SUBMARINO ARA SAN JUAN: DEL “CIGARRILLO” DE LA ARMADA A LO QUE CALLAN LOS RUSOS; Y HABLAR CON EL “DIARIO DEL LUNES”

Este viernes (8/12) la Armada brindó un nuevo parte en relación con la búsqueda del Submarino ARA San Juan. El Capitán Balbi explicó que “no hubo novedades” y puse un ejemplo: “El área es grande, es como tratar de encontrar un cigarrillo de 6 centímetros en un cancha de fútbol con un área de 100 x 40 metros”. En tanto, los rusos ya descendieron 2 veces con el ROV (vehículo operado remotamente) a más de 900 metros pero no habrían informado los resultados de esas inmersiones ni a la Armada ni al Ministerio de Defensa. Tras amagar con un mensaje, el Presidente habló en una improvisada conferencia de prensa. Por tres días consecutivos, algunos medios anticiparon un mensaje del presidente que no se produjo. El submarino ARA Santa Cruz tuvo una avería en 2006. Garré se enteró y no lo dejó seguir. Ahora en Defensa creen que si Aguad sabía (?) paraba el San Juan.

El cigarrillo en la cancha de fútbol, el ejemplo de la Armada y Macri con autoridades de la Armada

La Armada Argentina emitió un nuevo parte sobre la búsqueda del submarino ARA San Juan. El vocero de la fuerza, Capitán Enrique Balbi, anunció que “no hubo novedades” sobre la nave desaparecida el pasado 15 de noviembre, y precisó que “ya fue barrida dos veces” el área de operaciones. Además, puso un ejemplo sobre la tarea que llevan adelante y el tamaño del sector en el cual se realizan los rastrillajes: “El área es grande, es como tratar de encontrar un cigarrillo de 6 centímetros en un cancha de fútbol con un área de 100 x 40 metros”.

Balbi informó también que participan del operativo el barco Yantar ruso que investiga un objeto a 950 metros de profundidad, el Islas Malvinas que hace lo propio con otro objeto ubicado a 830 metros y el Atlantis con uno a 770 metros profunidad. Cada uno de estos navíos cuenta con un ROV, un vehículo sumergible que se maneja en forma remota.

Mañana se prevé que se vuelva a sumar el HMS Protector de la Marina británica y el buque oceanográfico Víctor Angelescu que se dirigirá al norte del área de búsqueda actual que era la dirección que debía estar tomando el ARA San Juan en su derrota desde Ushuaia a Mar del Plata.

Por su parte, también el buque Puerto Argentino se ocupará de barrer nuevamente el elipse en la zona donde el Organismo para la Prohibición de los Ensayos Nucleares, con sede en Viena, informó de “un evento consistente con una explosión”.

“Las condiciones meteorológicas nos favorecen”, advirtió Balbi hoy (8/12) y reiteró que la búsqueda continuará “hasta agotar los medios” a la vez que precisó q ue “no hay fecha fijada” para que el apoyo internacional abandone el operativo.

Sobre el Yantar, en el Gobierno nacional estarían esperando con ansiedad los resultados de su rastrillaje. Fuentes oficiales citadas por el diario Clarín dijeron que los rusos ya descendieron 2 veces con el ROV a más de 900 metros, aunque trabajan con mucho secretismo y no brindan mucha información sobre su progreso, ni a la Armada ni al Ministerio de Defensa, Oscar Aguad.

“En teoría (el Yantar) hizo su propio barrido durante un día y el jueves se dedicó al contacto de 940 metros, por el momento sin dar reporte. Calculamos que lo harán cuando tengan novedades”, fue todo lo que pudo decir Balbi sobre las tareas de los rusos.

Mauricio Macri finalmente habló sobre el submarino ARA San Juan luego de que se diera por finalizada la búsqueda con vida de los 44 tripulantes, y pidió “bajar la ansiedad” en medio de los reclamos de los familiares al Gobierno.

Principio del formulario

Después de varios días en los que desde la Casa Rosada se dejó trascender que el Presidente emitiría un mensaje grabado para solidarizarse con los familiares de los tripulantes, algo que finalmente no sucedió, Macri terminó hablando sobre el tema ante la consulta de un grupo de periodistas durante un acto en la localidad de San Benito, en Entre Ríos.

“Lo más importante en este momento tan doloroso para los argentinos, especialmente doloroso para los familiares de los marinos, es que seamos respetuosos de ese dolor. Hoy estamos en la búsqueda, seguiremos con la búsqueda”, declaró el mandatario.

