PALO EN LA RUEDA A UNA BICICLETA CON JUICIOS LABORALES

30% DE RECARGO EN DEMANDAS A LAS ART. Hay más de 1 millón de juicios en cuya carátula están las compañías de seguros. Predominan las demandas a las ART por accidentes de trabajo, sobre las patrimoniales y mixtas, retiro, transporte público de pasajeros y vida. Los jueces actualizan los montos en juego con tasas activas de interés del 30%, adaptados a la referencia que fija el Banco Central. Semejante porcentaje arma una bola de nieve a pagar y ¿qué venían haciendo las aseguradoras para resarcirse? Calzarse en Lebacs y empatar las tasas. La Superintendencia de Seguros de la Nación le puso fin a la operatoria, que para las empresas representaba un 40% de sus inversiones financieras y a los fondos comunes de inversión les ocupaban, en general 17% de los activos, a junio de 2017. ¿Se está ante una asfixia financiera para conc entrar el sector? Antes que analizar esa posibilidad, Mauricio Macri había denunciado una industria del juicio y la existencia de mafias en el ramo y el mes pasado la Corte dio vuelta la tortilla con un fallo en contra de los reclamantes. Los fondos comunes de inversión están reconformando portafolios para sus clientes aseguradores que no afecte los rendimientos, la liquidez y la calidad crediticia. Lo hacen en defensa de un negocio en el que administran un patrimonio de $500 mil millones, casi US$30 mil millones que significan poco más del 5% del PBI de la economía.

Los juicios a las aseguradoras acumulados este año superan al anterior, aunque un reciente fallo de la Corte los desalienta. El gobierno impide calzarse con Lebacs.

Hay creciente mar de fondo entre las aseguradoras y en los fondos comunes de inversión por la efectivización de la resolución 41057-E/2017 de la Superintendencia de Seguros de la Nación, que las dejó afuera del negocio financiero de las Lebacs, o sea del 40% de las inversiones de cartera que hace el sector.

No sólo les cortaron la posibilidad de beneficiarse con las siderales recompensas de casi el 30% anual que paga la autoridad monetaria por esas letras para financiar el déficit fiscal, sino que las descalzaron de la forma en que se compensaban por la regulación que aplican los jueces en más de 600.000 juicios tomando como base la tasa de los Lebacs.

E inclusive hay otras 100 mil causas atadas a tasas activas, expensas , alquileres, honorarios etc, en las cuales la referencia del BCRA es determinante para fijarles el nivel. Encima por las ART el efecto se traslada a casi un millón de juicios.

Entre las aseguradoras, las que más demandan rendimientos son las ART, cuyas indemnizaciones son determinadas por la justicia laboral y muchas veces tienen ajustes mayores al 30%.

Para el resto de las compañías, con pasivos de largo plazo, la inversión en fondos comunes de inversión se complementa con las posiciones en fideicomisos (que pueden rendir más del 30%) y los depósitos bancarios (plazos fijos y cuentas a la vista remuneradas).

“Se percibe un renovado interÍ s de las compañías de seguro por plazos fijos de entre 6 y 12 meses”, confiaron en un banco.

Samuel Wainstein, Institutional Sales de banco Mariva, confirmó el alza en la tasa de depósitos: “Subimos un poquito la tasa larga de los plazos fijos, a 27%, pero por ahora no vimos un gran flujo de aseguradoras. En cuentas a la vista remuneradas, estamos pagando alrededor de un 22%”.

Según los datos de junio, las Lebacs representaban el 48% de las carteras de los fondos comunes de inversión argentinos, donde 289 de los 440 fondos poseían esas letras, lo que los convertirá en inversiones no admisibles para las aseguradoras.

Reorientación de las carteras

En la regulación, se les ha permitido a las aseguradoras aumentar su exposición a bonos del gobierno, bonos municipales y fondos comunes de inversión cerrados. Otros valores que anteriormente no eran elegibles para los márgenes de solvencia regulatoria y ahora lo son incluyen fideicomisos creados en el marco del régimen de participación público-privada, valores respaldados por hipotecas, títulos emitidos por fondos de infraestructura o desarrollos inmobiliarios.

Aunque la mayor variedad de inversiones elegibles diversificará los activos, la calidad crediticia de las carteras se debilitará porque la mayoría tienen una calidad crediticia y liquidez más bajas que aquella de las Lebacs.

Sin embargo, ya están recibiendo propuestas de algunas gerenciadoras que hicieron cambios en los FCI que estaban posicionados fuertemente en Lebac (conocidos como “T+1”).

