LA INDUSTRIA, EN PICADA. DIFÍCIL 1ER SEMESTRE Y CON CAÍDA DE LA PRODUCCION DE GRANOS.

Dujovne admite que el “pico” de la deuda lo tendrá el próximo gobierno. Cuentas públicas, fuerte traspié hacia el equilibrio fiscal.

Pese a que el presidente de la Nación Mauricio Macri se mostró nuevamente entusiasmado por el ‘Cambio’, el crecimiento del país y la baja del déficit fiscal y la inflación, el último informe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) advierte que la actividad industrial está retrocediendo nuevamente. Complicado panorama para la economía en el primer semestre, lo que recuerda a las promesas del Gobierno sobre el repunte del segundo semestre de 2016, una alusión que ya nadie se anima a repetir. Según un informe de FyE Consult, se nota un “incremento en las presiones inflacionarias por suba de tarifas y aumento del dólar, incrementos salariales con meta del 15%, jubilaciones con 5,7% de aumento y una importante caída en la producción de granos por la sequía”. Por otro lado, según el trabajo, el Gobierno estaría conforme con el valor del dólar y apelaría a una fuerte emisión monetaria. En Madrid, donde busca tentar a inversores, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, habló sobre el horizonte de la toma de deuda y dijo que habrá un “un pico en 2020”, desde donde empezará a bajar. Un informe privado dio cuenta del deterioro en su índice sobre las cuentas públicas en diciembre. “Mientras los gastos totales crecieron un 55,8% con relación al mes anterior, los ingresos lo hicieron apenas 10,3%”, señala el último reporte del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano.

Industria. Me reuní con el Ministro de Hacienda español, Cristóbal Montoro y con Ramón Puerta, nuestro embajador en España. Hablamos sobre cómo seguir potenciando la economía de ambos países.

 

“La Argentina creció en el 2017 por primera vez en cien años, bajó la inflación, creció el empleo, bajaron los impuestos, bajó el gasto fiscal. Y este año vamos a crecer más todavía. Ya tuvimos un enero muy bueno, donde miramos y hay récord en ventas de autos, récord en ventas de autos usados, venta increíble de motos”, enumeró el presidente Mauricio Macri el pasado miércoles 22/02 luego de recorrer las obras del sistema de provisión de agua potable en Concordia, Entre Ríos.

Sin embargo, el último informe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) advierte el derrumbe de la actividad industrial durante el pasado mes de enero del corriente, en la comparación interanual:

El Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL registró en 2017 un avance de 1.8% respecto al año anterior (Tabla 1, Gráfico Nº 1). Incluyendo factores estacionales, en diciembre la actividad mostró una ligera mejora interanual de 0.3% seguida por un retroceso de 0.6% en enero 2018. Si se descuentan los factores estacionales, en el mes de diciembre la industria creció 1.3% y en enero retrocedió 1.1%, en cada caso en relación al mes anterior. Finalmente, el IV trimestre de 2017 registró un alza interanual de la actividad del 1.4%, mientras que en relación al III trimestre la actividad ajustada estacionalmente cayó 2.1% (Tabla 1, Gráfico Nº 2).

En el año 2017 la industria mostró un desempeño sectorial diverso. El ranking de crecimiento sectorial lo encabezan la producción de minerales no metálicos (+9.5%) y la siderurgia (+9%). La producción de insumos químicos y plásticos (+4.3%) se ubicó por encima del promedio de las industria, mientras que la producción metalmecánica (+1.1%) y la de cigarrillos (+0.2%) mostraron un ligero avance. Los restantes sectores industriales registraron en el año una caída de su producción. La mayor contracción la registró el proceso de petróleo (‐2.4%), seguido de la producción de insumos textiles (‐1.1%), alimentos y bebidas (‐0.8%), papel y celulosa (‐0.6%) y la producción automotriz (‐0.5%). (Gráfico Nº 3).

