CREAR ILUSIONES NO CUESTA NADA

Espert pide “no entrar en pánico”, pero ve al dólar en $24 y del Plan Patagonia: Pasó un año de aquella ilusión (y/o mentira)

Si bien el dólar bajaba más de 10 centavos este jueves (15/2) tras el anuncio del Banco Central de mantener las tasas de interés, el economista José Luis Espert aseguró que a fin de año la divisa estadounidense se ubicará en los $24 pero eso no es “motivo para entrar en pánico”. Sin embargo, señaló que “es un motivo de preocupación porque la suba se traslada a los precios”. Pero además en febrero del año pasado, desde Viedma, capital rionegrina, junto a los gobernadores patagónicos, el presidente Mauricio Macri anunciaba el “Plan Patagonia”, una especie de “Plan Belgrano”, aunque más modesto, para el sur. El objetivo no tuvo precisiones, ni plazos, solo lanzamiento… Al punto que sólo quedó en eso, similar a lo que paso con el “Plan Belgrano” otro incumplimiento.

José Luis Espert, le quita dramatismo al aumento del dólar

Tras tocar los $20,50 días atrás, este jueves (15/2) el dólar descendía más de 10 centavos tras el anuncio del Banco Central de mantener las tasas de interés, y se vendía a $20,10. A pesar de la baja, el economista José Luis Espert lo ubicó en los $24 hacia fin de año, pero advirtió que no es motivo para “entrar en pánico”.

“No veo motivos para el pánico por la subida del dólar. No tendría que haber pánico si termina el año entre $ 23 y $ 24. Hasta esos niveles, no es motivo para entrar en pánico. Entiendo que es un motivo de preocupación porque la suba se traslada a los precios”, dijo el economista.

En declaraciones a FM La Patriada, Espert sostuvo que “el dólar se está aco modando recién ahora de la suba de precios de los últimos años”.

“Es lo natural, el dólar a la larga sigue a la inflación”, analizó.

En tanto, Espert advirtió que la inflación es el problema que más inquieta a los argentinos: “Es un fenómeno que tiene origen en el deficit fiscal. Argentina se está endeudando de manera muy significativa“.

“Con este déficit fiscal, y tan volcados a endeudarnos, la Argentina es muy sensible a lo que pase afuera. La tasa de inflación de enero en Estados Unidos resultó altísima y eso le está pegando a los bonos argentinos, ya que se encarece el financiamiento del déficit”, añadió.

Sobre los salarios y la inflación, Espert pronosticó que la inflación anual va tener un piso de 20% y un techo de 25%.

Pero a pesar de que n o se cumplirá la meta inflacionaria que puso el Gobierno, el economista aseguró que “por izquierda o por derecha, los salarios no van a perder poder adquisitivo“.

Y concluyó: “Los salarios no van a perder mucho contra la inflación. No me imagino que los salarios reales vayan a caer entre 5% y 10% para los que están dentro de convenio”.

En Viedma, y junto a los gobernadores patagónicos, Macri presentó en febrero del año pasado el “Plan Patagonia” para incentivar el desarrollo social y productivo.

Se cumplió este febrero un año desde que el presidente Mauricio Macri, junto a los gobernadores, anunció en un acto oficial realizado en la ciudad de Viedma, el lanzamiento del denominado “Plan Patagonia”, una versión más pequeña del “Plan Belgrano”, para las provincias del sur. Desde entonces, lo único que hay es apenas un listado de 208 obras de infraestructura que 5 provincias le propusieron a Nación incluir por un monto total de $334.800 millones. Una preselección, pues ninguna fue incluida formalmente bajo el “futuro”plan, que se ganó las críticas de varios sectores.

Es el caso de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma de Río Negro, desde la cual lo calificaron de “una gran mentira que ilusionó a toda la región”. La central sindical indicó que transcurridos 365 días desde aquellos anuncios, “hoy reina la decepción”. “El Plan Patagonia se transformó en una de las mentiras más grandes del actual gobierno nacional. En aquel momento Macri nos ilusionó a todos hablando de mega proyectos y hoy todos nos encontramos decepcionados porque no hicieron absolutamente nada. Usaron la capital de nuestra provincia para estafar en su buena fe a todos los patagónicos”, fustigó Rodolfo Aguiar, secretario general de ATE y CTA Autónoma de Río Negro. “Este anuncio era una farsa”, concluyó el líder sindical.

En esa oportunidad Macri estuvo acompañado por ministros y funcionarios nacionales, pero también por los gobernadores Alberto Weretilneck, Alicia Kirchner, Omar Gutierrez, Rosana Bertone, Carlos Verna y el fallecido Mario Das Neves y declaró que el proyecto sería para aprovechar los recursos de la región y mejorar la infraestructura en el sur del país. La CTA basa su crítica en la ausencia de “todo tipo de obras financiadas por el gobierno nacional, de pequeña, mediana o gran envergadura destinadas a beneficiar o aumentar la calidad de vida de los habitantes de las provincias patagónicas, pero además en la postergación que sigue sufriendo toda la región”.

Por último, la central obrera señaló, según la “Agencia Periodística Patagónica” que “una vez más el poder político central pretendió estafar en su buena fe a la ciudadanía y subestimar la inteligencia de todos los rionegrinos, teniendo en consideración que se eligió a la capital provincial para generar falsas expectativas sobre la realización de mega obras como de energía renovable, desarrollo urbano, proyectos hídricos, desarrollo de zonas cultivables, entre otras y hasta el momento en nada de eso se avanzó”.

Un mes después del lanzamiento presidencial, el 15 de marzo, el ministro de Transporte Guillermo Dietrich fue el primero en presidir una reunión en Comodoro Rivadavia junto a sus pares provinciales. Luego vendrían otras. Los funcionarios de las distintas carteras, se llevaron a casa la tarea de enviar 5 ó 6 proyectos de inversión de cada área para ser considerados para el “Proyecto Patagonia”. “Que no sean faraónicas”, se les aconsejó.

El resultado global lo detalló el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su último informe al Congreso, al menos el boceto de lo que puede ser. “Todavía no han sido seleccionadas las iniciativas (…), por lo que no se puede especificar qué obras de infraestructura estarán incluidas en el Proyecto, ni su presupuesto o plazo de ejecución”, aclaró el jefe de ministros, según el diario ‘El Cronista’.

Claro que el dirigente de la CTA no fue el único que habló. Desde el Frente para la Victoria rionegrino también aprovecharon la ocasión para lanzar más críticas: “Lo único que el gobierno nacional trajo a la Patagonia fue eliminación de subsidios, aumento de los combustibles, violencia institucional, aumento de tarifas y desocupación”, dijo el presidente del bloque de legisladores del FpV, Alejandro Marinao.

“Pura retórica electoralista sobre el crecimiento y desarrollo que se quedó en simples palabras y no avanzó en un solo beneficio para los rionegrinos”, insistió Marinao, a quien el propio Gobierno le dio letra… como viene haciéndolo desde hace ya mas de 26 meses de Gobierno.

¡Una chantada detrás de otra… promesas e inauguraciones nunca cumplidas! Esta es la realidad y nos duele tener que darles la razón a los cristikirchneristas… pero es una “verdad de Perogrullo”.

 

Buenos Aires, 15 de Febrero de 2018

Dr. Gregorio Reynoso

Ex Subsecretario de Estado.

Se el primero en comentar en "CREAR ILUSIONES NO CUESTA NADA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*