NOTICIAS

Fuerte revés para las exportaciones de biodiesel a los Estados Unidos
LPOLs USITC aceptó a la demanda contra el combustible por dumping. Peligran USD 1.200 millones de exportaciones. (La Política Online, 5-5)
El mismo día que el gobierno de Macri festejó con un video de limones animados la decisión de la administración de Donald Trump de permitir que ese cítrico ingrese a Estados Unidos, se supo que la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos (USITC) decidió este viernes darle curso al reclamo de los productores de biodiesel de ese país para continuar una investigación contra el combustible de origen argentino por supuesta práctica de dumping, es decir, de prácticas desleales de comercio exterior.
El quid pro quo que parece ensayar la administración republicana a días de la visita del presidente Macri a la Casa Rosada es muy desfavorable para la Argentina: Los limones ofrecen un mercado potencial de exportación de 50 millones de dólares como máximo, mientras que el biodiesel argentino ya vende en los Estados Unidos 1200 millones de dólares anuales, siendo la principal exportación de nuestro país a esa potencia.
LPO ya había advertido durante la cobertura de la visita presidencial a Washington que la administración de Trump había decidido enfocarse en el tema de los limones como un gesto a Macri -el republicano incluso bromeó con el tema-, pero al mismo tiempo no había dejado margen a la delegación argentina para avanzar en el mucho más estratégico del biodiesel, que además representa una exportación agroindustrial con alto valor agregado, algo que condice con el discurso neodesarrollista del gobierno de Macri.
Pese a que tras un procedimiento similar, la Organización Mundial de Comercio falló que la Argentina no incurre en prácticas desleales, sino que tiene una eficiencia extraordinaria que le permite mejorar sus costos, el organismo informó en su página web, que se “determinó hoy que hay una indicación razonable de que una industria de los Estados Unidos está materialmente lesionada debido a las importaciones de biodiesel de Argentina e Indonesia que supuestamente son subvencionadas y vendidas en Estados Unidos a un valor inferior al valor razonable”.
“La presidente Rhonda Schmidtlein, el vicepresidente David Johanson y los Comisionados Irving Williamson, Meredith Broadbent y Scott Kieff votaron en forma afirmativa”, informó la USITC. El comunicado señala que “como resultado de las determinaciones afirmativas de la Comisión, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos continuará llevando a cabo sus investigaciones antidumping y compensatorias sobre las importaciones de este producto procedentes de Argentina e Indonesia”.
Fuentes de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio) confirmaron a LPO que la decisión se tomó por unanimidad y en apenas cinco minutos.
Actualmente el biodiesel representa el 28% de las exportaciones argentinas al gigante del norte, quien a su vez, es el comprador del 90% del biodiesel argentino de exportación. Esta decisión es un golpe demoledor a uno de los segmentos más avanzados de la agroindustria argentina.
Con su decisión, el organismo norteamericano dejó abierta la chance de que se apliquen derechos compensatorios a las importaciones argentinas de hasta el 24%, lo que dejaría a la Argentina fuera del mercado norteamericano, mientras se inicia un largo y tedioso proceso de investigación, que no es otra cosa que el efecto buscado. O sea, una auténtica barrera comercial, por otro lado muy en línea con el discurso proteccionista de Trump.


