APENAS UNA PROTESTA DEL GOBIERNO POR EJERCICIOS MILITARES EN MALVINAS

Lo hizo ante la Embajada del Reino Unido, tras conocer la noticia de estos actos previstos para este 30 de octubre. ¿Cuáles y cómo son los misiles que operará Inglaterra en las Malvinas?

El Reino Unido planea ejercicios militares con misiles “rapier” | Foto: NA
El Gobierno remitió este jueves una nota formal de protesta ante la Embajada del Reino Unido. Es que este país tiene previsto realizar ejercicios militares en el área de las Islas Malvinas entre el 30 de octubre y 3 de noviembre próximos, que incluirán el lanzamiento de misiles “Rapier”.
En la misiva se advirtió, además, que se pondrá en conocimiento de la situación al secretario general de las Naciones Unidas y al secretario general de la Organización Marítima Internacional.
Además, el Ministerio de Relaciones Exteriores detalló que el 24 de octubre tomó conocimiento sobre la realización por parte del gobierno británico de estos nuevos ejercicios militares en la zona del archipiélago.

CancilleríaArgentina

Al respecto, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, criticó este accionar británico. “Repudiamos absolutamente y le queremos decir a Gran Bretaña que Sudamérica es una zona de paz, por lo tanto no hay que hacer operaciones bélicas y menos cuando es un poder ajeno a la región”, dijo.
En octubre de 2016, el Reino Unido también había desplegado entrenamientos militares en el área de Malvinas, con el lanzamiento de los mismos misiles, lo que había generado el repudio del gobierno argentino.
El “Rapier” es un misil de tierra aire que fue fabricado por el ejército británico y por la Real Fuerza Aérea (Royal Air Force), el mismo que las fuerzas británicas utilizaron en diferentes escenarios bélicos, como Medio Oriente y Afganistán.


El Gobierno argentino presentó hoy una queja formal al Reino Unido por los ejercicios militares previstos para semana próxima en la zona de las Islas Malvinas, que incluyen el lanzamiento de misiles Rapier.
Así lo informó oficialmente la Cancillería, al dar cuenta de una práctica habitual del gobierno de Gran Bretaña, que se remonta a 1982, luego de la guerra en el Atlántico Sur, y que periódicamente contribuye a alimentar la tensión entre ambos países. Se trata de una práctica militar que reúne a los 1500 efectivos que el Reino Unido mantiene en el archipiélago, y en la que participan aviones Eurofighter, unos de los cazas más modernos de las fuerzas británicas, y la batería de misiles de corto alcance que integran la fuerza de defensa instalada en la base militar de las islas, a 60 kilómetros de Puerto Argentino.
La protesta fue presentada hoy por el vicecanciller Daniel Raimondi en una nota entregada en la embajada del Reino Unido. La queja se sustenta en los operativos programados entre el lunes 30 de octubre y el viernes 3 de noviembre, informaron en el Ministerio de Relaciones Exteriores. En el Ministerio de Defensa, a cargo de Oscar Aguad, declinaron opinar sobre los ejercicios británicos y remitieron al comunicado de la Cancillería.

El Gobierno argentino presentó una queja formal por los ejercicios militares británicos en Malvinas. Foto: Archivo / Rodrigo Néspolo
Ya el año pasado, la Cancillería protestó ante la realización de ejercicios similares y le pidió explicaciones al embajador Mark Kent, quien argumentó que se trata de operaciones de rutina.
“La República Argentina rechaza la realización de estos ejercicios en territorio argentino ilegítimamente ocupado por el Reino Unido, los que desconocen resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales, que instan a ambos países a reanudar las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía”, advirtió la Cancillería.
Reclamó, así, a las autoridades británicas, a “abstenerse de realizar actos unilaterales en los territorios y espacios marítimos bajo disputa”.


