LO QUE ESTAMOS ENFRENTANDO ES ALGO MÁS QUE UNA SIMPLE LUCHA POLÍTICA. ¡¡¡ARGENTINOS!!! SE TRATA DE NUESTRO DESTINO…

Las sociedades más avanzadas de nuestros tiempos se caracterizan por elaborar diagnósticos respecto a sus realidades, planificar cursos de acción y la reformulación de sus proyectos, ejecutarlos, evalúan sus resultados y no lo hacen desde una realidad vista con un solo ojo o con una óptica prejuiciada propia de una politiquería subalterna, tan sesgada y unilateral, que les impida hallar las decisiones más convenientes.

Nuestro país necesita dejar atrás con urgencia la realidad social y política instalada por el gobierno populista e intolerante de Cristina Fernández de Kirchner el cual pretendió en estos 8 años de gobierno reeditar el alegato trágico y violento de los años 70 cuando conciencias extraviadas pretendieron instalar su doctrina rebelde turbando la serenidad social con el estampido trágico , y restaurar la moral pública llevando a cabo las reformas necesarias para lograr la anhelada eficiencia y competitividad para no seguir fabricando exitosamente más fracaso mirando hacia el error y languideciendo todas sus energías

Políticamente exhibimos hoy un federalismo marcadamente centralizado y UNITARIZANTE no obstante lo dispuesto en la Ley Suprema. En ese proceso “unitarizante” no fue ajena la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la cual supo convalidar muchos de los avances del gobierno federal sobre los Estados provinciales, dando como resultado un país con enormes diferencias y desequilibrios, según los índices de desarrollo humano, de producto bruto o de ingreso per cápita, que es imperioso modificar a través del fortalecimiento de la actividad legislativa y judicial en sus funciones de control, para desmontar los sistemas inmorales de privilegios corporativos y de corrupción política y económica, que han herido tan gravemente los principios de nuestro sistema republicano llevándonos a padecer la actual asimetría de crecimiento (léase desigualdad social -, una inflación asfixiante, inseguridad jurídica y social, falta de inversión, una educación decadente, una administración pública supernumeraria e ineficiente, etc., etc.)

El sistema populista kirchnerista llegó a su grado máximo de desprestigio y sucumbió en las pasadas elecciones legislativas

En un punto coinciden hoy todas las opiniones: en la importancia de las reformas innovadoras que inexorablemente deberán consensuarse y aplicarse espontaneas como un grito y efectivas como un golpe, para reemplazar un orden de cosas sencillamente DEPLORABLE, INMORAL y CADUCO, desbordado de ideologismo

EL ESTADO DEBE SER REDISEÑADO eliminando gastos prescindibles, disminuyendo cargos (hoy el gobierno nacional tiene 21 ministerios, 87 secretarias y 207 subsecretarias y 3.579.000 empleados públicos sumando los tres niveles de conducción).
Los argentinos no somos pobres, nos han empobrecido los ineficientes y corruptos políticos que condujeron al país.

La serenidad de nuestra atmósfera social no ha sido alterada todavía por el estampido siniestro de preconcepciones ideológicas que desde la penumbra podrá perturbar la meditación de aquellos pensadores que están diseñando en estos días un país cuya grandeza deberá ser construida solidaria y mancomunadamente en paz para transformarlo en un tiempo no muy lejano, en la tierra predilecta de los hijos del trabajo
Para ello, necesitamos un Estado prudente y pensante que mire hacia adelante, para lanzarse por el camino de los grandes rumbos, y hacia arriba para inspirarse en Dios, que no ha dejado de velar un solo instante por los destinos de esta tierra, evitando que las muchedumbres obreras puedan ser lanzadas una vez más por el camino de la protesta exacerbada, para oponerse al cambio y a la evaluación, hasta llevarla a la desesperación, para luego ser conducidas por los mismos activistas, que a tantas locuras y jornadas de violencia y muertes nos han conducido no hace mucho; episodios estos que pudieron y debieran haber sido evitados si hubiéramos contado entonces con políticos a la altura de las circunstancias, porque como bien lo dijo Alberdi “GOBERNAR ES PREVER”, y nada previeron aquellos gerentes de la política. ¿Las consecuencias?, están en las cárceles producto de una Justicia prebendaría e infiltrada con la cual la historia deberá ser inflexible… En esos establecimientos carcelarios las pupilas de esos veteranos militares y civiles lloran diariamente a todos los héroes sepultos que dieron su vida por la libertad de un pueblo que hoy, indiferente a tanto esfuerzo, los ignora… allí tenemos a nuestro alcance años de vida con un caudal de experiencia y sapiencia, en la que seguramente el Estado ha debido hacer lo suyo, que tenemos la obligación y el deber de aprovechar alimentando una vez más su genio y osadía y, lamentablemente, estamos haciendo todo lo contrario.