Conozca las corporaciones que promueven la guerra de Trump contra indocumentados (La Opinión, Los Angeles, 11-5)
Campaña busca que se rompan vínculos con corporaciones promotoras del odio
La política anti inmigrante de Donald Trump tiene raíces muchos mas allá de la Casa Blanca y el Congreso. Así lo asegura una campaña del Centro para la Democracia Popular que identifica las corporaciones que apoyan y se benefician de su política de odio.
Para llevar a cabos sus planes, Trump necesita de la ayuda de corporaciones privadas de detención de indocumentados donde pueda albergar a miles de inmigrantes. También requiere del apoyo de Wall Street para proporcionar los fondos de inversión que lleven a cabo su plan. Por último necesita de las compañías de software que brindan la infraestructura digital para realizar su cometido.
Goldman Sachs, Blackstone, JP Morgan Chase, Wells Fargo, Blackrock, Boeing, IBM, Uber, y Disney son solo algunas de las corporaciones identificadas por El Centro para la Democracia Popular y Make the Road New York como “patrocinadores corporativos del odio” según publicó un informe de Salon.com.
En Wall Street se identificó a JP Morgan Chase y Wells Fargo, que financian a las dos mayores compañías de prisiones privadas en el país, CoreCivic y Geogroup. Wells Fargo es propietaria de más de $30 millones de dólares en acciones en estas empresas. Desde la llegada de Trump al poder las acciones de CoreCivic y Geogroup se han disparado haciendo a estos bancos más ricos gracias a la política de odio de Trump.
Lo que molesta a la organizaciones pro inmigrantes es que mientras todos los ejecutivos de estas compañías buscan cultivar una reputación como líderes cívicos, pocos han denunciado públicamente la agenda anti-inmigrante de Trump. Es más, la mayoría de sus ejecutivos hacen parte del grupo de consejeros empresariales del presidente.
Por su parte Goldman Sachs es el noveno mayor accionista de CoreCivic. Blackrock, otra banca de inversión, tiene acciones de ambas empresas por valor de más de $700 millones de dólares.
En lo que compete al muro fronterizo el primero en apoyar a Trump es The Boeing Company. Esta corporación será un actor fundamental en la construcción del muro fronterizo. Desde 2008, la compañía ha recibido más de mil millones de dólares en contratos por parte del gobierno para la vigilancia de la frontera entre Estados Unidos y México.
En 2005, recibieron un contrato de $67 millones para construir 2.000 millas de un “muro fronterizo virtual” a lo largo de la frontera, proyecto que fue cancelado luego de sus altos costos.
Otro de los grandes beneficiarios de la política migratoria de Trump son las empresas de gestión de datos, en particular IBM. Hasta el momento ha recibido $ 1.7 mil millones de dólares por parte de la agencia de Inmigración y Control de Aduanas y así como por parte de la patrulla fronteriza. De igual forma el director de IBM hace parte del Consejo de Negocios que asesora al presidente en temas de negocios e innovación.
Aunque más de 100 empresas de tecnología firmaron una carta para oponerse a la prohibición de entrada de musulmanes a EEUU, IBM no la apoyó. A pesar que miles de empleados de IBM se han opuesto públicamente a los vínculos de la empresa con la administración Trump, su CEO ha negado a retirarse como consejero de negocios del presidente.
Es por esta razón que la campaña de estas dos organizaciones llama no solo a la comunidad indocumentada e inmigrante, sino a la población en general a cortar sus vínculos con las corporaciones que facilitan y que se enriquecen con la política migratoria de Donald Trump.
De igual forma se busca que estados, como ocurrió en Oregon y ciudades en todo el país dejen de invertir en empresas que ponen en riesgo a las comunidades de inmigrantes.


