NOTICIAS

TODA LA VERDAD SOBRE EL INTI

“Es grosero el desconocimiento que hay sobre el INTI. Y está claro que la gente no puede defender lo que no conoce”. Así comienza el diálogo con Enrique Martínez, ex presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial.
“Yo fui presidente del INTI durante 9 años, en la última gestión y antes durante el gobierno de Alfonsín, 2 años”.
__
-¿Qué diferencias hubo en el enfoque entre una y otra?
“La diferencia es sideral entre las dos gestiones. En el ‘86 yo pedí ser presidente del INTI en simultáneo con la subsecretaría de Pymes, siendo el Secretario de Industria Roberto Lavagna. Y pedí esa simultaneidad porque el conflicto en el INTI era permanente…la gestión que había asignado el gobierno era muy pobre, y ocurrió algo que se dio varias veces en mi vida de trabajador público: y es que los funcionarios políticos le tienen miedo a los sindicatos, y lo que hacían en vez de sentarse a entender cuáles eran los reclamos, era esconderse. Y en consecuencia el caos se incrementaba. Yo estoy seguro y lo dije en repetidas ocasiones, en esos dos años yo fui ‘gerente de recursos humanos’ en el INTI. Cuando Lavagna renunció yo también renuncié a la Secretaría y me mantuve un año más después que él se fuera del cargo, pero solo en el Instituto.
-¿En la dictadura qué había pasado con el INTI?
“Lo habían disciplinado políticamente, hubo desaparecidos, hubo sanciones para la gente en términos de cumplir los horarios y ese tipo de cosas, pero como no tenían ninguna idea tecnológica siguió inercialmente haciendo lo que hacía, hacía ciencia, hacía investigación…

-¿Y cómo era la estructura? ¿Estaban los mismos institutos que lo conforman hoy?
“¡No, en absoluto! Durante tres décadas, hasta cuando yo asumí a comienzos de la década del 2000, cuando comencé mi segunda gestión, el INTI estaba presente en 8 o 9 provincias. Un centro absolutamente hegemónico en Buenos Aires, y otras sedes: tenía una sede interesante cerca de La Plata, y luego Córdoba, Rosario, 9 de Julio en la provincia de Buenos Aires, en Mendoza, en Concepción del Uruguay un centro chiquito, y no mucho más…Así como decía que fui un ‘gerente de recursos humanos’ en el 86/88, cuando me tocó en el 2002 en los primeros quince días presenté un plan de acción a la comunidad INTI, a los trabajadores, explicando por qué yo creía que la gestión tenía que ser de ocho años (porque el plazo administrativo es de cuatro); y qué quería hacer en ese tiempo.
Una de las premisas fue que el INTI tenía que estar presente en todo el país, tener al menos un centro en cada provincia argentina, y cumplimos. Eso significó que en algunas provincias había más de un centro. Empezamos con 20, de los cuales 8 estaban en el interior y el resto en el Parque de Migueletes: los Centros Sectoriales aquí y los Regionales en las provincias, con algún aditamento sectorial en el interior.
Y terminamos la gestión con más de 40 centros y oficinas de Extensión en lugares donde el INTI nunca había estado presente, haciendo trabajos en Palpalá, en Jujuy, en Tierra del Fuego, en Reconquista en el norte de Santa Fe. De ahí el importante incremento de personal y la importancia de las nuevas funciones sociales, que no tiene nada que ver con eso de que sobre gente o que se haya incrementado la planta por ‘política’. Cuando se acercó el final, junto con presentar mis papeles jubilatorios, presenté mi proyecto de cómo seguía el INTI. Se lo presenté al Secretario General de la Presidencia, a la ministra de Industria Débora Giorgi, a la Cámara de Senadores, a la de Diputados. Un Proyecto de Ley regionalizando las incumbencias del INTI, porque yo sostenía y sostengo que tiene que tener una conducción que exprese la presencia regional más que esa centralización en Buenos Aires que siempre tuvo…”

-¿Y eso se trató y se aprobó?
“Nunca se trató. La principal objeción era que tenía que estar avalado por la ministra de la producción Débora Giorgi, y la ministra sostuvo exactamente lo contrario.
Ella sostenía que el presidente del INTI tenía que ser el ministro de la Producción. Ese desconocimiento de la realidad de cada región nos obligaba a viajar intensamente desde Buenos Aires y la organización propuesta iba a atenuarlo. ¡Es distinto que viaje a una región la autoridad a que viajen todos desde Buenos Aires!
El proyecto imaginaba 6 regiones, que cada región haría su plan trienal o quinquenal, con sus responsables locales, y que rindieran cuentas. Eso, en parte, en el INTA funciona y en el INTI ni siquiera pasamos la etapa de tener el proyecto presentado. Quien más nos atendió en ese momento fue la senadora Alicia Kirchner pero cuando estaba a punto de presentar el Proyecto de ley, se venció su mandato.
-El INTI no es una universidad, que tiene institutos de investigación, y tampoco es un Ministerio ¿Qué hace cada Instituto del INTI?
“Desde siempre hay una tradición en el INTI que durante la gestión logramos modificar, instalamos un conflicto de visiones. ¿Cuál es la diferencia? Históricamente el INTI tenía una división interna de ‘Áreas de conocimiento’…Física, Química, Construcciones, Electrónica, etc., y lo que hegemonizaba la responsabilidad del INTI con respecto al Estado y la comunidad era su dimensión ‘metrológica’.
En cada uno de esos sectores era el responsable de asegurar las mediciones, fueran las químicas, las físicas, etc. Y por eso tenía laboratorios caros, como el de control de resistencia al fuego de una puerta o cosas que no tiene la actividad privada, que no hay en ningún lugar. O por ejemplo el régimen automotriz que tiene mucho intercambio internacional, y tenía que tener un instituto nacional como contraparte, que certificara que lo que se importaba era lo que se decía, que cumplía con las normas y lo mismo cuando se exportaba; y eso podía y puede tercerizarse, en esta instancia de deterioro del INTI se intentará seguramente tercerizar, pero en última instancia en algún momento tiene que haber una firma del INTI, porque ningún organismo del mundo admite que esto esté certificado por un laboratorio privado.
Dicho todo esto, el INTI fue creciendo en esa capacidad metrológica, es el referente de pesas y medidas de la Argentina, y el representante en la Convención Mundial de Pesas y Medidas de la Argentina es un hombre del INTI. De ahí devino cierta distorsión donde la gente de metrología llegaba a decir que el INTI era el ‘Instituto nacional de Metrología’…O sea que el INTI ‘medía’ pero no investigaba. La realidad que me encontré cuando asumí en 2002 era esa, y que se hacían investigaciones, al estilo de como se hacen en Argentina…que como no tienen presión externa para obtener los resultados se demora bastante más de lo habitual; cuando se terminaba no se patentaba o se patentaba el resultado a nombre del investigador, sin preocuparse demasiado el INTI por cómo trasladar ese patentamiento al medio productivo. Además de la poca ‘densidad’ de investigación propia, lo que había era una matriz instalada en el neoliberalismo, en el menemismo, de cobrar absolutamente cualquier consulta y cualquier pedido de transferencia de tecnología.

___
Porque el INTI no tiene como responsabilidad investigar, si no, sería un organismo del CONICET. ¡La responsabilidad del INTI es investigar y transferir ese conocimiento! Y los conocimientos que transfiere no tienen por qué ser algo que el INTI investigó o investiga: puede alguien venir a decir (como ocurrió en mi gestión) que quería aprender a hacer pan. Y el INTI tenía una planta piloto para hacer pan, que creo que es la única en Argentina, y que hacía 10 años que estaba parada, porque se consideraba que no era ‘tecnología’ hacer pan. Y en realidad había que contratar un maestro panadero y mandarlo para que le enseñe a la gente a hacer pan. ¡Cambiamos esa lógica! Con resultados absolutamente maravillosos, porque por un lado dejamos de cobrar por eso, y además porque desde que se cambió esa actitud por ejemplo con lo del pan, se instalaron más de 30 panaderías comunitarias en distintos puntos de la Argentina; algunos lugares en los que yo estuve presente cuando se inauguró, en Tucumán, desde que se habían cerrado los ingenios azucareros no se había abierto ninguna actividad productiva, y entonces para la inauguración estaba el intendente, los chicos de la escuela, la banda…y nosotros inaugurando la panadería comunitaria donde trabajaban 9 personas que a su vez, luego, sirvió autónomamente sin intervención del INTI para que los vecinos fueran a aprender cómo hacer el pan. Es el día y la noche…Eso lo hicimos con los alimentos en bastantes dimensiones.
Por ejemplo el INTI ayudó a las poblaciones de la Puna que dependen de la carne de la llama, a que no pensaran como un animal que se mata cuando se hace viejo y la gente se come el lomo o le vende el lomo a los restaurantes que atienden norteamericanos. Hubo una discusión sobre qué hacer con la carne de llama cuando hay que faenar una llama. Fue allá y en el INTI de Buenos Aires, y en el INTI Carnes (que la directora de Desarrollo es una maravilla) se desarrollaron jamones, hamburguesas, todo tipo de productos. Ella se fue a la Puna, trajo gente de allá, ellos eligieron qué producto querían, y hoy en día saben qué hacer con la carne. En pequeña lechería, ¡ni hablar!.
En el norte de Córdoba se desarrolló toda una cuenca para hacer queso de cabra que en realidad utilizó la leche que se tiraba, porque la gente que produce cabritos tiene el problema que cuando vende el cabrito mamón, la cabra queda con leche y la tienen que ordeñar porque si no la cabra se enferma; y esa leche se tira, o la usaban pero hacían queso de mala calidad. Entonces se desarrolló todo un esquema de recolectar leche, enfriarla…una cosa interesante aún en pequeña escala.
En el sur de Mendoza en Malargüe se desarrolló un esquema para producción de la lana de oveja. La gente tiene la oveja para consumir los corderos y tiene que esquilarlas por razones higiénicas, o la lana se le cae a la oveja al año y medio, o dos. Y con esa lana tapaban los pozos o la quemaban, porque no tenían un lugar cercano que la lavara… y trasladarla a un lavadero significaba que la ganancia se la llevaba toda el flete, era un desperdicio. Entonces desde el INTI desarrollamos un proyecto donde le enseñamos a la gente a lavar en pequeña escala y no hacer hilado, sino hacer fieltro, con lo cual hacían los recados de las monturas, o aislaban las casas porque ahí hace mucho frío. Tuvimos un grupo de diseño trabajando más de un año con la gente haciendo productos con fieltro. Primero les enseñamos cómo hacer fieltro, y luego los productos. Todas esas cosas nunca nadie las pagó, no las podían pagar ¡y no las debían pagar!No es un problema de si tenés o no tenés plata. Así fue que hicimos un centro especializado en agua en Salta.

