CAMBIO CLIMÁTICO: SE FUE EL PRINCIPAL RESPONSABLE

El Presidente Trump acaba de anunciar el retiro de su país del Acuerdo de París, que apuntaba a reducir las emisiones contaminantes de CO2 que afectan, como bien ha dicho el Papa Francisco, la Tierra, es decir la “casa de todos nosotros”.

Esta decisión es grave, ya que los Estados Unidos ha sido históricamente el principal contaminador a escala planetaria en los últimos 160 años. Pero, en la actualidad, el principal contaminador es China, mientras que los Estados Unidos ocupan el segundo lugar.

La responsabilidad de cada país frente a esta gran tarea común debe ser evaluada teniendo en cuenta su población, es decir tomando en cuenta las emisiones de CO2 por habitante. Cuando se presta atención a esta magnitud queda en evidencia la gravedad de la decisión de Trump, ya que las emisiones de un norteamericano son más del doble de un británico, el triple de un español, ocho veces más que un brasileño, diez veces más que un colombiano, veinte veces más que un paraguayo y cincuenta veces más que muchos africanos.

También es cierto que China hoy ya contamina anualmente más que los Estados Unidos (27,9 por ciento del total mundial versus 15,9 por ciento), pero China tiene 4,5 veces más habitantes, por eso un norteamericano contamina anualmente 2,5 veces más que un chino.

En el mundo hay más de 100 países en desarrollo que necesitan crecer económicamente para poder abatir la pobreza, por eso no será fácil pedirles ahora a ellos que hagan más esfuerzo para cuidar la “casa común”, cuando el mayor responsable histórico rechaza agresivamente asumir cualquier responsabilidad. Un buen ejemplo de esto es el gran desafío que enfrenta la India, que tiene cuatro veces más habitantes que los Estados Unidos, pero contamina un tercio, ya que cada habitante de la India contamina menos de la décima parte de un norteamericano.

Trump ha asestado un golpe muy grande al esfuerzo global para evitar cruzar la barrera de los 2 Cº, es decir de la acumulación de no más de 450 ppm de CO2 hacia el año 2035. Tengamos en cuenta que los compromisos ofrecidos hasta ahora por las naciones en el marco del Acuerdo de París, significan aún un gran exceso de emisiones comparadas con las que aguanta nuestro planeta. Lamentablemente, el Señor Trump ha debilitado las posibilidades de acometer globalmente las exigentes acciones requeridas para no cruzar la barrera de los 2 Cº.

El Presidente del país que fue el principal contaminador se fue del escenario de las decisiones y les deja al resto de las naciones una carga considerable mucho más allá de la que indica la equidad colectiva.

Mientras tanto, cada año aumentan las emisiones globales, trepa la temperatura y se incrementan los daños climáticos, incluso en los Estados Unidos.

 

 

Alieto Aldo Guadagni

Junio de 2017

El Imparcial, Madrid

Se el primero en comentar en "CAMBIO CLIMÁTICO: SE FUE EL PRINCIPAL RESPONSABLE"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*