Víctor Fernández: “En estos casos, el Papa dice que hay que aplicar la ley sin atenuantes”
(Caminos Religiosos, 10-5)
Uno de los arzobispos más cercanos a Francisco cuestiona el fallo de la Corte y dice que fue “inoportuno e inconveniente”
“Francisco ya habló varias veces sobre los temas relacionados con la dictadura. Siempre insiste en que no hay que pedir impunidad y que, especialmente en los delitos de lesa humanidad, hay que aplicar la ley sin atenuantes.” La definición del arzobispo Víctor Manuel Fernández, rector de la Universidad Católica Argentina (UCA) y uno de los obispos que mejor expresa el pensamiento del pontífice, deja en claro la posición de la Iglesia sobre el fallo de la Corte que aplicó el criterio del “dos por uno”. “Fue inoportuno e inconveniente”, resumió, al calificar el pronunciamiento, en una entrevista con LA NACION.
Fernández se pregunta, incluso, si en el convulsionado escenario político que envuelve a este tema, la Iglesia debe seguir hablando de reconciliación. “La palabra reconciliación está ya muy cargada de preconceptos, e incluso de la idea de impunidad, por lo cual conviene buscar otras expresiones para expresar su contenido válido.” Y afirma que “la reconciliación no se puede imponer ni forzar desde afuera: debe brotar lentamente desde el corazón de la sociedad”.
-¿No es posible una reconciliación?
-Para que haya verdadera reconciliación es necesario que el que cometió la falta la reconozca y manifieste arrepentimiento. Eso no ocurre en muchos casos.
-¿En estos casos alcanza con el arrepentimiento?
-Cuando uno torturó y mató no puede exigir a los demás que le faciliten una vida normal. Aunque lo hecho no se puede reparar, debe al menos aportar información para que los familiares conozcan la verdad completa sobre las víctimas. Una cosa es decir que también hubo crímenes atroces de parte de los guerrilleros. Pero es inaceptable poner esto en el mismo nivel de los crímenes cometidos desde el aparato estatal.
-¿Cómo tendría que concretarse ese aporte de información?
-Debería ser una iniciativa de los que la tienen. Es lamentable que todavía se retacee información sobre lo que ocurrió con las víctimas y los niños sustraídos.
-¿Comparte el fallo de la Corte?
-El “dos por uno” me pareció no sólo inoportuno, sino inconveniente. No creo que aporte algo bueno a la sociedad y me cuesta comprender los motivos de semejante decisión.
-¿El resto de los obispos comparte las críticas al “dos por uno”?
-Me consta que varios de ellos sí. Pero no he hablado con todos. Podría ocurrir que alguien tenga alguna razón para pensar diferente. Algunos obispos se han preocupado por los presos muy ancianos que no tenían suficiente atención sanitaria. Estoy seguro de que eso no implica justificar lo que hayan hecho ni pedir privilegios para asesinos.
-¿Cómo recibió el Episcopado las críticas a la convocatoria para escuchar testimonios por la violencia de los 70?
-Lo que se planteó en la última asamblea de la Conferencia Episcopal es un espacio de sinceramiento interno, entre nosotros. El disparador era el testimonio de tres personas que fueron víctimas de distintos modos. Pero, a mi juicio, el error estuvo en hacerlo público.
-¿Qué destaca de esos testimonios?
-Que una de las personas nos rogó por favor que seamos más claros y concretos en el reconocimiento de nuestros propios errores y en el pedido de perdón. Y otra nos pidió que no pretendamos sanar heridas que sólo se curan con el tiempo, y que mejor nos dediquemos a la verdadera grieta, que son los millones de pobres que sufren en la Argentina.
-¿Hablaron con Francisco sobre el tema o hizo llegar él alguna opinión u orientación?
-No. El Papa considera que las conferencias episcopales tienen autonomía para tratar los temas locales. Siempre pide prudencia e insiste en todo lo que tiene que ver con la justicia, la equidad social, la defensa de los descartables de la sociedad. Pero son las orientaciones amplias que da a los obispos de todo el mundo. Por otra parte, Francisco ya habló varias veces sobre los temas relacionados con la dictadura. Siempre insiste en que aquí no se trata de pedir impunidad y que especialmente en los delitos de lesa humanidad hay que aplicar la ley sin atenuantes.
-¿Hubo alguna conversación con miembros de la Corte? ¿La habrá en lo inmediato?
-No creo. Una cosa es expresar la propia opinión y otra pretender convertirse en un factor de presión política.
Olivera también criticó el fallo
El obispo castrense, monseñor Santiago Olivera, también cuestionó el fallo de la Corte Suprema. “Más allá de cuestiones técnicas de la ley, no me gusta la ley del 2 x 1, no solo para los delitos de lesa humanidad, en general no me gusta para ningún delito y mucho menos para los delitos graves”, dijo el prelado, en diálogo con FM Blue. “La Iglesia reconoció que actuó mal durante la dictadura. Capaz lo hizo de manera muy tímida, pero lo hizo en el jubileo del año 2000”, señaló.


