ARGENTINA Y LOS SUPER ETENDARD “¿IMPROVISÉ? MODERNIZE”

(La verdad sobre esta ¿compra?… o deuda)

Finalmente los medios masivos se hicieron eco de la confirmación oficial tanto desde el Ministerio de Defensa como desde el gobierno francés sobre la adquisición e incorporación de cinco aviones Súper Etendard Modernisé de la Marina Nacional Francesa. ¿Pero es todo color de rosa?
Los cazabombarderos navales Avions Marcel Dassault (AMD) Súper Etendard fueron adquiridos por la República Argentina en el año 1978, como componente de su grupo aéreo embarcado en el portaaviones ARA V-2, 25 de Mayo. Habiendo recibido solo 5 de ellos con 5 misiles AM-39 Exocet, la Aviacion Naval argentina logro en el Conflicto del Atlantico Sur, ganarse el respeto de la Royal Navy al hundir uno de sus mas nuevos destructores antiaereos y un buque logistico con importantes equipos que afectaron directamente el desenlace del conflicto.
La Republica Argentina y Francia han sido los únicos compradores de esta aeronave si bien durante un breve periodo fueron operados por Irak previo a la entrega de sus Mirage F-1 con capacidad anti buque, en plena guerra Irán-Irak. Años luego a su entrada en servicio, los Súper Etendard franceses fueron modernizados y pasaron a denominarse Súper Etendard Modernisé, en francés modernizado. Estas modernizaciones con escalones del 1 al 5 incluían modificaciones mayores en electrónica y las capacidades de la aeronave como sistema de combate.
Entre las mismas se destacan el reemplazo de su radar original Agave por una versión digitalizada del mismo denominado Anemone, con mayor alcance y precisión debido a su capacidad de procesamiento interno, mejora de su sistema de navegación y comunicaciones, la capacidad de lanzar y guiar bombas con guía laser junto a sistemas de autoprotección activos (ECM) y pasivos (Chaff/Flare)
VER VIDEO : https://youtu.be/8Po0-AFXOLg
Conforme la entrada en servicio para la Aeronavale francesa de la versión marina del Dassault Rafale, denominado Rafale M, el Súper Etendard Modernisé comenzó a relegarse a funciones de apoyo gracias a su capacidad madura de ataque y reconocimiento hasta su desprogramación oficial en el mes de marzo de 2016.
La Aviación Naval argentina hace décadas ha deseado incorporar el paquete de actualización Modernisé a sus aparatos, interminables conversaciones no se han materializado más allá de la fluida relación entre las armadas debido a la falta de compromiso político. De los 14 Súper Etendard argentinos recibidos a partir de 1981, todavía están disponibles 11 de ellos. Los mismos han sido modificados rudimentariamente con nuevos equipos de navegación civiles junto con un sistema digital de gestión y enlace digital nacional aunque esto no brinda capacidades significativas a un sistema de armas que mantiene en gran medida los equipos y armamentos en su configuración original de 1978.
Previo a su desprogramación definitiva, los Súper Etendard Modernise fueron siendo retirados de servicio por tandas y las discusiones comenzaron a tomar más fuerza. La Aviación Naval argentina desde la desprogramación y posterior chatarreo de su portaaviones V-2 ARA 25 de Mayo, acorde a los recortes presupuestarios para Defensa ha tenido un muy bajo nivel de disponibilidad en sus aviones Súper Etendard. Esta situación ha derivado en la progresiva canibalizacion de la flota, la perdida de calificación en técnicos y pilotos, muchos de los cuales también han abandonado la fuerza.
La Armada Argentina habría buscado tanto el stock de insumos, repuestos y rotables de las aeronaves como también la posibilidad de “transplantar” los kits instalados en aeronaves francesas a las aeronaves argentinas, con un remanente de horas de vuelo en sus células muchísimo mayor. Debido a la bajísima demanda y lo exclusivo de los aparatos, la logística del mismo se ha demostrado obsoleta.
A partir de esto, la Aviación Naval curso requerimientos de repuestos y reemplazo de equipamientos existentes en sus Super Etendard y equipos de tierra, lo que fue respondido por la Aeronaval francesa con su stock disponible e incluso en los casos donde ellos tampoco dispusieran de estos elementos.
