NUESTROS PROBLEMAS ESTRUCTURALES SIGUEN VIGENTES…

Nuestra sociedad, en un estado patológico de crisis y desorganización, ofrece un espectáculo de opiniones en conflicto que se experimentan al menos en tres dimensiones:
• La primera, es la crisis de los CONTRATOS SOCIALES y de los imaginarios de retribución y de justicia que ellos sostenían.
• La segunda, es la crisis de la adecuación de los imaginarios de movilidad y ascenso social con las condiciones materiales de la vida que ha generado novedosos aspectos de la pobreza (pobreza de subsistencia, pobreza de participación, pobreza de protección, pobreza de comprensión, etc.).
• La tercera, es la crisis y deslegitimación de las instituciones representativas, formadoras de los sujetos sociales y de los ciudadanos.
En un contexto donde algunos datos macro económicos comienzan a mostrar cierta reactivación, el desempleo, indicador fundamental al momento de evaluar la actividad económica del país, no da cuenta de esa reactivación tan esperada.
No hay cohesión cívica, la sociedad está anímicamente mal, y el crecimiento es insuficiente
Los movimientos anárquicos que ensangrentaron no hace mucho al país intentando por la violencia despedazar a sus instituciones y tomar el Poder en aquel aquelarre de violencia terrorista, se encuentran agazapados, el Poder Judicial esta hincado a los pies del terrorismo apátrida que se encuentra infiltrado en todos los poderes de la nación y nuestras autoridades, democráticamente elegidas, se muestran cuanto menos, vacilantes
Sufrimos un déficit fiscal descomunal junto a una presión tributaria récord, que asfixia y requiere un enorme esfuerzo cumplir con ella.
La inflación se estima que estará en un 22% en diciembre, lejos del 17% oficial previsto.
El consumo, principal variable dinamizadora se encuentra más que rezagado; el sostenido ritmo de aumento en los alimentos así como las subas previstas de las tarifas y los combustibles impactan en el bolsillo del asalariado.
El problema es complejísimo y de solución difícil, y cuanto más se posterguen estos debates peor serán los problemas que generarán dichas reformas
La “buena noticia” del aparente descenso del índice de desempleo se explica en el hecho de que más personas sin ocupación dejaron de buscar trabajo por desaliento
De una población económicamente activa de 12.483.270 habitantes, habría 1.088.000 desocupados de los cuales 698.000 estarían en la CABA y el Gran Buenos Aires y habría 1.371.000 personas en condiciones de subocupación (por precariedad laboral trabajan hasta 35 horas semanales y desean trabajar más horas)
La proyección de los datos difundidos recientemente por el INDEC del conurbano bonaerense, expresan que entre abril y junio de una población de casi 12 millones de habitantes, 4.770.000 personas estuvieron ocupadas, mientras que 3,5 millones presentaron problemas de empleo de las cuales unos 600 mil serian desocupados.
Los datos del INDEC muestran un mercado de trabajo estancado que no consigue despegar de los bajos niveles de ocupación de mediados de 2016. Los nuevos puestos de trabajo son en más de un 77%, casos de monotributistas cuya regularización ha ido en aumento desde que pueden cobrar la Asignación Universal por Hijo; el resto (33%) son empleados estatales…
La temática de la vulnerabilidad y precariedad social, obliga a interrogar a la sociedad desde el punto de vista sociológico sobre las distintas formas de garantizar su cohesión y, desde el punto de vista económico, su capacidad de reproducir su fuerza de trabajo
Tenemos un Estado con un tamaño tal que se hace imposible su financiamiento (los impuestos son altísimos y no alcanzan) en una sociedad como la nuestra en donde uno de cada diez personas vive en villas de emergencia con derechos humanos vulnerados, rodeados de basurales y/o cursos de agua contaminados de distintas formas.
Se ha agotado en nuestro país la capacidad de seguir consumiendo su infraestructura pública y privada.
EL ESTADO SIGUE TAN O MAS SOBRE DIMENSIONADO QUE EN 2015
¿Quien debe controlar provincial y municipalmente la viabilidad de los distintos presupuestos presentados, su ejecución y la planta de personal de cada una de ellas? Porque si realmente anhelamos una argentina moderna, tecnificada, cientificista y confiada en la capacidad de su gente y en la consolidación de los Estados Provinciales deberemos, reforma fiscal de por medio, bajar el gasto público o de lo contrario, como lo venimos haciendo desde tiempo atrás, inventar o encubrir nuevos impuestos para poder dar respuesta a los problemas de pobreza, vivienda, agua, movilidad social, salud, seguridad y educación
Con respecto a la salud y al agua, la presencia de arsénico en el agua de consumo en nuestro país es otro problema a solucionar del cual poco sabe la población sobre sus causas y su verdadero impacto en la salud (lesiones en la piel y en órganos internos).
Se estima que 4 millones de personas podrían estar en riesgo de afectaciones a la salud en nuestro país por consumir agua con una concentración de arsénico superior al límite recomendado (10 microgramos/litro)
¿CUANTO ESTADO PUEDE SOSTENER UN PUEBLO ASFIXIADO POR LOS IMPUESTOS? (pagamos la friolera de 96 impuestos diferentes y la presión tributaria subió nada menos que 16 puntos del PBI en los últimos 14 años). Toda está gigantesca y pesada maraña tributaria responde a un gasto público desmadrado
Para disminuir sensiblemente la pobreza hay que crear riqueza, NO GASTARLA imprudentemente.
DEBEMOS TENER UN ESTADO MÁS CHICO, EFICIENTE, CON POLÍTICAS LABORALES MODERNAS Y UNA ECONOMÍA ABIERTA PARA LO CUAL NECESITAMOS UNA SERIE DE REFORMAS ESTRUCTURALES MUY PROFUNDAS Y MÁS IDONEIDAD Y PATRIOTISMO EN NUESTRA GENTE
Según un relevamiento de FIEL, el sector público nacional tenía 460.000 empleados en el 2003; en el 2016 habría llegado a 739.000 (creció un 61%). Si a esta cifra le agregamos la planta de las provincias y municipios llegaremos a 3.579.000 empleados y funcionarios públicos UNICAMENTE en el Poder Ejecutivo, pero con el correr del 2017 tendremos seguramente la friolera, según FIEL, de 3,8 millones empleados públicos (MAS QUE LA POBLACIÓN DE URUGUAY…). A esos gastos agréguele gastos de teléfono, coches oficiales, edificios, celulares, más lo que suelen llevarse por descuido a su bolsillo algunos funcionarios que funcionan para ellos y su grupo cercano de corruptos, y podrá interpretar por que debemos pagar tantos impuestos…
¿Seguimos sumando “empleados”?.
En el Poder Legislativo “trabajan” además de los 257 Diputados y 72 Senadores 15.931 empleados a los que debemos sumar los senadores y diputados provinciales y los concejales municipales y sus empleados asesores…y los diputruchos del Parlasur.
Los jueces, fiscales y “empleados” del Poder Judicial y sus “módicos” salarios y jubilaciones fueron descritos hace 15 dias… si no los recuerda o no los leyó y borro el e mail y ahora le interesa, pídemelo y se lo reenvió