 

MARCELO MIGUEZ: “Hay una sociedad que nos respalda para que nosotros investiguemos y colaboremos en mejorar la calidad de vida de la gente” (Comunicación UBA)
Así se manifestó el Decano de la Facultad de Veterinarias UBA, en la apertura de las V Jornadas Internacionales del Instituto de Investigación y Tecnología en Reproducción Animal (INITRA). “Ver tantas caras jóvenes emociona porque significa que hay un proyecto en marcha, de investigación de la Universidad ”, dijo.
Organizado por la Facultad de Ciencias Veterinarias y el INITRA (ambas instituciones de la UBA), y bajo el lema “Acercando el sector científico al sector productivo”, se desarrollaron las V Jornadas Científicas de carácter internacional en las que participan investigadores de prestigio mundial.
En su discurso de bienvenida, el Decano Marcelo Miguez remarcó la importancia de “sostener un instituto de investigación en una universidad, que es pública, gratuita, autónoma y cogobernada”. Y agregó: “Hay una sociedad que nos respalda para que nosotros investiguemos y colaboremos en mejorar la calidad de vida de la gente”.
En relación con el tema de la reproducción animal, Miguez señaló: “Hace muchos años que se habla de aumentar el stock ganadero y para eso se requiere eficiencia reproductiva, por lo tanto en eso hay que trabajar fuertemente. Hay un plan 2020 que ya fue elaborado y que tiene que ver precisamente con ese crecimiento”.
Respecto de la concurrencia en un auditorio colmado, el decano manifestó: “Ver tantas caras jóvenes emociona porque significa que hay un proyecto en marcha, de investigación de la Universidad”. Y finalizó: “El objetivo es mejorar la calidad de vida y que esta universidad siga sosteniendo el sistema de investigación para que los resultados se vean reflejados en nuestra sociedad”.
Destinado a profesionales, graduados y alumnos de carreras de ciencias agropecuarias, biológicas y de la salud, estas jornadas abordaron temáticas conocimientos inherentes a la investigación en reproducción animal, desarrollo de nuevas biotecnologías clínico – reproductivas en animales domésticos, de producción y silvestres, así como aspectos de nuevas tecnologías en la conservación de especies protegidas y en riesgo.


Conoce Los 13 Puntos Del Dalai Lama para Lograr Felicidad
En los inicios del nuevo milenio, el Dalai Lama redactó una lista compuesta por 18 puntos que, según el maestro, todas las personas debían seguir para vivir en paz y logar la plenitud y la felicidad.

El ritmo de vida actual cargado de prisas y estrés no nos permite pararnos a pensar en la belleza que nos rodea. Nadie tiene tiempo para sí mismo. De manera que repasar estos 18 puntos te vendrá bien para recordar las cosas importantes que son necesarias para ser feliz:
• Ten en cuenta que los grandes amores y las grandes realizaciones conllevan grandes riesgos.
• Cuando pierdas, no pierdas la lección.
• Sigue las tres “R”: Respeto por uno mismo, respeto por los demás y responsabilidad por todas tus acciones.
• Recuerda que no conseguir lo que quieres es a veces un maravilloso golpe de suerte.

• Aprende las reglas, así sabrás cómo romperlas apropiadamente.
• No permitas que una pequeña disputa dañe una gran amistad.
• Cuando te des cuenta que has cometido un error, toma medidas inmediatas para corregirlo.
• Pasa algún tiempo solo, todos los días.
• Abre tus brazos al cambio, pero no abandones tus valores.
• Recuerda que el silencio es a veces la mejor respuesta.
• Vive una vida buena y honorable. Después, cuando seas mayor y mires atrás, serás capaz de disfrutarla por segunda vez.
• Una atmósfera amorosa en tu casa es el cimiento para tu vida.
• Ante desacuerdos con tus seres queridos, preocúpate únicamente por la situación actual.
• No traigas de vuelta el pasado.
• Comparte tu conocimiento. Es una forma de alcanzar la inmortalidad.

