SAN MARTIN Y SU REGRESO TRUNCO DE 1828

 

06 de febrero de 1828: Llega al puerto de Buenos Aires el buque “Contess of Chichester” en el que había viajado José de San Martín desde Europa; pero no desembarcará, al enterarse del estado de anarquía en que se hallaba el país.

En el puerto de Montevideo, son protagonistas de esta historia un botero de apellido Sánchez y el General Don José de San Martin. El botero se “olvido” de ir a buscarlo por segunda vez, ya que la primera  fue con un bote chico y no entraba con sus bártulos y su criado (el peruano Eusebio Soto). En tales circunstancias solicitó un bote mas grande que nunca llegó. Para los argentinos Jose de San Martin es el padre de la Patria, para los uruguayos un prócer olvidado, aunque no mas que otros vernáculos, pese a que sin él la historia americana hubiese sido otra. Venía del puerto de Falmouth (Inglaterra) a bordo del navio ingles HMP “Countess of Chichester” con destino a Montevideo, las circunstancias lo obligaron a continuar hacia Buenos Aires, contra su voluntad, ya que el capitan ( James) no tenía tiempo para esperar el regreso de su botero.

La historia oficial.

 En febrero de 1829, San Martín regresó al Río de la Plata; encontró a Buenos Aires sufriendo las consecuencias de la revolución de Lavalle y del fusilamiento de Manuel Dorrego. No quiso desembarcar; aún a bordo, lo visitaron varios ex oficiales del cuerpo de granaderos a caballo, como Juan Lavalle y Manuel Olazábal, y Antonio Alvarez Condarco, entre otros. Convencido de que el conflicto civil en la Argentina sólo podía resolverse mediante un prolongado derramamiento de sangre y de que él no podría nunca ponerse al frente de semejante lucha, en la que participarían veteranos del ejército de los Andes en ambos bandos, San Martín regresó a Europa sin pisar territorio argentino, deteniéndose primero por unos meses en Montevideo.

La otra historia.

 Después de dejar a su hija Mercedes en Bruselas, el Gral.Jose de San Martín  resuelve hacer un viaje a Aix- la- Chapelle (Alemania ) para aliviarse la artritis con las aguas sulfurosas de las termas. Mas tarde continua el viaje a Marsella, luego a Lille, Tolón y  nuevamente de Marsella desde donde retorna a París por la ruta de Nimes.  Hoy equivale a 2.200 km. Parte del invierno de 1828 lo ocupa en recorrer Francia. Después prepara su famoso viaje de retorno al Río de la Plata. Los dias previos a la partida estuvo alojado en la casa de un general ingles Lord MacDuff, Conde de Fife en Canterbury. De ahi a Falmauth. En 1806, el hermano de MacDuff, de nombre Alexander Duff, había comandado el 88 regimiento, Connaught Rangers y  fue quien ordeno la columna central en el ataque a Buenos Aires, por parte de los ingleses.

 Carta de San Martín al Gral.Guido explicandole el motivo por el cual no desembarcó en Montevideo.

 “Llegamos a la una de la mañana; a las cinco desembarcó el capitán más dos pasajeros, a uno de ellos le encargué un bote para desembarcar con mi criado y equipaje. El español Sánchez a quien le habia hecho el pedido me remite uno tan pequeño que no podía caber mi equipaje pago a los marineros y le encargo otro mas grande. El capitán del paquete (James) regresa y le suplico suspenda dar la vela hasta tanto regrese el bote. Al final el capitán me hizo presente que habiendo aguardado una hora le era imposible hacerlo por mas tiempo y mucho mas habida cuenta que el navío Ganges estaba en la zona cuyo comandante le podía hacer un fuerte cargo , por lo que no tuve mas remedio de seguir hacia Buenos Aires.” (Archivo general de la Nación).

 Roberto Stangaferro.

Se el primero en comentar en "SAN MARTIN Y SU REGRESO TRUNCO DE 1828"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*