LA FALACIA DE LOS PORCENTAJES DE INSUMOS IMPORTADOS

(Foro para una Nueva Política Industrial)
En el contexto de F creciente robotización que enfrenta la matriz productiva global, la revisión de la actual Ley de Compre Nacional por parte del gobierno de Macri instala la polémica sobre la conveniencia de seguir definiendo la condición de nacional de un producto, en función del porcentaje de insumos importados que el mismo posea. ¿Será la capacidad de crear trabajo la variable que debe determinar si un producto merece ser considerado como nacional?

El gobierno nacional ha decidido poner en revisión el actual Régimen De Compras Del Estado Nacional y Concesionarios de Servicios Públicos sancionado por ley en noviembre de 2001 y popularmente conocido como Ley de Compre Nacional.
La propuesta oficial ha levantado críticas en los sectores empresarios directamente vinculados con la producción. En el sector electrónico se han escuchado voces de preocupación de CADIEEL y de ADIMRA, la organización de segundo grado a la que pertenece esa cámara, que además de electrónica reúne empresarios vinculados a la industria de la iluminación.
Esta movida del gobierno de Macri ha vuelto a poner en el tapete la discusión sobre cuáles son las condiciones que debe cumplir un producto para ser considerado como nacional.
CADIEEL y ADIMRA han presentado al gobierno sendos proyectos alternativos que, a pesar de originarse en organizaciones que -se supone- defienden la producción nacional, mantienen la misma posición del gobierno de definir la condición de nacional de un producto en función del porcentaje de insumos importados que el mismo posea.
Muchas son las voces que se oponen a sostener este criterio. Un importante empresario del sector informático razonaba hace poco de la siguiente manera: “La creciente robotización le ha quitado sentido a esta forma de definir un producto nacional. Hoy es perfectamente posible que un robot arme un producto con posea un porcentaje aceptado de insumos importados, pero sin demandar trabajo argentino ¿Es ése un producto nacional? ¿Cuál es el sentido de la preferencia de la ley por un producto de estas características?”.
La misma inquietud surge en las organizaciones de trabajadores: “El factor dominante para definir un producto como nacional es la cantidad de trabajo argentino que se incorpora a sus procesos de producción”, afirma con énfasis un dirigente gremial del sector.
Entre los asesores de la Confederación General del Trabajo circula un documento titulado “Tecnología Conveniente, tecnología de liberación” que incorpora nuevos elementos a la cada vez más vigente discusión sobre la robotización y sus consecuencias sobre el trabajo. Aunque su contenido todavía no se ha hecho público, ha trascendido que el documento culmina con una frase que el papa Francisco nos dijera en LaudatoSI: “En la actual realidad social mundial, más allá de los intereses limitados de las empresas y de una cuestionable racionalidad económica, es necesario que «se siga buscando como prioridad el objetivo del acceso al trabajo por parte de todos” .
¿Será la capacidad de crear trabajo la varia?.

por Jorge Zaccagnini
(Director de MI Club Tecnológico)

Coordinador General del Comité de Seguridad de la Información de la Universidad Tecnológica Nacional.
• Presidente de la Asociación Civil Infoworkers Trabajadores de la Información, entidad dedicada a combatir el analfabetismo informático.

Se el primero en comentar en "LA FALACIA DE LOS PORCENTAJES DE INSUMOS IMPORTADOS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*