¿OPVS ESPAÑOLAS PARA LA ARA?

OPV G16 diseñado por la empresa española Astilleros Gondan. Foto – Gondan

En los últimos días, las relaciones entre Argentina y Francia han sufrido un serio vuelvo (¿?), del que España puede ser la nación más beneficiada. En efecto, cuando todo el mundo daba por hecho que Naval Group -la antigua DCNS- se iba a hacer con un contrato de fabricación de cuatro patrulleros de altura (OPV) para la Armada Argentina, las situación entre ambos estados se ha deteriorado de tal modo, que ya nadie cuenta con que la industria gala vaya a ver un euro de este concurso público.
No es ningún secreto que la Armada Argentina necesita renovar su parque naval. En este sentido, adquirir una serie de patrulleros multipropósito capaces de operar más allá de la Zona Económica Exclusiva, se antojaba vital para mantener la soberanía sobre las aguas propias y sobre las zonas de interés. Es por ello que en los últimos años el gobierno de Buenos Aires ha venido tanteando a diversos constructores navales, siendo la española Gondan la que ha presentado hasta el momento la mejor oferta, seguida por Navantia. De hecho, más que tantear lo que Argentina había hecho era iniciar un concurso cerrado en el que únicamente participaban los tres candidatos que hemos mencionado.
Dado que en este tipo de contratos las relaciones intergubernamentales pesan más, en muchas ocasiones, que las propias ofertas, era la francesa Naval Group, siempre respaltada por el Elíseo, la que contaba con más papeletas para hacerse con un contrato que, sin ser astronómico, se cifra en torno a los 400 millones de euros. Entre los argumentos esgrimidos por Naval Group estaba la inclusión, en el paquete, de cuatro helicópteros, algo que al parecer, ni Navantia ni Gondan habían ofrecido aunque, eso sí, sus precios eran notablemente inferiores, para plataformas de calidad y características similares.
Por desgracia para Francia, el veto que mantiene en el seno de la UE a las exportaciones argentinas de biodiésel -vitales para la maltrecha economía del país iberoamericano- ha “obligado” al presidente Macri a congelar la asignación de este contrato, como medida de presión política hacia París y a reiniciar en la práctica las negociaciones, preparando ya un concurso público con un nuevo pliego de condiciones, en lugar de asignar directamente el contrato a la industria francesa.
En este contexto, es España quien puede salir más beneficiada, pues bien Gondan o bien Navantia podrían terminar haciéndose con el contrato, si finalmente se lanza una licitación internacional… Será cosa de cruzar los dedos, pues nuestra industria naval lo necesita.

Buenos Aires, 6 de noviembre de 2017
AREA DEFENSA NACIONAL
ICIMISS – CIMISS

Se el primero en comentar en "¿OPVS ESPAÑOLAS PARA LA ARA?"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*