MARCHE OTRO RETIRO ESPIRITUAL – RENUNCIAR PERO REFUTAR – SOCMA

No resisten una offshore: Ahora, investigan a gente de Dietrich. Díaz Gilligan apuntó contra el periodista que develó su cuenta en Andorra. El fiscal Taiano pidió al juez De Giorgi que investigue la venta de parques eólicos de Socma.

Según una investigación periodística, quien se encuentra en la mira de la Justicia es Gustavo Deleersnyder, miembro del gabinete del Ministerio de Transporte que lidera Guillermo Dietrich, por la creación de empresas off shore para facturar servicios prestados a la Dirección Nacional de Transporte Fluvial y Marítimo. Al parecer, el caso salió a la luz en el marco de exigencias de transparencia de armadores extranjeros, quienes reclamaron a la Agencia Marítima Rioplat las facturas en cuestión, luego de un “trato especial” por parte del funcionario. El ahora ex subsecretario general de Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, le escribió un mensaje recriminatorio al periodista que reveló su cuenta en Andorra, según relató el mismo ensayista español. Le escribió por Whatsapp al periodista español que reveló el caso, para criticarlo por la investigación que se publicó en el diario El País. La noticia golpea al grupo de la familia presidencial justo cuando decide meterse en negocios de energía.

Gustavo Deleersnyder. Valentín Díaz Gilligan le envió un mensaje al periodista que descubrió su cuenta y él lo mostró.

Una vez más, el periodismo de investigación demuestra que no necesita de gigantes como Clarín o La Nación para avanzar sobre investigaciones contra el poder y la corrupción. Aquí, el caso del periodista Emiliano Galli, de Trade News:

La denuncia que hizo propia la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA, la unidad de la Procuraduría General de la Nación que investiga hechos de corrupción de los funcionarios del Poder Ejecutivo) y que derivó en una causa penal por evasión por parte Gustavo Deleersnyder –miembro del gabinete del Ministerio de Transporte a cargo de la Dirección Nacional de Transporte Fluvial y Marítimo– advierte sobre la creación de empresas off shore y cuentas en el extranjero para facturar servicios prestados localmente, incurriendo en el delito de evasión fiscal.

Deleersnyder es práctico del río Paraná. Antes de ingresar en la función pública integró distintas cooperativas.

Los prácticos son contratados por las agencias marítimas, que representan a los armadores (dueños y/u operadores de buques extranjeros) ante las autoridades argentinas. Para el ingreso de estos buques en los puertos y para navegar en aguas argentinas, las agencias marítimas contratan en nombre de aquellos armadores todos los servicios necesarios: remolques, amarraderos, prácticos y pilotos.

Los prestadores de estos servicios le facturan localmente a las agencias marítimas argentinas (en pesos o dólares), y éstas, a su vez, le facturan a los armadores extranjeros. Una vez ingresadas las divisas, el agente marítimo cancela los servicios locales de practicaje, remolques, etc.

Según documentos que justifican la denuncia, Deleersnyder habría trabad o especial relación con una agencia marítima en particular: Rioplat.

Sin factura

Los servicios prestados por Deleersnyder a los buques representados por Rioplat no se facturaban, pero se cobraban en una cuenta personal abierta en el Banco Santander de Uruguay. La causa aporta un listado de los embarques de Deleersnyder en los buques agenciados por Rioplat.

Durante un tiempo, esta práctica fue habitual. Hasta que los armadores extranjeros comenzaron a exigir mayor transparencia, reclamándole a la Agencia Marítima Rioplat las facturas por los servicios de practicaje prestados por Deleersnyder.

Fue entonces que el práctico abrió una sociedad off shore en Bahamas –River Inside Services– y una cuenta corriente en el banco Winterbhotam del mismo paraíso fiscal (que cuent a con sucursal en Uruguay).

Con la sociedad off shore en marcha, Deleersnyder les hacía firmar a los capitanes de buques extranjeros (a los que asesoraba como práctico) un remito y luego confeccionaba la factura correspondiente de River Inside Services. La agencia Rioplat cancelaba luego la factura en el banco Winterbhotam. Luego, los dólares eran girados desde la casa matriz en Bahamas a la sucursal de Uruguay. Y desde allí, a la cuenta personal de Deleersnyder, según la denuncia.

“Esta maniobra está tipificada claramente en el artículo 2° de la ley (penal tributaria) 24.769”, señala la denuncia presentada a fines de 2016 ante la AFIP, la Unidad de Investigación Financiera (UIF) y la Oficina Anticorrupción (OA), y que luego tomó el fiscal nacional a cargo de la PIA, Sergio Rodríguez, como argumento para la denuncia penal que hoy lleva adelante el juez federal Ariel Lijo.

“La sociedad creada en el extranjero no tenía otro giro que éste, y su constitución fue al solo efecto de evadir al fisco argentino”, amplía.