Impresión micro y nanoelectrónica INTI
-Pero entonces, ¿de dónde salen los recursos del INTI?
“Primero, del Presupuesto General. Pero también hicimos una ‘cuenta de almacenero’ y dijimos el INTI tiene dos tipos de tareas que realiza para terceros; un trabajo remunerado y el no remunerado. Antes, con Domingo Cavallo y Menem, solo era remunerado. ¿Cuáles son los remunerados? Lo que tiene que ver con su función metrológica. Entonces dijimos “agreguemos funciones”. Y peleamos palmo a palmo con el ministro de Economía de entonces que era Roberto Lavagna, designado por Néstor Kirchner, y nos dieron el control de combustibles, el control de balanzas…todas esas cosas que hoy se exponen como funciones del INTI de carácter comunitario, las conseguimos nosotros peleando con la Secretaría de Comercio, sacándole funciones -que no las ejercían-, y convirtiendo eso en una fuente de trabajo y de ingreso para el INTI. Y eso permitía financiar lo no remunerado. Pasó a ser un Instituto de ‘metrología’ y ‘contrología’… Incluso en el primer quinquenio de aplicación de control de balanzas que demostró que los chacareros y acopiadores habían recuperado centenares de millones de dólares al evitar la ‘mula’ que en el Puerto le metían con el control de la carga. Porque, sin siquiera ser ilegales, como todo tiene un margen de tolerancia, las balanzas del Puerto son mucho mejores que las balanzas de la cadena aguas abajo, y la colocaban siempre en el margen de tolerancia que les daba más favorable. Y eso, en millones de toneladas, es muchísimo dinero. Eso se lo ahorraron gracias al trabajo del INTI, pero los chacareros y acopiadores lo desconocieron, y lo tomaron como un hecho natural. Ocurre con muchos actores económicos que dicen ‘bueno, ya está, era tu responsabilidad’
-¿Donaron algo alguna vez por todo ese dinero que dejaron de perder?
“¡No! En absoluto. Nosotros hemos tenido interesantísimos debates con la industria automotriz, que permanentemente cambiaba las normas con Brasil. Y entonces aparecía la necesidad de certificar cosas distintas en cuanto a contenido nacional, a las partes que venían o iban a Brasil. En la última vez de tanto cambio, hicimos una reunión del Consejo Directivo y dijimos “acá vamos a aplicar una tasa razonable”. Porque hicimos una cuenta de lo que ganaban con la operación que estaban haciendo, trayendo y llevando autopartes a ambos lados de la frontera, y aplicamos un porcentaje muy modesto pero que era una tasa muy superior a la que estaban pagando. Eso significaba para el INTI un ingreso de 3 o 4 millones de dólares. No era monumental pero sí importante para el INTI. ¡Semanas enteras discutiendo con los señores de traje y corbata con cuello ancho que venían con sus abogados a discutir que eso era expoliador, que era expropiador! Fueron a parar al ministerio de Industria a reclamar y cuando dijimos que era nuestra atribución aplicar esa tasa, la tuvieron que pagar. Pero eso tiene su precio…porque en algún momento alguien te castiga por hacerle pagar a los magnates una tasa. Digamos que poniéndose los pantalones y trabajando en función de la responsabilidad que el INTI tiene, se podía hacer una transferencia de ingresos desde los grandes capitales a los sectores más humildes.
-¿Pero a esas grandes automotrices no le resultaba más barato que los controles se los haga el INTI que montar cada una un instituto de medición y control propio?
“Por supuesto. Y si no lo hacían acá, tenían que mandar las partes a certificar a Francia lo cual era absurdo. En ese debate sabíamos de qué estábamos hablando y es un orgullo haberles doblado el brazo.

-Para que todos entendamos. ¿Por qué el INTI no es el CONICET?
“El CONICET es un instituto que tiene un componente de formación de recursos humanos muy importante. El becario, el doctorado, el postdoctorado, los viajes al extranjero parecen un tanto exóticos a los que estamos en la producción pero es parte de la ambición. Tener una persona que absorba conocimientos durante 8 o 9 años después de la universidad, es esperable en el mundo y en la Argentina.
El punto es que al CONICET -eso se puede debatir- le faltan programas de cómo orientar a quienes están formados, porque les dan tanta libertad en la etapa de formación que después los doctores quieren mantener su libertad y dedicarse al conocimiento sin ningún tipo de compromiso y que el Estado lo siga financiando. Esa es una discusión no saldada, y claramente eso no pasa en el INTI.
Por nuestro lado, nosotros durante la gestión cuando era presidente Cristina Kirchner, hubo algunas ofertas de gente que había regresado de su formación en el extranjero y que quería trabajar con nosotros, y las aceptamos. ¡Y el resultado fue espectacular porque era gente que estaba en condiciones de salir a transferir! Pero el INTI tiene poca tradición en contratar esos expertos,y es una asignatura pendiente de mi gestión. ¿Cuál fue la diferencia de esa gente? Que si hubiera ido a trabajar a los institutos del CONICET probablemente hubiera tenido que armar su propio plan de trabajo y en el INTI lo armaron en conjunto con nosotros. Apareció la posibilidad de entender qué necesidad satisfacían con su trabajo y lo hicieron muy bien. Al día de hoy se ha generado un área de producción de moléculas para medicamentos que encaran enfermedades complicadas, que tienen mucha autonomía, mucha potencia…gente que se formó en Estados Unidos y en Francia, y que después de 8 o 10 años vino a Argentina por propia voluntad. Pero no contratamos esa gente en la dimensión en que debimos hacerlo. Si hubiera ocurrido hoy el INTI tendría un prestigio internacional que le falta.
-¿Todos los países de América Latina tienen un Instituto Nacional de Tecnología Industrial?
“¡No! Ninguno, ni Brasil tiene un INTI. Ese trabajo, en algunos casos, lo hacen la certificadoras internacionales. Hay algunas de esas certificadoras que pueden tener presencia en países que se reconozca como de ‘desarrollo inferior’. El razonamiento es: “no hay un organismo certificador, entonces el Estado valida a un organismo -digamos- dinamarqués o sueco o suizo o de donde sea, tipo Bureau Veritas, y lo valida, y cumple el papel certificador del INTI. Colombia tiene algún desarrollo cercano a los consumidores y nada más, y Chile tampoco tiene nada. En Brasil, hay áreas donde han crecido al estilo INTI, por ejemplo en electrónica son fuertes e interesantes; en San Pablo. Pero en alimentos no tanto, en industria automotriz son totalmente dependientes de lo que decide la industria. Justamente el INTI fue parte del semillero con el cual se forjaron centros de investigación en Brasil desde la dictadura militar de 1976 en adelante, porque hubo una emigración de profesionales del INTI y del CONICET a Brasil, que no está ni siquiera cuantificada. Los centros de Electrónica, de Física, de Metrología…tienen en su historia a algún argentino importante que se fue a Brasil, se desarrolló y no volvió.
-¿Qué clase de intercambio hizo el INTI con otros centros como los de Brasil, sobre todo pensando en el Mercosur?
“El intercambio se fue agotando en buena medida por culpa de los argentinos. Porque durante mi gestión tuvimos la oportunidad de hacer un programa conjunto de desarrollo electrónico con los brasileños y el Ministerio a cargo de Débora Giorgi fue el que lo rechazó; pura cortera intelectual, por entender que había un competidor donde había un colaborador.

