JUAN CARLOS DE PABLO: “DEFINITIVAMENTE ESTOY PREOCUPADO POR EL ENDEUDAMIENTO”. MACRI Y LOS MEDIOS; Y LA GRIETA IMPIDE LA LLEGADA DE FRANCISCO. EL IMPUESTO A LA RENTA.

El prestigioso economista apuntó a los desequilibrios en términos del gasto público, la presión impositiva y el déficit fiscal, sin embargo puso sus reparos a “comprometer el pago de intereses de deuda” que, a su criterio, “cada vez va a ser más difícil” de sostener. En octubre, la inflación llegó al 1,5%; Macri, los medios y la marcha de la victoria. El caso de Aranguren y las offshore llegó a Comodoro Py. Anuncio Vaticano, “Grieta intolerable: Tampoco en 2018 Francisco visitará la Argentina”

El economista Juan Carlos de Pablo

El economista Juan Carlos De Pablo mostró su preocupación por el crecimiento de la deuda que está contrayendo el gobierno de Mauricio Macri para financiar el gasto público, cuya reducción -sostuvo el especialista- no está ni siquiera en “empezó el gradualismo”.
El experto apuntó a los desequilibrios en términos del gasto público, la presión impositiva y el déficit fiscal, sin embargo puso sus reparos a “comprometer el pago de intereses de deuda” que, a su criterio, “cada vez va a ser más difícil” de sostener.
“Definitivamente estoy preocupado por el endeudamiento y por cómo se habla del endeudamiento”, dijo De Pablo entrevistado en el programa ‘Desde el llano’, por el aire del canal TN el lunes por la noche.
De Pablo pidió no confiarse en el bajo peso que la deuda tiene hoy en día en el PBI de la Argentina. “Cuando en el sistema financiero te dicen ‘no te preocupés, que la relación deuda-PBI es baja’, yo digo que es baja hasta que deja de serla. Yo de estas viví 3 o 4”, advirtió.
Consultado sobre las consecuencias de la inversión de esa relación, el economista respondió: “Cuando eso pasa, no sólo no te compran el nuevo bono sino que te exigen el pago de los bonos que vos pensabas pagar con nuevas emisiones. Y cuando les decís ‘no tengo plata’ te dicen ‘haga el ajuste’. Y ningún político va a hacer en medio de la crisis el ajuste que te está pidiendo alguien para honrar una deuda”.
La inflación fue en octubre a 1,5% y ya acumula 19,2% en lo que va del año, según el IPC Congreso difundido hoy por diputados del Frente Renovador, GEN, Libres del Sur y el partido Socialista, entre otros. Así, los aumentos de precios ascienden al 1,8% mensual.
Según este informe, que promedia las estimaciones de las consultoras, las principales subas de octubre estuvieron explicadas por alzas en los rubros esparcimiento y alimentos y bebidas, que aumentó alrededor de 1,6%.
Además, indica que en los últimos doce meses la inflación acumuló 23,4%, y si bien se espera una desaceleración en noviembre, se prevé una nueva aceleración en diciembre (suba de tarifas) ubicando la inflación acumulada de 2017 en torno al 22%-24%.