Siguiendo la clasificación de la actividad industrial según el tipo de bienes y en línea con el desempeño sectorial, se tiene que en 2017 la mejora de la producción industrial estuvo liderada por los bienes de capital y los insumos intermedios, mientras que la de bienes de consumo continuó en caída. En el año la producción de bienes de capital avanzó 9.7%, especialmente a partir del empuje de la maquinaria agrícola, vehículos utilitarios y vehículos pesados. La producción de bienes de uso intermedio  avanzó 4.2% a partir del aporte de los minerales no metálicos, la siderurgia y los químicos y plásticos. La producción de bienes de consumo no durable mostró una ligera caída de 0.7% y la de bienes de consumo durable retrocedió 3.3%.  (Gráfico Nº 4).

En enero de 2018, de acuerdo a información preliminar, la actividad industrial se contrajo 0.6% en la comparación interanual. En el mes mostró un buen desempeño la producción siderúrgica que avanzó 14% interanual y la producción de minerales no metálicos que creció 13% respecto a igual mes de 2017. La industria automotriz registró un marcado retroceso (18.1%) debido a la adecuación de sus líneas de producción a los nuevos modelos. La refinación de petróleo continúa en caída interanual. Asimismo, se observó un buen resultado para la faena vacuna y la producción de bebidas.

En términos desestacionalizados, el IPI de enero retrocedió 1.1% respecto al mes anterior (Tabla 1). La presente fase acumula 16 meses en los que la dinámica de crecimiento equivale al 3.1% anual. En julio de 2017 la producción ajustada por estacionalidad alcanzó el mayor registro de los últimos meses para luego alternar sucesivamente avances y retrocesos, deterio rando los indicadores que dan cuenta de la consolidación de la recuperación. Asimismo, el índice de difusión que en el mes de julio alcanzó el 68% en enero descendió a 35%.

En síntesis, la recuperación de la actividad ha perdido dinámica y difusión sectorial. En perspectiva para los próximos meses, los sectores líderes en 2017–minerales no metálicos y siderurgia‐  volverán a mostrar un buen ritmo de crecimiento aunque más moderado que en 2017. Los restantes intermedios avanzaran al ritmo global de la industria y al paso de la consolidación de la recuperación en Brasil. Los sectores productores de bienes de consumo, en especial no durables, tendrán un crecimiento amesetado por el deterioro del ingreso real en el primer semestre. Con todo, el crecimiento poco dinámico de la actividad industrial se prolongará en los próximos meses.

Días atrás mencionamos que en el Gobierno nacional ya apuestan en silencio por una mejora de la economía en el segundo semestre, tal y como tanto se promocionó con el segundo semestre del 2016. En el adelanto que se conoció de un informe de FyE Consult del Lic. Hernán Hirsch se destacaba que el primer trimestre se inició con un combo que incluye un incremento importante de las presiones inflacionarias, aumentos y demandas salariales que el Gobierno intentará limitar al 15% y un ajuste de las jubilaciones del 5,7% inferior al que hubiera sido con la fórmula de movilidad anterior (10,9% estimado).

En el informe completo de FyE Consult al que accedió este medio, además se advierte sobre una importante caída en la producción de granos por la sequía y el regreso de una fuerte emisión monetaria.

La producción de granos experimentará una merma producto de la sequía. Podría caer 6% respecto del año anterior, afirma FyE.

Según la consultora de Hirsch, en el primer semestre se nota un “incremento importante de las presiones inflacionarias. La tasa de inflación estará aumentando del 1.6% al 2.2/2.3% mensual entre julio-noviembre 2017  y  diciembre 2017abril 2018. Este incremento obedecerá principalmente al ajuste de precios regulados (tarifas) y al aumento del dólar.

En ese orden, enumera también:

  1. Incrementos y demandas salariales que el Gobierno buscará moderar en forma significativa, con el propósito de alinearlos con la nueva meta de inflación (15%).
  2. Un ajuste de jubilaciones del 5.7%, claramente inferior al que hubiera sido con la fórmula de movilidad anterior (10.9% estimado) y a la del mismo período del año anterior (13%). Por el o tro, todo indica que la producción de granos experimentará una merma producto de la sequía. De acuerdo a nuestras proyecciones, la producción de granos podría caer 6% respecto del año anterior.  