Por ende, la República Francesa acuerda con la Republica Argentina la venta de cinco aviones Súper Etendard Modernisé completos, incluyendo 5 radares Anemone más 5 Agave para repuestos, 5 RWR Sherlock con 10 conjuntos de recambios, insumos para los lanzadores de chaff/flare, 7 conjuntos de unidades de navegación inercial UNI 40 y unidades de ataque UAT 90 y 12 BGS. El paquete incluye los pilones y cañones DEFA 552 correspondientes a estas aeronaves junto al simulador de vuelo.
El equipo de soporte consiste en 10 motores ATAK 8k50 mas los 5 existentes en las aeronaves, bancos de ensayos de radar Anemone, banco de ensayos de equipamiento SEM, bancos para los lanzadores de chaff/flare, bancos de servo comandos junto a testers mecánicos y eléctricos de los motores ATAR 8k50. Todo esto, por un monto cercano a los 13 millones de Euros.
La verdad es que buena parte de la limitación en lo que se ofreciera corresponde a la falta de recursos asignados por la República Argentina más que alguna restricción o exigencia francesa o de algún otro origen como pudiera especularse. La oferta francesa original contemplaba la entrega de todos los equipamientos, sin armamento ni sistemas de guía, por un monto cercano a los 40 millones de Euros.
Para Francia, la operación sirve a propósitos tanto políticos como logísticos. Es un nuevo canal de acuerdo entre las partes con miras de concretar en el corto plazo nuevos acuerdos militares así como el espacio que se gana con equipamiento, repuestos e insumos que ocuparan espacio vital en unidades militares. A partir de la entrada a recorrida mayor del portaaviones nuclear francés Charles de Gaulle, mucho de su equipamiento fue desembarcado por lo que los remanentes de Super Etendard Modernisé resultan molestos frente a la necesidad de precioso espacio físico para sostener y almacenar para la flota de Dassault Rafale M, independientemente de las declaraciones del ministro Aguad y el elogio a las eximias capacidades de negociación argentinas…
Se habría concretado el acuerdo y el pago de las aeronaves habiendo sorteado los conflictos políticos internos, por lo que queda pendiente el traslado de aviones y equipos. Originalmente se pretendía que el transporte ARA San Blas realizara este traslado, sin embargo las limitaciones de estiba del propio buque sumado a los costos de viáticos del personal determinaron que se buscara una alternativa privada, lo que queda a resolver para poder lograr el plazo de entrega pretendido para el mes de Diciembre.
La presión política también influye en recibir estos aparatos lo antes posible para comenzar con la rehabilitación de aeronaves, técnicos y pilotos en su operación. Para poder brindar una capacidad de defensa aérea aumentada durante la cumbre de líderes del G20 y otros encuentros a realizarse en 2018, se volarán los aparatos franceses tal y como se han recibido. Esta decisión también ha encontrado malestar en la Fuerza Aérea Argentina, la cual espera hace tiempo las partidas presupuestarias y gestiones necesarias para repuestos e insumos necesarios para garantizar la operación de sus cazabombarderos A-4Ar Fightinghawk y al mismo tiempo solapa funciones específicamente dadas como propia responsabilidad. Un caso de conflicto complejo sin resolver inclusive en el Conflicto del Atlántico Sur, 35 años atrás.
Lo polémico de la cuestión radica en que una vez superado este evento, los aparatos franceses serán desprogramados y canibalizados pero en lugar de transplantar por completo los kits, estos serán de manera parcial y para salvar obsolescencias de la flota argentina. Esta será una actualización de sistemas improvisada sin realmente apelar a una modernización probada tal y como incluye la flota francesa, manteniendo capacidades prácticamente tal y como en 1978, con su radar Agave y sin la incorporación de armamento o equipos de ataque modernos.
Hemos publicado recientemente detalles y motivos para considerar valido un cazabombardero con capacidad de ataque naval en la República Argentina, sin embargo podemos plantear cuanto menos discutible la operación en las condiciones que se realiza y el horizonte de vida de las aeronaves sin garantizar exclusivamente una opción superadora a futuro y con capacidad real de combate, al menos en el escenario regional, frente a los cada vez más exiguos presupuestos militares argentinos tambien en un contexto de un importante éxodo de personal militar.

