NOTICIAS

DEBEMOS APRENDER DE HARVEY
Se requiere una acción colectiva para mitigar los efectos cambio climático.

Joseph Stiglitz

El huracán Harvey ha dejado en su estela vidas agobiadas y enormes daños materiales, estimados en unos 150 a 180 miles de millones de dólares. Sin embargo, la tormenta que azotó la costa de Texas durante casi una semana completa, también plantea preguntas profundas sobre el sistema económico y las políticas de Estados Unidos.
Es irónico, sin lugar a dudas, que un evento relacionado con el cambio climático haya ocurrido en un Estado que es el hogar de tantos que niegan la existencia del mismo – y donde la economía depende tan fuertemente de los combustibles fósiles que impulsan el calentamiento global. Por supuesto, ningún evento climático en particular puede ser directamente relacionado con el aumento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera. No obstante, los científicos han pronosticado que tales incrementos elevarían no sólo las temperaturas promedio, sino también la variabilidad del clima – y especialmente la aparición de eventos extremos como el huracán Harvey. Como determinó el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático hace varios años, “existen pruebas de que algunas circunstancias han cambiado como resultado de influencias antropogénicas, incluyendo aumentos en las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero”. El astrofísico Adam Frank explicó sucintamente: “mayor calor significa más humedad en el aire lo que significa precipitaciones más fuertes”.
Evidentemente, Houston y Texas por su propia cuenta no hubiesen podido hacer mucho en cuanto al aumento de los gases de efecto invernadero, aunque sí hubiese sido posible que tomaran un papel más activo en cuanto a impulsar políticas climáticas fuertes. Además, las autoridades locales y estatales pudieron haberse preparado de mucha mejor manera para estos eventos, que golpean la zona con cierta frecuencia.
En lo que se refiere a la respuesta al huracán – y en cuanto a la financiación de algunas de las reparaciones posteriores – todos recurren al gobierno, tal como lo hicieron después de la crisis económica del año 2008. Una vez más, es irónico lo que ocurre en una parte del país donde las acciones de gobierno y las acciones colectiva se ven increpadas muy frecuentemente. No fue menos irónico cuando los titanes de la banca estadounidense, quienes habían predicado el evangelio neoliberal de la reducción del gobierno y la eliminación de las normativas que proscribieron algunas de sus actividades más peligrosas y antisociales, recurrieron al gobierno en su momento de necesidad.
Hay una lección obvia que aprender de tales episodios: los mercados por su propia cuenta son incapaces de proporcionar la protección que las sociedades necesitan. Cuando los mercados fallan, como suele suceder, la acción colectiva se torna en imperativa.
Y, al igual que ocurre con las crisis financieras, es necesaria una acción colectiva preventiva para mitigar el impacto del cambio climático. Esto significa garantizar que los edificios y la infraestructura estén construidos para soportar eventos extremos y que no estén ubicados en áreas que sean más vulnerables a daños severos. También significa proteger los sistemas ambientales, particularmente los humedales, que pueden desempeñar un papel importante en la absorción del impacto de las tormentas. Significa eliminar el riesgo de que un desastre natural pueda llevar a la descarga de sustancias químicas peligrosas, como sucedió en Houston. Y, significa establecer planes adecuados de respuesta, incluyendo planes para la evacuación.
Se necesitan inversiones gubernamentales eficaces y normativas fuertes para garantizar cada uno de estos resultados, independientemente de la cultura política predominante en Texas y en otros lugares. Sin una normativa adecuada, los individuos y las empresas no tienen ningún incentivo para tomar las precauciones adecuadas, porque saben que otros asumirán gran parte del costo de los eventos extremos. Sin una adecuada planificación y normativas públicas, incluyendo aquellas relativas al medio ambiente, las inundaciones serán peores. Sin una planificación para casos de desastres y una financiación adecuada, cualquier ciudad puede verse atrapada en el dilema en que Houston se encontró: si no ordena una evacuación, muchos morirán; pero, si se ordena una evacuación, las personas morirán en el caos y el tráfico enmarañado consiguiente, que evitarán que salgan las personas.
Estados Unidos y el mundo están pagando un alto precio por su devoción a una ideología extrema contra el gobierno, misma que abraza el presidente Donald Trump y el Partido Republicano. El mundo está pagando debido a que las emisiones acumuladas de gases de efecto invernadero de Estados Unidos son mayores que las de cualquier otro país. Incluso en la actualidad, Estados Unidos es uno de los líderes mundiales en emisiones per cápita de gases de efecto invernadero. Sin embargo, Estados Unidos, también, está pagando un alto precio: otros países, incluso los países en desarrollo pobres, como Haití y Ecuador, parecen haber aprendido (a menudo a gran costo y sólo después de algunas grandes calamidades) cómo manejar mejor los desastres naturales.
De manera posterior a la destrucción de Nueva Orleans causada por el huracán Katrina en el año 2005, el cierre de gran parte de Nueva York por el huracán Sandy en el año 2012, y ahora la devastación padecida en Texas por Harvey, Estados Unidos puede y debe actuar de mejor manera. El país cuenta con los recursos y habilidades para analizar estos eventos complejos y sus consecuencias, así como para formular e implementar normativas y programas de inversión que mitiguen los efectos perjudiciales que afectan vidas y bienes.
Lo que Estados Unidos no tiene es una visión coherente de lo que es el gobierno por parte de aquellos en la derecha del espectro político. Estos políticos trabajan a favor de grupos de intereses especiales que se benefician de sus políticas extremas, y a su vez estos políticos continúan expresando argumentos que son contradictorios entre sí. Antes de una crisis, ellos se resisten a las normativas y se oponen a la inversión y planificación por parte del gobierno; tras la crisis, demandan – y reciben – miles de millones de dólares para compensarlos por sus pérdidas, incluso por aquellas que fácilmente podrían haberse evitado.
Uno sólo puede guardar esperanzas que Estados Unidos, y otros países, no necesiten más persuasión natural antes de tomar a pecho las lecciones del huracán Harvey.