“Al mismo tiempo, este punto de partida señala la dificultad que habrá en 2018 (cuando también habrá subas de tarifas) para cumplir con la meta del BCRA”, indicó el informe elaborado por el equipo económico que encabeza Marcos Lavagna.
“Menear el rol del Estado como gran anunciante es tan perverso cuando se presiona a los medios convencionales con la abundancia para que informen/desinformen como cuando se los amenaza con la escasez porque sólo interesan los medios no convencionales. Es probable que el debate de fondo no se refiera a la comunicación sino a la hegemonía” expresa Edgard Mainhard.
En estas cuestiones no es correcto hablar de Cambiemos, al menos mientras existan, juntos pero no revueltos, la UCR y la CC-ARI: el PRO se encuentra convencido de que gano la elección del 22/10 por la fuerza propia.
Hay quienes opinan, en cambio, que la construcción del triunfo fue el resultado de un “marketing apropiado”, para cuya elaboración Cambiemos obtuvo el apoyo de otras fuerzas socioculturales concurrentes.
El debate no es novedoso, y ya había ocurrido en 2015, cuando Cambiemos consideró que nadie tenía acreencias sobre su victoria, e imaginó que el freno al kirchnerismo fue sólo la consecuencia de su propia acción, verdaderamente increíble semejante soberbia.
Entonces, cuando muchos medios de comunicación oficialistas, en forma corporativa, llegaron a solicitar el reconocimiento de su aporte para el triunfo, Marcos Peña los desafío levantando el sofisma de las redes sociales, mientras Mauricio Macri les advertía a varios propietarios de medios convencionales que había llegado el día de mermar el monto de la propaganda gubernamental asignada.
La manipulación de la publicidad oficial es un tema de larga data –y que ejerció sin piedad el cristikirchnerismo, y por eso fue defenestrado por los mismos que hoy le reclaman a Macxri-, y recordemos que en aquellos tiempos de los K hasta tuvo que intrervenir la CSJN. En los tiempos de “Cambiemos” se prometieron modificaciones (lo hizo el propio Macri) para organizar el esquema pero, tal como sucedió con otros tantísimos temas, la promesa no se cumplió.
Probablemente todo este barullo no se trataba “de los medio”’ sino de que Macri/Peña cuestionaban la situación imprevista de tener que compartir un triunfo que su vanidad exigía propio, tan indivisible como indelegable, y a un extremo tal que una diferencia de apenas 678.774 votos en un balotaje fue presentada como si fuese una victoria en primera vuelta por mayoría absoluta.
Con el transcurso de 2016, cuando llegaron las primeras dificultades, ocasionadas porque la meteorología fracasó y no hubo “lluvia de inversiones”, luciendo un rostro adusto, casi de aversión, Macri envió a Peña a buscar a los medios de comunicación convencionales con el argumento de que los K no estaban derrotados, la patria estaba en peligro y había que aglutinarse para el combate definitivo.