By Zona Militar – Federico Luna –
9 noviembre, 2017

El pasado 16/05 escribíamos: La Armada Argentina reactivaría sus aviones Súper Etendard

La Armada Argentina finalmente reactivaría sus cazabombarderos Dassault Súper Etendard. Estas aeronaves, famosas por su desempeño 35 años atrás durante el Conflicto del Atlántico Sur entre la República Argentina y el Reino Unido, se encuentran hace pocos años fuera de servicio. La baja disponibilidad presupuestaria ha impactado las asignaciones de fondos necesarios para mantener estos medios de los cuales, volaban solo un puñado en la Segunda Escuadrilla de Caza y Ataque de la Aviación Naval, de la Base Aeronaval Comandante Espora.
Incorporados a partir de 1981, los Súper Etendard prestaron servicio en Argentina, Francia y brevemente en Irak, entre 1983 y 1985. La República Argentina incorporo 14 de ellos, de los cuales perdió 3 en accidentes operacionales. La Aviación Naval de la Marina Francesa opero 71 de ellos hasta el mes de Julio 2016, dejando a la Armada Argentina como último operador mundial del Super Etendard. Francia utilizaba una versión actualizada denominada Super Etendard Modernise, con importantes mejoras en electrónica, equipos de navegación, ataque y comunicaciones. Conforme comenzaron a ser desprogramadas progresivamente, la Armada Argentina demostró su interés en repuestos e insumos disponibles así como la posible utilización de los equipos modernizados para convertir aeronaves argentinas, con un mucho menor desgaste al francés, a este estándar.
Según palabras del Secretario de Logística y Coordinación de Emergencias del Ministerio de Defensa, Walter Ceballos, estas gestiones comenzaron en el año 2014 hasta ahora. En los últimos días, han trascendido versiones extraoficiales de que un acuerdo se estaría concretando para que la Armada Argentina incorpore en el mes de Agosto, 5 células francesas desprogramadas, más componentes, insumos y repuestos. Esto destacaría un proceso de reactivación que la primera etapa seria de 3 aeronaves, sin embargo, allegados y fuentes militares han sido muy cautelosas en no especular en la concreción del acuerdo y la posible recuperación del personal técnico y aviadores hasta no recibir los aparatos.
Si bien esto representaría una recuperación de capacidad disuasiva para la Aviación Naval argentina, distintas voces se han expresado en contra o con reservas al respecto. Frente a otras inversiones tales como la necesidad urgente de renovación de los helicópteros embarcados o en aviones de patrulla de largo alcance, entendidos ambos casos de mayor polivalencia y vigencia en el contexto y las necesidades navales actuales.

By – Zona Militar – Federico Luna
15 mayo, 2017

Guía rápida de preguntas y respuestas sobre la incorporación de los Super Etendard Modernisé

¿Los Super Etendard adquiridos son iguales a los empleados en la Guerra de Malvinas?
– No, las aeronaves corresponden a una versión modernizada del Super Etendard denominada Super Etendard Modernisé (SEM) y que entró en servicio con la Aeronavale Francesa en la década del 90.