Mientras que los actuales administradores del bien común pretenden realizar una autopsia moral en nuestra sociedad, tanto los burócratas sindicales como los conductores de las distintas Organizaciones Sociales y los caciques empresarios que han vivido y viven prendidos de la teta del Estado, percibiendo que Cambiemos pude llegar a amenazar sus negocios espurios, sus estilos de vida corrupta y en muchos casos, hasta sus libertades ambulatorias, intentarán seguramente generar una masa crítica en sus dirigidos con la cual oponerse a cuantos proyectos de reformas se propongan que puedan hacerlos perder los cargos y curros conquistados con sus conocidas viejas e históricas prácticas corporativistas…

La administración pública, hasta la fecha siniestra agencia de colocaciones y reservorio de la mala política, se ha transformado en un escenario donde está patentizada todas nuestras endemias socio-laborales; Conviven allí junto a valiosos y voluntariosos funcionarios de carrera, incorporados como planta temporaria taras, corruptos, ñoquis y esperpentos, partícipes necesarios del accionar de la cleptocracia kirchnerista en la actual depredación política y económica

La oligarquía estatal (burocracia pública), única industria floreciente hasta la fecha acostumbrada a cientos de prerrogativas y buenos sueldos, seguramente algún palito a la rueda pondrán poner para oponerse con uñas y dientes a las innovaciones que necesariamente deberán venir en esta nueva época en donde la máquina de trabajo construida con sangre y músculo está siendo reemplazada por la fuerza ciega e irresponsable de la robótica.

En ese proyecto reformativo deberán estar enunciadas los medidas a adoptar para poder abandonar de una buena vez los viejos sofismas educativos que han transformado a nuestra escuela pública en un elemento “desigualador” y empezar, a partir de esta nueva realidad educativa, el aprendizaje del método científico que permita aprovechar la promesa de la inteligencia artificial y salir de tanta mediocridad mejorando las condiciones de desarrollo laboral futuro

Los jóvenes estudiantes de los colegios secundarios y universitarios tampoco se subirán voluntariamente a las reformas venideras. Pensándose “rebeldes izquierdosos” solo aspirarán a detenerlas para que todo siga igual, comprometiendo su futuro. Lo harán, como lo hicieron hasta la fecha, con el apoyo de algunos padres “progres” para sostener el stato quo. el cual solo garantiza el futuro desempleo de sus propios hijos y la aparición de nuevos reaccionarios sociales. Esta situación descrita no puede ser ignorada, así como su gravedad presente y futura. Se deberá innovar en las distintas plataformas de aprendizaje para mejorar la inteligencia cognitiva en los jóvenes y con ella su competitividad laboral futura

Las organizaciones sociales “piqueteras” operarán, y de hecho lo están haciendo, ofensivamente, buscando “perturbar” a un pueblo y “confundirlo” formando parte de una estrategia más amplia, de la cual es accesoria, accionando por fuera del actor responsable del plan y disponiendo de cierto grado de autonomía, pero también de protección.

En el orden político, el cuadro no puede ser menos edificante; atribulados por la visión de las distintas responsabilidades que a cada uno le compete en la actual realidad socioeconómica, que largo es el camino que los separa del pueblo al cual llevaron a la actual barbarie ambiente

Gracias a Dios, en ese pueblo existe quiérase o no, más o menos desarrollado, más o menos olvidado, PERO EXISTE, el sentimiento de nacionalidad, el amor al país, el respeto instintivo a sus instituciones, circunstancias todas ellas que pueden constituir un freno para evitar una vez más el estallido del descontento

A la hora de opinar o actuar, todos deberemos ser prudentes para alejar a todas las posibles complicaciones que puedan perturbar la evolución lógica en este proceso de restructuración y de homogeneización social, de suyo DIFÍCIL, en esta nueva atmósfera moral que va penetrando todas las discusiones y estudios…

Lo que estamos enfrentando es algo más que una simple lucha política.
¡Argentinos!!! Se trata de nuestro destino… Meditemos si, pero estemos atentos… porque por las denuncias cruzadas que se están produciendo aparentemente no todo lo que brilla es oro… y, cocodrilo que se duerme termina siendo cartera

Hugo Cesar Renés
Tte Cnel Ejercito Argentino

Se el primero en comentar en "LO QUE ESTAMOS ENFRENTANDO ES ALGO MÁS QUE UNA SIMPLE LUCHA POLÍTICA. ¡¡¡ARGENTINOS!!! SE TRATA DE NUESTRO DESTINO…"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*