“De este modo, cabe esperar un consumo privado (familias) débil y continuidad de exportaciones (granos) estancadas. Así, con dos de los principales componentes del gasto agregado presentando un bajo dinamismo en los próximos trimestres, reafirmamos nuestro escenario de desaceleración del nivel de actividad económica en 2018. El crecimiento del PBI pasaría de 2.8% a 2.2/2.4% entre 2017 y 2018. En tal sentido, por la magnitud del probable estancamiento del gasto interno, no descartamos incluso una contracción del PBI en el segundo trimestre del año”.

Y concluye que:

1- Quebraría con la dinámica de recuperación económica observada desde el tercer trimestre de 2016, que acumulará siete trimestres de crecimiento económico consecutivo.

2- Podría impactar negativamente sobre el humor interno y gatillar alguna respuesta de política económica adicional a la que vimos el 28D.

En tanto, sobre la “política monetaria y cambiaria con objetivo dual”, el trabajo advierte que “finalizado el reacomodamiento cambiario inducido por el Gobierno, es probable que el valor del dólar tienda a moverse en línea con el nivel de precios interno. Con un Banco Central que impulsa una política de objetivo dual (inflación y actividad económica)”. Y sobre este punto consideran que:

  1. El Gobierno se encuentra sustancialmente más cómodo con el actual nivel del tipo de cambio real actual que con el de antes (utilizando tipo de cambio real multilateral, TCRM).
  2. Si es así podríamos esperar un valor “piso” para el TCRM que será mayor al de 2017, aunque difícil de determinar con precisión. 

Con estos datos, el escenario que plantea FyE es el siguiente:

  1. Un tipo de cambio nominal moviéndose en línea con el nivel de precios (inducido por el Gobierno).
  2. Un peso con tendencia hacia la apreciación real cambiaria (producto del déficit fiscal y su forma de financiamiento).
  3. Una nueva baja de la tasa de interés del BCRA para contener la tendencia hacia la apreciación real cambiaria una vez que el TCRM haya alcanzado valores mínimos políticamente tolerab les y siempre que la tasa de inflación se mantenga relativamente contenida.
  4. Con lo cual, en FyE esperan “un Banco Central haciendo equilibrio entre un TCRM competitivo y la necesidad de mantener la tasa de inflación en niveles políticamente tolerables. Naturalmente, este objetivo dual del BCRA redundará en:

    1. Una tasa de inflación mayor respecto de la que hubiera prevalecido anteriormente, es decir, que cuando el BCRA hacía pesar más el objetivo de desinflación.
    2. Un dólar más elevado y una tasa de devaluación esperada más alta que antes debido precisamente a la nueva política del Banco Central de objetivo dual.

    En cuanto a la “fuerte emisión monetaria por Lebacs”, la consultora advierte que “con la relación dólar – tasa más estable (19.7 $/u$s vs 27.0%), es probable que la incertidumbre y la volatilidad que presentaron los activos domésti cos continúe disminuyendoEsta mayor estabilidad claramente plantea:

    1. La señal del Gobierno a través de la venta de dólares a través del Banco Nación (u$s400 M), entendemos que revela que las autoridades se siente más cómodas con el tipo de cambio actual, tal como lo comentamos en informes anteriores.
    2. Un tipo de cambio real que ya hace sentir más cómodas a las actuales autoridades económicas.

    De acuerdo a nuestras estimaciones, la posición de efectivo mínimo del sistema financiero se encuentra en equilibrio en febrero, en tanto que presenta un déficit menor para marzo ($10,000 M).  Esta posición de liquidez junto a la probable expansión monetaria del próximo vencimiento de Lebacs (21/2, $75,000 M, según nuestras estimaciones) nos hace prever:

  1. Tasa de interés domÍ sticas de corto plazo con tendencia a la baja en torno al piso del rango de la tasa de pase después del 21/2, incluso ubicándose en niveles por debajo del piso del rango. 
  2. La tasa de interés activa de adelantos a grandes empresas debería acompañar el movimiento del call privado.
  3. La tasa de interés de plazo fijo y de tasas activas de préstamos en general que deberían mantenerse en los actuales niveles a lo largo del mes.
  4. El dólar mostraría una tendencia con sesgo alcista producto de la mayor liquidez existente.