¿En que se diferencia el SEM del Super Etendard original?
– Fundamentalmente en la electrónica. El motor y la célula son las mismas, por eso ambas versiones son externamente casi idénticas.
Del SEM se desarrollaron cuatro variantes, desde la primera, SEM 2, introducida en el año 1992 hasta la ultima, SEM 5, puesta en servicio en el año 2006.
Cada nueva variante iba introduciendo nuevas capacidades a la aeronave, debiéndose aclarar que todos los SEM a incorporar por nuestra Aviación Naval corresponden a la ultima versión, o sea la 5.

¿Que nueva electrónica incorpora el SEM 5?
– La principal es el radar Thales Anemone, el cual reemplaza al Agave que porta el Super Etendard original. El Anemone es un radar multimodo con procesador digital, posee el doble de alcance que el Agave (entre 100 kilómetros para blancos aéreos y 200 para blancos navales) y una capacidad aumentada de resistencia a las contramedidas electrónicas, entre otras mejoras.

– ¿Que otros equipos electrónicos incorpora el SEM 5 además de un nuevo radar?
– Incorpora un receptor de alerta radar (RWR) Thales Sherloc, una computadora de vuelo PCN 90 asociada a un sistema de navegación inercial UNI 40, nuevo HUD, nuevo lanzador de chaff-flare (señuelos) Alkan LL5081, cabina compatible con el empleo de equipos de visión nocturna y nuevos equipos de comunicaciones entre otros sistemas.

¿ Cuantos SEM fueron adquiridos?
– Cinco unidades, son los últimos SEM que permanecían en servicio con la Aeronavale Francesa al momento de ser reemplazados definitivamente por el Dassault Rafale M a fines del año 2015.

¿Las cinco unidades adquiridas van a ser puestas en vuelo?
– En principio si, si bien tienen un remanente de horas de vuelo limitado, dado que nuestra Aviación Naval vuela en promedio mucho menos que su par de Francia se espera poder mantenerlos en vuelo por algún tiempo.

¿Cuanto sería “algún tiempo”?
– Eso solo lo sabe con certeza la Armada, en principio todo 2018, quizás más tiempo.

¿Una ves que agoten sus horas de vuelo que pasará con los SEM?
– Serán dados de baja y sus equipos removidos e instalados en los Super Etendard originales que la Armada tiene en servicio desde 1981 y que están sin volar desde el año 2014.

¿Además de los cinco SEM que más se adquirió a Francia?
– Repuestos y accesorios en general, motores extra y bancos de ensayo para equipos electrónicos

¿Se adquirió armamento?
– Las aeronaves arribarán con los cañones DEFA 552 de 30 mm que tienen instalados, aparte de eso y teniendo en cuenta el muy bajo costo de la operación (12,5 millones de euros) parece muy improbable que se incorpore otro tipo de armamento.
Una alternativa a la no compra de armamento es la integración en el SEM del misil AIM-9 Sidewinder, dado que dicho misil ya está en uso por parte de la Fuerza Aérea y podría gestionarse la incorporaciones de misiles de este modelo adicionales en virtud de las responsabilidades inherentes a la próxima cumbre del G20.
El SEM también podrá emplear el armamento ya en dotación con la Aviación Naval, o sea bombas de caída libre y obviamente el misil AM-39 Exocet.

¿Cuando y de que forma llegan las aeronaves?
– A fines del mes de diciembre por vía marítima en un navío contratado a tal efecto.

(A continuación el articulo original Francés de “Defense’Aero”)
L’ARGENTINE ACHÈTE CINQ SUPER-ETENDARD MODERNISÉS À LA FRANCE
6 Octobre 2017 Loïc
Forces navales, Amérique du sud, Contrat, Nouveau matériel


