AGUINALDO – CUANDO PERÓN LE “SOPLÓ LA IDEA” A LOS RADICALES

Los peronistas ¿tergiversan la historia? cuando afirman que Juan Perón fue el creador del aguinaldo. Sin intención de desacreditar la memoria del General, el aguinaldo se instaló en la Argentina en 1924 y era una propuesta española. Ahora, la verdad es que Perón lo generalizó y lo hizo Ley Nº12.921, el 20/12/1946.

Juan Perón.

De origen español, el aguinaldo llegó junto con los inmigrantes y sus costumbres, entre otras, sindicalistas. El aguinaldo es una gratificación, una especie de propina, correctamente dicho nació con el fin de ser un regalo de Navidad, sin embargo hoy se convirtió en un derecho adquirido.

El 1er. aguinaldo en Argentina se promulgó en Jujuy en 1924, el Colegio Electoral había consagrado gobernador a Benjamín Villafañe, quien obtuvo el apoyo de una coalición de radicales ‘disidentes’ (no eran los yrigoyenistas) y conservadores.

La ley fue propuesta por Jorge Villafañe y Arturo Palisa Mujica, 2 diputados de origen radical, pero la ley no incluía a todos los trabajadores en el cobro del aguinaldo, sino a todo el personal del servicio y ordenanzas públicos.

Por unani midad se aprobó la Ley Nº619: “Acuérdase al personal de servicio y ordenanzas de la administración medio mes de sueldo imputando el gasto a rentas generales”.

Pasaron más de 20 años hasta 1945. La Argentina era presidida por el presidente de facto Edelmiro Farrell, quien había llegado al poder tras el golpe de Estado del año anterior, y el coronel Juan Domingo Perón, cada día más popular, se encontraba ocupando los cargos de ministro de Guerra, secretario de Trabajo y Previsión y vicepresidente de la Nación.

El 10/10/1945 él fue forzado a renunciar a su cargo, pero no lo hizo sin antes dictar una resolución (Decreto-Ley Nº33.302) que establecía el pago del aguinaldo para los empleados públicos y para todos que tuvieran relación de dependencia.

El día de su renuncia se reunieron 70.000 trabajadores, y el ministro renunciante comunicó que había dejado firmado un decreto que fue su salvavidas, su escudo y su garrocha:

a. el aumento de los sueldos y salarios, la implantación del salario móvil, vital y básico, la participación en las ganancias,

b. la creación del Instituto Nacional de Remuneraciones, responsable de fijar el salario mínimo,

c. las vacaciones pagas e indemnización por despido injustificado, y

d. el sueldo anual complementario o aguinaldo.

Dicho decreto beneficiaría a todos los trabajadores de la República Argentina.

La reacción fue excelente para ‘el Pocho’ y su futura candidatura a la Presidencia. Mientras que los trabajadores habían sido atendidos y beneficiados, los patrones, quienes debían conceder aquellos beneficios, crearon una “Asamblea Permanente de Entidades del Comercio, la Industria y la Producción” que, reunida en el Colegio de Abogados de la Capital Federal, concluyó en que ese Decreto era inconstitucional y que no sería cumplido.

Pobre Colegio: desde entonces es impopular….

Miles de empleados de múltiples empresas y sectores amenzaron dejar sus trabajos en restaurantes, cafés, bancos, tiendas, transporte, energía y alimentarias, lo que obligó a un acuerdo entre las partes.

El 18/01/1946 la Cámara de Grandes Tiendas fue la primera en anunciar que cumplirá el Decreto de aguinaldo, vacaciones, indemnización por despido y suba de salarios y, al día siguiente, comenzó a sumarse el resto de las entidades patronales.

El aguinaldo o salario número 13 posteriormente fue dividido en 2 pagos anuales por la Ley Nº17.620/68. Idealmente serían el 3 0/06 y el 31/12, sin embargo la Cámara del Trabajo de la capital federal falló que pagar dentro de los 4 días hábiles posteriores al vencimiento de cada uno de los semestres también estaba permitido, como margen a los empleadores.

El aguinaldo se estableció como el 50% de la mayor remuneración devengada por todo concepto dentro del 1er. semestre o 2do., según corresponda. Así quedó establecido en el artículo 3º del Decreto Nº 1.078/84. Se incluye el sueldo bruto, las comisiones, horas extras, a cuenta de futuros aumentos, viáticos, premio por asistencia y premio por puntualidad, pero NO se deben incluir las asignaciones familiares, beneficios sociales, viáticos pagados contra comprobantes de gastos y rubros no remunerativos.

A fines de 1945 y comienzos de 1946 las elecciones se disputaban entre la Unión Democrática (Tamborini-Mosca) y el Laborismo (Perón-Quijano), y contra todo pronóstico, el futuro Partido Justicialista se impuso, en las elecciones de l 24/02/1946, con el 53% de los votos contra el 43% que sacó la UD.

Una vez en la Presidencia, el aguinaldo fue ratificado por la Ley Nº12.921, el 20/12/1946.

El aguinaldo no es una práctica generalizada en el mundo y son pocos los que lo tienen como una ley constitucional. Es común que muchos trabajadores cobre una suerte de “bonos” a fin de año, pero estos están librados a voluntad de los gerentes y los balances de las empresas.

Buenos Aires, 21 de diciembre de 2017

Arq. José Marcelino García Rozado

Ex Subsecretario de Estado

1973/1976 y 1989/1993

Se el primero en comentar en "AGUINALDO – CUANDO PERÓN LE “SOPLÓ LA IDEA” A LOS RADICALES"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*