“Para entender por qué pasó y qué es lo que pasó, tenemos tiempo. Lo que yo les pido a todos es que bajemos la ansiedad y démosle prioridad a la búsqueda y a respetar los tiempos y el momento de los familiares”, agregó Macri, a quien los familiares le reclamaron el fin de semana que hable sobre el tema.

Las palabras de Macri llegan después de que el ministro Oscar Aguad dio por “muertos” a los 44 tripulantes del ARA San Juan desde un estudio de televisión, lo que provocó una fuerte reacción de los familiares contra el cordobés, a quien ya le habían hecho pasar un mal momento la semana pasada.

Aunque era esperable que sea consultado por el tema, la actitud de Macri reflejó cierta incomodidad por ser obligado a hablar sobre el submarino, después de casi una semana en la que se inclinó por el silencio y mientras en el Gobierno se sigue debatiendo respecto de la conveniencia del momento para dirigirse a los familiares.

Como se explicó, uno de los factores que frena al presidente es la incertidumbre que hay respecto de las razones de la desaparición del submarino.

Previamente Mauricio Macri decidió postergar la grabación de un mensaje para referirse a la tragedia del submarino ARA San Juan, que llevaba 44 tripulantes que ya no serán rescatados.

Principio del formulario

En lugar de esto la Casa Rosada parece haber optado porque sea el ministro de Defensa, Oscar Aguad, quien se refiera al tema. El ministro asistió este viernes por la noche a los estudios de TN y allí explicó que se decidió dar por finalizado el viernes pasado el convenio internacional de búsqueda y rescate, porque este finaliza “cuando son rescatadas o ya no hay condiciones de vida”.

El presidente recibió este lunes a legisladores de Cambiemos en Olivos y luego grabó el mensaje.

“Un informe de la Armada dijo que las condiciones del ambiente extremo donde se desarrolló el suceso y el tiempo que había transcurrido era incompatible con la existencia de vida humana”, agregó el ministro.

“¿Es decir que están todos muertos?”, preguntó Joaquín Morales Solá. “Exactamente”, respondió el ministro con una falta de tacto incomprensible.

La respuesta del ministro, que pasó un mal momento días atrás cuando visitó a los familiares, parece intentar ponerle un corte a un drama que está golpeando al Gobierno.

Los medios más grandes del país vienen publicando desde el viernes, tras el anuncio que dio por finalizado el rescate, que el presidente Macri emitirá un mensaje grabado para solidarizarse con los familiares de los tripulantes.

De acuerdo a estas versiones, el mensaje iba a ser grabado primero el viernes y luego este lunes. Sin embargo, en la Rosada señalaron que el mensaje no fue grabado, aunque no descartan que Macri lo hiciera en los próximos días, como asi sucedió.

Pese al reclamo de los familiares, que le pidieron que hable, el presidente aún se inclina por el silencio y mantiene una agenda reducida de actividades al interior de la Quinta de Olivos y sin contacto con la prensa. Este lunes, por ejemplo, se reunió con legisladores de Cambiemos.

Aunque en el Gobierno hay un debate respecto de la conveniencia de que hable cuanto antes. De hecho en la Rosada admitieron que el mensaje podría aparecer en cualquier momento.

Uno de los factores que acaso detiene al presidente es la incertidumbre que hay respecto de las razones de la desaparición del submarino, que perdió contacto con la Armada el miércoles 15 de noviembre.

En el medio crecen las críticas al gobierno porque al parecer el submarino partió sin las mínimas medidas de seguridad y cuando tuvo un desperfecto acaso se actuó con displicencia. Pero también enfrenta serias críticas la pasada gestión de Cristina Kirchner porque según investiga la justicia federal, en la crítica reparación de media vida del submarino, al parecer hubo corrupción y hasta se podrían haber utilizado materiales vencidos.

“Eso es motivo de la investigación -dijo sobre la actuación de la Armada- Ahí puede estar el meollo de la cuestión, pero eso es motivo de la investigación judicial y también de la investigación de la Armada. Determinar si la avería era grave o no. No olvidemos las condiciones del ambiente que eran extremas. Había olas de ocho metros”, señaló Aguad, ratificando la información publicada en su momento en exclusiva por LPO, que daba cuenta que el ministro no había sido alertado de la situación en toda su gravedad, siendo esta información falaz y faltando a la verdad.