BRASIL: EL EJÉRCITO SÓLO TIENE RECURSOS PARA ESTE MES

Comandante del Ejército, General Eduardo Villas Bôas
El Comandante del Ejército de Brasil, General Eduardo Villas Bôas, afirmó que el recorte del 44% en el presupuesto previsto para ese año permitió mantener la Fuerza sólo hasta este mes. De acuerdo con él, las operaciones en la frontera son las más perjudicadas por la falta de recursos. El presupuesto deseado por el Ejército es de R $ 2 mil millones, pero este año la Fuerza va a recibir menos de R $ 800 millones. “Hubo una contingencia del 44% que nos permitió sobrevivir hasta ahora en septiembre. Ahora estamos en un “tira y afloja” con el área económica del gobierno para intentar obtener más recursos que nos permita llegar hasta el final del año “, dijo en una entrevista a la Red Globo en la noche del último martes 19.
“En consecuencia, hemos comenzado este año a un programa de racionalización del Ejército: racionalización administrativa, disminución del efectivo – tenemos 220 mil y vamos a bajar a 200 mil”, dijo el general. De acuerdo con el EB, el corte hecho en el presupuesto de la Fuerza Terrestre fue de R $ 24,09 millones.
Según el Ejército, la falta de recursos afectará directamente a los proyectos estratégicos. “Las iniciativas estratégicas del Ejército serán afectadas por los recortes y contingentes presupuestarios. El retraso del cronograma es sólo una de las varias consecuencias previstas. Hay otras de mayor impacto, tales como los reflejos en la Base Industrial de Defensa, con la inevitable perdida de mano de obra calificada en tecnologías sensibles, la imposibilidad de mantenimiento de las líneas de montaje en las fábricas y la necesidad de repactación de contratos celebrados, en nota el Ejército.
A largo plazo, además de las lagunas de capacidades necesarias para las misiones de la Fuerza, los diversos proyectos pasan a ser más costosos pues hay una interrupción en el desarrollo y acompañamiento de tecnologías que, al reanudarse, se vuelven más caros. Las consecuencias de retraso y / o interrupción están presentes en cualquier proyecto, pero son mucho más graves y amplias cuando se trata de proyectos de defensa, ya que las especificidades de esta área involucra aspectos restrictos a nichos de conocimiento no disponibles en el mercado común.


