PROYECTO DE PRESUPUESTO 2018. CONTRATACIONES Y ADQUISICIONES PARA LAS FUERZAS ARMADAS.

En el día de ayer (15/09), el Ministerio de Haciendo junto a la Jefatura de Gabinete de Ministros presentaron ante el Congreso el “Proyecto de Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional para el ejercicio fiscal del año 2018.” En lo que respecta al ámbito de Defensa, el documento mencionado arroja pocas novedades referidas a la contratación y adquisición de bienes y servicios.

Imagen: Zona-Militar.

A continuación analizaremos los puntos más relevantes:
– Aeronaves supersónicas II: La tan esperada adquisición de aviones de combate, lo que implicará una erogación de 11280 millones de pesos (aproximadamente 550 millones de dólares) a pagarse en un plazo mayor a 3 años. Pese a que no se entra en mayores detalles respecto a cantidades y modelo, hemos de suponer que las opciones no saldrían de las ofertas conocidas: “KAI FA-50 (el preferido por la FAA) y Leonardo M-346FA”. Sin duda uno de los requerimientos más urgentes de la Fuerza Aérea Argentina luego de que pasara a retiro sin reemplazo el sistema de armas Dassault Mirage/IAI Finger.
Con el retiro del SdA Mirage y con el actual estado de los Skyhawk, la aviación de combate nacional se encuentra muy comprometida, situación que no se resolverá en un corto plazo.
– Recuperación ciclo logístico de A-4Ar: Para este ítem se tiene previsto un desembolso de 474 millones de pesos (+/- 23 millones de dólares). Es bien conocida la situación de la flota de A-4Ar, sobretodo lo referido a la escasez de repuestos para su sistema de eyección Escapac. Pese a los esfuerzos realizados por el personal técnico de la FAA y a los escasos repuestos adquiridos en los últimos años, el SdA Fightinghawk necesita una notable inyección presupuestaria a los fines de alcanzar los mínimos operacionales.

– Incorporación aeronaves T-6C Texan II: Adquisición “bien conocida y tratada por Zona Militar.” El Proyecto 2018 plantea una erogación de 3181 millones de pesos (aprox 157 millones de U$S) pagaderos a más de 3 años. En proceso de incorporación, de no mediar inconveniente las 4 unidades iniciales (matrículas E-300/3) estarían arribando en los primeros días de octubre.
– Aeronaves de transporte mediano de medio alcance: Evidentemente en referencia a compra de los “Airbus C-295 destinados a la FAA y Armada”. Para su compra se asignarían 1863 millones de pesos (poco más de 90 millones de dólares). Otro de los modelos evaluados fue el “Leonardo C-27J Spartan,” pero su alto costo de adquisición habrían resultado prohibitivos.
– Completamiento de flota y escalón logístico Mi-17: Por un monto de 700 millones de pesos (aprox 35 millones de dólares) se pretendería completar la flota de helicópteros rusos Mil Mi-171E al número original de 5 unidades así como garantizar el soporte logístico y mantenimiento de las aeronaves. En relación a este último punto, hace pocos meses la FAA concretó con éxito una” inspección mayor” en uno de los helicópteros rusos de dotación de la VII Brigada Aérea.


Texan II durante su presentación en la Escuela de Aviación Militar, Córdoba. Imagen: Zona Militar
– Adquisición de Vehículos de Combate Blindados a Rueda (VCBR): Programa de larga data y que ha sido incluido en varios Presupuesto, en el proyecto 2018 se estipula un desembolso de 960 millones de pesos ( u$s 47 millones) durante los años 2018, 2019 y 2020. Pese a que aún que no hubo un anuncio oficial, entre las “opciones analizadas se encuentran los VCBR Pandur II, Stryker y AMV.”
– Incorporación de aeronaves de enlace mono y bimotor: Por 127 millones de pesos (no más de 6.5 millones de dólares) se pretende adquirir “Cessna C208 Grand Caravan·” y un modelo bimotor a definir. Recordamos que el la “Aviación de Ejército ya cuenta con Grand Caravan EX en servicio”.
– Modernización de radares TPS-43 y fabricación de RAM: Para estos ítems se pretende invertir 745 millones de pesos ( +/- 37 millones de dólares) entre 2018 y 2019.
– Referido a infraestructura, el Proyecto 2018 incluye construcción de viviendas de servicio para oficiales y suboficiales de la Guarnición de Rospentek (49 millones de pesos) así como la erogación de 118 millones para la recuperación del Centro de Experimentación y Lanzamiento de Proyectiles Autopropulsados de Chamical. Se tiene previsto que esta último se convierta en la base asiento de los Sistemas Aéreos Remotamente Tripulados de la FAA.
Finalmente, en la planilla Anexa al artículo 32 figuran los programas a financiarse con operaciones de crédito público: El Proyecto Suministro de Pistolas calibre 9×19, Rifles de asalto (ARX200 7,62mm) y Know-How por 530 millones de pesos; La adquisición de Patrulleros Oceánicos OPV (el favorito sería la propuesta de la francesa DCNS con su POM clase Gowind aunque según informa “Ambito” esta adquisición está comprometida por intereses de Lopetegui) 8300 millones de pesos; Texan II y aviones de mediana carga (SIC).