-¿Y Venezuela?
“El INTI fue invitado por el gobierno de Chávez no solo a transferir tecnología, que es una de las cosas virtuosas que sucedieron durante mi gestión y de las que estoy orgulloso, sino además ayudarlos a desarrollar un sistema similar al INTI, en Venezuela. Lo que pasa es que un proceso tan vertiginoso como la Revolución Bolivariana no permitía pensar a largo plazo. El programa con Venezuela duró exactamente cuatro años, del 2007 al 2011, y cuando yo me fui del INTI rápidamente se desactivó.
Se había organizado en torno a lo que Chávez llamaba pomposamente el “Plan 200 nuevas fábricas”. Nosotros teníamos responsabilidad, en los temas que ellos fijaban: definir posibles proveedores, en la mayoría de los casos llave en mano, y transferir tecnología. O sea, transferir la planta y transferir tecnología para operar. Y lo que Chávez quería, con buen criterio, es que hubiera en esas 200 fábricas un mix entre fábricas terminales y fábricas que produjeran los equipos para reproducir esas fábricas terminadas. Digamos, quería tener 8 o 9 mataderos y quería tener una planta de equipos para mataderos.
En realidad, lo digo con todo dolor…no sólo Venezuela tuvo problemas organizativos para eso, sino que en Argentina, ¡los industriales argentinos no quieren transferir conocimiento, en absoluto! Ni siquiera cobrando un canon. Nosotros intentamos convencer a los productores de pollos de Argentina a que hicieran buen negocio inicial vendiendo galpones para pollos y que vendieran plantas faenadoras, que son dos hechos tecnológicamente muy simples; pero que a continuación le enseñaran a criar pollos a los venezolanos porque si no lo hacían, ellos iban a recurrir a otros países para que les transfirieran el conocimiento. Pero se engolosinaron con vender los galpones, los bienes físicos, y con vender los pollos terminados, pero nunca transfirieron tecnología. Eso pasó con Granja Tres Arroyos que era un gran proveedor de Venezuela. Eso mismo pasó con SanCor con la leche.
Ante eso, ¿qué hizo el gobierno de Chávez? Cayó en manos de los iraníes que tenían mala tecnología y que además vendían lo que ellos hacían en Irán en condiciones ecológicas muy distintas a las de Venezuela; cayó en manos de los chinos que en realidad son más mercaderes que cooperadores y le vendían partes y cuando no le pagaban las partes le suspendían la provisión; en manos de Bielorrusia que podía vender camiones pesados pero no tenía mucho más…
O sea, Venezuela no tenía un equivalente a Argentina, porque Brasil, gobernado por el PT, nunca quiso hacer un acuerdo con Chávez de transferir tecnología. Le hicieron los puentes sobre el Orinoco, le hicieron grandes obras siderúrgicas, pero negocios más negocios más negocios, cooperación cero. Por eso, reitero, la única alternativa que tenía Chávez era el INTI y el INTA, y la verdad que lo hicieron con mucha dignidad pero fue muy corto el plazo y eso precisa 15 años, y Chávez se murió, y acá el plan en el INTI se discontinuó en 2011…

-Hoy están cesanteando más de 250 personas en el INTI, lo que habla de un achicamiento o un cierre de actividades que le son propias. Este gobierno no entiende la función del INTI. ¿Hay una cultura en Argentina de desconocer lo que es producción y transferencia de conocimiento?
“Es histórico el problema. Ya desde la gestión de Cavallo en el ministerio de Economía -y eso fue hace más de 25 años- se impulsaba que el Instituto atendiera solamente los servicios que pudieran ser pagados. Eso aleja, culturalmente, que el INTI sea un factor de desarrollo regional, comunitario, de trabajo para los humildes. Eso se repitió durante la gestión de la ministra Débora Giorgi…
-Pero el discurso desde la presidencia Kirchner era otro…
“Sí, claro. Y si no se efectivizó esa mercantilización es porque tuvimos una total autonomía de ese ministerio. La presidenta nos dio esa posibilidad, y al ser tan dinámica la gestión, y además, haberse convertido en un grupo de absoluta confianza de Hugo Chávez…¡él reclamaba que nos prestaran atención! Fue nuestro principal apoyo en el gabinete nacional…Se reunía frecuentemente con Néstor y Cristina, con lo cual estábamos cómodos. Al momento en que empiezo a retirarme, porque tenía 68 años y porque creo que los procesos tienen que ser integradores y tenía que dejar el cargo, hable con Kicillof. Soy de los que creen que tiene que haber políticas, que las cosas no pueden girar o depender de una persona. Entonces hablé con Axel Kicillof cuando era gerente de Aerolíneas, le manifesté que ese era un grupo interesante, dinámico, y que me suministraran una persona para el Directorio del INTI, y armar un directorio que pudiera yo presentar a la Ministra y al Secretario General de la Presidencia, para que me sucediera con ese programa de regionalización del que hablábamos antes. Pero eso chocó de plano con las ambiciones de Débora Giorgi que quería ser presidenta del INTI o poner a alguien de su círculo como presidente. Su argumento central era: el INTI le presta demasiada atención a los pobres, pero eso era falso. No es que el presupuesto previsto para tecnología de punta se había deteriorado. Pudimos demostrar que se podía caminar y mascar chicle. Podíamos tener un centro de biotecnología nuevo, una cámara semi-anicoica que es la que detecta interferencias electrónicas en los equipos electrónicos y que es la única en Sudamérica, y varias otras cosas más, y a la vez desarrollar panaderías comunitarias. Es una cuestión de debilidad ideológica. Y entonces aprovecharon el hecho de que yo quería retirarme para no hacer el proyecto que le daba continuidad y se cayó en una puja de poder de quién es el dueño del INTI, acotando las actividades que podríamos llamar de ‘promoción social’.

-¿Estamos frente a un pensamiento eurocéntrico donde se alimenta que Buenos Aires es el centro y el resto la periferia?
“Estoy convencido que es así, y que eso del ‘derrame inducido’ es una visión que tiene no ya la conducción kirchnerista sino peronista, que imagina que los números macro son los que van a resolver el problema social…dicen ‘si nosotros conseguimos que el salario real aumente más que la inflación, aumenta el consumo, y con eso redinamizamos la Argentina’.
Esa lógica keynesiana o neodesarrollista es una lógica que no le da valor al conocimiento. Porque, digamos, es cierto que con eso que plantean los números vuelven a crecer y se verían panoramas ‘optimistas’, pero la lana del sur de Malargüe se va a seguir tirando o quemando, y así la leche de las cabras, etc., y con el neodesarrollismo seguimos concentrando producción y población en Buenos Aires y los grandes centros urbanos, y concentrando PBI en las mismas regiones. Así como tampoco lograremos con esa idea revertir el nulo sentido que tiene la gran minería en la Argentina cuando tenemos minería que exporta concentrados de mineral, e importamos todos los productos derivados de ese mineral como en el caso del cobre, o del aluminio. Es una de las tantas cadenas de valor trunca, que nos obliga a debilitar nuestro flanco externo perdiendo divisas de una manera grosera: importamos productos terminados sin haber puesto ningún esfuerzo de desarrollo nacional. Eso es precisamente lo que debería ocurrir en el interior del país. Para muestra, veamos el caso de Aluar, y esto no es ni kirchnerista ni macrista, porque tiene décadas. La planta de Aluar está en Puerto Madryn y la primera distribuidora de elementos de aluminio está Bahía Blanca o en Neuquén, pero la carpintería de aluminio se produce en el Gran Buenos Aires…Creo que el peronismo no lo entendió, pero siempre será más grave cuando el neoliberalismo asume el control del país.

-¿Podemos explicar por qué?
“Porque ellos pretenden que el dinero compre el conocimiento. En cualquier ámbito. En realidad la discusión del conocimiento como factor de producción independiente del capital es una discusión que a los norteamericanos y a la Academia económica le llevó varias décadas. Salir del concepto de que tierra, trabajo y capital son los tres factores de producción para incorporar al conocimiento como el cuarto, independiente. Si el conocimiento es independiente, entonces podríamos decir si ‘el capital compra la tierra’, si ‘el capital compra el trabajo’…¿por qué no va a comprar el conocimiento? Esa es una discusión absolutamente interesante. Porque hay conocimiento disponible en el mundo, pero un país que no tiene conocimiento no tiene control sobre su destino. ¡En la sociedad del conocimiento!
Entonces, el actual gobierno pretende que el capital compre el conocimiento donde sea, y por eso necesita desarrollo local de conocimiento en menor dimensión, o si pudiera evitarlo es ‘prescindible’, y entonces postulan que el INTI debiera ahora concentrarse en su actividad certificadora. De ahí hay un paso a que se estimule a que haya laboratorios privados que hagan la tarea, según se dice, más ‘eficientemente’ que el INTI, y que el INTI se limite a poner la firma sobre el certificado que hizo el laboratorio externo. Como una escribanía. Con lo cual, se desarma toda la actividad de promoción, que es aquella que hay que financiar desde el Estado, y también se desarma la generación de ingresos porque se traslada a los terceros, y el INTI se queda con monedas. Una cáscara vacía…que no es demasiado diferente del proyecto del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria). El INTA tiene una inserción distinta en la sociedad porque desde el vamos en la conducción del Instituto participan las grandes corporaciones de empresarios del campo. Eso en el INTI no sucede hace años. Y eso tiene una explicación: la hegemonía de la Unión Industrial Argentina hace mucho que está en manos de corporaciones multinacionales que no tienen ningún interés en desarrollar tecnología en Argentina. En 2002, cuando asumí, el vicepresidente del INTI era Roberto Favelevic, el de la UIA, y él era absolutamente fanático de vincular el INTI con la Unión Industrial: que teníamos que estar cerca, y entonces avanzó trabajosamente en una reunión, donde los de la UIA nos dieron 15 minutos. En esos 15 minutos Cristiano Ratazzi el titular de Fiat en Argentina se la pasó leyendo el diario Clarín sin levantar la vista. Eso da una idea de lo que le puede interesar a una industria multinacional que se investigue en el país.