“Un submarino es muy inestable con esas condiciones. El mar argentino es muy hostil. Todos debieron tomar en cuenta lo que estaba pasando. También confío en el capitán del barco, que todos hablan de su experiencia. Que estaba al mando de la nave y podría haber tomado otra decisión”, agregó.

En 2008 el submarino Ara Santa Cruz registró una falla técnica cuando se dirigía a Chile y debió detenerse en Ushuaia, donde la tripulación fue rescatada y la nave enviada a reparar a la empresa Tandanor, que nunca volvió a ponerlo a flote.

Principio del formulario

Los militares de carrera recuerdan aquel incidente por estas horas y remarcan una diferencia la desaparición del ARA San Juan: Nilda Garré, entonces ministra de Defensa, supo del desperfecto a tiempo, frenó la nave en la ciudad más austral del país y rescató a sus tripulantes.

Según el relato que pudo reconstruir LPO en aquella época, tampoco le fue tan fácil, porque las autoridades militares suelen retacear información por cuestiones de “secreto militar”, a veces mal entendido.

Tal es así que recién con la nave en el agua Garré recibió informes de fuentes propias que alertaban sobre posibles problemas de mantenimiento, con esa información ordenó seguir su trayecto en tiempo real y pronto le informaron de una “avería”.

De inmediato le ordenó al jefe de la Armada, Jorge Godoy, detener el ARA Santa Cruz en Ushuaia, envió peritos propios y suspendió el viaje que emprendía a Valparaiso.

“Suele pasar, por la presión de los contralmirantes, que los capitanes de navío salen sin estar en perfectas condiciones. Un piloto comercial, por ejemplo, jamás sale sin estar seguro”, admiten en Defensa.

ARA Santa Cruz gemelo del ARA San Juan

“La nave se está preparando para participar de una actividad internacional con la Armada de Chile. Estaba realizando un patrullado y tuvo que suspenderlo para ingresar a puerto”, informó en ese entonces a los medios fueguinos el comandante del Área Naval Austral, contraalmirante Daniel Martín.

La comparación con el submarino extraviado en el golfo San Jorge es inevitable. “Si Oscar Aguad hubiera sabido de fallas en las baterías, lo paraba y salvaba los tripulantes, porque ningún ministro arriesga vidas si no está en un operativo de guerra”, coincidían en Defensa; aunque de muy buenas fuentes se puede asegurar que el Secretario de Defensa fue informado de la “averia reparada por la tripulación” al completarse las 36 horas que marca el “protocolo de falta de comunicación”, si el Secretario/a no le informó al Ministro en Canadá es otra cuestión.

Como explicó LPO erróneamente en esta oportunidad, las supuestas contradicciones de la Armada respecto a las comunicaciones del ARA San Juan fueron elocuentes y serían motivo de sumarios internos.

El capitán de navío Gabriel Galeazzi, comandante de la agrupación de buques oceanográficos, dijo que el comandante del submarino informó el miércoles 15 un cortocircuito en las baterías “y por eso se les hizo cambiar de rumbo”.

Pronto el vocero de la armada, Enrique Balbi, negó esa comunicación, que los expertos en Defensa consideran crucial: Si existió ese reporte, Aguad debería ser el primero conocerlo y ni sus peores enemigos lo imaginan autorizando el desvío del submarino a Mar del Plata.

Fue en ese trayecto cuando se extravió para siempre. Ese jueves la Armada reconoció que hubo una explosión en la nave -luego que Cancillería aportara la confirmación de la agencia contra la proliferación nuclear- y en Defensa creen que habrían estallado las baterías en la profundidad.

Suponen equivocadamente además que el submarino estaba realizando tareas de entrenamiento (aunque es normal que se haga con oficiales del curso de submarinos) y por eso llevaba entre sus 44 tripulantes a 8 buzos tácticos, encargados de “ambientar” a los practicantes a permanecer sumergidos mucho tiempo respirando hidrógeno (?); una barbaridad sin posibilidad alguna.

Hoy con “el diario del lunes”, es muy fácil hablar y además decir sandeces, algo que esta administración suele realizar con mucha frecuencia.

Buenos Aires, 8 de diciembre de 2017

Arquitecto José Marcelino García Rozado

Ex Subsecretario de Estado

1973/1976 y 1989/1993.

Se el primero en comentar en "SUBMARINO ARA SAN JUAN: DEL “CIGARRILLO” DE LA ARMADA A LO QUE CALLAN LOS RUSOS; Y HABLAR CON EL “DIARIO DEL LUNES”"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*