LA GESTA DE MALVINAS !!! PARTE IV EN PLENA PESADILLA.

No podían moverse más,se quedaron en ese sitio ,tiritando de frío,Observando como eran destrozados el grupo de comandos,la aniquilación fue minuciosa.En cuanto quedaron inmovilizados por las ametralladoras,comenzaron a tirarles con morteros y armas automáticas,pero está solo era un fuego de encuadramiento.adelante y atrás .atrás y adelante.Después afinaron la puntería ,eran unos 12 comandos muertos que quedaron en el terreno.A los pocos minutos bajan dos helicópteros ,cargan los cuerpos y se retiran .
Reyes se juró para si mismo no volver a caminar de día
El frío era desesperante , lo único que quedaba era abrazarse entre si ,pero la ropa estaba húmeda ( y siguió así por varios días )y entonces se congelaba y se endurecía ,era imposible no sentirse desesperado,ya era el cuarto días sin probar un bocado,hubo un soldado que se puso a llorar y con razón , otros rezaban en voz baja .También llego la enfermedad era inevitable los síntomas , primero se hinchaban los pies,después el dolor intenso y penetrante que comenzaba en el talón y se extendía como una descarga eléctrica y llegar a la nuca .La frente y los pómulos se secaban y luego empezaban a descascararse como si fuera una pared vieja .El Tano decía que se estaba derrumbando la cara , esa era la sensación.
Reyes se durmió,como una hora,y soñaba que lo rodeaban y eran, sus soldados.
Al sexto día de marcha forzada ,ya no había reservas las tropas ,no estaban en condiciones de dar más,se negaban a caminar pero se quedaban parados mirándote fijamente,como si no entendieran las órdenes,la voluntad del grupo había empezado a derrumbarse,no meran actos de insubordinación se trataba de otra cosa,los hombres parecían vacíos y empezaron a ser autómatas sumergiéndose en la pasividad y la apatía.El subteniente cobró conciencia que no estaban en condiciones de exigirles nada ese día habría cacería ,fuese como fuese ,comerían algo solido .Era una decisión peligrosa porque los disparos podrían atraer al enemigo como mosca a la miel .¿daba lo mismo morir por las balas inglesas o de hambre ?comenzó por conseguir fósforos que se habían mojado por el cruce del río tenían un aparato de con diez señales luminosas,juntaron pastos y dispararon un proyectil ,pero no arranco el fuego estaba húmedo .Había que comer , secarse la ropa y calentarse eran tres soldados enfermos y también cayo el subteniente Reyes empezó a tiritar y a delirar con fiebre muy alta .Se conmovió hasta el llanto cuando los tres soldados se tiraron sobre él para abrigarlo y así durmieron largo tiempo en su intento decía continuamente gracias,gracias gracias.
Este gesto les hizo pensar que todavía la partida no estaba perdida .La lealtad de estos hombres era un valor demasiado rotundo como perderse de esa manera .
A la mañana siguiente se sintió mejor y decidió cazar para alimentarlos.
Apareció una abutarda ( familia de los gansos) sacó su pistola y gasto 13 tiros para hacer blanco .El subteniente era instructor de tiro pero no podía controlar el temblor en las manos.Se dividieron las plumas,para meterselas en el pecho otros se abrigaron los pies .
Repartió los pedacitos de carne cruda como si fuera un ritual pagano todos en semicírculo alrededor de él esperando el . uno para vos…otro para vos ,tenía un lejano gusto a almendras .Y esa noche caminamos con más ganas ,hablamos más de lo de costumbre, en determinado momento consulto el mapa y comprobó que estaban a unos 10 kilómetros de San Carlos en ese momento se mareó era la fiebre otra vez .El cabo y los tres soldados habían empeorado también.Fue imposible seguir caminado,resolvieron descansar .
Metían los pies en las campera de sus compañeros .pero ese método era tortura para el otro compañero ,pero era una ilusión de calor .
Roberto Reyes

( José Luis Delgado )
—–15/10/2017

Foto 1º Roberto Reyes jefe de la patrulla


Foto 2º Cabo Hugo Godoy y el hoy Gral, Roberto Reyes


Foto 3º Mapa de referencia para entender el repliegue

Se el primero en comentar en "LA GESTA DE MALVINAS !!! PARTE IV EN PLENA PESADILLA."

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*