La perspectiva del INTI con el macrismo es minimizarlo, dejar la investigación que el INTA hace para beneficio de las corporaciones porque en el caso del agro hay que hacer las investigaciones en territorio, pruebas efectivas, cosa que en la industria podría omitirse, porque desarrollar un bulón se puede hacer en Dinamarca y después traer el bulón acá y sabemos que funciona. Pero desarrollar un nuevo monocultivo de girasol hay que probarlo acá en Argentina. Luego sí, cuando se desarrolla, está esperando la multinacional para hacerse cargo de eso, porque acá le sale mucho más barato. En el caso del algodón, por ejemplo, la Estación Experimental de Sáenz Peña en el Chaco, está rodeada de campos experimentales de las multinacionales de semillas de algodón. Ahí también es sombrío el panorama.

-¿Y el CONICET?
“Ahí, en función de la protesta social, buscan reducirlo a la mínima expresión tipo, ‘si en vez de incorporar 800 becarios podemos incorporar 200, entonces incorporamos 200’. Nuevamente, ¿por qué? Porque el capital compra el conocimiento. La función y actuación del Ministerio de Ciencia y Tecnología y del ministro Lino Barañao es muy lamentable. Lo busqué a Barañao cuando asumió para felicitarlo y decirle que con la acumulación de fuerzas que él tenía allí, era el momento de pedir que pasaran a depender del Ministerio de Ciencia y Tecnología todos los grandes organismos -la CNEA, el INTI, el INTA- y no ser solamente ‘el ministerio del CONICET’…porque, la verdad, es que el único ámbito de desarrollo del conocimiento que tiene el Ministerio es el CONICET. Y su respuesta fue que las diferencias salariales eran muy grandes entre cada ámbito, que era mucho lío, porque los del INTA ganaban más que el INTI, etc., etc., etc. Y eso fue en el momento de máximo esplendor, en 2007. Barañao fue uno más de los que no entendieron”.♦♦

El ingeniero Enrique Martínez propuso a purochamuyo.com / Cuadernos de Crisis que hiciéramos un acotado repaso de algunas de las actividades y desarrollos de los últimos cinco años del INTI, y de un vastísimo abanico, seleccionamos y compartimos las siguientes:

INTI – CINCO AÑOS DE INVESTIGACIONES Y PROYECTOS
⇒ 7/11/2012 Primer Laboratorio de Ensayos de Transporte Vertical de América Latina
Inaugurado por el INTI, en asociación con el sector privado, el flamante laboratorio permitirá verificar la calidad y la seguridad de los elementos de elevación.
⇒20/12/2012 El INTI aporta a la construcción de viviendas sociales y sustentables
El proyecto “Eficiencia energética y energías renovables en la vivienda social” construirá 120 viviendas piloto en distintas zonas del país. El Centro INTI-Construcciones evaluará su desempeño y las condiciones de habitabilidad.
⇒05/07/2013 El aro magnético llegó al Senado
El Senado de la Nación inauguró, en el marco del Programa Productivo Tecnológico y Social que llevan adelante el INTI, el INET y la CONADIS, la instalación de aros magnéticos construidos por alumnos de escuelas técnicas que mejoran la audición de personas con hipoacusia.
⇒20/09/2013 El INTI, responsable técnico de un consorcio destinado a fortalecer a la base social al agregar valor a la lana de camélidos
El INTI, el INTA y el Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable de Salta firmaron un contrato con la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.
⇒20/09/2013 Se conformó el Consejo Directivo del flamante Centro INTI-Micro y Nanoelectrónica del Bicentenario
El Consejo Directivo del nuevo Centro INTI, único en el país destinado exclusivamente al diseño de micro y nanoelectrónica, realizó la primer Asamblea General de socios.
⇒01/10/2013 Metrología eléctrica de nivel internacional
Finalizó en el INTI el 10º Congreso Internacional de Metrología Eléctrica (X SEMETRO), el encuentro vinculado con las mediciones electromagnéticas más importante de Latinoamérica y uno de los más destacados del mundo.
⇒21/11/2013 Jornada sobre diseño sustentable
El INTI y la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA) organizaron una jornada de trabajo con empresas, diseñadores y organismos públicos para discutir acerca de herramientas y enfoques para abordar la temática de la sustentabilidad en las empresas.
⇒13/02/2014 Innovación tecnológica para el control del dengue
El Centro INTI-Plásticos, en conjunto con el Centro de Investigación de Plagas e Insecticidas (CIPEIN), se encuentran ensayando 1.500 ovitrampas larvicidas en la localidad jujeña de Caimancito para el control exhaustivo del mosquito Aedes aegypti, principal vector del dengue.
⇒05/05/2014 Carnes funcionales con alto contenido de CLA
El INTI cuantifica el contenido de Ácido Linoleico Conjugado (CLA) en carnes bovinas, única fuente de ácidos grasos con propiedades anti cancerígenas aceptadas por la National Academy of Scienses de Estados Unidos.
⇒07/07/2014 El primer Nano Messi
En el Laboratorio de Micro y Nanoelectrónica del Bicentenario del INTI(CMNB) obtuvieron la imagen de Lionel Messi más pequeña del mundo. Se trata de un grabado realizado a escala nanométrica, cuya realización fue posible mediante el empleo de herramientas tecnológicas de última generación.
⇒04/11/2014 Modulador para televisión digital de industria nacional
El Centro INTI – Electrónica e Informática desarrolló el primer modulador ISDB-T de Argentina y lo presentó en CAPER 2014.
⇒19/11/2014 Desarrollo de libro electrónico para estudiantes y docentes universitarios
El INTI trabaja en el desarrollo de un dispositivo electrónico llamado “Lector Electrónico Argentino” el que será diseñado y producido con componentes eléctricos y electrónicos nacionales. El dispositivo permitirá albergar una biblioteca virtual para libros y textos destinados a estudiantes y docentes del país.
⇒19/01/2015 Modificaciones superficiales para implantes quirúrgicos metálicos
Profesionales del Centro INTI-Mecánica trabajan en una técnica de recubrimiento para implantes, basada en el agregado de calcio y fósforo.
⇒06/02/2015 Un biosensor para detectar alérgenos en alimentos
El INTI, a través de sus Centros Procesos Superficiales y Micro y Nanoelectrónica del Bicentenario, desarrolló una versión preliminar de un biosensor para detectar la presencia de proteínas alergénicas en alimentos.
⇒10/06/2015 Primer Estudio Antropométrico Nacional en Argentina
Con la adquisición del equipo escáner corporal 3D por parte del Ministerio de Industria y el INTI se comenzó el Primer Estudio Antropométrico Nacional del País. El mismo busca contar con las medidas corporales actuales y propias de los argentinos.
⇒10/06/2015 Equipos nacionales para rehabilitación neurológica
Con la asistencia técnica del INTI se desarrolló un set de equipos destinados a la rehabilitación de pacientes con patologías neurológicas.
⇒25/09/2015 Comenzó la primera escuela de nanotecnologías en agroindustrias y agroalimentos
Dos instituciones tecnológicas públicas que generan tecnología aúnan esfuerzos para inaugurar la primera capacitación de Nano en materia Agroindustrial y Agroalimentaria.
⇒05/02/2016 Hacia un nuevo tipo de acero para la construcción
La posibilidad de obtener un tipo de acero resistente a las deformaciones está siendo investigada por especialistas del INTI y de la Universidad de Buenos Aires. El material sería utilizado en la construcción de edificios sismo-resistentes, en combinación con otros productos.
⇒30/05/2016 Tecnología INTI en los satélites “Fresco” y “Batata”
Dentro de los nanosatélites que se lanzaron hoy a la madrugada al espacio está viajando una memoria llamada MeMOSat, desarrollada por el Grupo LabOSat —del que participa el Instituto en conjunto con CNEA, UNSAM y CONICET— con el fin de enviar información y resistir a condiciones adversas.
__
Agradecimiento a todos los trabajadores y trabajadoras del INTI que hacen ciencia e investigación para los argentinos.
Agradecimiento a la producción de Julieta Colomer y Esdián Boyadjián que logaron la producción en la que los trabajadores del INTI cuentan quiénes son, y por qué #EnIntiNoSobraNadie


 

INSULTOS A MAURICIO MACRI EN EL FÚTBOL: ¿UNA REACCIÓN PARANOICA O EL REFLEJO DE UNA DESILUSIÓN POLÍTICA?

