RESPETAR A LOS MAPUCHES Y DEMÁS INDÍGENAS

En mayo de 2014, la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó sentencia condenatoria en el caso “Norin Catriman c/Chile” debido a la persecución y cárcel de ocho mapuches. El caso se inició cuando los delegados mapuches reclamaron recuperación y respeto de las tierras ancestrales, su uso y goce y sus recursos naturales.
El gobierno de Chile había calificado de terroristas a los 8 mapuches entre ellos el “lonko” Norin Catrimán. La CIDH sentenció que aplicar una norma “antiterrorista” configura vulneración del principio de legalidad y viola la presunción de inocencia (arts. 9 y 8.2 de la Convención Americana de DDHH (CADH).
Reiteró dicho Tribunal que “el art. 24 de la CADH “prohíbe la discriminación de hecho o de derecho”. Que “el “origen étnico” de las personas es una categoría protegida por la Convención Americana (CADH) comprendida dentro de la expresión “cualquier otra condición social” y“En consecuencia ninguna norma, decisión o práctica del derecho interno, sea por parte de autoridades estatales o de particulares, pueden disminuir o restringir de modo alguno los derechos de una persona a partir de su origen étnico”.
Finalmente la CIDH ordenó al gobierno chileno “dejar sin efecto todas las sentencias penales, judiciales o administrativas…” respecto de los ocho mapuches y “pagar a cada una de las ocho víctimas indemnización por daños….” Esta breve reseña de un fallo de CIDH la publico para colaborar tanto con funcionarios como comunicadores para que no se sigan equivocando: los Derechos Humanos tienen su eje principal en la Convención Americana (CADH) y en la Constitución Nacional (art.75 inc 17) no en ninguna ley local, ni protocolo administrativo o ministerial. El deber del Estado es “prevenir y proteger” a las personas, investigar y sancionar la vulneración de derechos y reparar si hubo daño.
Un poco de historia: En 1996 el presidente del Parlamento Indígena Nacional Marcelino Cayuqueo, último cacique de la tribu “Coliqueo” de la gran familia Mapuche, nos visitó en Buenos Aires. Explicó que las tribus mapuches incluían: familias Araucanas, Tehuelches, Ranquilinos, Pehuenches y Patagones. Y otras: Charrúas, Querandíes, Guaraníes, Coinguas, Tobas, Pilaga, Matacos, Chaguangos (Chiriguanos). Aimaras, Coyas, Diaguitas calchaquíes y Quilmes, Comechingones, Huarpes, Onas y Yaganes. Relató que desde el Tratado firmado por el Virrey Vértiz en 1782 a la fecha habían recibido a veces respeto y otras veces represión. Que en 1806, 20.000 indios pampa lucharon contra la invasión inglesa. Que el 25 de mayo de 1810 los caciques Carrupilum y Chalideló firmaron la adhesión a la Revolución de Mayo en el Acta Oficial. Que Manuel Belgrano liberó a los indígenas de la mita y otros tributos. Y luego la Asamblea del Año XIII completó los derechos a la libertad e igualdad de condiciones de los indígenas con los demás ciudadanos. En lo más cercano, en la Guerra de Malvinas más de 100 soldados indígenas argentinos combatieron contra el Reino Unido.
Para concluir: cuando en 1984 Argentina ratificó la Convención Americana de DDHH, ello significó el ingreso del país al Sistema Interamericano. La Constitución de 1994 en su art. 75 inc 22 incluye numerosas convenciones de DDHH. Y en el inc.17 “reconoce la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos” y agrega un conjunto de garantías sobre los derechos a la identidad, a la educación bilingüe, a la posesión de sus tierras ancestrales, etc. Sería gravísimo que ahora, por seguir criterios de coyuntura, errados o azuzados por terceros, nuestro país retrocediera 34 años de democracia, más las varias décadas anteriores en las que se consideró hermanos a los indígenas.
Más que nunca es necesario respetar a todas esas comunidades ancestrales que habitan el suelo argentino. La Argentina es una sola, aunque algunos quieran quebrantarla.

Alicia Pierini es presidenta del Instituto Argentino de Derechos Humanos y ex Defensora del Pueblo de la Nación

Se el primero en comentar en "RESPETAR A LOS MAPUCHES Y DEMÁS INDÍGENAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*