REFLEXION ANTE EL PESEBRE

Ante el horror de lo ocurrido en el Congreso de la Nacion.
En el intento por recuperar el sentido común y el rescate de los valores de una Argentina rica y culta que una vez asombro al mundo, y que no era así, pero lamentablemente, y por culpa del facilismo que destruyo el equilibrio entre los derechos y las obligaciones, ha llegado a ser asi.

En defensa de la democracia ejercida antes que simplemente declamada como relato.

En el contexto de la crisis institucional de la democracia en el mundo entero, y en la necesidad de potenciar caminos para afianzar las instituciones de la democracia.

En un año no electoral y lejos de los indvidualismos interesados sectorialmente, creo que es muy bueno pensar y ayudar a pensar en trabajar por elevar la calidad de las instituciones de nuestro pais.

Tarea de convocatoria a foros de ideas para la posibilidad de propuestas concretas.

Temas posibles:

-Terminar con confundir el voto con una simple apuesta a sobre quien va a ganar una eleccion, sobre la base exclusiva de conocer solo al que encabeza una lista de candidatos, en la absoluta ignorancia sobre la identidad y trayectoria de cada uno de los componentes de cada lista de candidatos.

Lo que despues genero, antes y ahora, el lamento, desprecio y hastio general, ante la calidad de los debates y propuestas que salen a la luz, como pergeniados por mentes privilegiadas, o, peor, corruptas.

La violencia patotera y de hinchada de futbol, que oculta una raiz facilista y patologicamente delictiva se enseñorea de calles e instituciones ante el estupor de una sociedad que la contempla y se queja sin reconocer haber generado esta realidad admitiendo su igorancia al elegir a su dirigencia.

Y, sobre todo, sin enfrentar el enorme precipicio al que se ha arrojado al contenido de nuestra educacion.

-La absoluta incompatibilidad entre el ejercicio de la funcion publica y la actividad privada.

Quien asume la responsabilidad de asumir una candidatura debe renuciar a toda su actividad privada.

La transparencia y la etica ciudadana obliga al control de esa incompatibilidad.

La funcion publica otorga dietas, sueldos y beneficios, que, ejercidos en honestidad republicana, resultan mas que suficientes para afrontar las necesidades economicas de cada funcionario y sus familias.

Todos los gobiernos tuvieron despues que soportar el descubrimiento de corruptelas y corrupciones de muchos de sus funcionarios.

Absolutamente todos los gobiernos tambien tuvieron funcionarios honestos en todos los poderes publicos, que asumieron sus deberes en el respeto a esta absoluta incompatibilidad.

Porque la realidad de hoy en nuestra tremenda decadencia moral es la montaña de corrupcion que nos rodea y preocupa a la sensata.

Que paso con los honestos de todos los gobiernos?

Por eso: Es hora de pensar y ayudar a pensar.

Con Ortega y Gasset:

“Argentinos, a las cosas”.

FELIZ NAVIDAD.

Por De Lorenzis, José María

Se el primero en comentar en "REFLEXION ANTE EL PESEBRE"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*