…Y LA FÁBRICA DE SUBSIDIADOS Y/O ÑOQUIS NO SE DETIENE…

ASI ESTAMOS HOY:
A. Tenemos un Estado con un tamaño imposible de financiar.
B. El “costo argentino” (laboral, energético, financiero, impositivo, logístico y comercial) está asfixiando la producción, la inversión, el empleo y obviamente nuestra competitividad
C. Los impuestos son altísimos y no alcanzan, en una sociedad como la nuestra en donde 1 de cada 10 personas vive en villas de emergencia con derechos humanos vulnerados.
D. Se ha agotado la capacidad de seguir consumiendo la infraestructura pública y privada.
E. De no bajarse la actual carga impositiva continuaremos en esta dolorosa decadencia social cada vez más injusta.
F. El gasto público NO PODRÁ FINANCIARSE, LAS INVERSIONES NO VENDRÁN, NO SE CREARAN NUEVOS PUESTOS DE TRABAJO (hoy las empresas están usando un 60% de su magra capacidad instalada).
G. Nos está faltando un pacto social construido sobre la base de un gran proyecto refundacional a largo plazo que de vida al país y genere una sociedad más fuerte y más brillante.
H. Muchos políticos infatuados de suficiencia (enfermos de importancia) creyéndose apóstoles del progreso, nos llevaron a vivir de infortunio en infortunio para volver a empezar con los “escombros” de una estructura social venida abajo para volver a desplomarnos. Esos ambiciosos kirchneristas atizaron a menudo sus instintos retrógrados y arroyaron con cuanta ley y personas se le opusieron entregándose a la voluntad de su conductora y al desagravio violento de sus antipatías y odios irracionales.
I. La traición de un sistema judicial cooptado transformó a quienes debieran ser considerados héroes por haber recuperado la paz en aquellas jornadas de violencia setentista, en nobles mártires, mientras el pueblo soberano que debiera saludar y agradecer todos los días a aquella espada vencedora, no supo ni sabe defender la libertad ganada y sumido en su histórica pereza aplaude la ocupación de los colegios, el “apriete Mapuche”, los delirios kirchneristas …, pero tan pronto como despierte (y espero que no demore mucho más), héroes de barro habrá que estrepitosamente caerán del pedestal donde nunca debieron estar…, y muchos mártires que hoy están injustamente presos, ascenderán a los lugares de honor desde donde nunca debieron haber descendido… Y SERÁ JUSTICIA Y SE HARÁ JUSTICIA CON AQUELLOS PREVARICADORES QUE HICIERON DE ELLA LO QUE JAMÁS DEBIERON HACER (pero lo hicieron)
J. Dada la experiencia que tiene el pueblo argentino debiéramos concluir afirmando que mientras exista una organización terrorista en nuestro suelo, no tendremos posibilidad alguna de vivir en libertad ni podremos fundamentar nuestros actos soberanos en los principios de la razón, sino en la razón de la fuerza, la violencia y la intimidación física y psicológica de aquella organización.
K. Entre la experiencia vivida con el FPV y su banda de delincuentes y la realidad actual, NO DUDO, ME QUEDO CON MACRI, aunque no me satisfaga en lo más mínimo.

En azul y blanco, Hugo Cesar Renés
Buenos Aires, 26 de setiembre de 2017

Se el primero en comentar en "NUESTROS PROBLEMAS ESTRUCTURALES SIGUEN VIGENTES…"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*