“Se puede armar un sintético con tasas de futuros de dólar y un activo denominado en dólares y se obtendrían rendimientos muy similares a las Lebac”, explica Pablo Santiago, director de Global Agro Broker.

Otras opciones, como la de Compass, remiten a un fondo que invierte en bonos corporativos en pesos y que compite con las Lebac porque rinde en promedio Badlar + 4,5%”.

Si bien las letras de Banco Central aportaron y mucho a que haya habido fondos comunes de inversión que tuvieran rendimientos del 40 al 100%, otros componentes, como el índice Merval, que agrupa a las principales acciones, hizo lo suyo, al subir 39%.

El reacomodamiento de los portafolios sucede en momentos en que se puso en tela de juicio la solvencia del sector, cuando a mediados de año la SSN inhabilitó a cuatro, 14 de las cerraron sus balances fue con déficit de capital y otras 15 lo hicieron con un superávit de capital menor al 3%.

Pero el conjunto viene sufriendo una erosión del superávit de capital, básicamente porque, como dice Guillermo Díaz, de Ernst & Young, “el resultado positivo del negocio no alcanza para equiparar el aumento de exigencia de capital”.

A esto hay que agregar que para un sector de compañías, el incremento de las reservas de automotores produjo un fuerte aumento de los pasivos.

Las demandas judiciales que afrontan son un drenaje abierto para la actividad, si bien en octubre declinaron 5% interanual, aunque el acumulado en 10 meses de 2017 aumentó 8%.

Indicadores del mercado asegurador publicados por la Superintendencia de Seguros de la Nación muestran que en octubre el mayor incremento en el año se ha producido en riesgos del trabajo, con el 83,85%, seguido de patrimoniales y mixtas 35,66%. Seguros de retiro 7,72%, y transporte público de pasajeros 7,26%.- Contrariamente, la sección Vida ha disminuido la cantidad de siniestros en un 42,69%.

Las características del acumulado a octubre apuntan a que persiste la mudanza de juicios: baja del 34% de demandas en CABA y suba del 69% en provincia de Buenos Aires, lo cual sería indicativo de que la Ley Nacional 27.348 de ART sigue mostrando que el camino iniciado está en la dirección correcta, según el último reporte de la Unión de Asegur adores de Riesgos de Trabajo (UART).

En octubre/17 comparado con octubre/16, se registró una nueva caída en las notificaciones de demandas a las ART. Para el total país, es del 5%, a pesar del significativo incremento en la provincia de Buenos Aires.

El comportamiento de las principales jurisdicciones durante octubre fue:

CABA = -34%, aplicación plena de la Ley 27.348

Provincia de Bs. As.+ 69%, está pendiente la adhesión a la Ley Nacional, que si bien tiene media sanción en Diputados de la Provincia, sigue a la espera de tratamiento en el Senado Provincial. Todo indica que sería inminente. Pero la espera y la dilación es costosa.

Córdoba = -10%, provincia que adhirió a la Ley Nacional el 24 de mayo pasado. Con aplicación plena desde el 15/9.

Mendoza= +7%, acaba de aprobar la adhesión a Ley Nacional, todavía no está en vigencia.

Santa Fe= -3%, es la jurisdicción que le sigue a Prov. de Bs. As. en cuanto a proporción de juicios que concentra (el 11,5%).

Resto de las jurisdicciones= +5%, todavía no hay ley aprobada.

Considera la necesidad de que las provincias adhieran a la Ley Nacional y que la Justicia acompañe mediante su accionar, a fin de sostener en el tiempo las ventajas del sistema en disminución de accidentes y mejoras prestacionales, en cuya dirección acaban de emitirse sentencias ejemplares de la Corte.

En cuanto a la resolución 41057-E/2017, el director comercial de Albacaución, Diego Brun, sostuvo que se busca que las inversiones de las aseguradoras sean de mediano a largo plazo (no corto), pero como contrapartida de una tasa de rentabilidad bastante menor”.

Instó a que “la composición de la cartera de inversiones tenga como mínimo un equilibrio que permita superar la preservación del patrimonio”.

Señaló que “hubiera sido más correcto acotar el porcentual de inversión sobre las colocaciones a corto plazo en lugar de prohibirlas.

El control del Estado sobre un inversor institucional, como el sector asegurador, debe efectuarse sobre la seguridad de los instrumentos financieros, nunca sobre la libertad de acceso”.

Buenos Aires, 8 de diciembre de 2017

Arq. José Marcelino Garcia Rozado

Ex Subsecretario de Estado

1973/1976 y 1989/1993

Se el primero en comentar en "PALO EN LA RUEDA A UNA BICICLETA CON JUICIOS LABORALES"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*