto de una competencia desleal según lo afirmaron desde la Cámara Misionera de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Caemtap) y en los días próximos los micros ya no deberían estar pudiendo desembarcar a sus pasajeros en la costanera de Posadas para en cambio hacerlo en la terminal, como corresponde. (InfogEI)


INVAP anuncia lanzamiento de nuevos satélites
La continuidad del programa satelital ARSAT, la construcción de un reactor nuclear en Holanda, la radarización del país, la relación con el personal, la estabilidad laboral y de progreso en la empresa y otros, fueron temas de una charla a fondo con el CEO del Invap. Hector Otheguy.
La Plata, 23 Abr (InfoGEI).- Todo ello y más surgió en la conversación que mantuvo el CEO de la empresa INVAP (Investigaciones Aplicadas Sociedad del Estado), Héctor “Cacho” Otheguy en el programa radial “El Expreso Periodístico”, que se emite por la FM de El Cordillerano 93.7. El ejecutivo reseñó, en el día su cumpleaños, la actividad que desarrolla al frente de la compañía.
Consultado sobre los 10 años del OPAL, reactor que INVAP construyó en Australia, refirió que “para nosotros es muy importante. Ya cuando ganamos esa licitación internacional en el año 2000, fue todo un hito empresario, algo que parecía inalcanzable como lo es competir con países como Alemana, Francia o Estados Unidos. Había 8 empresas más y fuimos elegidos como la oferta preferida”, indicó y agregó que “se logró toda la obra llave en mano, en la que nos entregaron un terreno vacío, empezamos con la ingeniería, con toda la parte constructiva y, en el año 2006, se puso en marcha por primera vez. Pero justamente la inauguración oficial se hizo hace 10 años, el 20 de abril de 2007, así que también fue un cumpleaños para mí, y el mejor regalo que podía tener fue ese evento inaugural, donde participaron máximas autoridades de Argentina y el primer ministro de Australia. Fue un evento muy significativo entre los dos países. Ahora que cumpla 10 años funcionando perfectamente y los australianos contando por todos lados que tienen el mejor reactor del mundo, para nosotros es motivo de mucho orgullo”.
Sobre la posibilidad de construir otro reactor a los holandeses, Otheguy señaló que los holandeses, conocedores de lo que podía hacer el Invap, “visitaron el reactor de Australia y quedaron impresionados. Ya en el año 2010, se hizo una licitación en la que quedamos tres empresas nada más — un grupo francés, un grupo coreano y nosotros– y la nuestra fue declarada la oferta preferida. Después de eso, los holandeses la suspendieron por problemas financieros de ellos, no les alcanzaba para hacer toda la obra”.
Luego el CEO del Invap comentó que “el viaje que hizo el presidente (Macri) a Holanda significó un gran apoyo, hablando del tema a todo nivel, del interés que tiene la Argentina y del respaldo que tiene la empresa (INVAP) no sólo de la Provincia, sino también del gobierno nacional. Estamos con expectativa y se va a definir antes de fin de año. Ya presentamos la oferta final, en próximos días, van técnicos nuestros a Holanda para defender el proyecto. Estamos en carrera y tenemos posibilidades (de ganar) buenas”, subrayó.
Respecto del reconocimiento al INVAP, por una instalación mundial, como empresa de fabricación de satélites, Otheguy lo calificó como una “gran noticia” que provino de una consultora internacional que es referente en todos estos temas satelitales, en comunicaciones y espaciales, que “nos colocó en el mapa; y, en América, salvo EEUU y Canadá, acá en América del Sur, la única empresa somos nosotros. Es otro reconocimiento más a la capacidad de la gente nuestra porque todos estos trabajos se hacen en equipo, trabajamos con la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales) donde esta Conrado Barotto, y con ARSAT, por eso decimos que la Argentina está colocada en ese lugar de privilegio”.
Respecto si con el cambio de gobierno, la fabricación del ARSAT 3 quedó en el freezer, Otheguy confirmó que “efectivamente la fabricación del ARSAT 3 quedó en la congeladora, en primer lugar, porque el ARSAT 2 no estaba totalmente vendido, sólo una parte de la capacidad que tiene, cosa que ahora ya se concretó incluso, gran parte, en EEUU, que necesita de la prestación del ARSAT 2”.
Sin embargo, Otheguy admitió que se están redefiniendo con la empresa ARSAT, qué tipo de servicios va a brindar el ARSAT 3. “Creemos que este año se va a retomar, lo cual nos da una gran alegría por la continuidad de los proyectos, justo en estos momentos en que estamos tratando de llegar a un mercado internacional, esto es algo que ayuda en ese sentido”, aseguró.
