SOLO EL PUEBLO SALVARÁ AL PUEBLO.

Desde hace tiempo venimos escuchando la frase que está llegando la hora de los pueblos. Y este es el momento de nuestro pueblo muestre que sea digno de esa hora, que este pueblo nuestro muestre si está capacitado para realizar lo que esa hora impone a los países.

El militante peronista vive solamente para el pueblo. Por eso siempre nos referimos y hablamos en claves de PUEBLO.

La primera Verdad Peronista dice que la verdadera democracia consiste en que el gobierno haga solamente lo que el pueblo quiere y defienda un solo interés: el del pueblo. Verdad olvidada por nuestra dirigencia.

No tengo dudas de que este maravilloso pueblo argentino es lo mejor que tenemos en esta patria tan querida.

Compañeros:

Los próximos años serán muy difíciles para nuestros trabajadores. Sus causas? van desde el golpe de estado del ’76 y el vaciamiento cultural argentino; el desgobierno de Alfonsín; la destrucción del sistema productivo con Menem; la pobreza de De la Rúa; el proceso de sojización y extractividad sin control de los K, como la desinstitucionalización llevada adelante; y este nuevo gobierno, continuador de todo lo anterior, nos han llevado a esta crisis de valores nunca visto en nuestra historia.

Pero no ahondemos en más detalles. No podemos desandar el camino andado. Nos toca mirar hacia el futuro, por lo tanto qué hacemos?

La oposición no ofrece muchas alternativas…parece que van siempre detrás del carro. Recurren a permanentes slogans, frases hechas, la promesa fácil y chicanas por doquier. Hablan de un modelo progresista…hace doce años nos hablaban de lo mismo!

Nadie discute sobre FEDERALISMO, sobre reformar el modelo de COPARTICIPACIÓN FEDERAL, sobre AUTONOMÍAS MUNICIPALES…parece que el poder solo se ejerce de una sola manera: centralismo y autarquía. Premios y castigos.

Pero qué hacemos?

Hoy la militancia se reduce a atraer votos con falsas promesas. La gente del común ni cree en nuestras palabras. Hemos perdido hasta eso. No tenemos medios, ni dinero ni poder. Solo nos queda RESISTIR, cavar nuestra pequeña trinchera y resistir

Hoy nuestro vivir se parece a una guerra. La paz tan defendida es la de los cementerios. Aun derrotados en esta lucha es posible cavar y atrincherarnos y resistir blandiendo una esperanza.

Debemos pasar a la acción. No pensar en términos políticos, en términos de estructura o superestructura. Organicémonos para que esta crisis no afecte a los sectores más desprotegidos, no ya con marchas, cortes de rutas, con insultos o agravios por facebook.

Es el momento de apelar a la solidaridad. De mirar al hermano en desgracia, porque hoy es él y mañana podemos ser nosotros o algún familiar. Debemos recrear los lazos comunitarios, de ayuda cristiana, de colaborar en lugares como los Templos evangélicos (sin importar nuestras creencias, sólo en ayudar al compañero), en los comedores vecinales para que no falten recursos, organizar redes que permitan que lo sobrante en los restaurantes puedan ir al plato del que está en la calle. Ver en países como la India, en Centroamérica, como surgen distintas formas de COMUNITARISMO y copiar sus modelos para nuestros barrios.

Obliguemos a nuestros Concejales a reabrir las Unidades Básicas, la Casa del Compañero…aquellos lugares históricos donde el compañero iba por contención, por ayuda, por una palabra de aliento.

Compañeros, aceptemos la realidad. Argentina es un país empobrecido, dentro de un proceso de NEOCOLONIALIDAD.

Hasta no revertir esta situación solo debemos pensar en NO permitir que un hermano pase hambre. En cuidar a nuestros hijos evitando que caigan en las redes de la prostitución, en las bandas de los narcos, en el delito o la desesperanza. Otro futuro es posible!

Compañeros, entendamos que el peronismo es humanismo en acción; el peronismo es una concepción que, en lo político, descarta todos los males de la antigua política; en lo social, iguala un poco a los hombres, les otorga iguales posibilidades y les asegura un porvenir para que en esta tierra no haya ninguno que no tenga lo que necesita para vivir, aun cuando sea necesario que los que están derrochando a manos llenas lo que tienen dispongan de ese derecho en beneficio de los que no tienen; en lo económico, procura que todo lo argentino sea para los argentinos y que se reemplace la política económica que decía que ésta era una escuela permanente y perfecta de explotación capitalista por una política de economía social donde la distribución de nuestra riqueza, que arrancamos nosotros a la tierra y elaboramos nosotros, pueda distribuirse proporcionalmente entre todos los que intervienen para realizarla con su esfuerzo. Eso es PERONISMO.

Y el peronismo se siente o no se siente. El peronismo es una cuestión del corazón más que de la cabeza.

El día que aprendan los dirigentes peronistas de Perón, ese día dejarán de facturar con la política y serán verdaderos representantes del pueblo trabajador; defensores de los desposeídos; de los derechos del niño, de la familia, de la ancianidad, del peón de campo y de los sagrados intereses de la Patria. Ese día nuestro pueblo comenzará a creernos.

De cada uno de nosotros depende el resultado. El compromiso es de todos, la responsabilidad de cada uno.

LUIS E. GOTTE

“LA PEQUEÑA TRINCHERA”.

MAR DEL PLATA, ENERO DEL 2017.

Para Boletín de ICIMISS.

Se el primero en comentar en "SOLO EL PUEBLO SALVARÁ AL PUEBLO."

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*