 


“Las políticas migratorias del gobierno promueven la discriminación”, sostuvo Luis Cáceres de la UOLRA
• El Secretario General de la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (UOLRA), Luis Cáceres, se reunió con el Vicecónsul del Estado Plurinacional de Bolivia en el país, Valentin Heras González, para evaluar la situación de las políticas migratorias propuestas por el gobierno.
• “El Estado tiene previsto abrir delegaciones de Migraciones en distintas Intendencias, para manejar a los inmigrantes indocumentados y eludir el supuesto manejo de los jefes comunales con fines partidarios antes de los comicios”, sostuvo el titular del gremio ladrillero, quien agregó que “de lo que realmente se trata es de estigmatización. Se estigmatiza a los inmigrantes, al tratarlos desde una lógica de mercado. Hay una mirada de sospecha sobre los inmigrantes y ellos no son un ejército de reserva para la delincuencia, ni una amenaza a las fuentes de trabajo. Por ende, las políticas migratorias del gobierno promueven la discriminación”.
• A su vez, Heras González, destacó la tarea realizada junto con el sindicato y afirmó que “gracias al trabajo en conjunto que estamos llevando a cabo entre la UOLRA y el Consulado del Estado Plurinacional de Bolivia en la Argentina, estamos nacionalizando y documentando a la mayoría de los inmigrantes de nuestra comunidad”.
• Asimismo, Cáceres hizo alusión a la Ley 25.871 sancionada en 2004 que regula la inmigración en el país al afirmar que es “una legislación modelo a nivel mundial porque reconoce y garantiza el derecho humano a migrar, es decir, establece que la migración es un derecho humano y extiende la protección de derechos constitucionales a todos los inmigrantes dentro del país, más allá de su estatus legal, garantizando a los inmigrantes el derecho de igualdad de trato”.
• Cabe destacar que la mayoría de los trabajadores de la actividad ladrillera provienen de Bolivia o de países limítrofes y realizan sus tareas en condiciones extremas en lugares que no cuentan con luz, agua o cloacas y, en muchas ocasiones, se cuenta con casos de trabajo infantil y abusos patronales.

 


• FERIA DEL LIBRO. FICCIÓN, REALIDAD Y MICROFICCIÓN
• Mire qué lindo mi país, paisano
• 19/05/2017-PuroChamuyo
• ¿Acaso la ficción escribe la realidad?
• En el siglo XIX, en un mar de racionalidad y navegando en las aguas del positivismo se instaló la idea que la ciencia lo podía todo, y solucionaría todo. Eso se trasladó al siglo XX. Lo que hay es la realidad. En un determinado momento, y tal vez por un exceso de esa hiper-realidad, pareciera ser que todo estalla en mil pedazos. Y a partir de ahí la gente cree que lo real es la ficción. Ahí, seguramente, entra lo de la posverdad, la no-verdad…todo eso construye el día a día.
• A veces uno debe hasta sacudir al interlocutor y decirle “¿no te das cuenta que es ficción, que está guionado?”
• Así comienza el encuentro entre purochamuyo.com/ Cuadernos de Crisis con Eduardo Gotthelf, un mago de la microficción y forjador del primer Concurso Nacional de Microficciones Teatrales, en Cipolletti 2015.
• El gran escándalo de la Feria del Libro que concluyó el 15 de mayo en Buenos Aires, lo tiene a Gotthelf como protagonista.
• La escritora Luisa Valenzuela fue la encargada del discurso inaugural. A sabiendas de esta merecida honra, Eduardo Gotthelf, amigo personal de Valenzuela, le envió tempranamente una carta a-la-Les-Luthiers, donde decía una serie de incorrecciones que Wimpi o Arlt o Capusotto celebrarían gustosos. Sin embargo, en un mundo globalizado, espectacularizado y a la vez lineal y estructurado -o sea, con una creciente pobreza crítica- esa carta que ella hizo pública con picardía, provocó la irritación de una multitud de personas incluso en el extranjero.
• ________________________________________
• Compartamos el texto, para adentrarnos en el mundo Gotthelf:
• CARTA DE LECTORES
• ¿Otra vez una mujer inaugurando la Feria del Libro? Para los errores no hay dos sin tres, parece la decisión de un califa desquiciado. ¿Qué van a inventar luego? ¿Veremos mujeres dando misa, o negándose a parir o a preparar la cena? No voy contra el progreso, pero estamos subvirtiendo los valores.
• No, no soy machista, al contrario, amo a las mujeres, y no sólo en la cama, también en la cocina, o haciéndose cargo de los niños y del hogar en general, cosas para las que los hombres, lo reconozco, no tenemos ningún talento.
• Incluso me parece bien que estudien, pues todos tenemos derecho a tener un pasatiempo, algo que hacer por las noches, al concluir la jornada.
• También acepto que algunas actúen en política, pues bien guiadas pueden llegar a constituir un importante apoyo para sus maridos. Una Primera Dama siempre será un modelo para sus congéneres, si es prolija y hace lo correcto.
• También quiero decir, y no porque el tema esté de moda, que estoy decididamente en contra de la violencia de género. Si un hombre quema su casa o su dinero, es un estúpido que atenta contra algo de su propiedad. Si mata a su mujer, también.
• En fin, acepto la designación de la Valenzuela, ya que dicen que escribió como 30 libros. Yo no leo, ya que tengo cosas más importantes que hacer, pero prometo mirar en el diario el resumen de su discurso, en una de esas me convence de algo.
• Como ven, soy muy franco y de mente abierta.
• Buenos Aires, Febrero de 2017