Con relación a si el personal puede estar tranquilo sobre la continuidad laboral, Otheguy aseguró que “la actividad laboral está (asegurada) en los estatutos de la empresa y es el mandato que nos da la Provincia, como lo es desarrollar sistemas tecnológicos que nos aporten fuentes de trabajo. Para nosotros, mantener y crear fuentes de trabajo es fundamental. Si bien siempre existe alguna dificultad, nosotros afortunadamente estamos manteniendo la fuente laboral”.
También el referente del Invap se refirió a la lentificacón del proyecto de radarización en el país: “Nosotros tenemos los contratos que están firmados hace tiempo, pero efectivamente este año hubo una reducción en el ritmo, como en todas las actividades del gobierno nacional. En este tema, nuestros clientes son distintos ministerios y dependen del presupuesto que tengan asignado para este año, y esto afectó el ritmo de los trabajos, pero estamos en tratativas para retomar ritmo, no como en años anteriores, pero a un ritmo razonable, para mantener las capacidades que se desarrollaron, no sólo de INVAP, sino también de las empresas que están colaborando en todo este proyecto. (InfoGEI)


¿Qué significa y cómo responder a la Cuarta Revolución Industrial?
24/04/2017 (TyN Magazine)

Estamos al borde de una revolución tecnológica que alterará nuestra manera de vivir, trabajar y relacionarnos. La transformación será diferente a cualquier cosa que la humanidad haya experimentado antes. Todavía no sabemos cómo se desarrollará, pero una cosa es clara: la respuesta a ella debe ser integrada y completa, involucrando a todos los actores de la política global, desde el sector público y privado hasta el mundo académico y la sociedad civil.
La velocidad de los avances actuales no tiene precedentes históricos. En comparación con las revoluciones industriales anteriores, la Cuarta está evolucionando en un ritmo exponencial en lugar de lineal. Por otra parte, irrumpe en casi cada industria en cada país. Y la amplitud y la profundidad de estos cambios anuncian la transformación de sistemas enteros de producción, gestión y gobernanza.
Las posibilidades de miles de millones de personas conectadas por dispositivos móviles, con una potencia de procesamiento sin precedentes, capacidad de almacenamiento y acceso al conocimiento, son ilimitadas. Y estas posibilidades se multiplicarán por avances tecnológicos emergentes en campos como la inteligencia artificial, la robótica, la Internet de las cosas, los vehículos autónomos, la impresión tridimensional, la nanotecnología, la biotecnología, la ciencia de los materiales, el almacenamiento de energía y la computación cuántica.
Ya, la inteligencia artificial está a nuestro alrededor, desde coches autoconducidos y drones a los asistentes virtuales y software que traduce o invierte. En los últimos años se ha logrado un progreso impresionante en la IA, impulsado por aumentos exponenciales de la potencia informática y por la disponibilidad de grandes cantidades de datos, desde el software utilizado para descubrir nuevos fármacos hasta los algoritmos utilizados para predecir nuestros intereses culturales. Las tecnologías de fabricación digital, por su parte, interactúan con el mundo biológico a diario. Ingenieros, diseñadores y arquitectos están combinando el diseño computacional, la fabricación de aditivos, la ingeniería de materiales y la biología sintética para impulsar una simbiosis entre los microorganismos, nuestros cuerpos, los productos que consumimos y hasta los edificios que habitamos.
Retos y oportunidades
La Cuarta Revolución Industrial tiene el potencial de elevar los niveles de ingresos mundiales y mejorar la calidad de vida de las poblaciones de todo el mundo. Hasta la fecha, los que más han obtenido de él han sido los consumidores capaces de pagar y acceder al mundo digital; la tecnología ha hecho posibles nuevos productos y servicios que aumentan la eficiencia y el placer de nuestras vidas personales.
En el futuro, la innovación tecnológica también conducirá a un milagro de la oferta, con ganancias a largo plazo en eficiencia y productividad. Los costos de transporte y comunicación caerán, la logística y las cadenas de suministro globales se harán más efectivas y el costo del comercio disminuirá, todo lo cual abrirá nuevos mercados y impulsará el crecimiento económico.
Al mismo tiempo, la revolución podría producir una mayor desigualdad, sobre todo en su potencial para irrumpir los mercados laborales. A medida que la automatización sustituye a la mano de obra en toda la economía, el desplazamiento neto de los trabajadores por las máquinas podría exacerbar la brecha entre los retornos del capital y los retornos del trabajo. Por otra parte, también es posible que el desplazamiento de los trabajadores por la tecnología, en conjunto, resulte en un aumento neto en puestos de trabajo seguros y gratificantes.