El Gobierno afronta un nuevo desafío: las multitudes en los estadios, que le resultan incontrolables. Las motivaciones futbolísticas y políticas de una protesta inusual. Las detenciones por cantar “la marchita” en un estadio durante la dictadura y el peso de la cultura burlona y carnavalesca en el peronismo

Por Marcelo Larraquy 27 de febrero de 2018
Periodista e historiador (UBA)
El domingo pasado (25-2), en el estadio de Independiente, el insulto al presidente Mauricio Macri se fue insinuando durante el partido. Pero a poco de arrancar el “Mauricio Macri la puta que te parió” perdía espesor y a los pocos segundos se apagaba. Se volvía a encender en otro sector, pero el canto no lograba consolidarse.
Después, cuando se inició el segundo tiempo, sin ningún motivo atinente a la circunstancia del juego, volvió a lanzarse, tomó forma y cubrió sino todas, al menos la mayoría de las voces del estadio.
En los últimos fines de semana, el ritual se reiteró durante otros partidos. Ayer a la noche el bramido surgió en el de Gimnasia y Esgrima de La Plata y San Lorenzo.
¿Qué refleja esta modalidad?
¿Es el brote de una desilusión política?
¿Un repentino cambio en el humor social?
¿La caída de las expectativas a futuro que se trazan en algunos sondeos?
Y si estas hipótesis fuesen válidas, ¿por qué el canal de expresión debería concentrarse en el fútbol, en el que convergen componentes tan heterogéneos?
La pregunta de “por qué en el fútbol”, un ámbito que el Presidente manejó con eficiencia y virtuosismo -y representó la base de su lanzamiento político-, se presenta ahora como un foco de rechazo a su figura, inquieta al Gobierno.
En este caso, no resulta sencillo establecer respuestas por vía del focus group.
¿El rechazo tiene una motivación exclusivamente futbolística –de aquellos hinchas recelosos de un supuesto y nunca comprobable favoritismo presidencial por Boca-, o, reflejan una “externalidad” política y social que se manifiesta en las tribunas?
Explica Pablo Alabarces, doctor en Sociología (UBA): “Si la tentación antimacrista es suponer que con esto ‘empieza el fenómeno de la resistencia’, esa hipótesis es falsa. Estos no son insultos por una motivación política. Es un fenómeno de la cultura futbolística, que es la paranoia. Y es una paranoia que hoy se alimenta cuando el Presidente del país es de Boca, el de la AFA es de Boca, el del Tribunal de Disciplina…. Y entonces la paranoia es: ‘todo esto está hecho para Boca’. En otras épocas la paranoia en el fútbol era Clarín y Torneos y Competencias. Y se decía: ‘Sale campeón el equipo que decide Clarín-TyC…. No es novedoso. Lo que sí es novedoso –prosigue-, que lo está leyendo el hincha: la concentración del poder político y futbolero en Macri y en Boca. Entonces: ‘Macri, que pone a Angelici, que pone a Tapia, y además se junta con el Mellizo (Guillermo)…’. Y el hincha suma: 1 + 1, y no le da 3, le da 45…”, enfatiza.
¿Hay una operación contra el Gobierno gestada oscuramente desde las canchas de fútbol?
¿Son las barras bravas de distintos clubes –San Lorenzo, River Plate, Independiente, Huracán, Chacarita, Lanús, o ayer a la noche, la de Gimnasia y Esgrima de La Plata-, todas de aliento opositor, las que azuzan a sus hinchas y los mueven en forma masiva al insulto?
Quizá ésta, la hipótesis de una “confabulación K”, también sea una construcción paranoica pero del oficialismo.
Alabarces cree que los insultos son genuinos. “No hay una mano orientadora. Es poco creíble que una unidad kirchnerista hubiera bajado una directiva. El fútbol tiene autonomía. Incluso las barras, que funcionan como un poder de policía dentro de la cancha, que tienen banderas pagas, que responden a punteros, no son un poder omnímodo ni absoluto… Aún así, no me extrañaría que dirigentes del gobierno que tienen peso en los clubes estén negociando con las barras para neutralizar los cánticos, pero no es sencillo neutralizar a 40 mil personas…”.
¿Hasta dónde perdurará esta “moda”, o el “hit”, este rito casi carnavalesco que surgió con la reanudación de los partidos de fútbol durante este mes? Es una incógnita.
Para Alabarces, los insultos propagados en los estadios no son de naturaleza política, “por despidos o aumentos de tarifas”, explica. “Ahora –anota-, si esto en cuatro semanas continúa y en todas las canchas, hay un fenómeno de contagio y adquiere masividad, habría que ver. Puede ser imprevisible. Hasta ahora yo veo un reflejo paranoico frente a una concentración de poder futbolero”, observa el investigador del Conicet y autor de Héroes, machos y patriotas. El fútbol entre la violencia y los medios.
Justamente: ¿esta modalidad de protesta puede emparentarse con una cultura burlona y transgresora, expresada en el origen del peronismo?
Algunos historiadores, sobre todo el inglés Daniel James, que reconstruyó aquel miércoles 17 de octubre de 1945, advirtió en la marcha de obreros de Berisso a Plaza de Mayo una atmósfera carnavalesca, festiva, pero también cargada de resentimiento contra las instituciones de las elites, que aparecían a su paso.
Esta masa que tomaba por primera vez el espacio público tenía comportamientos totalmente diferenciados de las clásicas protestas de obreros socialistas, comunistas o anarquistas. Lo carnavalesco y lo burlón era una nueva marca identitaria, asociado a lo político, como una forma de exteriorizar el reclamo a la libertad del General Perón.
¿El fútbol está canalizando hoy algún tipo de descontento a través de este tipo de ceremonias, burlonas, insolentes, transgresoras, difíciles de subordinar?
Para el escritor e hincha de Boca, Martín Kohan, los insultos no son más que la emergencia de un ardid futbolero. “De pocas cosas tendría más ganas yo que de una toma de conciencia social de las políticas de Macri, pero me temo que no se trata de nada de eso. Los insultos sólo tratan de condicionar futuros arbitrajes para perjudicar a Boca, porque hasta ahora, Boca no está siendo beneficiado”, indica.
El analista de fenómenos futbolísticos y periodista Ezequiel Fernández Moores, admite la posibilidad de un “componente futbolero” en los insultos, pero no desdeña un matiz político y social a partir de caso de Huracán.
“Allí los insultos surgieron cuando se cortó la luz durante veinte minutos en el estadio. Ahí no hubo un penal no cobrado. Como tampoco lo hubo en el subte, cuando se detuvo una formación, o en el recital de Guasones, y en ambos casos aparecieron los insultos. En el imaginario del fútbol el que manda es Macri, y Macri creo que hace bastante para abonar ese imaginario. Para mí hay una mezcla de cuestiones, futboleras y políticas, pero no podría –sería muy arrogante- determinar qué nivel de composición tiene cada uno”.
No pocas veces las tribunas del fútbol establecieron posicionamientos políticos.
En 1962, cuando la figura del general Onganía emergía como un líder del Ejército –en un tiempo en que el Ejército dominaba el sistema político-, para demostrar el potencial xeneize desde la Bombonera surgió el canto “¡Melones, sandías, a Boca no lo paran ni los tanques de Onganía!”.
Un canto menos inocente despertó la figura de José López Rega, cuando el “Rodrigazo” golpeó como una masa a buena parte de los argentinos en 1975: “Lopez Re, Lopez Re, Lopez Reeeeegaaa… la puta-que te parió…”, asociada al tono de “Ob-la-di, ob-la-da”.
Otro hecho, quizá el de mayor trascendencia de la relación de fútbol y política desde la tribuna, resultó la marcha peronista cantada en el estadio de Nueva Chicago. Fue durante la dictadura militar, el 24 de octubre de 1981.
El peronismo representaba una tradición en Mataderos. En junio de 1972 en el mismo estadio se lanzó la campaña del “Luche y Vuelve”, punto de partida para el retorno de Perón al país.
La entonación de la marcha peronista durante el partido de ascenso provocó 49 detenciones. Como no alcanzaban los patrulleros para el traslado, un grupo fue guiado “al trote”, con las manos en la nuca hasta el calabozo de la comisaría 42°.
Hubo piedras de vecinos contra el personal policial.
En el partido siguiente, en la tribuna visitante, los simpatizantes del club de Mataderos repitieron la marcha peronista pero apenas iniciaban los primeros versos transformaban el marcha en la canción del “arroz con leche, me quiero….”.
El mismo juego transgresor se realizó cuando reclamaron por la libertad de los presos de Chicago, frente a la comisaría 42°.
Algunos llegaron a estar 35 días en la cárcel de Villa Devoto por cantar la marcha peronista.
Una referencia crítica sobre la “justicia del poder” también se gestó desde la tribuna a partir de la detención por uso de estupefacientes de Maradona en abril de 1991.
La hinchada de Boca marcó con su canto la contradicción en un país con una “banda de vigilantes” que ponía preso a su ídolo y marcaba el paralelismo con una alta autoridad política, que “también la toma”.
El consultor Enrique Zuleta Puceiro duda de que los insultos colectivos que se gestaron este mes en los estadios sean producto de una conspiración o una “emboscada”.
“Pienso que es una manifestación casi típica de la relación de los presidentes con la multitud anónima, a la cual en el fondo temen y tratan de evitar. Los insultos en el fútbol no son episodios aislados ni casuales. Los estadios son un riesgo. En el pasado, podía implicar una exposición pública incomparable. Pero hoy, para un dirigente, ir a la cancha resulta una suerte de provocación. Menem era considerado un ‘jettatore’. De la Rúa jamás pudo ir y Kirchner casi tampoco. La cancha es el lugar para el abucheo, el insulto. Son miles de personas anónimas que viven una especie de catarsis y desahogo de las angustias de todos los días”, expresa.
El nuevo desafío del Gobierno, ahora, es de qué modo disciplinar un territorio tan anárquico e inasible como una multitud en una cancha de fútbol.
Marcelo Larraquy es periodista e historiador (UBA). Su último libro es “Primavera Sangrienta. Argentina. 1970-1973. Un país a punto de explotar. Guerrilla, presos políticos y represión ilegal”. Ed. Sudamericana.