Y, finaliza: “Otro factor relacionado al tema es la imprevisibilidad de la asignación de recursos. La incertidumbre de la disponibilidad presupuestaria, como la que se ha observado, genera un escenario caótico para el logro de los objetivos estratégicos del país.”
Buenos Aires, 21 de septiembre de 2017
Negro2000 – Zona Militar
ICIMISS – CIMISS

 

 


¡ Una ayuda para pensar el caso argentino: la mirada de uno de los mayores expertos de México
“Las comunidades quedan afuera, mirando el dispendio”
Indígenas, recursos y tierras están en el trasfondo del conflicto patagónico y de la desaparición de Santiago Maldonado. El investigador Luis González Placencia explica el proceso violento mexicano a partir de la conversión de lo público en privado.
Por Martin Granovsky
• P/12-18-9

Entre 2009 y 2013 fue encargado de la Comisión de Derechos Humanos de la capital mexicana, un cargo equivalente a defensor del pueblo. Sociólogo del Derecho y psicólogo, Luis González Placencia, nacido en México en 1963, pasó por Buenos Aires en visita académica justo en medio de la desaparición de Santiago Maldonado y del debate sobre cómo administrar el conflicto entre tierras indígenas comunitarias y la propiedad de Benetton y Joseph Lewis.
–Hace 20 años hablar de la tierra en regiones desérticas de la Argentina era contar cuántas hectáreas necesitaba una cabra para pastar. ¿Eso cambió con la minería y el petróleo?
–Sí. Y también en México se produjo ese giro en un proceso que ha sido continuo pero tiene sus etapas.
–¿Cuál es la base que le da continuidad?
–Extraer de la tierra los recursos importantes para el mercado global. Pero van cambiando el móvil y las razones. Lo que sucede en México de hace un tiempo para acá es que el gobierno mexicano transformó la legislación a nivel constitucional y reglamentario para facilitar la venta de recursos. México históricamente asumió como bandera la propiedad nacional de la tierra. Permitía a las personas adquirir la superficie pero dejaba como propiedad de la nación lo que estuviera adentro.
–Petróleo, por ejemplo.
–Exacto.
–¿Los indígenas eran considerados de alguna manera especial?
–México permitía la propiedad comunitaria. Para vender una superficie de tierra, antes las comunidades tenían que ponerse de acuerdo.
–¿No hay conflictos internos?
–Claro. Las condiciones de pobreza que se tienen en muchas de estas comunidades provocaron rupturas entre quienes quieren vender y quienes no quieren vender. Esto acarrea conflictos comunitarios relacionados con la propia cultura.
–¿De dónde venía en México el reconocimiento constitucional a la propiedad comunitaria?
–De reconocer el significado que la tierra tiene para estas comunidades. Los indígenas ven en la tierra parte de su propia identidad. Occidente en cambio considera que la propiedad es enajenable.
–¿Es una diferencia solamente filosófica?
–No, porque tiene enormes consecuencias prácticas. Los cambios de propiedad y la desaparición de una propiedad comunitaria suponen múltiples desplazamientos. Así, las comunidades indígenas sufren de manera particular lo que se ve en la población en general. Tomemos el ámbito laboral. Los empleos están dejando de ser empleos para personas. Se convierten en labores para máquinas. Eso hace que las escuelas públicas y las universidades públicas se vayan convirtiendo en generadoras de mano de obra para los grandes empresarios. Sucede incluso en oficios y profesiones con calificación alta. Los médicos y los dentistas, por ejemplo, tienen que aceptar los primeros empleos como contratados de consorcios en manos de empresarios. El mercado laboral los coloca desde muy al principio en una condición de empleados.
–¿Mal pagados?
–Sí, y ni hablar del sueño de la profesión liberal. La medicina pasa de servicio social necesario a una parte más del mercado. Si esto pasa entre médicos, imaginemos el efecto del mercado sin límites entre las comunidades indígenas.