El Gobierno argentino presentó una queja formal por los ejercicios militares británicos en Malvinas. Foto: Archivo / Rodrigo Néspolo

La Cancillería tomó conocimiento de los ejercicios en el Atlántico Sur a partir de un radioaviso del Servicio de Hidrografía Naval, que informó sobre el desarrollo del operativo, luego de que este organismo recibiera una comunicación formal de su par británico, como lo exigen las normas internacionales. Ante ello, el canciller Jorge Faurié habló con el embajador Kent, quien reconoció la realización de los ejercicios, lo que motivó la queja del gobierno argentino.
“Son ejercicios que lamentablemente el Reino Unido realiza desde la finalización de la guerra de 1982. Durante varios años no lo comunicaba, lo que entrañaba serios riesgos a los aviones y buques que volaban y navegaban por la zona. Luego de varios reclamos a la Organización Marítima Internacional (OMI), por lo menos ahora logramos que cumplan con la obligación de informar”, explicó la subsecretaria de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, doctora María Teresa Kralikas.
La funcionaria confirmó que la Cancillería denunciará el entrenamiento militar con misiles, una vez más, ante el secretario general de las Naciones Unidas, el portugués António Guterres, y ante el titular de la OMI, el coreano Kitack Lim.
Fuentes castrenses recordaron que las operaciones son habituales a esta altura del año, lo que no quita la necesidad de mantener el reclamo ante los foros internacionales. “Son entrenamientos militares en los que se utilizan armamentos con municiones y misiles tierra-aire, de corto alcance, equipados con radares de búsquedas cercanas”, explicó la fuente consultada.


Despacho de raciones desde un avión de la Armada Británica hacia los destacamentos Rapier en suelo malvinense. Foto: 16 Regiment Royal Artillery

En diálogo con quien esto describe, el diputado nacional Carlos Gustavo Roma (Pro-Tierra del Fuego), que integra la Comisión de Defensa y el Grupo Parlamentario de Amistad con el Reino Unido, anticipó que está en elaboración un proyecto de resolución para “cuestionar esta práctica contraria al espíritu de acercamiento entre ambos países”.
Roma instó a mantener en alto los reclamos por la soberanía ante los organismos internacionales y dijo que en estos casos corresponde citar al embajador para expresar el malestar.
Además del antecedente del año pasado, hace siete meses el gobierno de Mauricio Macri transmitió su “preocupación a la Cancillería por autorizar la realización de escalas en sus aeropuertos de vuelos militares británicos con destino a Malvinas”.
Para saber de que se trata el tema de los misiles que piensa utilizar Gran Bretaña en estos ejercicios militares, nos retrotraemos a ejercicios similares realizados durante la gestión del anterior gobierno. Se trata de los misiles Rapier. Son los mismos que las fuerzas británitcas utilizan y utilizaron en diferentes escenarios bélicos, incluidos Oriente Medio y Afganistán.
El Gobierno de aquella época “denunció que Inglaterra hará “pruebas militares” en las islas Malvinas el próximo 14 y 27 de abril. “El Reino Unido se muestra combatiente”, expresó el entonces canciller Timerman en una conferencia de prensa brindada en Casa de Gobierno ese viernes 10/04/2014.
Conforme a la información que manejaba el Ministerio de Relaciones Exteriores, los lanzamientos de misiles serán operados por un escuadrón de Defensa Aérea que se encuentra apostado en las islas Malvinas y que tiene instaladas seis baterías móviles de misiles Rapiers, ubicadas en adyacencias de la base Aérea Monte Agradable y del puerto Militar de Puerto Yegua.
Este sistema de misiles es el mismo que las fuerzas de seguridad británicas utilizan y utilizaron en diferentes guerras, como Oriente Medio y Afganistán.
El Rapier es un misil de tierra aire que fue fabricado por el ejército británico y por la Fuerza Real Aérea (Royal Air Force). Ingresó en el servicio en 1971 para reemplazar a todas las armas antiaéreas que manajaba el Ejército hasta entonces. Son especialmente para derribar objetos de largo alcance y de gran altitud.