No podemos prever en este momento qué escenario es probable que surjan, y la historia sugiere que el resultado es probable que sea una combinación de los dos. Sin embargo, en el futuro, el talento, más que el capital, representará el factor crítico de la producción. Esto dará lugar a un mercado de trabajo cada vez más segregado en segmentos de “baja cualificación / bajo salario” y “alta cualificación / alta remuneración”, lo que a su vez dará lugar a un aumento de las tensiones sociales.
Además de ser una preocupación económica clave, la desigualdad representa la mayor preocupación social asociada con la Cuarta Revolución Industrial. Los mayores beneficiarios de la innovación tienden a ser los proveedores de capital intelectual y físico -los innovadores, los accionistas y los inversionistas- lo que explica la creciente brecha de riqueza entre los que dependen del capital y el trabajo. La tecnología es, por lo tanto, una de las principales razones por las que los ingresos han estancado, o incluso disminuido, para la mayoría de la población de los países de altos ingresos: la demanda de trabajadores altamente cualificados ha aumentado, mientras que la demanda de trabajadores con menos educación y menos habilidades ha disminuido. El resultado es un mercado de trabajo con una fuerte demanda en los extremos alto y bajo, pero un hueco de la mitad.
Esto ayuda a explicar por qué tantos trabajadores están desilusionados y temerosos de que sus propios ingresos reales y los de sus hijos seguirán estancándose. También ayuda a explicar por qué las clases medias de todo el mundo están experimentando cada vez más un sentimiento omnipresente de insatisfacción e injusticia.
El impacto en los negocios
Hay evidencia clara de que las tecnologías que sustentan la Cuarta Revolución Industrial están teniendo un impacto importante en las empresas.
En el lado de la oferta, muchas industrias ven la introducción de nuevas tecnologías que crean formas completamente nuevas de satisfacer las necesidades existentes e interrumpir significativamente las cadenas de valor de la industria existente. La disrupción también proviene de competidores ágiles e innovadores que, gracias al acceso a plataformas digitales mundiales para la investigación, el desarrollo, la comercialización, las ventas y la distribución, pueden expulsar a los titulares bien establecidos más rápido que nunca, mejorando la calidad, la velocidad o el precio al que Valor es entregado.
También se producen importantes cambios en la demanda, ya que la creciente transparencia, el compromiso del consumidor y los nuevos patrones de comportamiento de los consumidores (cada vez más basados en el acceso a las redes y datos móviles) obligan a las empresas a adaptar su diseño.
Una tendencia clave es el desarrollo de plataformas tecnológicamente habilitadas que combinan tanto la oferta como la demanda para romper las estructuras existentes de la industria, como las que vemos en la economía de “compartir” o “bajo demanda”. Estas plataformas tecnológicas, que son fáciles de usar por el teléfono inteligente, convocan personas, activos y datos, creando así nuevas formas de consumir bienes y servicios en el proceso. Además, reducen las barreras para que las empresas y los individuos creen riqueza, alterando el entorno personal y profesional de los trabajadores.
En general, la Cuarta Revolución Industrial tiene cuatro efectos principales en los negocios: las expectativas de los clientes, la mejora del producto, la innovación colaborativa y las formas organizativas. Ya sea consumidores o empresas, los clientes están cada vez más en el epicentro de la economía, que se trata de mejorar la forma en que se sirven los clientes. Además, los productos y servicios físicos se pueden mejorar con capacidades digitales que aumentan su valor. Las nuevas tecnologías hacen que los activos sean más duraderos y resistentes, mientras que los datos y el análisis están transformando la forma en que se mantienen.
El cambio inexorable de la simple digitalización (la Tercera Revolución Industrial) a la innovación basada en combinaciones de tecnologías (la Cuarta Revolución Industrial) está forzando a las empresas a reexaminar su forma de hacer negocios. Sin embargo, la línea de fondo es la misma: los líderes empresariales y los altos ejecutivos necesitan comprender su entorno cambiante, desafiar las suposiciones de sus equipos operativos e innovar incesantemente y continuamente.
El impacto en los gobiernos
A medida que los mundos físico, digital y biológico continúen convergiendo, las nuevas tecnologías y plataformas permitirán cada vez más a los ciudadanos involucrarse con los gobiernos, expresar sus opiniones, coordinar sus esfuerzos e incluso burlar la supervisión de las autoridades públicas. Simultáneamente, los gobiernos obtendrán nuevos poderes tecnológicos para aumentar su control sobre las poblaciones, sobre la base de sistemas de vigilancia omnipresentes y la capacidad de controlar la infraestructura digital. En general, sin embargo, los gobiernos se verán cada vez más presionados para cambiar su enfoque actual del compromiso público y la formulación de políticas, ya que su rol central de conducir la política disminuye debido a nuevas fuentes de competencia ya la redistribución y descentralización de poder que las nuevas tecnologías hacen posible.