 

06/11/2017: El presidente Mauricio Macri revisa sus papeles en el avión rumbo a Nueva York. El CENE advierte que es poco probable que la inflación anual no supere el 20% previsto por el Banco Central.

En noviembre de 2017 hay ambiente de “dejá vu” o alguna otra paramnesia, y la Casa Rosada vuelve a advertir a los medios de comunicación: en 2018 habrá una fuerte reducción de la propaganda gubernamental, en forma generalizada y permanente.
En esta ocasión, la amenaza considera que hay pleno convencimiento de que gracias a las urnas el poder fue multiplicado y esta vez sí no se aceptan acreedores.
Por cierto: sería muy interesante que efectivamente suceda la amenaza de Macri/Peña para conocer si es correcta esta conclusión. Nada es mejor que la certeza, conocimiento que pareciera escasear ante la abundancia de presunciones.
Sin embargo, en todo este tema hay varios malentendidos. El principal de ellos: es falso suponer que la corporación de los medios de comunicación consideró al gobierno como un bien “ganancial” o algo semejante. Por ese motivo sorprende la suerte de extorsión que parecería propiciar la Casa Rosada con su amenaza.
Luego, provoca hartazgo la ignorancia gubernamental acerca del impacto de la comunicación en la promoción y venta de cualquier producto, incluyendo uno sociocultural llamado ‘Gobierno de Cambiemos’. Y sorprende, otra vez, que la Casa Rosada considere que su inversión en ‘trolls’ activos en las redes sociales es suficiente para garantizar el recorrido 2018, motivo por el que habría llegado el momento de domesticar a los medios de comunicación en el marco de la ‘nueva Argentina’ votada el 22/10.
Tampoco en esta ocasión se trata de un ahorro fiscal sino de alimentar o no el ego con la ilusión de que la victoria fue verdadera, absoluta y propia. La quimera proviene de una Administración que tembló con los “Panama Papers”, transpiró con el “caso Odebrech”’, se enojó con los “Paradise Papers”, etc. etc., eventos imprevistos que actualizaron las teorías sobre lo fugaz de la invulnerabilidad.
En verdad, lo que está en discusión se refiere a si la supuesta ‘nueva Argentina’ es el resultado de una acción colectiva o de una decisión individual. Obviamente, todo esto deriva en un debate acerca de la geometría de la sociedad: si es piramidal o rectangular u octogonal, etc. En concreto: se está hablando de hegemonía si o de hegemonía no. En lugar de tanta tontería, Macri/Peña deberían invertir mejor su tiempo logrando inversiones directas de verdad, que no las consiguen; realizando alguna de las reformas estructurales pendientes, que están en veremos; reduciendo la imbatible inflación ‘núcleo’; frenando el endeudamiento público brutal… gestionando en vez de suponer que todo pasa por una disputa sobre la génesis y estructura de la comunicación sociopolítica.
Los Kirchner eran más primarios: compraban los medios y las opiniones, o bien los declaraban enemigos públicos e iban contra ellos. Pero esto no les resultó suficiente cuando se articuló enfrente un abanico sociocultural que integraron, entre otros, muchos periodistas y medios, decididos a darles batalla.
Por lo tanto todas estas especulaciones que abundan en la Sala de Periodistas de Casa Rosada cuando Macri está de viaje por el exterior, deberían cesar. No ayudan elaborar los escenarios que precisa un país que es constitucionalmente presidencialista pero también necesitado de corrientes de empatía que provoquen consensos más allá del día-a-día.
Que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, haya aparecido como director de sociedades offshore cuando era ejecutivo de la petrolera Shell ameritó una denuncia penal por parte del senador Fernando ‘Pino’ Solanas, quien lo acusa de haber violado la Ley de Ética Pública.
A través de su cuenta en la red social Twitter, el Senador Nacional de Proyecto Sur informó que radicó una presentación contra el funcionario macrista que quedó a cargo de Maria Romilda Servini de Cubría. Y falta que alguien de las fiscalías federales también denuncie al Ministro Luis Caputo otro que aparece en los “Paradise Papers”.
“Aranguren violó la ley de Ética Pública ocultando su vínculo con dos offshore. Mintió”, tuiteó Solanas para agregar: “Aranguren debe dar explicaciones”.
Por otro lado, el senador porteño reclamó la renuncia de Aranguren al preguntar “qué está esperando” el presidente Mauricio Macri para pedírsela él mismo.
Para Solanas, la explicación Aranguren, explayada en un comunicado que emitió el mismo ministro, es “poco realista”.
“Muy poco realista la defensa de Aranguren para despegarse de las offshore. ¿Se “olvidó” de ponerlas en su declaración jurada? ¿Qué está esperando Macri para pedirle la renuncia?”, dijo Solanas en Twitter.
La vinculación de Aranguren con 2 firmas radicadas en paraísos fiscales fue revelada en el marco de la investigación periodística denominada “Paradise Papers”. De allí surgió que mientras fue ejecutivo de Shell, Aranguren fue director de 2 sociedades offshore creadas por la petrolera. Una de ellas fue adjudicataria de licitaciones para la compra de GNL cuando Aranguren ya era ministro.
Aranguren admitió que estuvo involucrado con esas firmas, pero rechazó que se haya cometido ilícitos a través de las mismas. Por otro lado, se desvinculó de las adjudicaciones cuestionadas al sostener que, por su pasado en Shell, él se abstiene de tomar decisiones que involucren a la petrolera, pasando éstas al ministro de la Producción, Francisco Cabrera.
De todos modos, Solanas lo acusó de violar el artículo 12 de la Ley de Ética Pública por no incluir en su declaración jurada sus antecedentes laborales y su vínculo con las empresas offshore Shell Western Supply and Trading Limited, una subsidiaria de Royal Dutch Shell PLC, y Sol Antilles y Guianas Limited, otra filial de la petrolera anglo-holandesa, entre mayo y julio de 1996.


