ARA SAN JUAN: UNA POSIBLE EMBESTIDA CHINA A UN SUBMARINO CON DESPERFECTOS. ¿QUÉ PASÓ REALMENTE? Y COMO SE DESINFORMA MALICIOSAMENTE.

El caso del submarino ARA San Juan sigue sumando datos, y aunque aún nadie sabe dónde está, el portal Infobae tuvo acceso a un documento confidencial en que detalla que el submarino quiso ser embestido por un pesquero chino. El San Juan tuvo contacto con el pesquero (chino) LU RONG YUAN YU 883. “Prendía y apagaba su sistema de identificación”, cita el informe. Por otro lado, dos tripulantes del San Juan admitieron que el submarino tenía algunos desperfectos (que no significan averías ni que no estuviera en condiciones de navegar, aunque estuviere falto de mantenimiento). Hasta el momento no han podido localizar a los 44 tripulantes que viajaban en él. Todo sigue un misterio, pero los familiares exigen que se sepa la verdad. Y este informe es simplemente una hipótesis… no una conclusión.

Descripción: Descripción: https://cdn.urgente24.com/sites/default/files/notas/2018/01/30/submarino.jpg

El informe rotulado como “confidencial” destaca, además de los incidentes con el submarino nuclear y con el pesquero chino, otras irregularidades. Foto: Web

Qué pasó con el submarino ARA San Juan sigue siendo un misterio y siguen sin poder encontrar el rastro de los 44 tripulantes que viajaban a bordo. Sin embargo, con el paso de los días se siguen sumando datos a la investigación y todo indicaría, según algunas pruebas, que el submarino no estaba al 100% de su operatividad.

Por un lado, dos tripulantes del San Juan que bajaron en Ushuaia antes de que desaparecieran, “admitieron que el submarino ya había presentado desperfectos anteriormente” algo bastante común desde hace ya más de tres décadas. Humberto Vilte y Juan Viana, los submarinistas que dejaron la embarcación en Ushuaia, previo a su desaparición, declararon en el juzgado federal de Caleta Olivia. Según el letrado, los inconvenientes se registraron en los sensores de la válvula de cierre del snorkel. “También mencionaron que una de las bobinas de las baterías se quemó al llegar a Ushuaia, aunque destacaron que en ambos casos no estaba en peligro la navegabilidad del submarino.”

“En general describieron cómo fue la travesía, qué función cumplía cada tripulante y en qué consistía la misión y ejercicios que hicieron”, agregó un funcionario judicial a la agencia Télam. Tagliapietra, al salir del juzgado, deslizó que los submarinistas podrían haber sido presionados por la Armada para dar esta versión.

Por otro lado, el portal Infobae pudo acceder a un documento confidencial que habla de una posible embestida por un pesquero chino y detalla las fallas del submarino ARA San Juan. Fallas propias del desmantelamiento de las FF AA argentinas desde 1983 a la fecha de hoy.

El ARA San Juan tuvo contacto con el pesquero (chino) LU RONG YUAN YU 883. Según el reporte de la Armada, que ya fue entregado a la jueza federal de Cal eta Olivia Marta Yáñez, el sumergible argentino “investigó” a la embarcación fuera del área económica, pero en sus adyacencias porque “prendía y apagaba su sistema de identificación”.

El informe firmado por Pedro Martín Fernández detalla que “el pesquero comenzó a propulsar a gran velocidad” rumbo la posición del submarino cuando se intentaba realizar un “acercamiento” para identificación del buque asiático. Ese movimiento obligó al capitán a sumergirse y realizar “maniobras evasivas” para evitar una colisión con el barco chino, hasta que detectó que el pesquero se había alejado. Por lo tanto, el ARA no sólo se vio obligado a sumergirse por un buque británico, sino que también que tuvo un incidente con un navío asiático que intentó embestirlo. Infobae maliciosamente o por desconocimiento técnico de las características de los informes militares, reveló que “el ARA San Juan tenía su profundidad operativa limitada a 100 metros para garantizar su navegabilidad.”

El informe rotulado como “confidencial” y por lo tanto no secreto destaca, además de los incidentes con el submarino nuclear y con el pesquero chino, una serie de irregularidades, que no significan “averías”, ni que el submarino no estuviere en condiciones de navegar, simplemente que le faltaba el adecuado mantenimiento, como a todo el material militar de las tres fuerzas armadas:

-La unidad zarpó con un solo periscopio en servicio (periscopio de ataque). Al sexto día de navegación, se detectó un defecto en su óptica que no permitía hacer foco correctamente. El reporte, enviado al “Comandante de la Fuerza de Submarinos” destacaba que “esto no permitió obtener fotografías con la cámara digital que se coloca en el periscopio” y reconoce que, para subsanarlo, los militares argentinos tomaron imágenes de los objetivos sobre los cuales debían realizar inteligencia “con un teléfono celular a través de uno de los oculares”.

-Desde el momento de zarpar el ARA San Juan presentó problemas en su sistema de comunicaciones.

-Durante el sexto día de navegación con el buque en maniobra de snorkel, se produjo el ingreso de agua de mar al ventilador del batería de proa. La razón que encontraron después de estudiar el problema fue “la falta de estanquidad en la válvula E 19”. Un inconveniente que el vocero de la Armada reconoció que seguía vigente en la última misión.

-El día 11 de navegación se informó al comando de submarinos que el ARA San Juan perdía 50 litros de aceite diarios. Se alertó de que “no se pudo detectar su origen”, por lo cual “en caso de ser necesario, solo podría extenderse el período de patrulla ordenado en dos días”.

El comandante Fernández destacó en su último informe presentado por escrito una situación llamativa. Dice así: “Por la gran actividad de pesca de arrastre se observó una gran actividad de aves marinas sobrevolando las embarcaciones, a veces y dependiendo de los mástiles izados también se colocaba n arriba de nuestros mástiles pudiendo delatar la presencia de la Unidad submarina”. Es decir que el ARA San Juan pudo haber sido identificado por el pesquero que intentó embestirlo por las gaviotas que se le acercaban.

Fuente: Infobae

Buenos Aires, 1° de Febrero de 2018

Arq. José Marcelino García Rozado

Ex Subsecretario de Estado

1973/1976 y 1989/1993

Se el primero en comentar en "ARA SAN JUAN: UNA POSIBLE EMBESTIDA CHINA A UN SUBMARINO CON DESPERFECTOS. ¿QUÉ PASÓ REALMENTE? Y COMO SE DESINFORMA MALICIOSAMENTE."

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*