UÑAC Y LA “AUTOCRÍTICA” AL PERONISMO TRAS UN RESULTADO POCO PROPICIO

Los caminos de Massa tras su nueva derrota, y Chubut y su “delicado” Gobernador.

Tras las derrotas peronistas de este domingo, el sanjuanino Sergio Uñac, uno de los pocos que pudo festejar en medio de la tormenta, reclamó hacer una autocrítica, se mostró dialoguista, defendió a Juan Manuel Urtubey, y finalmente se despegó de la anterior gestión nacional: “Vemos que la Justicia está actuando con rapidez en torno a aquellos que han hecho mal las cosas. Nosotros vamos a votar para no obstruir la investigación sobre Julio de Vido”, afirmó. El líder de 1País quedó 3ro en las elecciones del domingo. No obtuvo ni banca, ni -mucho menos- un sostén para su sueño presidencial. ¿Qué pasará con su carrera política? ¿Pacto con el PJ? ¿Regreso a Tigre? Y Una reflexión por el futuro institucional en tierras del caso Maldonado, tierra de un Gobernador con escasa salud.

 


Sergio Uñac.

Tras las derrotas del domingo, algunas de ellas sorpresivas, los gobernadores peronistas suspendieron por ahora el encuentro a la espera de la reorganización interna.
Fue el caso, por ejemplo, del salteño Juan Manuel Urtubey, quien imaginaba lanzarse a la presidencia esta semana, y en cambio pidió la renuncia a todo su gabinete e incluso renunció él a la presidencia del PJ salteño, aunque no se la aceptaron.
En ese marco, el tucumano Juan Manzur y el sanjuanino Sergio Uñac, 2 de los que ganaron, salieron a mostrarse juntos como “las caras del peronismo que viene”.
“Trabajamos para que no se afecte los fondos de coparticipación y ningún sanjuanino o tucumano reciba menos que un bonaerense”, aseguraron.
Esta mañana, Uñac afirmó en declaraciones a “AM 950 Belgrano”: “No ha sido un resultado propicio para el peronismo. Creo que debemos hacer una autocrítica a conciencia, pensar qué fue lo que nos pasó y hacia dónde debemos llevar una discusión razonable para encarar la elección en 2019”.
“El peronismo necesita un cambio de autoridades y referentes, en un país como el nuestro es un proceso que lleva tiempo. El peronismo es resultadista, tenemos vocación de poder”, añadió.
También se refirió a su par salteño: “Urtubey es un buen gobernador, estoy seguro que se va a reponer, es un dirigente joven de mucho futuro”.
Acerca de la victoria en San Juan, explicó: “El estar cerca de la gente fue la diferencia en el resultado de nuestra provincia. Queremos justicia social para cambiar la vida de los sanjuaninos. Escuchamos los problemas de la gente y es o se nos ha valorado mucho”.
Además, agregó: “Tenemos un programa educativo y nutricional para acompañar a la madre hasta 2 años después de quedar embarazadas. El Estado se pone a trabajar en las cuestiones modulares, al igual que sucedió con la seguridad. Tenemos un 4,5% de desocupación que es de los índices más bajos a nivel país”.
“Desde San Juan hemos tenido muchísimo diálogo con el Gobierno. Yo lo llamé al Presidente Macri tras la elección, estaba ocupado pero a los 20 minutos me devolvió la llamada. Correspondía mi llamada para felicitarlo, y aproveché para tocar asuntos de obra pública, fabricaciones militares en la provincia, entre otros temas”, dijo mostrando su lado dialoguista, a la vez que se despegó del gobierno anterior: “Vemos que la Justicia está actuando con rapidez en torno a aquellos que han hecho mal las cosas. Nosotros vamos a votar para no obstruir la investigación sobre Julio de Vido” , concluyó.
Si bien Cristina Fernández, por su peso e historia, fue la gran perdedora de las elecciones legislativas que se celebraron el domingo, no fue la figura política que sufrió el golpe más duro con la derrota.
Sergió Massa confirmó nuevamente sus problemas de construcción política, lo que lo dejó a merced de la polarización que consumió cerca del 80% de los votos en la provincia de Buenos Aires.
Su nuevo experimento, la alianza con el progresismo de Margarita Stolbizer, no le sirvió para agrandar su base electoral, en declive, y resultó 3ro, quedándose sin la banca en el Senado a la que aspiraba.
La “ancha avenida del medio” no resultó tan ancha en una polarización que se profundizó después de las primarias, y que Massa y sus aliados sufrieron como ningún otro espacio: entre las PASO y las generales, 1País perdió casi 450 mil votos. Hasta fue derrotado en Tigre, pago chico del que fue un muy popular alcalde, que parecía impenetrable. Ahí quedó tercero.
Las legislativas del domingo noquearon cualquier aspiración presidencial de Massa. Y algunos analistas se preguntan cuál finalmente será el anhelo del saliente diputado nacional pensando en 2019.
No son pocos los que arriesgan que el único futuro que le queda a Massa está en el Partido Justicialista y en su proceso de reconstrucción. Lo impulsarían dirigentes como Felipe Solá, que desde hace un tiempo le piden a Massa un acercamiento con el peronismo.
Otros creen que Massa volverá a Tigre, a recuperar su bastión y a barajar y dar de nuevo.
¿Pero cómo comenzó la caída de una figura a todas luces promisoria?
La estrella de Massa comenzó a brillar hace 4 años con su victoria en aquellas elecciones legislativas. Entonces, aprovech ó la coyuntura del malestar que había generado la tentativa del kirchnerismo de impulsar una reforma constitucional que le garantizara a la entonces Presidente la posibilidad de una reelección indefinida. Massa fue entonces el vehículo de ese descontento, así como Francisco De Narváez, 4 años antes, había capitalizado el desgaste de Néstor Kirchner en el conflicto con el campo.