Amnistía Internacional: “La represión a la protesta social, una tendencia preocupante en Argentina”
Amnistía Internacional (AI) presentó el informe sobre la situación de los derechos humanos en el mundo 2017, un análisis de 159 países entre los que se encuentra Argentina. En el contexto local, el reporte da cuenta de una tendencia preocupante respecto a la criminalización de la protesta social y a la libertad de expresión.
La Plata, 22 Feb (InfoGEI).- El informe señala que “manifestaciones a lo largo del año registraron picos de violencia inusitada”, y que en la marcha de diciembre último contra la reforma previsional “hubo más de 120 detenidos, cientos de heridos y al menos cinco personas aún permanecen detenidas arbitrariamente” según denunciaron algunos de sus familiares en las oficinas de Amnistía Internacional Argentina.
En otro de sus párrafos, agrega que en la concentración por el Día Internacional de la Mujer “varias personas denunciaron haber sido detenidas arbitrariamente y obligadas por las fuerzas de seguridad a desvestirse por completo”.
El trabajo de AI también hace referencia a la complicidad de los medios de comunicación con los gobiernos, indicando que “hay una tendencia en diferentes partes del mundo en propagar noticias falsas con el fin de manipular a la opinión pública”, práctica ésta, que va unida a “los ataques contra las instituciones que trabajan para promover derechos humanos o constitucionales y que, en oportunidades, son críticas con los gobiernos”, dando como ejemplos, a “Estados Unidos, Turquía, Filipinas, España y Argentina” entre otros, tendencia ésta, que muestra que la libertad de expresión “va a ser un tema de agenda decisivo para los derechos humanos durante 2018”.
En uno de sus párrafos más duros sobre nuestro país, sostiene que “en los últimos años en Argentina este fenómeno se ha agudizado y ha alcanzado niveles de ataques significativos a la libertad de expresión. Defensores de derechos humanos y periodistas, entre otros, fueron agredidos con ciberataques que combinaron cuentas falsas, trolls (cuentas que publican mensajes agresivos o despectivos) y bots (cuentas con interacciones automatizadas)”.
“La retórica del ‘nosotros contra ellos’ fomenta agresiones que intentan destruir la credibilidad de quienes trabajamos en la defensa de los derechos humanos. Los ataques pretenden generar un disciplinamiento y autocensura de quienes, en ocasiones, tenemos una mirada crítica hacia ciertas políticas de gobierno, sean periodistas, académicos o defensores de derechos humanos. El problema es que estas estrategias limitan la libertad de expresión y restringen las voces disidentes, afectando así al sistema democrático”, señaló Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina”.
El documento de AI, en el capítulo que dedica a la Argentina, incluye otros ejes como “derechos sexuales y reproductivos”, “violencia contra la mujer” y “pueblos originarios”, áreas en las que aún hay profundas deudas. (InfoGEI).


¿Batalla judicial en Estados Unidos por la elección presidencial?
El Pulso de los Pueblos 23 febrero, 2018
Una coalición de firmas de abogados estadounidenses interpuso hoy demandas contra el sistema de elección presidencial de su país, el cual concede todos los electores al candidato que recibe la mayoría de votos.
Los demandantes presentaron los recursos en cuatro estados, California, Massachusetts, Texas y Carolina del Sur, teniendo en cuenta que en los dos primeros tradicionalmente vence el candidato demócrata y en los últimos lo hace el republicano.
A juicio de los querellantes, el actual sistema magnifica el impacto de algunos votos y hace caso omiso de otros.
En 48 de los 50 estados del país y el Distrito de Columbia (capital), el candidato presidencial que obtiene la mayoría de los votos se adjudica todos sus electores, recordaron reportes de prensa.
Por su parte, en Nebraska y Maine la distribución se hace de manera proporcional, de acuerdo con los sufragios obtenidos por cada contendiente.
“Queremos igualdad, que los votos del colegio electoral sean similares al sufragio popular; en la Constitución establece que una persona es igual a un voto”, sostuvo Luis Roberto Vera, abogado de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos, parte de los demandantes.
La candidata demócrata Hillary Clinton logró en las elecciones presidenciales de 2016 casi tres millones de papeletas más que el mandatario Donald Trump, quien se hizo con 304 votos electorales por 227 de su vencida oponente.
Aunque las demandas se presentaron en cuatro estados, el objetivo de sus promotores es modificar a nivel nacional el sistema electoral, que, en su opinión, viola los derechos constitucionales de asociación libre, expresión política y protección igual ante la ley.
Dichos recursos, expusieron las informaciones, no cuestionan la variante del colegio electoral establecido por la Constitución, sino el método de ‘el ganador se lleva todo’.