–¿Qué hay de peor para los indígenas?
–Que los desplazamientos no solo son físicos respecto de la tierra sino culturales. Van produciendo rupturas en las unidades familiares y en la comunidad. A veces se les compra la tierra y se les ofrece que vayan a vivir a lugares cercanos de donde estaban. Desde la mirada occidental podría suponerse que son mejores sitios. Con menos tierra en pisos y construcciones, por poner un elemento conocido y discutido.
–¿No es peor vivir con más tierra en la construcción?
–En primer lugar, para los indígenas puede tener un sentido de proximidad con la tierra. Pero además, cuando hace mucho calor el cemento refleja el sol y no permite que el agua escurra y alimente la tierra. Los indígenas terminan en condominios a los cuales no están acostumbrados. La secuencia es así: la enajenación del territorio comienza por expropiaciones, sigue por el desplazamiento físico y cultural y termina en conflictos. Pero además, cuando hay resistencia el conflicto se convierte en un asunto penal, de criminalización.
–En la Argentina de estos días la secuencia parece familiar.
–Me parece que sí, por lo que pude ver. Pero es una tendencia mundial. Se trata de una sofisticación del proceso de extracción que ocurre en América Latina desde la colonia. Quienes fijan los precios de los productos no son los países que los poseen, y mucho menos las comunidades. El beneficio para las comunidades es nulo. Si me permiten los economistas diría que hasta es negativo.
–Al comienzo de este diálogo usted dijo que las regulación en México “permitían” la propiedad comunitaria. ¿Por qué uso el tiempo pasado?
–Porque durante el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari, en los años ‘90, se reformó el artículo 27 de la Constitución de 1917, según el que la propiedad de las tierras y las aguas corresponde originariamente a la nación. Un artículo mítico junto con el 123, que protege a los trabajadores, y el 3, sobre educación pública. La reforma producida en tiempos de Salinas convirtió la propiedad comunitaria en propiedad privada, que se puede enajenar y vender. A veces en favor de la minería. Otras del petróleo. Y también de desarrollos turísticos. Pero estos desarrollos son habitualmente complejos habitacionales de gran lujo, que crean paisajes artificiales y se basan en la fabricación de agua o el uso excesivo de energía eléctrica. Consumen una gran cantidad de recursos que se extraen. Viven cercados. Las comunidades quedan afuera, mirando el dispendio.
–Me podría poner en abogado del diablo y decirle que su visión es romántica y va contra el progreso.
–No hay progreso, al menos en el caso mexicano, si los derechos sociales, que son una conquista de la revolución, se convierten en servicios puestos a la venta. El Estado se fue deshaciendo de la salud. Ahora tendremos una reforma importante en salud pública y pensiones. Y lo mismo sucede con el acceso al espacio radioeléctrico. Todas estas conquistas que fueron la base de nuestro constitucionalismo social surgido de la Revolución cambiaron en la década de 1990. Volvieron a cambiar ahora, con la presidencia de Enrique Peña Nieto. Los recursos naturales se transforman en commodities. En mercancías.
–Sigo de abogado del diablo: ¿eso no es inevitable?
–El tema es el costo de la depredación en términos humanos. Se expresa en un aniquilamiento, y quizás de un genocidio de baja intensidad: poco a poco va excluyendo y amenaza la vida de grandes núcleos de población. La depredación es uno de los factores que impulsa la migración. En la medida que las comunidades se empobrecen aumentan la migración, la generación de mafias de trata, la proliferación de mano de obra de buena calidad y bajo precio. El costo es inadmisible. Las condiciones de desigualdad y el incremento de las brechas aumentan notablemente el nivel de vida de unos pocos y van dejando en absoluta indefensión a la gran mayoría. Aprovechan la pobreza y la necesidad. El modelo no tiene ningún grado de inclusión. Vuelvo al ejemplo de los médicos. No son personas acomodadas. Perciben un pago ridículamente bajo pero lo necesitan. Avanzan las formas modernas de servidumbre.