El ministro de Energia, Juan José Aranguren

“El ministro violó la Ley 25.188 en el cumplimiento de su función pública porque una de las empresas de las que fue directivo resultó ser la principal adjudicataria por la compra de gasoil por parte del actual gobierno”, señala la denuncia.
Según “lanación.com”, la denuncia fue presentada por el abogado Alejandro Olmos (h), ya que Solanas está en Bonn, Alemania, donde expone en el Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza.
La noticia la redactó uno de los vaticanistas más conocidos, especializado en los temas de la Iglesia Católica Apostólica Romana en Latinoamérica, Andrés Beltramo Álvarez, luego de hablar con Julio Bárbaro, amigo de Jorge Omar Bergoglio y de visita en el Estado-Ciudad, y publicada en la web Vatican Insider, del diario La Stampa:
“En 2018 no tengo espacio en mi agenda para viajar a la Argentina” . Una respuesta directa a una pregunta aún más directa. Se la dio el Papa Francisco a Julio Bárbaro, un dirigente peronista a quien conoce desde hace años. Francisco lo recibió en la intimidad de su casa en el Vaticano. Durante la charla, de casi una hora, el pontífice le confesó que sufre haber quedado en medio de la polarización política y social en su país. Bárbaro fue más allá y opinó que el pueblo argentino corre el riesgo de nunca ver el regreso de su hijo más ilustre.
Fue un cara a cara de dos viejos conocidos. El ex diputado y ex secretario de Cultura argentino llegó a la cita con 12 minutos de anticipación. Por su parte Jorge Mario Bergoglio apareció seis minutos antes de las cinco de la tarde, en una pequeña salita de la residencia Santa Marta. “Pensé que lo iba a hacer esperar más…”, exclamó al ver a su invitado. Todo ocurrió el lunes 6 de noviembre.
La conversación se desarrolló por variopintos derroteros. De la filosofía a la política, de la economía a la actualidad. El tema infaltable fue la ansiada visita apostólica a tierra argentina. Bárbaro preguntó si era verdad lo publicado por la prensa de su país el día anterior: que un viaje suyo “no está descartado” para 2018. Pero el pontífice fue categórico.
“(Me contestó): Yo en el 2018 no tengo espacio en mi agenda para ir a la Argentina. Ahí me tenté a decirle y no le dije que me quedaba claro que, si en los años electorales no iba en los no electorales tampoco”, reveló el ex diputado en entrevista al Vatican Insider. Y precisó: “Él me aclaró: Usted puede decir que yo no voy en 2018, antes me había dicho que no iba en el 2017 pero yo no lo comente porque creo que lo debían comunicar los que están preparados, los de su Iglesia.
El Papa no abundó explícitamente en los motivos profundos de su decisión. Pero compartió con su invitado algunas reflexiones sobre la realidad del país. Y confesó, abiertamente un especial sufrimiento.
Así lo relató el dirigente: “Le digo: Su Santidad, la realidad argentina hace muy difícil un viaje suyo a la Argentina, pero la necesidad de los creyentes la hace como imprescindible y en esa dialéctica estamos. Y me responde: ¿Usted cree que yo no lo sufro? Ahí le recordé que hace dos años, cuando estuve acá, le pregunté por qué no viajaba y le comenté: Si Dios nos regaló un Papa y él no puede pisar nuestra tierra, en una de esas más que una frustración termina siendo un trauma. Es la impotencia (que vive) una sociedad como la nuestra”.
Entonces la pregunta surgió espontánea. “¿Crees que corremos el riesgo de ser un país que nunca vea el regreso de este Papa?” Ante el cuestionamiento, Bárbaro no dudó: “Claro, (sobre todo porque tiene su edad) y él te dice que no es eterno”. Y añadió a su opinión: “Como que él, (Francisco), tiene un enojo con la dirigencia argentina, es casi ridículo que algunos “macristas”, digan que es “Kirchnerista”.
Advirtió que resulta absurda esa acusación, porque él mismo fue testigo de cómo el presidente argentino Néstor Kirchner enfrentó a Bergoglio cuando era arzobispo de Buenos Aires y cómo “contrató los servicios” de Horacio Verbitsky, columnista de Página/12 “para que venga a hablar mal de él a Roma”. Y abundó: “Por eso con humor digo que Vertbitsky es el único periodista del mundo que escribió un libro contra un cardenal y lo hizo Papa”.
Más adelante, Bárbaro señaló haberle dicho al líder católico que en un momento había fantaseado con la posibilidad de pensar que, si él viajase, fuese recibido por el actual presidente, Mauricio Macri, y su antecesora, Cristina Fernández, los dos extremos de la geometría política argentina. Pero inmediatamente cayó en cuenta que esa idea era “una estupidez” porque “sería pensable en otro país”. “Sobre esa fractura, que no solo se da en la dirigencia sino también en la sociedad, es donde cuesta tanto que usted de un paso para acercarlos“, estableció.
“Me dijo que entiende qué nos pasa a los argentinos en esta forma de conflicto permanente”, aseguró. Entonces le explicó al líder católico que “el problema con él” en Argentina “no es religioso, sino político”. Lamentó la “limitación de muchos intelectuales” para entender que existe un lugar “más allá de su mundillo” y “todo lo que los trasciende les queda grande”. “Las miserias argentinas van más allá del Papa”, disparó.
Luego, Bárbaro consideró que Francisco en su país sería “la última barrera” que diría: “Señores, la codicia destruye a los humildes”. Advirtió que si no se forma un grupo dirigente capaz de trascender su codicia para pensar en lo colectivo, la sociedad se seguirá derrumbando. Criticó “la idea de Macri” de que “la codicia de los ricos construye una sociedad para todos” y se dirigió al Papa: “Santidad, se lo digo hoy, en dos años va a haber más pobres; siempre va a haber más pobres”.


El Papa y Argentina: “En 2018 no tengo espacio para viajar” (Vatican Insider/La Stampa).