“SENSACIÓN DE DESEMPLEO”: EN UN MERCADO DE ALTA ROTACIÓN, EL GOBIERNO PUJA POR IMPONER SU “RELATO LABORAL”
El frente sindical se recalienta, en medio de las protestas por el cierre de industrias. Pero en el macrismo niegan que haya una crisis en el mercado del trabajo. Hablan de una “reconversión”, con sectores que expulsan mano de obra y nuevas actividades que demandan
Por Juan Manuel Barca
iProfesional, 20-2
La oleada de despidos iniciada a fines del año pasado viene generando un impacto negativo en la opinión pública, algo de lo que el Gobierno viene tomando nota.
Las fuertes protestas callejeras, que elevan su queja por los trabajadores que quedan en la calle, y hasta la reacción de la oposición en el Congreso, con proyectos que intentan suspender las cesantías, son algunas muestras del descontento.
Sin embargo, en el macrismo vienen haciendo foco en otra tendencia: la reconversión del empleo.
En contraste con el termómetro social, los funcionarios resaltan que se está transitando un intenso cambio en el mercado laboral, que si bien genera la pérdida de puestos, también alienta la creación de nuevas fuentes, especialmente en el área de servicios.
En ese marco, la consultora Tendencias Económicas detectó en diciembre y enero 7.500 desvinculaciones, la mayoría en el sector público (4.756) y, en menor medida, en el privado (2.814).
Los datos relevados reflejan un volumen inferior al registrado el mismo período del año pasado. Además, equivalen a un 2% de los 253.000 trabajadores formales nuevos que se registraron en noviembre pasado.
Sin embargo, a juzgar por las protestas, en la calle la sensación térmica es diferente.
El reclamo no solo fue impulsado por los gremios estatales, que el jueves se movilizaron a plaza de Mayo. También lo incorporó el propio Hugo Moyano a su protesta convocada para el próximo 21 de febrero.
Inicialmente, la marcha se limitaba a demandas gremiales. Pero, ante el aislamiento propiciado por el Gobierno, el líder camionero decidió ampliar el repertorio de sus consignas y contener a los sectores más duros.
Frente a esta avanzada sindical, en el Gobierno minimizan el efecto de los despidos sobre la percepción social. Las encuestas que manejan los funcionarios muestran que el tema ocupa “el cuarto o quinto lugar” en el ranking de preocupaciones de la gente.
Como contrapartida, la inflación se impone con holgura, un rubro en el que los números oficiales revelan las dificultades que enfrenta el Ejecutivo para controlarla.
“No tenemos ninguna preocupación sobre el tema laboral, como sí la hubo cuando estuvimos 100.000 empleos por debajo”, afirmó una fuente oficial a iProfesional.
La consolidación de la tendencia positiva es una de las principales metas que el Gobierno espera profundizar este año, de la mano la reactivación de la economía.
De acuerdo con la postura oficial, los nuevos puestos generados compensan las bajas previas y las que se registran ahora en determinadas ramas de actividad.
“Siempre hay despidos, todos los meses. Pero ese número no es el neto”, señalan desde la cartera de Triaca.
El informe de noviembre del Ministerio de Trabajo, en base al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), registró 12 meses seguidos de suba del empleo formal, con un total de 12,3 millones de asalariados del sector privado y público así como de independientes y monotributo social.
Desde noviembre de 2015 al mismo mes del 2017, la cifra de trabajadores formales ascendió en 293.000.
Monotributistas, los más dinámicos
En su lista de prioridades, el Gobierno se propuso este año frenar la inflación, incrementar la demanda laboral y alcanzar un crecimiento del 3,5% del PBI.
Para lograr parte de esos objetivos será clave el impulso de la obra pública con el programa de participación público-privada, para la construcción de rutas, aeropuertos y viviendas.
Pero modificar el mercado laboral no será una tarea fácil. La radiografía actual refleja que los asalariados registrados del sector privado representan el 51% del total, el empleo estatal el 26% y los monotributistas el 13%.
El resto se reparte entre beneficiarios de planes, independientes o autónomos y asalariados de casas particulares.
Si se observa la evolución en los últimos dos años de los ocupados formales, los rubros que más crecieron fueron monotributistas (1,4 millones), independientes (409.000) y beneficiarios (354.000).
Todos ellos superaron el aumento de empleados públicos (62.000), domésticos (32.000) y privados, que quedaron en último lugar (10.400), según los datos del SIPA.
La menor participación del Estado es uno de los principales cambios respecto de años anteriores, cuando el sector público era el principal motor de la ocupación.
El otro aspecto novedoso es el auge de los monotributistas, que tiene una doble lectura: refleja la formalización de personas antes en situación irregular, como así también un mecanismo de contratación precaria o bien la reconversión de despidos en “emprendimientos”.
Ganadores y perdedores
Según expertos, la economía argentina necesita generar año a año más puestos de trabajo para atender el crecimiento demográfico.
Los especialistas señalan que se estaría en condiciones de cubrir la “población demandante” de puestos de trabajo con un piso de 200.000 empleos anuales.
A la par del Gobierno, los analistas también observan una mejora del mercado laboral, luego de que se perdieran 100.000 puestos entre octubre de 2015 y abril de 2016.
“La situación es difícil, pero estamos lejos de las afirmaciones de dirigentes gremiales, ya que en 2017 se dio una recuperación de lo que se había perdido el año previo y se consolidó un crecimiento que se ubicó un poco más arriba que la tasa de variación de la población económicante activa”, señaló a Javier Lindemboim, director del Centro de Estudios sobre Población, Empleo y Desarrollo (Ceped).
Pero, a diferencia del macrismo, los especialistas también advierten límites para la creación de más puestos y de mejor calidad.
Al igual que en el segundo mandato de Cristina Kirchner, la demanda de trabajo por parte del sector privado sigue prácticamente estancada.
Según los datos oficiales, después de dos años de gestión por parte de Cambiemos, las empresas sumaron apenas 10.400 asalariados (poco más de 8.000 en forma desestacionalizada).
Se trata de un volumen que, con alzas y bajas, está dentro de los promedios registrados desde 2012 en adelante.
A su vez, dentro del sector privado, hubo ganadores y perdedores. Construcción y Comercio registraron en noviembre 24.000 y 12.000 empleados formales más que en el mismo mes de 2015.
Como contrapartida, la industria sigue abajo, con 66.000 puestos menos, por lo que algunos analistas lo llaman el “agujero negro”.
Para 2018, se espera un crecimiento del 1,8% del rubro manufacturero, una cifra que sería insuficiente y que se ubicaría por debajo de los niveles de 2015, tras caer 5% en 2016 y haber recuperado un 2% en 2017.
Los despidos de los últimos meses se localizan en las ramas textil, metalmecánica, alimentos, autopartes, frigorífica, cerealera, calzados y en el sector azucarero.
En algunos casos, incluso, fueron acompañados en el verano por el cierre de empresas, como ocurrió con el ingenio San Isidro en Salta, que empleaba a más de 700 personas; o la autopartista ITEC (antes Delphi) en San Juan, propiedad del extitular de la UIA, Héctor Méndez.
También alertan por problemas en la provincia de Buenos Aires, donde se encuentra el principal polo manufacturero del país.
“Se están produciendo algunos despidos por la suba de tarifas y la caída de la demanda”, afirmó Silvio Zurzolo, titular de la Asociación de Industrias de la provincia (ADIBA).
El presidente de la UIA, Miguel Acevedo, tomó nota de esas problemáticas en las reuniones que mantuvo con las regionales de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, en donde también asomaron quejas por las importaciones.
Además de la política económica, los especialistas señalan que hay factores de carácter estructural a nivel global que inciden en el decaimiento del empleo industrial, como el desarrollo tecnológico.
La expectativa está puesta ahora en la demorada reactivación de Brasil -principal socio de la Argentina-, que podría impulsar este año al rubro automotor y a otras ramas de actividad.
“La economía brasileña dejó de demandar buena parte de los autos que dinamizaron a la industria en los últimos años, pero si se recupera entonces podríamos ver una mayor demanda laboral”, explicó Lindemboim.
En este contexto, un factor que habría amortiguado los despidos fueron las suspensiones masivas del año pasado, que se dieron principalmente en el rubro automotor y siderúrgico.
Estas medidas reflejan el interés de los privados de reducir costos sin deshacerse de sus dotaciones, con la mira puesta en aumentar el uso de la capacidad instalada frente a una eventual recuperación de la economía.
Inversiones, en deuda
El Gobierno confía en el impulso de la economía: si el PBI crece como está planteado, entonces la generación de puestos de trabajo se incrementaría 1 punto, según marca la relación entre ambas variables.
Pero la gran incógnita pasa por la inversión, un factor clave para generar nuevos puestos.
Si bien empezaron a registrarse señales más claras, todavía predomina la incertidumbre:
-Desde que asumió el Gobierno de Cambiemos, casi 650 empresas anunciaron más de 820 proyectos en la Argentina por u$s103.800 millones.
-Sin embargo, hasta ahora, sólo 120 se concretaron, por un monto total de u$s6.000 millones.
-En tanto, 185 están en ejecución (por u$24.000 millones) y el resto no arrancaron.
En el Ejecutivo afirman que los anuncios poco a poco van llegando, especialmente luego de que el macrismo aprobara la reforma tributaria, que prevé una reducción de aportes patronales.
La otra medida destinada a crear empleo, según el Gobierno, era la reforma laboral. Sin embargo, la misma se debió congelar hasta marzo por el rechazo de los gremios duros, liderados por los Moyano, a la pérdida de beneficios laborales.
En la Rosada siguen con especial atención el desarrollo de proyectos privados. Macri encabezó recientemente el lanzamiento de un nuevo modelo de Fiat en Córdoba; mientras que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, participó del anuncio de inversiones de Tecpetrol, la petrolera de Techint, en Vaca Muerta.
En la misma línea, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, protagonizó la semana pasada el primer vuelo de Norwegian, una de las nuevas compañías low cost.
Pero igualmente subsisten las dudas, las cuales se vieron plasmadas en la última gira oficial por Europa.
El volantazo que pegó la Casa Rosada, cuando anunció los cambios en las metas para 2018, desconcertó a los financistas.
Bancos y fondos de inversión no se lo negaron al ministro Dujovne: no confían en que el Gobierno cumpla los objetivos que se propuso para este año, tanto en materia de inflación como de crecimiento. Y hasta dudan sobre la sustentabilidad fiscal.
Así, entre el optimismo oficial y los reparos que siguen poniendo desde el exterior, hoy por hoy se debate la demorada “lluvia de inversiones”, fundamental para dar inicio a la “revolución” del empleo que quiere impulsar el macrismo.


CONFEDERACIONES SINDICALES DE AMÉRICA LATINA Y EUROPA CONTRA EL TRATADO UE-MERCOSUR
Un acuerdo comercial sin consenso
La Confederación Europea de Sindicatos y Centrales Sindicales del Cono Sur expresaron su rechazo a “un tratado que perjudica a los países de menor desarrollo relativo”. Sucede a un duro cuestionamiento de centrales industriales del Mercosur.