–¿Cuál es la clave más importante del proceso que describe?
–La conversión de lo público en privado. Donde todavía existe un sector público, que antes atendía el estado de bienestar, se achica. El supuesto progreso es para unos pocos. En México está muy investigado que los parques eólicos o las presas están pensados para lugares donde se van a desarrollar proyectos inmobiliarios que necesitarán de esa energía y del agua. El beneficio es para pocos. Pero además de la conversión de lo público en privado hay socialización de las pérdidas y privatización y concentración de las ganancias.
–El porcentaje de población indígena es alto en México…
–Y en el sur del país es mayoritario. En los Estados de Guerrero, Oaxaca, Chiapas, y en menor medida en Campeche y Yucatán. Lamentablemente en el sur hay que tomar en cuenta otro factor importante, que es el narcotráfico. En sitios colonizados por la criminalidad organizada, los narcos se aprovechan de los usos y costumbres para garantizar que las instituciones del Estado no entren a las comunidades. Por supuesto que su objetivo no es protegerlas sino garantizar la incorporación de territorios a la economía del narcotráfico. Hay que tener en cuenta esta experiencia. Los narcos se aprovecharon de la criminalización de la protesta de las comunidades. Una criminalización creciente que desafortunadamente no tiene del otro lado una movilización contraria que permanezca con fuerza. Después de la desaparición masiva de Ayotzinapa mucha gente primero se movilizó. Después grandes sectores de la sociedad se fueron yendo al polo opuesto: ahora condena las manifestaciones públicas y pone su atención más en los actos vandálicos que puedan producirse. Incluso muchos llegan, para mí sorprendentemente, a respaldar la criminalización. Es como si vieran gente haciendo bulla y les molestara. Hay una mezcla entre el temor al conflicto y la construcción de una esperanza más o menos artificial. El temor es que tú seas el violentado. El temor es a perder el status que mal que bien te permite sobrevivir. La clase media no vive la violencia de las clases desfavorecidas. Entonces tiene miedo de perder lo que tienen. Resulta sorprendente, porque el nivel de violencia económica y estructural es cada vez más alto. Incluso si el nivel de crítica al gobierno es muy alto. Lo ves en parte de la prensa y en parte de los movimientos organizados, que son grandes pero no tan representativos de lo que discute la mayoría de la gente. Esos movimientos no permean. O permean relativamente poco. La esperanza tiene oculto un discurso de estabilidad y no violencia. Mal que bien que todo siga así. Pasa en grandes centros urbanos como Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey. Es peligroso este clima porque permite que avance la idea de legalizar las funciones militares en el ámbito civil, lo cual además va contra la Constitución.
–¿Cuál sería la peligrosidad?
–En los hechos la presencia de los militares y los marinos se convirtió en una fuente de violación a los derechos humanos que quedaría legalizada. Hoy lamentablemente la mayor parte de la gente piensa que mantener al Ejército y la Marina en la calle es un modo de afianzar la seguridad. La paz. Pero para los miembros de las Fuerzas Armadas desobedecer una orden implica una falta de disciplina que el ámbito militar castiga. ¿Y si las órdenes tienen que ver con la ejecución de personas?.