Para prestarle su servicio a Rioplat, Deleersnyder pagaba sus gastos de traslado, embarque y desembarque en lanchas de prácticos en Zona Común y en los puertos del Paraná “sin cobrar nada por su labor”, señala la denuncia, tras concluir que “resulta incomprensible y contrario a los propios intereses que se paguen todos los gastos necesarios para poder llegar al buque y luego no se facture ni emita recibo por el servicio”.

Por otro lado después de la renuncia de Valentín Díaz Gilligan por una cuenta en Andorra no declarada, el periodista que lo descubrió, José María Irujo, reveló que el subsecretario general de la Presidencia le envió un mensaje de WhatsApp.

“Ayer el propio Valentín Díaz, sorprendentemente me envió un mensaje por Whatsapp recriminándome por mi trabajo. No me gustaría dar detalles. Pero me parece llamativo que sea incapaz de comprender que una persona que se dedica a la política no debe tener un paraíso fiscal en un país como Andorra”, aseguró el periodista en el programa radial Wake Up.

Andorra cerró el año pasado la Banca Privada d’Andorra (BPA) luego de que Estados Unidos denunció que allí se lavó dinero de narcotraficantes mexicanos , funcionarios venezolanos y mafiosos chinos. En ese banco, Díaz Gilligan abrió una cuenta en 2012 para administrar 1,2 millones de dólares.

Díaz Gilligan fue el principal representante, accionista y tenedor de Line Action”. El ahora ex subsecretario general de Presidencia abrió esa cuenta cuando trabajaba para el Gobierno porteño que en ese momento encabezaba Mauricio Macri.

“Fue una investigación independiente. Nos dijo que no era propietario de la cuenta, nos mintió. Él declaró que era cuenta de un amigo pero nos pareció llamativo que vendiera la sociedad 11 meses después de ocupar su cargo. La renuncia de este señor era inevitable”, manifestó.

“Me sorprende que este señor sea incapaz de comprender que ha cometido un error, que este tipo de actividades no son aceptables hoy en día en un país como Argentina, me parece que no lo comprende”, dijo.

Joaquín Gil reafirmó que la plata que había en la cuenta de la Banca Privada de Andorra era del ahora ex subsecretario. Y dijo que su descargo “no tiene sentido”.

El subsecretario general de Presidencia de Argentina, Valentín Díaz Gilligan, ocultó 1,2 millones de dólares en Andorra, un país de 78.264 habitantes entre España y Francia donde hasta el pasado año regía el secreto bancario. El dinero permaneció en una cuenta en la Banca Privada d’Andorra (BPA) a nombre de una sociedad, según la documentación a la que ha tenido acceso EL PAÍS.

Ahora el fiscal Eduardo Taiano le pidió a la Justicia que avance con la investigación de la venta de parques eólicos del Grupo Socma de la familia Macri, según anticiparon en exclusiva fuentes judiciales a LPO.

Principio del formulario

La noticia golpea al grupo de la familia presidencial justo cuando decidió meterse en negocios de energía, tras crear la firma Gea Energy para vender gas y electricidad a grandes consumidores.

El diario Perfil reveló a principios de año que la compañía Sideco Americana -empresa insignia del holding de los Macri- creó junto con un grupo de socios cuatro empresas a nombre de un contador, las cuales le compraron por 25 millones de dólares a la española Isolux seis parques eólicos en Chubut y Miramar.

Esos parques fueron vendidos luego a la firma Genneia (del Grupo Macro) y a la china Goldwind. El pase de manos le habría reportado a las sociedades creadas (días después de la asunción de Macri) por Sideco Americana al menos 48 millones de dólares de ganancia, por la diferencia entre lo que pagaron a Isolux y lo que revendieron meses después.

El hombre fuerte de Genneia es Darío Lizzano, que en enero se compró el Hotel Sheraton de Retiro.

Lizzano tuvo la habilidad de convencer a Zach Schreiber del fondo PointState que la Argentina de Macri iba a ofrecer oportunidades de ganancias extraordinarias en determinados nichos de negocios a los que podía garantizar el ingreso, gracias a sus fluidos contactos con el actual Gobierno.

Desde la Justicia anticiparon a LPO que ya le avisaron a Socma que el fiscal Taiano pidió al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi que se investigue la venta de parques eólicos Point State. El fiscal considera que la denuncia realizada por los diputados Rodolfo Talhade y Martín Doñate (FPV) tiene elementos suficientes como para investigar si hubo delito.

El fiscal Eduardo Taiano.

Ahora se espera que el fiscal firme el dictamen para que el juez disponga eventualmente una imputación. Entre los apuntados en la denuncia que podrían quedar imputados están Mariano Payaslian, contador de confianza de los Macri y ejecutivos de larga relación con la familia presidencial. El ministro de Energía, Juan José Aranguren, se había opuesto a la licitación pero no evitó que avanzara y por eso los denunciantes esperan que también sea imputado.

Buenos Aires, 23 de febrero de 2018

Dr. Gregorio Reynoso

Ex Subsecretario de Estado

Se el primero en comentar en "MARCHE OTRO RETIRO ESPIRITUAL – RENUNCIAR PERO REFUTAR – SOCMA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*