En última instancia, la capacidad de los sistemas gubernamentales y las autoridades públicas para adaptarse determinará su supervivencia. Si demuestran ser capaces de abrazar un mundo de cambios perturbadores, sometiendo sus estructuras a los niveles de transparencia y eficiencia que les permitirán mantener su ventaja competitiva, perdurarán. Si no pueden evolucionar, se enfrentarán a problemas cada vez mayores.
Esto será particularmente cierto en el ámbito de la regulación. Los sistemas actuales de políticas públicas y toma de decisiones evolucionaron junto con la Segunda Revolución Industrial, cuando los encargados de tomar decisiones tuvieron tiempo de estudiar un tema específico y desarrollar la respuesta necesaria o el marco regulatorio apropiado. Todo el proceso fue diseñado para ser lineal y mecanicista, siguiendo un estricto “arriba hacia abajo”.
Pero tal enfoque ya no es factible. Dado el rápido ritmo de cambio de la Cuarta Revolución Industrial y los amplios impactos, los legisladores y los reguladores están siendo desafiados a un grado sin precedentes y en su mayor parte están demostrando ser incapaces de hacer frente.
¿Cómo pueden, pues, preservar el interés de los consumidores y del público en general, mientras continúan apoyando la innovación y el desarrollo tecnológico? Al adoptar una gobernanza “ágil”, al igual que el sector privado ha adoptado cada vez más respuestas ágiles al desarrollo de software ya las operaciones empresariales en general. Esto significa que los reguladores deben adaptarse continuamente a un nuevo entorno de rápido cambio, reinventándose para que puedan realmente entender lo que están regulando. Para ello, los gobiernos y las agencias reguladoras deberán colaborar estrechamente con las empresas y la sociedad civil.
La Cuarta Revolución Industrial también afectará profundamente la naturaleza de la seguridad nacional e internacional, afectando tanto la probabilidad como la naturaleza del conflicto. La historia de la guerra y la seguridad internacional es la historia de la innovación tecnológica, y hoy no es la excepción. La distinción entre guerra y paz, combatiente y no combatiente, e incluso la violencia y la no violencia (como la ciberguerra) se está volviendo borrosa.
A medida que este proceso se lleva a cabo y las nuevas tecnologías como las armas autónomas o biológicas se vuelven más fáciles de usar, los individuos y pequeños grupos se unirán cada vez más a los estados para ser capaces de causar daño masivo. Esta nueva vulnerabilidad conducirá a nuevos temores. Pero al mismo tiempo, los avances tecnológicos crearán el potencial para reducir la escala o el impacto de la violencia, a través del desarrollo de nuevos modos de protección, por ejemplo, o una mayor precisión en la selección de objetivos.
El impacto en las personas
La Cuarta Revolución Industrial, finalmente, cambiará no sólo lo que hacemos sino también quiénes somos. Esto afectará nuestra identidad y todas las cuestiones relacionadas con ella: nuestro sentido de privacidad, nuestras nociones de propiedad, nuestros patrones de consumo, el tiempo que dedicamos al trabajo y el ocio, y cómo desarrollamos nuestras carreras, cultivamos nuestras habilidades, Y nutrir las relaciones. Ya está cambiando nuestra salud y conduce a un yo “cuantificado”. La lista es interminable porque está limitada sólo por nuestra imaginación.
Uno de los mayores desafíos individuales planteados por las nuevas tecnologías de la información es la privacidad. Instintivamente entendemos por qué es tan esencial, sin embargo, el seguimiento y el intercambio de información acerca de nosotros es una parte crucial de la nueva conectividad. Los debates sobre cuestiones fundamentales como el impacto en nuestra vida interior de la pérdida de control sobre nuestros datos sólo se intensificarán en los próximos años. Del mismo modo, las revoluciones que se producen en la biotecnología y la IA, que están redefiniendo lo que significa ser humano, empujando los umbrales actuales de vida, salud, cognición y capacidades, nos obligará a redefinir nuestras fronteras morales y éticas.
Dando forma al futuro
Ni la tecnología ni las disrupciones que vienen con ella son una fuerza exógena sobre la cual los seres humanos no tienen ningún control. Todos somos responsables de guiar su evolución, en las decisiones que tomamos diariamente como ciudadanos, consumidores e inversores. De este modo, debemos aprovechar la oportunidad y el poder que tenemos para dar forma a la Cuarta Revolución Industrial y dirigirla hacia un futuro que refleje nuestros objetivos y valores comunes.