“Toda la conversación transitó por la imposibilidad de construir una esperanza entre dos desesperanzas, que para mí -y él daba la impresión que coincidía-, corresponden a los que se fueron y a los que llegaron. El tema más de fondo es la impotencia por no poder construir un lugar donde haya un encuentro, un respeto”, siguió.
Y ponderó: “Quedó como flotando en el aire: Yo no voy porque en esa fractura (entre los argentinos), no tengo dónde ir. No me dijo eso, pe ro la descripción que uno le hizo y la aceptación que él hace de esa descripción dio ese resultado. En la charla vi un Papa preocupado por su país y con cierta idea de que es poco o nada lo que puede hacer por ayudarlo”.
M&M; “El impuesto a la renta financiera es peligroso, insensato e irresponsable”.
El Gobierno nacional impulsa una reforma tributaria que tiene como novedad el impuesto sobre los ahorros y apunta a los plazos fijos y bonos. La iniciativa, que parece salida de la plataforma política de un partido de izquierda, tendría como propósito captar ingresas mientras que se complica la baja del gasto público y aumenta el endeudamiento externo. Agustín Monteverde, economista y socio cofundador de la consultora de análisis macroeconómicos Massot & Monteverde, calificó con dureza el proyecto: “es algo realmente peligroso. Es insensato, imprudente e irresponsable”.
En duros términos, el economista Agustín Monteverde se refirió al impuesto a la renta financiera en el programa La Mirada de Roberto García. Si bien Monteverde admitió su preferencia por la Administración Macri ante las opciones electores disponibles en 2015, no escatimó en críticas por la suba del gasto público, la política de endeudamiento externo y la falta de una política económica homogénea.
Sobre la reforma tributaria, Monteverde apunto directamente al impuesto a la renta financiera, al que calificó de “algo realmente peligroso” y explicó: “Es insensato, imprudente e irresponsable. Imaginate un fulano deudor serial, que no le ha pagado a sus acreedores en reiteradas oportunidades, sale a la iglesia a pasar la gorra y cuando le van a poner plata él dice que tenés que darle cinco pesos más porque te cobra un impuesto. Argentina es un país desesperado por inversiones y por aumentar el ahorro pero a los ahorristas los salimos a castigar. Es un mensaje pésimo de inseguridad jurídica. Estamos hablando de gravar instrumentos cuyas condiciones de emisión dicen que son exentos de impuestos”.

Sobre las razones para gravar instrumentos de ahorro, el economista reflexionó: “La administración actual quiere quedar bien parada frente a las críticas habituales de la oposición”. Y cuestionó: “No hay un rumbo claro, no hay una visión que esté guiando al conjunto de toda la administración”.
Luego, Monteverde puso como ejemplo de aplicación del impuesto a la renta financiera el caso de los bono: “Hubo improvisación, para los bonos el impuesto puede ser mayor, porque lo que está gravado es la tasa facial ofrecida, ocurre que los bonos argentinos cotizan sobre la par en su mayoría. Por lo tanto, el rendimiento es inferior al prometido en la emisión del bono. La alícuota de impuesto puede ser mucho mayor del 15%. No se comprende”.
“La estrategia fue no apuntar tanto a bajar el gasto, sino endeudarse para bancarlo. Ahora en un país donde se necesitan fondos para esto los venimos a castigar”, agregó el socio cofundador de Massot & Monteverde.
“Y tenemos el tema de las Lebacs. Primero había que decir que es mentira que el stock de deuda es el que anuncia Finanzas, porque no computa la deuda del BCRA. Y esas lebacs ya superan la base monetaria”, advirtió.
Sin embargo, reconoció que “mientras haya posibilidad de acceder a los mercados financieros no habrá problema” para solventar el caso, el problema será cuando esto no sea posible. “Más riesgoso que la deuda fiscal es la cuasifiscal”, advirtió.
Luego, estimó que en verdad la reforma a la cual apuesta el Gobierno nacional es a “la previsional, que tiene un impacto muy importante” en las arcas públicas y si bien celebró que “la recuperación se ha consolidado y extendido” en la economía nacional, sin embargo “hoy tenemos déficit gemelos. Apunta a cerrar arriba de US$27.000 millones de rojo, esto habla de falta de sustentabilidad en el tiempo y con atraso cambiario”.

Fuente: Urgente 24, Vaticaner Insider, La Stampa.

Buenos Aires, 9 de Noviembre de 2017
Arq. José Marcelino García Rozado
Ex Subsecretario de Estado
1973/1976 y 1989/1993.

 

 

Se el primero en comentar en "JUAN CARLOS DE PABLO: “DEFINITIVAMENTE ESTOY PREOCUPADO POR EL ENDEUDAMIENTO”. MACRI Y LOS MEDIOS; Y LA GRIETA IMPIDE LA LLEGADA DE FRANCISCO. EL IMPUESTO A LA RENTA."

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*