LA INSERCIÓN INTELIGENTE

La política exterior argentina impulsada por el principio de inserción inteligente en el escenario internacional apunta, junto a otras iniciativas del Gobierno, a la meta principal que trazó para su gestión el presidente Mauricio Macri cuando asumió: reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida de los argentinos.
Esta es la motivación fundamental que estimula el trabajo persistente y coordinado de la Cancillería con los otros ministerios y las representaciones que nuestro país tiene en el exterior.
Inteligente es para nosotros la inserción que genera oportunidades; una política exterior abierta y centrada en nuestros intereses que –sin condicionantes ideológicos pero comprometida con la democracia, los derechos humanos y el multilateralismo– consolide la presencia de la Argentina en el mundo, capitalice la relación con cada uno de los países en los que exista una oportunidad, multiplique las alternativas para llevar nuestros productos a nuevos mercados y profundice el acceso a los ya conquistados.
Es primordial enfatizar que una inserción inteligente supone no mantener vínculos excluyentes. Tener relaciones fecundas con un país no significa no hacerlo con otro. En un mundo interdependiente y en constante evolución, establecer socios únicos implicaría incrementar nuestra vulnerabilidad.
No se trata de profundizar los vínculos con Latinoamérica o con los mercados asiáticos, con la Unión Europea o con los Estados Unidos, con China o con Rusia: es con todos y cada uno de ellos y con futuros nuevos socios.Es por esto que tras dos años de un camino hacia la inserción inteligente nos encontramos hoy en negociaciones comerciales con casi el 50% del PBI global.
Por supuesto que un pilar de esta inserción inteligente en el mundo es el relanzamiento internacional del Mercosur. Junto a nuestros socios y países hermanos, desde el bloque regional nos acercamos no sólo a la Unión Europea, sino también a Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Corea del Sur, EFTA y el ASEAN. Las negociaciones con la Unión Europea han recibido un impulso inédito durante nuestra presidencia pro témpore y anhelamos la pronta consolidación de este acuerdo con un mercado de 500 millones de habitantes y principal origen de la inversión extranjera directa en el mundo.
En lo regional, establecimos además el diálogo con la Alianza del Pacífico para que ambos bloques sean motores de una integración bioceánica sin precedentes. Luego de años de competencia, acordamos una hoja de ruta concreta: facilitación del comercio, cooperación aduanera, promoción comercial e integración física.
A su vez, estamos profundizando los Acuerdos de Complementación Económica que teníamos con Chile, Colombia y México. Recobramos una relación madura con Estados Unidos, lo cual ha abierto numerosas posibilidades comerciales –fuimos reincorporados al Sistema Generalizado de Preferencias en diciembre último y aumentaremos así nuestra oferta exportable–.Recientemente recibí al canciller Rex Tillerson y ratificamos en Buenos Aires el rumbo positivo de la relación bilateral.
En el otro extremo del globo, y a pocos días de la visita del presidente Macri a Moscú, ya se habilitaron a 28 empresas pesqueras argentinas para exportar a Rusia y se fijaron los requisitos fitosanitarios para exportar frutas. Del mismo modo, sustentados en nuestras complementariedades, estamos potenciando los vínculos con los países del Golfo y del Magreb, así como con Israel y Egipto.
Tenemos, además, el desafío de incrementar aún más nuestra relación con las potencias y las economías emergentes de Asia. China es para nosotros un socio fundamental y la relación entre los presidentes Macri y Xi Jinping ha crecido considerablemente. En enero acordamos la ampliación del ingreso de carne bovina, caprina y ovina a este mercado. Reabrimos la Embajada en Singapur, una de las economías más pujantes de Asia, y ese país volvió a autorizar la importación de alimentos argentinos con la certificación Halal, un proceso de garantía de calidad aplicado a productos y servicios según normativas de la práctica islámica. Indonesia, por su parte, reconoció además el control de inocuidad argentino para 17 productos frescos, y así nuestro país forma parte ahora de un selecto grupo que cuentan con el reconocimiento de su sistema de seguridad alimentaria.
Con Japón, en los últimos dos años, se concretaron las visitas recíprocas del Shinzo Abe a Buenos Aires y de Macri a Tokio, quienes ratificaron la relación estratégica. Así, se pudo avanzar en la etapa final de un tratado bilateral de inversiones y un convenio para evitar la doble tributación. Recientemente, una delegación empresarial de Japón realizó una Misión Comercial a nuestro país para explorar posibilidades de inversión en los próximos años.
Interpretar la inserción argentina requiere comprender al mismo tiempo la dinámica del sistema internacional. En un escenario atravesado por múltiples incertidumbres, nos hemos propuesto asumir un rol participativo y constructivo. Presidiremos durante todo 2018 el G20, foro que integran las mayores potencias del globo, para coordinar políticas ante los principales desafíos mundiales.
Se trata de un espacio clave que Argentina aprovechará para ser la voz de América Latina, situando en la agenda global las preocupaciones y las potencialidades de nuestros países. Y sobre todo para mostrarse como un destino atractivo para el turismo y para las inversiones, por nuestra capacidad productiva, la abundancia de recursos naturales y la calidad de nuestro capital humano.
Estos son sólo algunos ejemplos entre los múltiples y diversos interlocutores con los cuales mantenemos un diálogo que procura generar resultados tangibles, que no subordine nuestro interés nacional a prejuicios de orden ideológico. Lo contrario implicaría negar beneficios potenciales a nuestra población. Porque no hay nada más inteligente que una política exterior que tenga el horizonte del beneficio de todos los argentinos, sin dejar a nadie atrás.
Jorge Faurie

Ministro de Relaciones Exteriores y Culto

Se el primero en comentar en "LA INSERCIÓN INTELIGENTE"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*