DE ESTE PROBLEMA NO SE SALE SIN SITUACIONES CONFLICTIVAS

Alguien debe informarlo: el matete en que se encuentra la Argentina requiere de grandes reformas estructurales, y todas ellas son conflictivas. Algunas, muy conflictivas. El problema del Gobierno no consiste solamente en su resistencia a afrontar el costo político sino la impericia de muchos de sus funcionarios, lo que multiplica el costo social y político.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Pronóstico Bursátil). Tan solo dos preguntas de un periodista español hicieron falta para desnudar la puesta en escena de un Gobierno que económicamente esta absolutamente «jugado» a tratar de contener las variables, rezar para que el contexto internacional se mantenga al menos como hasta ahora y llegar a Octubre de 2019 con chances para que María Eugenia Vidal gane las elecciones Presidenciales.
La primera, la inflación, cuya respuesta fue desopilante: «Tenemos pocas herramientas pero la férrea voluntad de combatirla.»
La segunda, el ministro de Finanzas de un país que viaja a otro a seducir a inversores tiene sus ahorros en una cuenta ‘offshore’.
Si no fuera porque el que suscribe desea fervientemente que a este Gobierno le vaya bien, es motivo suficiente para reír y/o llorar.
Pero si sólo se tratase de formas de comunicar no sería tan grave, lo gravedad es que el proceso de deterioro se acelera semana a semana.
Duran Barba se ocupa de instalar las bombas de humo en lugares bien estratégicos: sindicalismo, el Papa y la más genial de todas, el aborto.
Y está bien, ¿cuánta gente sabe «leer un balance del Banco Central» y cuántos de los que lo saben hacer tienen ganas de hacerlo?
¿Cuánta gente se sienta frente a una laptop y calcula los déficit de balanza, financiero, fiscal, agregados monetarios, etc…?
Los que sí lo hacemos nos dividimos en varias especies:
> los que gustan de llamar la aten ción para levantar minas;
> los que necesitan mantener un personaje y vender libros;
> los que guardan mesura por si les suena el teléfono de Balcarce 50;
> los profesores de Facultad que hablan una vez, y al cabo de unos días sus dichos se pierden en el olvido colectivo; y
> los que mantienen el perfil bajo, tratan de no apartarse del pragmatismo, argumentar en base a datos fácticos y opinar con total libertad de conciencia.
Ud. sabrá adonde ubicarnos, pero de lo que estamos seguros es que a este ritmo de los acontecimientos la situación es de tal gravedad que hasta puede hacer peligrar la continuidad del mandato del Presidente hasta el final.
Del problema en la que está inserta la Argentina no se sale sin situaciones conflictivas.
El país está literalmente en quiebra:
> no ingresa un dólar genuino por ningún concepto,
> no alcanzan los ingresos para solventar los gastos mensuales, y
> estamos endeudados a más de la mitad de lo que producimos.
Y para colmo de males, no crecemos porque no se pueden generar las condiciones necesarias para volver a empezar.
Pero el Gobierno se resiste a afrontar el costo político, pelear la calle, ejercer y hacer cumplir la ley, se deja correr tanto por derecha como por izquierda y apuesta al largo plazo. Hacerlo bajo las actuales condiciones es un error de diagnóstico de proporciones, pero to davía el ciudadano de a pie no lo termina de notar, recién comienza el año, a medida que las clases comiencen, las tarifas golpeen, llenar el tanque de combustible sea una proeza, la tasa de las Lebacs y los plazos fijos pierdan con un tipo de cambio que sube, despacio, pero sube, los tiempos se van a acelerar.
Es tal la incapacidad que están demostrando que se está logrando algo impensado: el Peronismo intenta unirse rápidamente porque se siente con chances para el 2019, y no le faltan razones.
Entonces, ¿qué está esperando Cambiemos para remover gran parte del Gabinete de Ministros, designar un ministro de Economía con un equipo que responda y actúe en línea con los objetivos y plazos que se plasmen en un Plan Integral y retomar la agenda prometida y responderle a su electorado que lo llevó a ganar las elecciones en dos ocasiones….?
No es un dato menor el salvataje al juez Dan iel Rafecas, tampoco lo es que en los estadios se empiecen a escuchar cánticos contra el Presidente, salvo en uno, claro. Ni tampoco que a tres meses y una semana no sepamos absolutamente nada del ARA San Juan y sus 44 tripulantes y que tampoco se decretara un duelo con banderas a media asta.

Por MARCELO TROVATO
Analista de mercados. Fundador y Manager de Pronóstico Bursátil.

Urgente 24 24-2

Se el primero en comentar en "DE ESTE PROBLEMA NO SE SALE SIN SITUACIONES CONFLICTIVAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*