“Hay que replantear el (des) acuerdo con Gran Bretaña de hace un año”

El diputado del Mercosur y presidente del partido Unir,

Alberto Asseff, declaró a una radio de Bahía Blanca, que ” a un año del acuerdo entre el entonces vicecanciller argentino Foradori y su par británico Alan Duncan los resultados son penosos y confirman nuestro rechazo inmediato en aquella ocasión. Londres no ha avanzado en las conexiones aéreas entre la Argentina continental y las Malvinas porque los isleños pretenden que esas nuevas rutas sean hacia y desde Montevideo o Brasil, algo inaceptable para los intereses argentinos y contradictorio con el deseable acercamiento con los habitantes de las islas. Además, lo dijimos hace un año y lo ratificamos hoy: no hay posibilidad alguna que la Argentina modifique la ley que prohíbe y penaliza exploraciones y explotaciones de hidrocarburos en los espacios marítimos aledaños a las Malvinas sin la autorización de nuestro país. Si los isleños avanzan en la explotación de petróleo unilateralmente van a lograr más ingresos y poder económico lo cual contraria nuestros objetivos. Nuestra Constitución les asegura a los isleños todos sus intereses, pero sujeto a que Londres y nosotros nos pongamos de acuerdo en un plan de reintegración de la soberanía nacional en las islas, así como en las Georgias y Sándwich del Sur. Por otra parte el nombramiento de un gobernador militar en Malvinas – cuando era tradicional que Londres enviase a un diplomático – patentiza que los ingleses siguen con sus dos actitudes proverbiales: consumar hechos que profundizan su dominio colonial, dilatando sin plazo cierto la hora de un diálogo que ha ordenado la ONU desde 1965 y adoptando decisiones que son notoriamente provocadoras. El gobierno del presidente Macri debe entender que para que el mundo nos respete y nuestro país atraiga en materia de inversiones, lo primero que debemos hacer es mostrar nuestro temple y toda la energía en la defensa de los intereses fundamentales. China por ejemplo cada vez atrae más negocios e inversiones a pesar de que militariza peligrosamente el Mar de China hasta construyendo islotes artificiales. La debilidad nacional lejos de atraer al mundo nos deparará cada vez más complicaciones y problemas”, concluyó el legislador.


CIENTÍFICA QUE RESUELVE ACCIDENTES ESTUDIANDO LA POSICIÓN DE LOS ASTROS
“Un día, como un mes después de ingresar, llegó a nuestro departamento un oficio de la Justicia, un pedido de información para resolver un caso. Yo miré a mi jefe y él me dijo simplemente ‘respóndelo’. Y así empecé. Eso fue en 1987″, relata MARIA SILVINA DE BIASI, doctora en Astronomía, profesora de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas y miembro de la Carrera de Personal de Apoyo del Instituto de Astrofísica de La Plata, provincia de Buenos Aires. Es que a veces la posición del Sol o de la Luna, en determinado momento y desde determinado lugar, es un dato fundamental para la Justicia. Puede que una persona haya declarado que la luz solar lo cegó y eso ocasionó un choque. O que la noche estaba demasiado oscura y no sabía bien hacia dónde efectuó un disparo. “Esa vez, cuando respondí mi primer oficio, estaba muy nerviosa. Era un caso de homicidio. Sentí una gran presión. Porque si yo hacía mal los cálculos la Justicia podía condenar a una persona inocente. Así que, después de chequear la información, le di los datos a mi jefe para que los corrobore también él”, recuerda De Biasi.

La astrónoma usa los movimientos diarios del Sol y de la Luna y también las coordenadas geográficas del lugar donde ocurrió el hecho, para brindar la información que requieren los oficios judiciales. De Biasi cuenta, además, con programas de simulación especiales para calcular la ubicación de los astros desde determinado lugar.
Los resultados aplican para un radio de 50 kilómetros. “Son pedidos de jueces, fiscales y secretarios para que yo informe la ubicación del Sol en el cielo, o el grado de iluminación nocturna”, detalla la especialista. Después de varios años De Biasi se doctoró en Astronomía. Se recibió con un estudio sobre “El sistema de referencia celeste extragaláctico para posicionar los objetos en el cielo”. Es como un “mapa” que sirve para entender cómo se mueven y cómo evolucionan los objetos celestes.


LA PELÍCULA QUE DIRIGIÓ MUSCHIETTI BATE LOS RECORDS DE RECAUDACIÓN EN EE.UU.