Seguramente hay confianza en el gabinete de Mauricio Macri de que el Presidente conseguirá un segundo mandato en 2019 (?). Pero no hay certeza de ello, más allá de que haya analistas que lo ubiquen más cerca de una reelección. Por ello, cuando desde el Gobierno hablan de “2020” cabe la posibilidad de sea el mismo signo político el que continúe con la gestión. ¡Pero también de que no!

En Madrid, donde busca tentar inversores, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, habló sobre el horizonte de la toma de deuda y dijo que habrá un “un pico en 2020”, desde donde empezará a bajar.

“Va a haber un pico en el año 2020 y luego comenzará a bajar. Cumpliendo con las metas fiscales, nuestro ratio deuda-PBI se estabilizará y será uno de los más bajos de los países emergentes”, afirmó Dujovne.

De esa forma, el funcionario admitió que la carga más pesada de la toma de crédito quedará para el próximo Gobierno, que podría encabezarlo el mismo Macri, alguna otra figura de Cambiemos, o bien algún referente de la oposición.

Dujovne afirmó en Madrid que la deuda argentina “es perfectamente sostenible”, y aseguró que las Además, explicó que “las necesidades financieras del país van bajando con la reducción del déficit, de ahí que en 2019 buena parte de las necesidades van a ser cubiertas localmente, con lo que vamos a estar mucho menos expuestos”.

Otras de las cuestiones recurrentes fue la inflación. “La derrotaremos. El Banco Central está haciendo una tarea titánica” en ese frente y “tenemos una voluntad de hierro” para doblegarla, dijo.

Reiteró que las metas son del 15% para este año, del 10% y del 5% para el 2020.

En materia internacional fue tajante al afirmar que la Argentina no aceptará operaciones con el “Petro”, la criptomoneda lanzada por el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

“No hacemos operaciones con cripto monedas y menos con el Petro”, dijo. Insistió además en la línea del gobierno de Mauricio Macri en el sentido de que lo que hay en Venezuela“no es una democracia” y que “no se respetan allí los derechos humanos”.

Durante su visita a la capital española, el ministro se reunió ya con su par, Cristóbal Montoro. La agenda incluye encuentros con empresarios, inversores y dirigentes políticos.

Diciembre de 2018 mostró la peor performance del Índice de todo el año.

 

Un estudio privado muestra que el equilibrio fiscal que tanto busca el gobierno de Mauricio Macri sufrió un fuerte transpié. El Índice de Equilibrio Fiscal elaborado por la Universidad de Belgrano mostró una declinación en diciembre, al caer un 29,2% respecto de noviembre.

El IEF para el último mes del año fue de 55,93 puntos, cuando un mes antes había sido 78,99. El desplome es significativo, ya que cuanto más cerca de 100 se encuentre el índice, más cercano está el equilibrio fiscal.

En el mismo período, pero de 2016 el IEF había sido 79,14. Diciembre de 2018 mostró, en cambio, la peor performance del Índice de todo el año.

“Mientras los gastos totales crecieron un 55,8% con relación al mes anterior, los ingresos lo hicieron apenas 10,3%”, señala el último reporte del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de esa casa de estudios.

“Este comportamiento estuvo determinado por el incremento en los subsidios económicos, que crecieron un 187%, y por los pagos de intereses que aumentaron un 86,4% en la comparación intermensual, además del pago del medio aguinaldo”, señala Víctor Beker, director del CENE.

“En el total anual se verificó una caída en los subsidios económicos de 22% en términos nominales. Esto implica, en términos reales, una merma del 38%. En cambio, el pago de intereses tuvo una expansión del 73% en términos nominales, equivalente a un 38,4% en términos reales”, completa el economista.

El Índice de Equilibrio Fiscal del (CENE) se calcula como el cociente entre los gastos y los ingresos totales. El valor 100 indica una situación equilibrada; por encima de dicho valor denota superávit, y por debajo, déficit.

El Gobierno Nacional había informado el m artes que se registró en enero un superávit fiscal primario de $3.929 millones, un 10% superior a la cifra positiva del mismo mes del año pasado. No obstante, en la radiografía completa, el déficit financiero -que contempla los intereses de la deuda- exhibió un aumento del 366% por una colocación del Tesoro en dólares. Pese al fuerte salto nominal, el equipo económico afirmó que, en relación con el PBI, el pago de intereses será del 2,2% este año.

