LAS FFAA: ¿PARA QUÉ?

Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra sea sinónimo de una PAZ verdadera, si no viene acompañada de equidad, verdad, justicia, y de solidaridad. SS Juan Pablo II (1980).
Si quieres la paz, prepárate para la guerra. Pero no olvides ver toda la realidad, o la perderás. Sung Tzu (500 a C).


Introducción
Infobae dio a conocer 27 de agosto de 2017 la reunión que habrían mantenido los ministros de Seguridad y Defensa, con el jefe de Gabinete y el presidente Macri.
http://www.infobae.com/politica/2017/08/27/en-los-cuarteles-ven-con-reticencia-la-idea-del-gobierno-de-utilizar-las-fuerzas-armadas-contra-el-terrorismo-y-el-narco/
Esta opinión tiende a colaborar en dicha tarea para que se comprenda que aun tomando una decisión inmediata, el resultado óptimo se obtendría en varios años. Pero es necesario comprender que es muy necesario hacerlo de inmediato porque hoy no tenemos nada profundo ni serio, salvo “los buenos deseos”. Estamos desorganizados, en favor de la antipatria.
Antes de formular sugerencia alguna recordaremos sucesos de nuestro pasado muy cercano que sirvieron para cometer los errores que hoy deben corregirse con profundidad, seriedad y con visión de futuro, pero jamás para vengarse, pero sí para superar esos errores y para obtener lo que toda Política debe lograr: construir nuestro Bien Común sobre bases sólidas, y dentro de la CN, pero jamás por intereses exclusivamente partidarios.
LOS ASPECTOS LEGALES
Son los más importantes y prioritarios a establecer con el consenso de la mayoría. La incorporación de las FFAA a la política nacional, y en particular en la lucha contra el Narcoterrorismo impone una legislación adecuada a los tiempos presentes y futuros que en este momento no existe en el País.
Las pocas que existían han sido derogadas o modificadas, por citar algunas de ellas:
1) El presidente Cámpora en Mayo de 1973 derogó el Fuero Anti Subversivo y todo el cuerpo legal que lo conformaba. Hoy continúa la misma situación legal.
2) En enero de 1974, cuando el primer ataque subversivo al cuartel de Azul, el presidente constitucional Juan D Perón ordenó el aniquilamiento de los subversivos. En esas mismas condiciones, en diciembre de 1974 se estableció por Decreto de María Estela Martínez de Perón, entonces Presidente Constitucional, el inicio de las operaciones antisubversivas en la Provincia de Tucumán. En esas mismas condiciones legales, por otro Decreto de mediados de 1975 de la misma Presidente constitucional, se extendió la lucha antisubversiva a todo el país. Pero no se repuso el cuerpo legal correspondiente para esas tareas.
3) En enero de 1984 se derogó el Código de Justicia Militar y se dictaron nuevas leyes de Defensa Nacional. El conjunto de lo disponible hoy, no conforma actualmente de ninguna manera, una política de estado útil ni eficiente ni conveniente para el tema Defensa Nacional, y dentro de ella, la lucha Anti Narco Terrorismo, que se desea analizar para el futuro cercano.
4) En 2003 se “suprimieron” (no se derogaron) indultos vigentes durante los periodos presidenciales de Alfonsín y de Menem, declarando inconstitucional solamente lo referente a las FF AA y FF SS, pero se mantuvieron los indultos relacionados con el personal subversivo por los mismos hechos.
Jamás existieron dos verdades para un mismo hecho y en el mismo documento jurídico. A los subversivos no se los juzgó jamás, pero sí se los premió política y económicamente por similares hechos y crímenes.
Recordar además que No Es un acto de JUSTICIA juzgar a cualquier criminal por fuera de la CN, como sucede en nuestro país solamente para los militares y no para los verdaderos criminales que voluntariamente fueron entrenados en el exterior, financiados con sus robos y extorsiones, y atentaron contra las autoridades nacionales legalmente constituidas (Juan D. Perón y Estela M. de Perón) y hoy les dan el titulo de “demócratas”.
5) El fuero penal civil empleado desde 2004 en nuestro país, no es útil ni eficiente para el campo específico militar. Tampoco lo es en el resto de los países del mundo. Es impropio.
Asociaciones de abogados argentinos desde hace más de una década hablan públicamente de “jueces prevaricadores”. El Dr Sebastián Soler enseñaba en la Universidad Argentina, que el prevaricato consiste en hacer pasar como del derecho, algo que positivamente no lo es.
6) Según las leyes vigentes, las FF AA tienen prohibido actuar dentro de nuestro país en operaciones militares y de inteligencia, de cualquier naturaleza.
Pero desde hace 70 años todas las guerras han sido de carácter interno. Nuestras leyes van de contramano con la realidad mundial. EEUU, Inglaterra, Francia, Rusia, China, etc ven la realidad en otra forma, o ¿nos copiarán por nuestra seriedad y estrategias?
7) El Estado Argentino no ha reconocido jurídicamente hasta la fecha a ninguna de las innumerables víctimas inocentes (todos civiles) de los múltiples hechos producidos por el terrorismo con sus ataques y bombas, desde 1965 a 1980. Es evidente que el problema no está visto ni analizado integralmente. ¿Nos conviene seguir así?
Proposiciones relacionadas con aspectos legales
Es necesario contar cuanto antes con una política de estado sobre las funciones, el empleo, y responsabilidades de las FF AA dentro de nuestro marco constitucional actual, sin mezquindades políticas ni ideología partidaria alguna. Todos los argentinos dentro y para la misma CN. Nadie por fuera.
