RÉCORD DE LOS ACTIVOS HIGH TECH EN WALL STREET

Las 3 principales empresas de alta tecnología de EE.UU —Amazon, Google/Alphabet, Microsoft— superaron todos los récords históricos de cotización en Wall Street la semana pasada.
Amazon experimentó un aumento de 8,4% en el valor de su stock accionario en el tercer trimestre del año, con acciones que cotizaron a más de US$1.000 cada una debido a que sus ventas crecieron 34% en ese periodo, y superaron US$43.700 millones.
Google elevó 4,3% la cotización de sus activos, con un alza de 24% en sus ventas, que alcanzaron a US$27.800 millones. Las acciones de Microsoft aumentaron 6,6%, entre junio y septiembre, con ganancias que superaron 30% y una capitalización de mercado de US$630.000 millones, por encima del nivel alcanzado en 2001, en pleno apogeo de la burbuja dot.com.
La capitalización combinada de las 5 mayores compañías high tech norteamericanas —las 3 de vanguardia más Twitter e Intel— superó US$2 billones en la tercera semana de octubre, más allá de los pronósticos más optimistas.
A partir del 8 de noviembre –fecha del triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de EE.UU.–, el S&P500 ha tenido 54 récords históricos sucesivos y Wall Street ha recibido US$5,5 billones.
Es la primera vez desde 1928 que el índice estrella de Wall Street ha crecido sistemáticamente casi 1 año sin sufrir en ese periodo una corrección de 5% al menos una vez.
La regla en los mercados es que se adelantan a las tendencias que prevén; y el cálculo que tienen a la vista los inversores de Wall Street es que por cada punto porcentual que disminuya la tasa corporativa del impuesto a las ganancias —hoy es 35%, y trepa a 39,4% si se le suman los tributos estaduales— aumenta US$1 la ganancia por acción de las empresas que integran S&P500.
Todo indica que el gobierno de Trump y los republicanos que controlan las dos Cámaras del Congreso lograrían a fin de año recortar ese impuesto de 35% a 20%, por debajo del nivel promedio de los 32 países de la OCDE (24,4%).
La “nube” es la clave de lo que sucede con las firmas high tech en EE.UU., encabezadas por Amazon (AWS), cuya ganancia ha aumentado en la cloud computing 42% en el tercer trimestre.
El valor de Amazon creció 29% en 2015 y 40% en 2016, y cubre ya 35% del mercado global de la “nube”, 3 veces más que el esfuerzo combinado de sus 2 principales competidores: Microsoft y Google.
Significa que el valor del stock accionario de Amazon ha aumentado más de 800% desde que se convirtió en empresa pública en 1997, lo que revela un crecimiento de más de 50% por año.
El impacto bursátil de AWS se funda en la siguiente previsión: la totalidad de las empresas estadounidenses estarán en la “nube” en 2025, o fuera del mercado, y un tercio o más de la totalidad de los negocios por Internet tramitarán entonces en la “nube” o cloud computing.
La “nube” se sustenta en 4 plataformas de supercomputación norteamericanas (Amazon, Google, Microsoft y Facebook) y 3 chinas (Alibaba, Tencent, Baidú); y estas 7 superplataformas, que conmás de 5.000 millones de usuarios, tienen como contrapartida, en más de un 80%, unidades de Internet móvil (smartphones).
Por eso ha surgido un sistema interconectado e interactivo de alcance global, cuyos protagonistas son centenares de millones de productores/consumidores encabezados por las startups de alta tecnología, cuyo epicentro está en China.
Atrás ha quedado, como principal expresión del capitalismo del siglo XXI, el sistema integrado transnacional de producción, constituido por 88.000 empresas transnacionales y sus 600.000 afiliadas y asociadas.
El nuevo sistema global crea incesantemente la más extraordinaria masa de información que ha conocido la historia del capitalismo. De ahí que la tecnología decisiva del nuevo sistema sea la “Inteligencia Artificial” (AI), cuya tarea es descubrir las pautas estructurales de ese gigantesco universo informativo.
El mundo está en las vísperas de un extraordinario surplus de productividad, desatado por el subproducto de la “nube” o cloud computing, que es la nueva revolución industrial (informatización completa de la manufactura y los servicios) a través del despliegue de 3 tecnologías fundamentales: “Inteligencia Artificial”, Internet de las Cosas (IoT) y robotización. EE.UU. tendría 5,2 robots por cada 1.000 trabajadores en 2025, y esto equivaldría a un auge de la productividad de más de 30% en ese periodo.
Esto es lo que sucede en Wall Street hoy.

Jorge Castro

(Clarín.)

Se el primero en comentar en "RÉCORD DE LOS ACTIVOS HIGH TECH EN WALL STREET"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*