• “Tengo un vínculo de años con Luisa, y tanto con ella como con otros amigos y amigas, por ejemplo Ana María Shua, tenemos siempre este tipo de diálogos desopilantes”, afirma Gotthelf.
• “Parte de la broma con Luisa ya está en el comienzo cuando menciono a un califa desquiciado, que no es otro que el titular de la Fundación El Libro que organiza la Feria, Oche Califa. Lo insólito es que cuando ella lo compartió hubo bronca de amistades de ella. Es evidente que en lo cotidiano cierta ficción está construyendo cierta realidad, esa pos-verdad. Lo que se ha perdido es la capacidad de discernir; hace un tiempo era un lenguaje coloquial decir que tal información era ‘carne podrida’, que era información falsa, malintencionada, inventada. Pero el bombardeo es tan grande, los informativos son tan parecidos a una telenovela ¡y en internet sobre todo! El mismo mensaje llega por 17 vías distintas…y apela a aquello de ‘coma mierda,1 millón de moscas no pueden estar equivocadas’. Se expande y la gente dice entonces: ‘Fulanito no puede estar equivocado’. Entonces la palabra verdad pierde totalmente sentido, y la realidad se ve reemplazada por la fe. No necesariamente por la fe religiosa, sino una creencia. Y los diálogos empiezan con ‘yo creo que’ y quien está al lado o enfrente piensa lo opuesto. Ambos están tan convencidos de su verdad que no confrontan información o hechos, al punto que podríamos poner en boca de cualquiera de ellos ‘estoy tan seguro de lo que pienso que agarraría una Kalashnikov y saldría matar a todo esos estúpidos que no creen como yo en la libertad de pensamiento’. Tal vez todo esto empezó con la publicidad, cuando terminamos más o menos convencidos de que lo no necesario era necesario, o que con un determinado cigarrillo íbamos a ser felices y seductores.
• -¿Realmente empezó ahí? Me parece interesante pensar que en el siglo XX hubo por diversas causas, un masivo pensamiento crítico, de gente que leía, escuchaba y elaboraba y criticaba, y que en algún momento en el paso de los 60 a los 70 comienza una ‘frustación’
• Yo pondría el acento en la ilusión que provocaban los avances científicos y tecnológicos, que a los ojos de cualquiera mejoraban la vida, la hacían más confortable. Pero ese inusitado avance de las ciencias, en la segunda mitad del siglo XX, estuvo acompañado por el avance de las tecnologías, que alteraron de forma continua la vida de la gente. Por un lado, para bien. Al mismo tiempo, puso en las narices de la gente la rápida obsolescencia de las tecnologías y en simultáneo, de los conocimientos que la gente tenía. Todo sirve para poco tiempo. Los productos se fabrican proyectando su pronta obsolescencia. Diariamente tenemos que reaprender a usar una montaña de cosas, y desaprender otras tantas. Ahí es donde entra un factor, a mi criterio, determinante: la mercadería más escasa es el tiempo, no alcanza el tiempo, los consumidores del tiempo humano se han expandido. Ya no sólo la televisión sino las redes sociales, que más que redes son telarañas. De aquí damos un salto para entender qué pasa con la microficción, porque es claro que en el mundo entero la lectura de libros, de una novela de 600 páginas, es algo que hace poca gente. Claro que la hay, pero si en el mundo somos más de 7 mil millones, que la lean unos pocos millones…
• en lo cotidiano cierta ficción está construyendo cierta realidad, esa pos-verdad. Lo que se ha perdido es la capacidad de discernir