Sergio Massa y las posibilidades que le quedan tras otra derrota.

Pero distintos errores estratégicos, como la suma de personajes impresentables ante la opinión pública, comenzaron a erosionar su prestigio. ¿O fue gratuita la incorporación de Raúl Otacehé o el coqueteo con Hugo Curto, nombres oxidados del peronismo bonaerense?
En el intento de ir por el premio mayor, Massa pactó en 2015 con el cordobés José Manuel de la Sota con el que generó un armado nacional. No rindió. Resultó 3ro. Pero a diferencia de esta vez, en aquel entonces no sufrió la merma de votos y quedó m ejor parado ante la polarización.
Sumar un ala progresista, y mostrarse junto a Stolbizer y Victoria Donda, tampoco rindió. En las PASO, ese conglomerado se quedó con 1 millón de votos nada desdeñables este domingo, pero en el camino dejó casi 450 mil desde las primarias.
¿Qué piensa Massa hoy sobre su futuro? ¿Retomará la iniciativa o se condenará a una jubilación política a los 45 años?
Chubut es la tierra que conmocionó al país con el caso de Santiago Maldonado, una provincia en vilo por la salud de su gobernador Mario Das Neves, a quien los pedidos de licencias por reposo o tratamientos médicos le limitaron su normal desempeño en el cargo, a la vez que dejaron expuesta su pasión y entrega por el territorio chubutense, en el cual este domingo resultó electo diputado nacional el vicegobernador Mariano Arcioni. En este marco, se hace inevitable esperar que se evalúe si los mecanismos institucionales y republicanos deben ser obviados o no.
“Yo escuché muchas veces en mi vida política frases como ‘vamos a dar nuestros mejores esfuerzos’ o ‘a dejar la vida’, pero después se borraron o pusieron excusas; Das Neves está cumpliendo la palabra y estamos viendo ese proceso, de dejar todo por la provincia”.
Esas palabras pertenecen a Jerónimo García, jefe de Gabinete del gobernador de Chubut, Mario Das Neves, quien según expresó, está cumpliendo cabalmente con aquello que muchas veces fue metáfora, pero que allí se lleva “dolorosamente a los hechos”. Lo dijo para explicar los motivos del triunfo electoral y el acompañamiento mayoritario a la propuesta impulsada por el líder provincial.
En aquella provincia conmocionada por el caso de Santiago Maldonado, Cambiemos quedó en segundo lugar, mientras que el kirchnerismo recibió un duro golpe, relegado muy por detrás en un tercer lugar.
Hace sólo 2 semanas, el mandatario volvía a su casa después de un “nuevo susto” que generó su última internación en un sanatorio de Trelew. Según contó el ‘Diario Jornada’, ese día “una ola de rumores inundaron las redes sociales durante todo el día”, hasta que “alrededor de las 18, desde su cuenta de Twitter escribió: ‘Ya estamos en #Rawson, firmando expedientes. Gracias a todos por los saludos. Todo ok'”, en una imagen en donde se lo dejaba ver junto a García, y el titular de la Unidad Gobernación, Diego Correa.