Nació en Buenos Aires en 1973 y a los 44 años de edad ha logrado su mejor consagración en la cinematografía mundial. Estudió en nuestra Universidad Nacional del Cine y su primera película, como ayudante de dirección, fue Fotos del Alma en 1995, a la que siguió Nostalgia en la mesa 8 de la que fue guionista y director en 1999. Un año después fue otra vez ayudante de dirección en Una noche con Sabrina Love y volvió a las tareas de dirección con Mamá, un cortometraje de 2008 que pasó a ser película de largo metraje en 2013. No es un profesional que acepte todos los términos de cualquier ofrecimiento, pues ha desechado algunos y en otros requirió modificaciones de libreto o elenco, trátese de contratos en la meca de la cinematografía o en nuestro país. Se confesó siempre admirador de Stephen King por su célebre libro IT, de 1986.

Su predilección por lo dramático atrajo a los norteamericanos quienes lo llamaron para dirigir el film que en estos días los aterroriza, basado en IT. La dirección de ANDRÉS MUSCHIETTI ha posicionado fuertemente esta nueva película al extremo de haber provocado la mayor recaudación para la primera semana de exhibición: u$s123.000.000, más de tres veces del costo de producción que fue de u$s35.000.000.- Ninguna otra película llegó a esa cifra, aunque La Bella y la Bestia y Guardianes de la Galaxia 2 la hayan superado, dejándola tercera, en la recaudación de primer día.
Buenos Aires tendrá IT en la cartelera esta semana. “Es una historia que llevo en mi corazón desde hace años. Para mí fue un viaje y una experiencia cuando era niño, y una película que me gusta como adulto. Todo esto no fue de un día para otro, sino en forma gradual”, declaró al periodismo local agregando “Siempre quise que Pennywise fuera como un niño, porque en mi mente el personaje es un monstruo creado por la imaginación de los chicos. El monstruo quizás existe porque tendemos a creer que los monstruos comen niños…Pennywise tiene que matar para vivir y entonces es supervivencia, para que los niños crean en él”. Se ha anunciado ya que Muschietti será el director de la segunda parte de esta producción, en el 2019, que podría dar lugar a una tercera.


DESCUBRIERON FÓSILES DE UN PINGÜINO ENANO EN LA ANTÁRTIDA

Descubrieron fósiles de un pingüino enano de menos de 35 centímetros de estatura, al oeste de la Península Antártica. Allí, hace pocos años, el mismo equipo de investigación del Instituto Antártico Argentino y del Museo Antropológico de La Plata había descubierto al pingüino más grande de todos los tiempos, que superaba los 2 metros de altura. La doctora CAROLINA ACOSTA HOSPITALECHE, del Museo de La Plata, comentó que “en un comienzo, por el tamaño diminuto de su húmero, dudamos de si este animal habría tenido alguna patología que afectase su crecimiento, pero lo comparamos con huesos patológicos y comprobamos que era un pingüino adulto. No solo es sorprendente haber encontrado un espécimen tan pequeño, sino saber que convivió con pingüinos gigantes que lo quintuplicaban en estatura”, destacó la autora principal del estudio publicado en la revista científica alemana Neues Jahrbuch für Geologie und Paläontologie. Hace 34 millones de años, los pingüinos reinaban en la Isla Marambio, con ejemplares diminutos, más pequeños que el pingüinito azul que existe actualmente en Nueva Zelanda, que ronda los 40 centímetros de altura, hasta ejemplares descomunales que podían alcanzar los 2,20 metros, mucho más que los 1,20 metros que puede medir el pingüino “emperador” que hoy habita en algunas regiones de la Antártida. “Durante el Eoceno, en la Antártida, había tanta diversidad de pingüinos en formas y tamaños porque había muchos recursos disponibles”, aseveró la investigadora del MLP y del CONICET. Y agregó: “El clima era templado frío, con temperaturas más altas que en la actualidad, por lo que contaban con un mayor espacio descubierto de hielo y una disponibilidad de alimentos mucho más grande”.


 

Se el primero en comentar en "NOTICIAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*