Para ello, sin embargo, debemos desarrollar una visión global y compartida de cómo la tecnología afecta nuestras vidas y remodela nuestros ambientes económicos, sociales, culturales y humanos. Nunca ha habido un momento de mayor promesa, o uno de mayor peligro potencial. Sin embargo, los tomadores de decisiones de hoy en día están demasiado a menudo atrapados en el pensamiento tradicional, lineal o demasiado absorbidos por las múltiples crisis que exigen su atención, para pensar estratégicamente sobre las fuerzas de la interrupción y la innovación que moldean nuestro futuro.
Al final, todo se reduce a las personas y los valores. Tenemos que dar forma a un futuro que funcione para todos nosotros poniendo a las personas en primer lugar y potenciándolas. En su forma más pesimista y deshumanizada, la Cuarta Revolución Industrial puede tener el potencial de “robotizar” a la humanidad y así privarnos de nuestro corazón y alma. Pero como complemento de las mejores partes de la naturaleza humana-creatividad, empatía, mayordomía- también puede elevar a la humanidad en una nueva conciencia colectiva y moral basada en un sentido común de destino. Corresponde a todos nosotros asegurarnos de que prevalece esta última.
El presente es una adaptación y una traducción de un texto original escrito por Klaus Schwab, fundador y Presidente Ejecutivo de World Economic Forum


 

Actividad económica de América Latina y el Caribe se expandirá 1,1% en 2017
CEPAL actualizó sus proyecciones de crecimiento para los países de la región.
(24 de abril, 2017) La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) actualizó las proyecciones de crecimiento de la actividad económica de la región para 2017 y espera una expansión promedio de 1,1% durante este año, según informó hoy el organismo de las Naciones Unidas mediante un comunicado de prensa. Esta proyección se encuentra levemente por debajo de la estimada en diciembre de 2016 la cual era de 1,3%.
Al igual que en años anteriores, durante 2017 el crecimiento mostrará dinámicas diferenciadas entre países y subregiones, indica la CEPAL. Las economías de América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios, en especial petróleo, minerales, y alimentos registrarán un crecimiento promedio de 0,6%. Esto representa una leve revisión a la baja respecto del 0,9% proyectado en diciembre pasado. La dinámica de crecimiento en 2017 da cuenta de un aumento de la demanda externa para estas economías –se prevé un mayor crecimiento de los socios comerciales de los países de la subregión- y de precios de productos básicos que resultarán en 2017 más altos en promedio que los vigentes en 2016.
Mientras tanto, para las economías de Centroamérica se espera una tasa de crecimiento de 3,6% en 2017, en lugar del 3,7% proyectado en diciembre. Esto se explica básicamente por la resiliencia observada en la demanda interna -que se prevé sea el motor principal este año- así como también por un buen pronóstico de crecimiento para el principal socio comercial de estas economías: Estados Unidos.
Para el Caribe de habla inglesa u holandesa se estima un crecimiento promedio de 1,4% para 2017, levemente por encima de la tasa proyectada en diciembre (1,3%).
Según la CEPAL, para sostener el mayor crecimiento esperado en 2017 es necesario dar un mayor dinamismo a la inversión y aumentar la productividad vía innovación, con sostenibilidad ambiental y protegiendo el empleo. En este contexto la inversión en infraestructura debe jugar un papel primordial ya que se encuentra en la base de un crecimiento sustentable.
Asimismo, la CEPAL señala que es necesario potenciar la inversión social y productiva en un marco de ajustes fiscales inteligentes. En este sentido, se debe procurar la sostenibilidad de las finanzas públicas de la región pero en un contexto de políticas que tomen en cuenta tanto el impacto sobre la capacidad de crecimiento en el largo plazo, como las condiciones sociales de los habitantes de la región.


Porqué China vence a los EEUU en innovación (TyN Magazine-24/4)
Mientras que los Estados Unidos siguen en la cima en la inversión total en investigación y desarrollo (I+D) – con gastos de US$ 500.000 millones en 2015 – un nuevo estudio de Boston Consulting Group (BCG) publicado esta semana llegó a un hallazgo sorprendente: hace un par de años, China sobrepasó a EE.UU. en el gasto en la etapa posterior de I+D que convierte los descubrimientos en productos comerciales. Y en su tasa actual de gasto, China invertirá hasta dos veces más que los EEUU, o US$ 658.000 millones en 2018 en esta investigación crítica de última fase.
En otras palabras, Estados Unidos está haciendo el arduo trabajo de inventar nuevas tecnologías, y China, entre otros países, cosechan los beneficios tomando esas ideas y convirtiéndolas en productos comerciales, dice el informe.