“Ir a votar es para mí sagrado. Pero esta vez tengo que dejar de lado esa responsabilidad cívica y respetar la opinión de los médicos. Debo hacer reposo para seguir adelante en mi tarea de gobernar la Provincia y cumplir los compromisos que asumí con todos los chubutenses”, dijo justo antes del domingo electoral para justificar su decisión de no votar.
“Es duro para mí, pero tengo que hacer caso”, finalizó con un toque de ironía y resignación, contaba el sábado pasado ‘El Chubut’.
En este marco de permanentes ausencias por reposo y tratamientos que requiere el mandatario y siendo que el candidato ganador fue justamente el vicegobernador, la pregunta obligada en Chubut es por estas horas el futuro institucional de la provincia.
‘ADNSur’ planteó ayer la reflexión de esta manera: “es conveniente hoy prescindir de la figura del vicegobernador, cuando ha habido señales evidentes en estos dos años de gestión de que la salud puede poner un límite infranqueable para los hombres: hablamos de límites en vida, nadie pretende aquí especular con otro tipo de hipótesis”.
“Mariano Arcioni, de la mano de Mario Das Neves, acaba de recibir el respaldo de más de 100.000 ciudadanos. La mayoría votó a la figura de Arcioni acompañado de un apoyo que corresponde en gran parte al mandatario provincial, líder indiscutido de Chubut Somos Todos”.
“Ahí reside precisamente lo que el verdadero interés institucional debería priorizar en el análisis: ¿quién está más legitimado, que el propio vicegobernador, según lo prevé la Constitución, que además acaba de ser ratificado en las urnas, de la mano del proyecto político construido por su propio mentor, para los casos en que los tratamientos o indicaciones de reposo limiten el normal desempeño del gobernador?
Si lo que hacemos por los demás es el mejor legado de cada persona, tal vez el gobernador de Chubut, de cuya pasión y entrega por el territorio chubutense nadie podrá dudar, deba aún dar esa ofrenda: la de un capitán de barco que devuelve racionalidad y decide en base al sentido común, en momentos en que tal vez el dolor y las adversidades nublen la vista de su entorno en medio de la tormenta”.


Mario Das Neves.

También puede ser que el mandatario tenga otros planes. Quizás la intención de que se postule a diputado nacional fue justamente para abrir paso a su jefe de Gabinete.
De todas maneras, la vida dirá cómo dirige los planes ya que si el vicegobernador Mariano Arcioni no renuncia hasta el 10 de diciembre, cuando debe asumir su nuevo cargo, al menos hasta entonces la gobernación, en caso de que Das Neves decida dar un paso al costado, le corresponde.


Das Neves, su jefe de Gabinete, Jerónimo García, y el titular de la Unidad Gobernación, Diego Correa.

Buenos Aires, 26 de octubre de 2017
Arq. José Marcelino García Rozado
Ex Subsecretario de Estado
1973/1976 y 1989/1993

Se el primero en comentar en "UÑAC Y LA “AUTOCRÍTICA” AL PERONISMO TRAS UN RESULTADO POCO PROPICIO"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*