Se debe reinstalar una Justicia Militar y su correspondiente Código de Justicia Militar, como los tienen todos los países del primer mundo para sus FF AA, que les permiten actuar dentro y fuera de su país, porque el enemigo puede ser interno y/o externo, simultáneamente o no. Hoy los pensadores filo comunistas de nuestro país nos exponen que deseamos una reestructuración de las FF AA para favorecer a la plutocracia argentina, pero nos ofrecen su accionar decidido en favor del caso de los Mapuches en el sur argentino, de apoyo a Venezuela, etc. ¿Eso es “cumplir” con la CN?
3) Reorganizar cuanto antes las tareas de inteligencia (para el marco internacional y nacional), integrando las partes nacionales y/o provinciales, con personal que satisfaga las condiciones de idoneidad que determina nuestra CN (Art 16), con fines concurrentes para el total cumplimiento de las nuevas leyes de la Defensa Nacional. Sólo se puede saber la verdadera Verdad, si es elaborada por gente competente, no por aprendices de brujos o comentaristas de TV.
DOCTRINA
1) Luego que se cuente con todo lo necesario legalmente para nuestra Defensa Nacional, y en particular, para luchar contra el Narcoterrorismo, se puede comenzar en las 3 FF AA con la elaboración de la doctrina militar correspondiente a cada una de ellas, y a la doctrina de su empleo conjunto, de acuerdo a las normas legales establecidas.
2) No bien se disponga casi un 50% de la doctrina elaborada y aprobada por el PEN, recién se podrá disponer de los elementos de juicio sólidos para iniciar los estudios para el Equipamiento militar más conveniente y necesario para sus operaciones.
ADIESTRAMIENTO
1) El adiestramiento permitirá no solo incorporar el conocimiento de los nuevos materiales y equipos sino también las nuevas formas de operaciones que este tipo de lucha establecieron, y las nuevas formas de lucha que habrán de introducir en el futuro, a no dudarlo.
2) Las FFAA deberán capacitarse específicamente, conjuntas y combinadas.
3) No olvidar:
a) que nuestras FF AA están equipadas para una guerra convencional de hace 50 años, y el 65 % de su equipamiento no sirve para acciones anti narco, ni anti terrorismo ni anti nuclear.
b) Las FF AA no están preparadas ni tienen vocación para la protección de fronteras en forma permanente.
c) que el 80 % de la lucha contra el enemigo narcoterrorista requiere gran eficiencia de los organismos de inteligencia especializada, desde mucho tiempo antes del inicio de cualquier operación.
RESPALDO TÉCNICO
La DGFM pertenece a otra época, totalmente superada. Debe ser disuelta totalmente, y considerar que los nuevos equipos que fueren necesarios, en su gran mayoría podrían ser diseñados y producidos en nuestro país con alta eficiencia, pero jamás por una empresa estatal, por la baja calidad y los altos costos de los productos elaborados según ese sistema (influido política y sindicalmente, y lo más importante, siempre está atrasado tecnológicamente).
Recordar: Una gran democracia debe progresar o pronto dejará de ser grande, o de ser una democracia. F.D. Roosevelt (EEUU, 1929, cuando la “gran depresión” económica).
FINALMENTE
1) Dejamos en claro que nunca las FF AA tuvieron miedo de ser empleadas en las luchas que fueren necesarias por y para nuestra patria. Los oficiales, los suboficiales y los soldados siempre hemos salido del pueblo argentino, y para el servicio fijado en la CN, a pesar de sus errores en las participaciones políticas (pedidos y alentados siempre por sectores políticos, económicos y financieros locales).
También recordemos que las cláusulas de los DD HH, levantadas como “bandera” en realidad permitió conformar un gran negocio monetario para todos sus participantes (Jueces, fiscales, testigos y público pertenecientes al equipo ideológico de Hebe de Bonafini, Kunkel y otros). Todo eso ha estado muy lejos de la Justicia, de la Verdad y de la Constitución. Y aún lo está hoy. Falta limpiar la casa.
El tema actual de la resistencia militar para actuar hoy en el nuevo campo es ético–moral, no es financiero ni político ni de equipamiento. Lo que desean es no ser nuevamente traicionadas por los equipos de políticos como el “chivo emisario” de sus errores y mezquindades, aprovechando la falta de una legislación adecuada, que marque claramente el campo legal para todos.
La desorganización legal es mayúscula en nuestro país, desde hace varias décadas.
2) Los autores del presente trabajo esperan haber podido mostrar los temas más importantes que intervienen en la consideración del Tema Militar, y esperan haber podido ser útiles para iniciar la formación de valores razonables para nuestro progreso hacia el Bien Común, con la Verdad y la Realidad, y, como todos lo deseamos: hacia una sociedad madura y dentro de la Constitución Nacional.
3) Se agrega el Anexo 1 como recordatorio de conceptos básicos aún vigentes en el mundo, no solamente en nuestro país.
Gustavo Luis de Bianchetti
Cnl. (R) OIM – DNI 4.813.318
Guillermo Gustavo López
Cnl. (R) OEM – DNI 8.604.981
Publicado en el Informador Público • 11/11/2017

Se el primero en comentar en "LAS FFAA: ¿PARA QUÉ?"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*