• Entonces la palabra verdad pierde totalmente sentido, y la realidad se ve reemplazada por la fe. No necesariamente por la fe religiosa, sino una creencia
• ‘No tengo tiempo para analizarlo, o para chequearlo’. Eso lo escuchamos a diario. Y entonces la gente le cree, acríticamente, a fulanito. Le venden el producto fulanito, como si la persona fuera un cigarrillo, la gente le cree y repite. Tiene fe en lo que esa persona dice. Y lo único que efectivamente se lee son los videograf que aparecen en la TV o los títulos de un diario o una revista.
• -Ese relato casi calcado donde había necesidad de creer suena un poco como la historia del fascismo, una novela que comenzó hace más de 90 años
• Sí. Levantando determinadas banderas que invocaban otros. Mussolini había militado en el socialismo italiano, y Hitler llamaba a su partido nacional-socialista. Pensaban más o menos así: ‘la gente va a leer el título, la consigna, el marketing, y nosotros vamos a tomar el poder y vamos a hacer lo que queremos’.
• Pero volvamos, porque me interesa mucho la microficción. Hay un académico e investigador mejicano, Lauro Zavala que sostiene que la microficción es el género del tercer milenio. Tengo un acuerdo parcial con Zavala porque es un poco prematuro decir eso cuando pasaron 17 años del nuevo milenio. Sin embargo sí creo que es una literatura que va a ser propia del tercer milenio, porque la microficción tiene una concentración de sentido muy importante. En pocas palabras hay que decir mucho, y donde lo diferente o novedoso es la contribución que hace el lector. ¿Por qué digo esto? En una novela el lector se sienta y tiene un montón de elementos, uno se va imaginando lo que le van contando. En menor medida eso pasa en el cuento. Pero en la microficción es uno el que tiene que reconstruir, el lector tiene que trabajar para reescribir con el escritor. En la microficción hay huecos, silencios. Es mucho más lo que no está dicho que lo que está dicho, y uno tiene que completar. La imagen sería la de un cubito de caldo: para consumirlo hay que agregarle agua, hay que aumentar el volumen porque nadie se come el cubito así como viene.
• …en la microficción es uno el que tiene que reconstruir, el lector tiene que trabajar para reescribir con el escritor. En la microficción hay huecos, silencios. Es mucho más lo que no está dicho que lo que está dicho