Misiles rapier en la Guerra de Malvinas from Barracuda66 on Vimeo. VER https://vimeo.com/62959347

El Rapier original es un lanzador de ruedas con cuatro misiles, una unidad de seguimiento óptico , un generador y un remolque para su transportación.
Esta versión puede contener hasta 4 misiles a la vez, con el radar de búsqueda principal de formar parte de la Unidad de Launcher (gran cúpula redonda en la parte superior, centro). Quien lo operaba se sentaba a pocos metros del lanzador mirando por la unidad óptica el objetivo a alcanzar.
Estos misiles fueron utilizados por el ejército británico durante la Guerra de Malvinas de 1982 y habrían logrado impactar en cuatro aeronaves: el Dagger de la FAA Grupo 6, la aeronaves Teniente Bernhardt, un Skyhawk A-4B de la FAA Grupo 5 y dos A-4C Skyhawk de la FAA Grupo 4.
Según los expertos, estos misiles sufrieron las inclemencias del clima y no resultaron del todo eficaces.
El martes 24/10, después de la reunión en la que el jefe de Gabinete Marcos Peña y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo le contaron a unos treinta embajadores extranjeros lo que buscará la agenda del gobierno de Mauricio Macri de ahora en adelante, el jefe de la diplomacia británica Mark Kent se quedó a solas con el canciller Jorge Faurie.
En ese encuentro, Kent tuvo un gesto diplomático en el marco de las buenas relaciones que imperan hoy entre Londres y Buenos Aires.
Y en persona informó que a fines de este mes se iniciará la “nueva temporada” de ejercicios militares de las fuerzas de Gran Bretaña en aguas que rodean a las islas Malvinas y que Londres administra de manera unilateral.
Lo hacen, en efecto, desde 1982 y provocaron en algunas oportunidades furiosos choques verbales y denuncias internacionales por parte de la gestión anterior.
Después de dos días de consultas de Clarín a la oficina de prensa de la Cancillería -que argumentaba “no tener nada al respecto”- esta emitió esta tarde un comunicado en el que se rechazaron los ejercicios.
Allí, el Gobierno rechaza “la realización de estos ejercicios en territorio argentino ilegítimamente ocupado por el Reino Unido”.
Asimismo, advierte que se elevó una protesta formal a través de una nota remitida a la Embajada del Reino Unido en Argentina y que estos “actos unilaterales” serán denunciados ante Naciones Unidas y la Organización Marítima Internacional.
El comunicado:

El comunicado difundido hoy por Cancillería.
“Cancillería Argentina ha tomado conocimiento el día 24 de octubre de la realización por parte del Gobierno británico de ejercicios militares en el área de las Islas Malvinas, entre los días 30 de octubre y 3 de noviembre de 2017, que incluirán el lanzamiento de misiles “Rapier”.
“Ante ello, en el marco de las obligaciones y responsabilidades de nuestro país en materia de seguridad de la navegación en el Atlántico Sudoccidental, el Servicio de Hidrografía Naval emitió el 24 de octubre un radioaviso náutico informando sobre el desarrollo del ejercicio”.
“La República Argentina rechaza la realización de estos ejercicios en territorio argentino ilegítimamente ocupado por el Reino Unido, los que desconocen resoluciones de las Naciones Unidas y de otros organismos internacionales, que instan a ambos países a reanudar las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa de soberanía, así como a abstenerse de realizar actos unilaterales en los territorios y espacios marítimos bajo disputa.”
“El día de hoy, el Sr. Vicecanciller remitió una Nota a la Embajada del Reino Unido en nuestro país con una protesta formal ante los mencionados ejercicios militares, a la vez que pondrá en conocimiento de la situación al Secretario General de las Naciones Unidas y al Secretario General de la Organización Marítima Internacional”

Fuentes: Minuto Uno, La Nación; Clarín y Filo.News.

Buenos Aires, 27 de octubre de 2017.
Arq. José Marcelino García Rozado
Ex Subsecretario de Estado
1973/1976 y 1989/1993

 

Se el primero en comentar en "APENAS UNA PROTESTA DEL GOBIERNO POR EJERCICIOS MILITARES EN MALVINAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*