Los sindicatos del Mercosur y la Unión Europea expresaron su rechazo al acuerdo de libre comercio que negocian los gobiernos de los bloques regionales. “No aceptaremos el acuerdo en las actuales condiciones ya que se perfila como un tratado que perjudica a los países de menor desarrollo relativo a ambos lados del Atlántico en su industria nacional, en la promoción de la producción y del trabajo decente”, advierte el comunicado que lleva la firma de Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur y la Confederación Europea de Sindicatos. Las advertencias realizadas por los gremios se suman así a la inusual manifestación conjunta elevada a las autoridades negociadoras desde las principales cámaras industriales de los cuatro países sudamericanos. La dura declaración empresaria firmada por la Unión Industrial Argentina y la CNI de Brasil exige transparencia en las negociaciones, la preservación de los mecanismos de protección para los sectores afectados por la apertura comercial y el reconocimiento de las diferencias de desarrollo entre ambos bloques.
La CGT y las dos CTA forman parte del espacio gremial sudamericano que se manifestó en contra del acuerdo, pero las tres centrales argentinas emitieron además su propio documento cuestionando las negociaciones birregionales que tienen lugar en Asunción. “La firma es la sentencia de muerte de nuestra industria nacional”, afirmaron al advertir las transformaciones negativas que tendrá para sectores sensibles. Un estudio realizado por el Observatorio de Empleo, Producción y Comercio Exterior que depende de la UMET estimó que el proceso de desregulación y reducción de aranceles previstos en el tratado pone en riesgo 11 de cada 100 empleos en actividades fabriles nacionales. Los puestos argentinos en peligro son 186 mil. Las pérdidas estarán concentradas en metalmecánica, calzado, textil, marroquinería, muebles, autopartes, química y automotores.
Las declaraciones conjuntas de sindicatos y cámaras empresarias expresando su rechazo al acuerdo de libre comercio coincidieron con el nuevo intento de ambos bloques por cerrar las negociaciones. La semana pasada la secretaria de Estado de Comercio española, María Luisa Poncela, afirmó que “estamos en un punto muy cercano a cerrar el acuerdo, aspiramos a cerrarlo en las próximas semanas”. Con el fracaso de las negociaciones de diciembre en Buenos Aires, la fecha tentativa para la firma del acuerdo se postergó a marzo. El renovado apuro de los negociadores busca anticiparse a las elecciones en Brasil ya que una eventual victoria del precandidato del PT, Lula da Silva, podría frustrar los consensos alcanzados tras el advenimiento de los gobiernos de Mauricio Macri y Michel Temer.
“No aceptaremos el acuerdo en las actuales circunstancias y condiciones, ya que no se perfila un auténtico acuerdo de asociación justo y equilibrado”, considera el texto firmado por los sindicatos europeos y sudamericanos. “Ante las declaraciones públicas de los gobiernos sobre su voluntad de finalizar la negociación en las próximas semanas, la Unión Europea aún no ha finalizado el estudio de impacto sobre sus sectores sensibles y los países del Mercosur ni siquiera han comenzado estudios análogos que permitan tomar medidas de protección productiva, de mitigación en materia de empleo y dislocación socioeconómica y acciones de resiliencia propias de la transformación comercial y productiva que este Acuerdo implica”, advierte el texto que también está acompañado por centrales sindicales bolivianas y venezolanas.


POR UNA INÉDITA EXIGENCIA DE ISRAEL, CIERRAN EL SANTO SEPULCRO

El motivo es por una disposición municipal que obliga a las iglesias a pagar un impuesto sobre los inmuebles.

Clarín   26-2

Las principales Iglesias cristianas en Jerusalén cerraron este domingo el Santo Sepulcro, el lugar más sagrado del cristianismo, en una medida sin precedentes en protesta por medidas legales y fiscales de Israel que consideran un “ataque contra la presencia cristiana en Tierra Santa”.

Cristianos de las principales confesiones acudieron por la mañana a las afueras de la iglesia, en la ciudad amurallada. Sus líderes leyeron un escrito de protesta tras el cierre de sus puertas. Por el momento, no informaron la fecha para su reapertura. Poco antes, atónitos turistas y peregrinos eran sorprendidos con la exigencia de salir del templo que cobija los lugares de la crucifixión, muerte y resurrección de Cristo.

Este se configura como un nuevo golpe en la crisis entre las Iglesias y las autoridades israelíes, tanto nacionales como municipales, que sigue a una serie de medidas que las primeras tachan de un “ataque sistemático y sin precedentes” que “parece un intento de debilitar la presencia cristiana en Jerusalén”. Los principales enfrentamientos son una disputa sobre nuevas disposiciones municipales para obligar a las Iglesias a pagar el impuesto sobre bienes inmuebles del que estaban exentas históricamente, y una propuesta de ley para expropiar tierras en Jerusalén vendidas por las iglesias desde 2010.

Estaba previsto que la ley, que cancelaría ventas ya ejecutadas, se debatiese ayer en el comité legislativo del Parlamento, pero su tramitación se retrasó tras la protesta. El patriarca griego de Jerusalén, Teófilo III, calificó la ley de “discriminatoria y racista” y afirmó que “recuerda a leyes de naturaleza similar aprobadas contra los judíos en Europa en períodos oscuros”, en referencia al Holocausto.

Respecto al impuesto municipal, el Ayuntamiento anunció hace meses que cobraría el “arnona” (impuesto sobre bienes inmuebles) a las iglesias por las propiedades no destinadas al culto y recientemente comenzó a congelar cuentas ante la falta de pago. El alcalde Nir Barkat defendió su decisión de que se tasen “las propiedades comerciales, como hoteles, salones y negocios”, y aseguró que las iglesias deben 186 millones de dólares, una suma que “no tienen que soportar los residentes de la ciudad”, informó el digital Times of Israel.

Horas después del cierre, peregrinos decepcionados se arrodillaban ante el portalón de madera clausurado y ofrecían allí sus oraciones. Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina, recordó que “estas iglesias existen desde mucho antes que el Estado de Israel”. “Los cristianos palestinos representan la tradición cristiana más antigua del mundo, con siglos de continuidad en Palestina”, añadió, y acusó al gobierno de “atacar las Iglesias, sus comunidades, activos y propiedades” para “mantener una exclusividad y control judío” en la ciudad.

Teófilo III, el custodio de Tierra Santa, Francesco Patton, y el patriarca armenio, Nourhan Manougian, comparecieron ante el sepulcro para emitir un durísimo mensaje claramente dirigido a las autoridades israelíes. Denunciaron una “campaña sistemática” contra los cristianos que “ha alcanzado recientemente un nivel sin precedentes, con las escandalosas órdenes de la Municipalidad de secuestrar bienes de las Iglesias, propiedades y cuentas bancarias, para hacer frente a impuestos punitivos”.

Unas medidas que, consideran, “rompen los acuerdos existentes y las obligaciones internacionales que garantizan los derechos y privilegios de las Iglesias” y ponen en peligro “el delicado tejido de relaciones entre las comunidades cristianas y las autoridades durante décadas”.

Wayid Nuseibeh, uno de los guardianes musulmanes de las llaves de la iglesia, explicó que tras la orden de las autoridades eclesiásticas, pidió a todo el mundo que saliese y cerró las puertas. “Esto no ha ocurrido nunca, ni en el periodo otomano, ni en el Mandato Británico”, afirmó.


LA COMISIÓN REGIONAL DE LAS NACIONES UNIDAS, FUNDADA EL 25 DE FEBRERO DE 1948, CUENTA ACTUALMENTE CON 46 ESTADOS MIEMBROS Y 13 MIEMBROS ASOCIADOS.
(26 de febrero, 2018) La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) conmemoró el domingo 25 de febrero su 70º aniversario contribuyendo a forjar un desarrollo sostenible con igualdad para todos los pueblos de la región latinoamericana y caribeña.
“Este nuevo aniversario nos ofrece, más que nunca, la oportunidad de revitalizar nuestra misión y reafirmar nuestro compromiso con los valores que sustentan nuestro trabajo cotidiano. Este aniversario nos ofrece repensar en el ayer, concretar el hoy y construir el mañana”, afirmó Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva del organismo regional.
La CEPAL fue fundada el 25 de febrero de 1948 mediante la resolución número 106 (VI) del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas. Es una de las cinco comisiones regionales de las Naciones Unidas y el único órgano intergubernamental de la Secretaría de las Naciones Unidas en América Latina y el Caribe. Establece un puente entre los niveles mundial y nacional en materia de desarrollo.
Desde su fundación, la Comisión ha trabajado para contribuir al desarrollo económico de América Latina y el Caribe, coordinar las acciones encaminadas a su promoción, reforzar las relaciones económicas de los países entre sí y con las demás naciones del mundo, y promover el desarrollo social.
En sus 70 años de trayectoria, la CEPAL ha combinado pensamiento, acción y apoyo técnico a los países para avanzar en el desarrollo de la región y reflexionando sobre las oportunidades y limitaciones de cada uno de sus períodos históricos. Ha formulado análisis y propuesto estrategias, políticas e instrumentos en el proceso de auge y declinación de la industrialización sustitutiva de importaciones, en el período de grandes cambios del modelo de desarrollo económico y social derivados de la globalización productiva y financiera, así como en la presente década de incertidumbre sobre el futuro de la globalización, de aumento de la desigualdad y de crisis ambiental global.
La CEPAL cuenta hoy con 46 Estados miembros y 13 miembros asociados. Su sede central está en Santiago, Chile y posee dos Subsedes regionales: una para México y Centroamérica, ubicada en Ciudad de México, y otra para el Caribe de habla inglesa, ubicada en Puerto España, Trinidad y Tabago. Además cuenta con cinco oficinas nacionales (Brasilia, Bogotá, Buenos Aires, Montevideo y Washington D.C.).
Desde el año 2008 está encabezada por la mexicana Alicia Bárcena, la primera mujer en ocupar este cargo.
En la última década, la CEPAL ha propuesto una agenda que pone a la igualdad en el centro del desarrollo sostenible y al cambio tecnológico como el motor para la transformación de la matriz productiva. Esta propuesta ha ido madurando desde 2010 hasta la fecha a partir de superar la concepción de equidad entendida como una mejor distribución del ingreso por una lógica de igualdad de derechos en los planos económico, social y político, en línea con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 objetivos, aprobada en 2015 en el seno de las Naciones Unidas.
La conmemoración de los 70 años de la CEPAL se celebrará todo el 2018 con diferentes eventos a realizarse tanto en Santiago como en Nueva York y en toda la región.


 

Se el primero en comentar en "NOTICIAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*