• Es por eso que la microficción es mucho más exigente, más proyectiva, y de ahí que uno es coautor de tantos textos como lectores tenga. Pero atención ¡ahí está la trampa! ‘Es cortito, lo leo fácil’ dicen, pero queda rotando y rotando en el cerebro. Es tan adecuado para este tiempo donde no hay tiempo que la lectura puede ser rápida pero la elaboración enorme, e inconsciente. Hay que tener cuidado con la microficción para que no sea un chiste. Es cierto que en el género se vuelca mucho humor, tal vez por una cuestión cultural nuestra del chascarrillo, el retruécano…pero el humor es una cosa seria: es una enzima que nos ayuda a digerir la realidad, y que con humor podemos decir cosas durísimas tanto con ironía como con demostración por el absurdo. Quino con Mafalda es un genio. ¡Puede decir cosas terribles! Lo de él es minificción escrita. En fin, hay que decir que la microficción no es un género nuevo; el punto es que a la industria no le interesa publicarlo, y no es masivo aunque pueda ser de fácil lectura.
• -¿A la industria editorial no le sirve la microficción o la propia industria está en crisis inclusive con la ficción porque los modos y los canales de lectura y comunicación ya no son, masivamente, los del siglo XX? Porque está claro que la comunicación pasa por la portabilidad…
• Vengo reflexionando sobre qué es un libro. Mi primer libro fue un frasco: textos enrollados en un frasco con tapa. Porque un libro, por definición, es un paralelepípedo encuadernado en soporte papel. Y ahí nuestra época se olvida todos los modos que tuvieron los libros. Cuando se muestra un libro-objeto que tiene otro formato, la fórmula cruje. Y eso pasa con los e-book también. Uno en un dispositivo portátil puede tener no un libro, sino una biblioteca entera. Sin embargo, para llegar a ser libro electrónico hay una parafernalia atrás: la palabra, transformar eso en ceros y unos para digitalizarlo, el soporte electrónico y algo que vuelva a traer esos códigos binarios para que pueda ser leído.
• Por otro lado, se preveía una expansión mundial del libro electrónico, que no fue tal. Y no lo fue porque una editorial cobra, supongamos, 300 pesos por un libro en papel, y debería cobrar 30 pesos el libro electrónico, pero no es precisamente lo que pasa. La industria editorial boicotea la expansión del e-book, y no se da cuenta que si lo expande sería mucho mejor negocio y los libros llegarían a los lectores.
• el humor es una cosa seria: es una enzima que nos ayuda a digerir la realidad, y que con humor podemos decir cosas durísimas tanto con ironía como con demostración por el absurdo. Quino con Mafalda es un genio. ¡Puede decir cosas terribles!

• La industria editorial boicotea la expansión del e-book, y no se da cuenta que si lo expande sería mucho mejor negocio y los libros llegarían a los lectores.
• ________________________________________
• -Después del libro en formato frasco de vidrio, publicó el siguiente en un sobre de cuerina, su “Legislación Urgente para el Logro de una Humanidad Sustentable”, un manual que pareciera formar parte del programa de gobierno de Donald Trump…Otra dura humorada de microficción. El próximo es…
• Yo sostengo que en la Feria del Libro lo que hay son muchos, demasiados libros, una oferta donde es casi imposible elegir. Y esa sobreoferta va en paralelo con la sobresaturación de información real o mentirosa, de publicidad, de imágenes, de artículos en general. Es claro que en las ferias del libro más pequeñas y regionales donde los grandes consorcios no van pero sí exponen las librerías, los colectivos de autores o los autores per sé, los libros son más ‘visibles’ y ‘elegibles’. Pero en términos generales me parece que ante la sobreoferta y el desconocimiento que el lector tiene del autor, el libro-objeto y el libro con otros formatos presenta algún tipo de novedad. En el libro-objeto hay dos mensajes: el mensaje escrito que uno analiza -el lector es un analista simbólico-, y el otro mensaje es lo visual que hace al placer de la lectura. No apuesto al libro como decoración sino al conjunto que se crea entre el mensaje y el objeto bello. El primero publicado en un frasco de vidrio apela a los mensajes en botellas arrojados al mar, y por eso se llama “Principio de Incertidumbre”, y el que está por salir es un libro-juego, una especie de biombo, donde la microficción son juegos de palabras enmarcados en el todo que es el libro. Digamos que estos libros tienen la novedad de lo viejo, porque nacieron así hace 5000 años: escritos en conchas de tortuga… La masividad del libro en papel es una apuesta perdida. El libro objeto es el futuro-anterior.♦♦
• ________________________________________
• Eduardo Gotthelf nació en Buenos Aires en 1945 y reside en la Patagonia desde 1974. Publicó “El sueño robado y otros sueños” (1995); “Cuentos pendientes” (2007), “Paraísos Paralelos” (2012) y participó de 9 antologías publicadas en Argentina, en España y Colombia.

Se el primero en comentar en "NOTICIAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*