El cambio es un golpe significativo para la economía estadounidense, que costó al país decenas de miles de millones de dólares al año en producción manufacturera y cientos de miles de empleos en fábricas durante la última década, dice BCG. Las empresas que lideran la comercialización de ideas suelen construir fábricas cerca de sus centros de investigación para que los científicos puedan probar los productos antes de fabricarlos.
El floreciente mercado comercial de aviones no tripulados es un buen ejemplo del cambio. Los militares estadounidenses desarrollaron tecnología de drones a lo largo del siglo XX, agregando microchips para un mejor control inalámbrico y baterías de mayor duración. Pero las Da-Jiang Innovations de China ha refinado los drones para evitar mejor los obstáculos y se ha convertido en el mayor constructor mundial de aviones teledirigidos comerciales. Los vende a empresas de bienes raíces y construcción de Estados Unidos para aplicaciones tales como fotografía aérea y cartografía. DJI tiene tres fábricas en Shenzhen.
El estudio de BCG concluye que Estados Unidos tiene el potencial de revertir la tendencia a través de una mejor colaboración entre la industria privada, universidades y consorcios de investigación. Tal cambio aumentaría la producción manufacturera anual en un 5%, o US$ 100.000 millones, y agregaría 700.000 trabajos en fábricas y otros 1,9 millones en otros sectores.
Sin embargo, mientras el presidente Trump se concentra en reducir el déficit comercial, su presupuesto propuesto reduciría la financiación federal para I+D, eliminando potencialmente una importante fuente de empleos manufactureros estadounidenses que podrían ayudar a lograr esa meta. El año pasado, los Estados Unidos tuvieron una brecha comercial de US$ 83.000 millones en productos de tecnología avanzada, según cifras oficiales.
EEUU sigue siendo el líder mundial en I+D “básica y aplicada”, que hace descubrimientos tempranos y los refina. Aproximadamente un tercio de los US$ 500.000 millones que el país gasta en I+D se canaliza a esas actividades. Pero mientras que dos terceras partes del total se destinan a I+D de desarrollo posterior, China invierte el 84% de su dinero de I+D avanzado, que producen productos comerciales. En la última década, la investigación y el desarrollo “de desarrollo” ha crecido un 20% al año en China, frente al 5% en Estados Unidos, según el informe de BCG. En 2004, los Estados Unidos habían gastado cuatro veces más que China.
En China, muchas empresas tecnológicas son de propiedad estatal y por lo tanto no tienen que preocuparse si el gasto masivo en I + D produce pérdidas hasta que un producto se comercializa, e incluso la investigación de las empresas privadas a menudo es subvencionada por el gobierno, dice Robert Atkinson, presidente de la Fundación de Tecnología de la Información e Innovación, según consigna USA Today. El gobierno chino, dice, también da al sector privado estímulos específicos para lograr el dominio en áreas como la solar, impresoras, robots y drones. Y China rutinariamente roba la tecnología y no cumple con las leyes de patentes, dice Atkinson
Existe una gran oportunidad para un cambio en los Estados Unidos, dice BCG, con 75 de las 200 universidades con mejor calificación del mundo ubicadas en el país. Sin embargo, existe poca cooperación entre las escuelas, que aportan la mayor parte de las investigaciones básicas y aplicadas, y compañías privadas, que realizan la mayor parte de la investigación en el desarrollo.
Entre los obstáculos identificados por el BCG:
• Las escuelas hacen un trabajo pobre para promover sus últimas investigaciones y ponerlas en una forma digerible para los fabricantes. Y los investigadores se centran en garantizar la tenencia, mientras que las empresas buscan un retorno de su inversión. Cuando las empresas se asocian con universidades, a menudo se trata de un propósito limitado y específico del producto, en lugar de desarrollar soluciones para toda la industria que tardan más en llevar a buen término, pero pueden crear muchos más puestos de trabajo.
• Los fabricantes estadounidenses son reacios a colaborar con otras empresas porque no quieren compartir los frutos de sus investigaciones con los competidores.
• Los fabricantes son renuentes a trabajar con proveedores para establecer estándares industriales que puedan reducir costos y acelerar la implementación de tecnologías, temiendo que los proveedores compartan la información con sus competidores.
• ————————————————————————————————————————

Falleció Carlos Slepoy, impulsor de la querella argentina contra los crímenes del franquismo
18 Abril, 2017 en América Latina


Los teléfonos de muchos familiares de víctimas de la dictadura argentina, chilena o española echaban humo esta noche con mensajes de condolencia. Se ha ido Carlos Slepoy -Carli para los amigos- un abogado valiente y perseverante, impulsor de la querella argentina contra los crímenes del franquismo, abogado de la acusación popular en el juicio contra Pinochet o contra el exmilitar argentino Adolfo Scilingo, participante también en los juicios contra los dictadores Ríos Montt o Videla.