VCBR Pandur II del Ejército de la República Checa. Uno de los modelos evaluados para su incorporación. Imagen: MinDef Rep Checa

La trama detrás de la suspensión de la negociación con los franceses por la compra de cuatro buques de patrulla. Los presupuestos alternativos.
El presidente Mauricio Macri ordenó que el canciller Jorge Faurie tome las riendas en el inesperado entuerto político-comercial con Francia. Como publicó ayer este diario el chispazo lo provocó la presión de los productores locales franceses para que se frenen las exportaciones argentinas de biodiésel a la UE.
El Presidente respondió con la suspensión de una compra -casi resuelta con el estado francés- de 4 navíos de patrulla marítima.
El 12 de setiembre último el ministro de Defensa, Oscar Aguad, expuso en la quinta de Olivos los temas de actualidad del ministerio. Comunicó la molestia de Francia por la interrupción de la negociación de gobierno a gobierno y el nuevo planteo de abrir una licitación internacional. Macri le dio instrucciones para que dejara el conflicto en manos del canciller Faurie.
No fue sólo el biodiésel. Hay un tercero que sopló la dama, como sucede en todo triángulo amoroso. Gustavo Lopetegui, secretario de Coordinación de Políticas Públicas, dio una pista en esa reunión: “Hay otros interesados con mejores precios como los españoles…”. Se trata del astillero español Gondan, desconocido en el mundo de los grandes fabricantes de buques de guerra.
Los contactos del grupo privado español con la jefatura de Gabinete ocurrieron cuando ya había culminado la compulsa internacional de precios organizada por la Armada Argentina para dotar a la flota de mar de 4 OPV (sigla en inglés de Ocean Patrol Vessel) un contrato de 360 millones de euros.
En ese concurso participaron tres astilleros estatales, uno de China, otro de Francia (DCNS) y el tercero de España (Navantia). Se optó por empresas estatales para encuadrar la operación de gobierno a gobierno, modalidad que asegura mejor financiación y transparencia en el proceso de decisión. Quedó seleccionado por mejor precio, financiación (100 por ciento de la operación a tasa soberana) y prestaciones operativas, el navío de origen francés, un patrullero oceánico de la clase L’Adroit.


Patrullero Oceánico Clase L’Androit

Las partes, DCNS, la Armada y el Ministerio de Defensa avanzaron, se perfeccionó el contrato comercial y quedó en revisión en la oficina de Legales del ministerio justo cuando se produjo el cambio entre Julio Martínez y el designado Oscar Aguad.
Al mismo tiempo, Roberto Martín, funcionario colaborador del secretario de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, presentó a los marinos un proyecto del grupo privado español Gondán. Se encendieron las alarmas en el alto mando naval. La búsqueda de antecedentes del astillero Gondán de Figueras acerca de desarrollos de buques de combate no arrojó resultados favorables. Sólo una fragata vendida al Gobierno de Kenia que se entregó al cabo de 8 años tras un proceso de negociación teñido de desacuerdos entre cliente y fabricante y presunta corrupción.
A mediados de agosto Martín, el enviado de Lopetegui, redobló la presión y pidió a los marinos evaluar cómo dar cabida a la oferta de Gondán y una salida administrativamente ordenada al trámite casi listo de la negociación con Francia. Hubo señales previas del interés privado español inadvertidas en la Armada.
El 7 de julio pasado Ramón Puerta, embajador ante el Reino de España, aprovechó el festejo del vínculo migratorio con los gallegos que se celebró en Ribadeo, Galicia, y visitó la empresa Astilleros Gondán de Figueras. En esa oportunidad se dieron a conocer los aprontes de una negociación entre el Gobierno argentino y el astillero español para la construcción de cuatro patrulleros oceánicos. El vocero fue el agregado militar, comodoro Juan Pérez Ortiz, integrante de la delegación que acompañó a Puerta.

Fuente: Zona Militar – Charly Borda Bettolli y Ambito
Buenos Aires, setiembre de 2017
COMISION DE DEFENSA
ICIMISS – CIMISS

Se el primero en comentar en "PROYECTO DE PRESUPUESTO 2018. CONTRATACIONES Y ADQUISICIONES PARA LAS FUERZAS ARMADAS."

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*