© Mathieu Mounicq – Démonstration des capacités du Super-Etendard Modernisé lors de la cérémonie de retrait, en juillet 2016.
MISE A JOUR 12.10.17 :
Selon La Tribune (lire l’article ici), «le dossier des cinq Super-Etendard destinés à la marine argentine est également à l’arrêt», explique le journal économique.
«Une lettre d’intention pour un achat de cinq appareils est encore en attente sur le bureau du nouveau ministre de la Défense, Oscar Aguad. La France qui a envoyé une proposition, attend un retour de Buenos Aires. Si la marine pousse à fonds pour obtenir ces cinq appareils, l’armée de l’air essaie quant à elle de torpiller ce projet», est-il aussi expliqué.
Depuis plus d’un an maintenant, il est connu que l’Argentine et son Armada Argentina cherchent à se procurer les Super-Etendard Modernisés (SEM) de la Marine Nationale, retirés du service actif le 12 juillet 2016, afin de les intégrer au sein de l’Aviación Naval Argentina (Aviation navale argentine).
Après plusieurs mois de négociations entre Buenos Aires et Paris, cette vente vient d’être officiellement conclue ce 05 octobre 2017 avec la confirmation de l’achat de cinq SEM français faite par le gouvernement argentin et relayée par les médias nationaux et les sites spécialisés argentins.
D’ailleurs, d’après les informations du site Infodefensa, le montant de ce contrat est estimé à environ «14,23 millions d’euros», dont 12,55 pour les avions de combat, les pièces de rechange, la documentation technique, etc…, tandis que le reste, 1,68 million d’euros, correspond au transport de ces SEM, de l’EAR de Châteaudun en Argentine.
Les cinq anciens appareils de la Chasse Embarquée vont rejoindre la Base Aeronaval Comandante Espora (BACE), située sur la côte est de l’Argentine et où se trouve l’Escuadra Aeronaval N° 3, qui met en oeuvre la 2° Escuadrilla Aeronaval de Caza y Ataque avec ses Super-Etendard.
Toujours d’après le site spécialisé argentin, ce contrat prévoit donc la vente de ces cinq Super-Etendard Modernisés (numéro de série 1, 31, 41, 44 et 51), dix réacteurs Atar 8K50, les pièces de rechange, un simulateur de vol et plusieurs bancs d’essai.
L’ensemble de ces appareils sont au standard 5, mis en service en 2006, et où les pilotes de SEM voient l’arrivée de nouvelles capacités avec les jumelles de vision nocturne (JVN), d’une optimisation de la nacelle de désignation laser jour/nuit DAMOCLES, de l’intégration des bombes Raytheon E-Paveway sous pylônes doubles, de l’installation d’un pilote automatique numérique et du poste radio SATURN à évasion fréquence, et de l’évolution du système de navigation et d’attaque.
L’Aviación Naval Argentina a perçu quatorze Super-Etendard, après une commande passée en juillet 1979 auprès de Dassault Aviation. Ils sont aujourd’hui cloués au sol en raison d’un manque d’entraînement des équipages, de l’absence des pièces de rechange et d’un entretien irrégulier après de nombreuses coupes budgétaires à cause de la crise financière en Argentine.
Les SUE argentins sont très populaires dans leur pays et mondialement connus pour leur participation et leurs faits de guerre lors de la guerre des Malouines, d’avril à juin 1982, contre le Royaume-Uni.
Les pilotes argentins se feront largement remarquer en raison des nombreuses missions d’attaque à la mer contre les bâtiments de guerre de la Royal Navy, ainsi que lors des combats contre les Sea Harrier. Au cours de ces combats, avec l’utilisation des missiles air-mer AM-39 Exocet, les SUE réussiront à couler le destroyer HMS Sheffield et le bâtiment logistique Atlantic Conveyor.

Fuentes: Zona Militar, Federico Luna; Técnicos aeronáuticos consultados y “Defense”Aero Organo oficial de La Defense Francoise

Buenos Aires 10 de Noviembre de 2017
Arq. José Marcelino García Rozado
Ex Subsecretario de Estado
AREA DEFENSA NACIONAL – ICIMISS

Se el primero en comentar en "ARGENTINA Y LOS SUPER ETENDARD “¿IMPROVISÉ? MODERNIZE”"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*