Anoten bien su nombre. Quizá no sea objeto de homenajes oficiales ni de luto institucional, pero Carlos Slepoy trabajó por la justicia universal, por la memoria y por las víctimas de las dictaduras mucho más que algunos Estados democráticos incapaces de escarbar en su pasado. Puede que alguno de ustedes le viera alguna vez en una protesta contra la impunidad del franquismo, o a las puertas de la Audiencia Nacional, celebrando con las víctimas de la dictadura chilena o argentina.
Anoten bien su nombre, porque se trata de un hombre valiente. Un hombre que supo de la naturaleza de los regímenes represores, no solo porque ejerció como abogado especializado en estos asuntos, sino porque él mismo sufrió la dictadura argentina. Fue encarcelado dos semanas antes del golpe de Estado argentino, en marzo de 1976, y pasó por varias prisiones antes de ser condenado al exilio.
Aquí en España, ya como abogado, un policía ebrio le pegó un tiro por la espalda en 1982, hiriéndole gravemente. Las secuelas de aquellas heridas le persiguieron de por vida y le condenaron a pasar parte de su tiempo en silla de ruedas. Pero ni eso, ni los compañeros desaparecidos en Argentina, ni los obstáculos encontrados en su empeño por defender los derechos humanos le hicieron desistir:
“La vida de una persona, su memoria, [sonreía haciendo hincapié en la palabra memoria] influye mucho en lo que hace”, decía.
Los ojos de Carli, llenos de verde y de vida, chispeaban con fuerza cuando hablaba de los derechos humanos y de la necesidad de la justicia universal. Sus trabajos en los juicios contra Pinochet, contra el exdictador de Guatemala o contra el exmilitar argentino Adolfo Scilingo, al que la justicia española condenó a 1.084 años de prisión por crímenes contra la humanidad, le valieron reconocimiento internacional.
Las paradojas de la vida le llevaron hace unos años a recorrer el camino inverso a su exilio: de Madrid a Buenos Aires, para interponer allí una querella contra los crímenes del franquismo que sigue viva a día de hoy y que ha devuelto dignidad y esperanza a muchos familiares de las víctimas.
“Presentamos esta querella como consecuencia de la escandalosa paralización de los procedimientos judiciales en España”, explicaba entonces. Entre los acusados en la misma se encuentran el torturador “Billy el Niño”, Martín Villa o el suegro de Gallardón.
Los últimos años de Slepoy se centraron en recoger testimonios, documentar y trabajar con y para las víctimas del franquismo y sus familiares. En su casa madrileña acumulaba archivos, informes, datos. Tenía el optimismo no del ingenuo, sino del militante que sabe que para recorrer el camino es preciso creer en la posibilidad de un final productivo. Una vez le pregunté por ello en su casa:
“Como todo el mundo, tengo sinsabores en estas historias. Aún así, en la medida en que uno siente que aporta no necesita una especial cuota de energía”, respondió con evidente humildad, porque es mucha la fuerza precisa para hacer lo que él hacía. Hace un tiempo me pidió que le ayudara a crear una cuenta en Twitter. Cuando le pregunté qué foto poner, me dijo: “Escoge una en la que esté sonriente, que está bien que a uno le vean contento”. Tenía la sonrisa de quien se sabe del lado de la humanidad.
Denunció siempre que el obstáculo para juzgar el franquismo en España no es judicial, sino político, y mantuvo la esperanza en que algún juez español anulara algún día la ley de amnistía para juzgar los crímenes de la dictadura: “Yo creo que en algún momento eso va a ocurrir, empezará a haber jueces que se atrevan, porque la ley de amnistía no puede amparar crímenes contra la humanidad. (…) En España hubo una planificación para perseguir a determinados grupos de la sociedad, para dar origen a un país diferente. Y lo consiguieron en gran medida. Eso es un genocidio”.
El historiador estadounidense Howard Zinn escribió que las incontables pequeñas acciones de la gente desconocida son las que llevan a grandes momentos de cambio histórico. No hay duda de que las incontables acciones de Carlos Slepoy han contribuido a un futuro con espacio para los derechos humanos y la justicia.
La última vez que lo vi, hace unos meses, ya enfermo, mientras le preguntaba por cuestiones de salud en su casa, él me respondía con nuevas ideas que tenía para dar fuelle a la querella argentina.