Macri, Cornejo y Morales, sonrientes el miércoles en Olivos. Storani expuso que esa imagen no representa a la totalidad del radicalismo. Foto: NA.

Mauricio Macri recibió el miércoles en la residencia de Olivos a la plana mayor de la cúpula de la UCR, aliada al macrismo en Cambiemos. La reunión se dio días después de que desde el radicalismo surgieran nuevas quejas por su limitada participación en la toma de decisiones del Gobierno y apareciera el rumor de que el partido de Alem intentará poner al compañero de fórmula del candidato oficialista en las presidenciales de 2019.

Uno de los que no asistió a la cumbre fue el vicepresidente segundo del partido, el bonaerense Federico Storani, quien junto a los también bonaerenses Ricardo Alfonsín y Juan Manuel Casella conforman el ala más crítica del radicalismo.

Storani ratif icó la posición de ese sector un día después de la amigable foto de Macri con el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, y otros integrantes de la cúpula del partido más cercano al macrismo, por caso, el jujeño Gerardo Morales.

“Nosotros no formamos parte del Gobierno por la propia decisión del PRO“, disparó Storani en diálogo con FM Cielo y dio su definición sobre la alianza: “Estos es una coalición electoral, pero no de gobierno. En algunos casos lo ha sido parlametaria”.

“No es lo que querríamos, pero no hay voluntad del PRO de construir una coalición de gobierno. Este es un gobierno presidencialista que maneja sus decisiones. Para que sea una verdadera coalición se requieren ámbitos de debate de políticas pública que no existen hoy”, profundizó Storani.

“Sí sabemos que tenemos casi un destino común desde el punto de vista electoral mientras subsista Cambiemos”, dijo. “Iremos recuperando un mayor grado de autonomía y de independencia, donde tenemos injerencia que es el Parlamento”, remarcó.

En ese sentido, Storani cuestionó que “no hay voluntad del gobierno de crear un ámbito de discusión de políticas públicas, y por lo tanto analizamos las leyes algunas las aprobamos, y otras las modificamos”.

Federico Storani

Storani también puso foco en el escaso peso del radicalismo en el gobierno de María Eugenia Vidal, cuyo vicegobernador, Daniel Salvador, es el presidente de la UCR local.

“Si me dicen que cogobernamos la Provincia están mirando otra película”, lanzó. “Tenemos la mitad de un ministerio, que fue el único ministerio que dividieron por dos. El vicegobernador, está al frente del Senado, pero no tiene ninguna iniciativa desde el punto de vista de las marchas, y de las iniciativas del Gobierno. Todo esto es realidad objetiva”, aseguró.

Por último, el dirigente radical habló sobre la renuncia del subsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan y destacó: “Vamos a poner las cosas en su justo término: todo el mundo reconoció que Díaz Gilligan renunció por el planteo que el radicalismo hizo público, a través de Mario Negri”.

En el mismo sentido, se refirió a la similar situación del ministro de Finanzas, Luis Caputo, a raíz de las versiones que sindican al funcionario como accionista de dos compañías offshore en las Islas Caimán (denunciado por la jueza de Nueva York en el caso de los bonistas) y como dueño de una gerenciadora de fondos de inversión en Miami, algo que no habría quedado reflejado en su declaración jurada al asumir como ministro.

Tras exigir que se realice “una profunda investigación” sobre Caputo, Storani señaló: “Para nosotros el accionar de la Justicia es inexorable. En esto tiene que haber una vara igual para todos, sea quien sea”.

Fuentes: UB, CENE, FIEL, FyE Consult, UCR sector Storani, Casella; El País.

Buenos Aires, 22 de febrero de 2018

Arq. José Marcelino Garcia Rozado

Ex Subsecretario de Estado

1973/1976 y 1989/1993

 

Se el primero en comentar en "LA INDUSTRIA, EN PICADA. DIFÍCIL 1ER SEMESTRE Y CON CAÍDA DE LA PRODUCCION DE GRANOS."

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*