Carli nos deja muy huérfanos, pero con la certeza de que son muchos los que recogerán su testigo y proseguirán el trabajo en defensa de los derechos humanos, para que la historia no repita sus capítulos más siniestros. Como él mismo diría, con ese brillo en los ojos, quizá mañana podamos preparar una nueva acción que nos lleve a un nuevo camino para terminar con la impunidad, porque el reloj continúa. Sigues entre nosotros, Carli. Cuánto te queremos.


Stephen Hawking asegura que “los seres humanos tendremos que abandonar la Tierra en 100 años si queremos sobrevivir”
Yahoo Noticias 3-5)
Stephen Hawking ha lanzado una seria advertencia: la Humanidad debería estar pensando muy en serio un plan de escape para huir de los problemas que se nos vienen encima.
El físico teórico, considerado como una de las voces más importantes de la ciencia, advierte que el futuro de los seres humanos está en el espacio, y que debemos pensar en colonizar otro planeta si queremos sobrevivir.
Para él, el gran enemigo que nos expulsará del planeta no solo es el Cambio Climático, sino la inteligencia artificial (IA), a la que define como “la mejor o la peor cosa que alguna vez le habría pasado a la Humanidad”.
Sobre lo positivo de esta creación que está revolucionando el mundo, el físico asegura que puede ayudarnos a hacer frente a enfermedades y a la pobreza, como también puede servirnos para deshacer algunos daños causados a la naturaleza por la industrialización.
Pero advierte que nos debe preocupar “que las compañías con fuertes IA y grandes volúmenes de información, implementen sus habilidades y recursos de una manera malvada. Así como, qué tipo de educación podremos ofrecer cuando la IA desplace al humano en una gran cantidad de trabajos que realiza el hombre en la actualidad”.
Para el científico inglés, la inteligencia artificial podría provocar nuestra desaparición si las máquinas se levantarán y nos alcanzaran en la carrera evolutiva. Así lo asegura en la serie de documentales ‘Expedición Tierra Nueva’, que la cadena de televisión BBC va a empezar a emitir, según informa The Sun.
Stephen Hawking ya expresó estos miedos en la tercera edición del ‘Festival Starmus’ que se celebró en Tenerife el pasado mes de septiembre, y que contó con su presencia. En aquel encuentro aseguró que “no podremos sobrevivir sin abandonar nuestro frágil planeta” y señaló que el Cambio Climático era el gran enemigo de la Humanidad.


Chacabuco: sin fiesta por los despidos
La 40ª Fiesta Nacional del Maíz se iba a realizar el penúltimo fin de semana. Inesperadamente, el intendente Víctor Aiola suspendió el evento. “No hay nada que festejar”, expresó, en referencia al cierre de Ingredion.
La crítica situación de cientos de familias de Chacabuco que pueden quedarse sin trabajo por el cierre de la multinacional Ingredion, llevó al intendente Víctor Aiola (Cambiemos) a suspender la 40ª Fiesta Nacional del Maíz que se iba a realizar el penúltimo fin de semana.
El evento que se iba a realizar entre el jueves y el domingo de la semana venidera fue suspendido “teniendo en cuenta el contexto que se está viviendo en nuestra ciudad con la problemática de los despidos en Ingredion”, según manifestó el propio jefe comunal, en una sorpresisa conferencia de prensa, en la que aclaró que por ahora no hay nueva fecha para la realización de la fiesta.
“Acá no tenemos nada que festejar. Tenemos familias de nuestra ciudad que están viviendo una situación muy difícil. Acompañamos a los trabajadores como desde el inicio del conflicto y una forma de seguir haciéndolo es suspendiendo la fiesta”, afirmó Aiola.
Al parecer, damnificados por el cierre y traslado de la fábrica a otros puntos del país, planeaban durante la festividad instalar una decena de carpas en la plaza principal de la ciudad, en clara medida de protesta por lo que significa un duro golpe económico y social para la comunidad.
De esta forma, Aiola decidió actuar al igual que su par Fernanda Antonijevic, intendenta de Baradero, quien viene acompañando la protesta de los trabajadores de Ingredion en su localidad.
No obstante, el hombre proveniente de la UCR, se mostró crítico con la mesa sindical local. “Cuando cerró 3M o cuando fueron los despidos en Don Yeyo, no los vi ni al Intendente de aquel momento ni a la Mesa Sindical participar de esta manera. Por ahí fui yo el que no los vio”, recordó el Jefe Comunal de Chacabuco, quien agregó: “quiero recalcar que esto es un conflicto entre una empresa privada y los trabajadores. El Estado municipal acompaña en este caso, porque es un conflicto privado. Es lamentable ver cómo se hace política con esto, pero la gente sabe bien quién es quién en Chacabuco”. (InfoGEI).

Se el primero en comentar en "NOTICIAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*