INFORME EN DIPUTADOS – 130 MILLONES DE PESOS – CAMISETAS AUTOGRAFIADAS

La iglesia se ofendió con el Gobierno por difundir cuánta plata ganan los obispos – Furia PRO: Moyano, bendecido por Francisco, llama a los peronistas.

Todo indica que las relaciones entre la iglesia católica y el Gobierno del Presidente Mauricio Macri ya no son tan buenas. Fotos del Papa Francisco no muy sonriente al lado del mandatario nacional, telegramas y saludos estrictamente protocolares son algunas de las muestras antipáticas que tiene el máximo líder de la iglesia con el Estado argentino, (eso sí, el actual), además, tensión aumenta entre estos dos poderes cuando justamente hoy 15/3 la iglesia Argentina lanzara una campaña en contra del aborto. Ahora, la difusión de cuánto gana un obispo argentino ha irritado a quienes la integran y han decidido quejarse en la Casa Rosada. Marcos Peña dijo que el Estado le da más de 130 millones de pesos a la iglesia y desde entonces, la polémica se abrió. Por esto “Recién llegado del Vaticano, Gustavo Vera le dio a Pablo Moyano camisetas bendecidas y firmadas por el Papa Francisco”, comunicó el Sindicato de Camioneros. El revuelo que generó la bendición del Sumo Pontífice es sinónimo de bronca y envidia dentro del PRO que, según la Conferencia Episcopal Argentina, “lidera un campaña de desprestigio contra Jorge Mario Bergoglio.” Mientras tanto, el hijo del camionero Hugo llamó a los peronistas unirse para 2019.

La pregunta de la diputada Carla Carrizo (Evolución) en el Congreso reabrió la polémica sobre el dinero que percibe la Iglesia Católica por parte del Estado

Para la iglesia católica Argentina, que el jefe de Gabinete, Marcos Peña haya dicho que el dinero que percibe la Iglesia por parte del Estado es de 130.421.300 millones de pesos, es sólo una “nueva maniobra distractiva de los problemas económicos y cuestionamientos éticos de ciertos funcionarios”, por eso, decidieron quejarse en la Casa Rosada por dicha difusión. Si bien los obispos consideran que los montos no son secretos porque son parte de los fondos públicos, consideran que es sólo una “cortina de humo”.

El tema del aborto es para los líderes de la iglesia argentina era ya de por sí una “distracción mediática” que esconde la realidad del país y las políticas (cuestionables) que implementa el Gobierno de la nación.

Toda la polémica inició a raíz de una pregunta al jefe de Gabinete, Marcos Peña con motivo de su exposición en el parlamento. En ese escenario, la diputada porteña Carla Carrizo, del bloque Evolución, le preguntó cuánto perciben los obispos. En la respuesta por escrito, se señala que el aporte total a la Iglesia será este año de $ 130.421.300. Y que mensualmente cada obispo diocesano recibe $ 46.800; cada obispo auxiliar: $ 40.950, y cada obispo emérito: $40.950.

Ante la polémica que se abrió por el salario de los obispos y la plata que reciben, el obispo de San Francisco, Córdoba, Sergio Buenanueva, dio a entender en declaraciones al diario La Voz que no tiene “mucha fe” en la difusión de esa información, más allá de que se declaró a favor de la transparencia de los fondos públicos, dijo: “Las cifras son conocidas. Lo que me extrañó es que los legisladores, que son los que aprueban el presupuesto, donde una parte está destinada al sostenimiento de la Iglesia Católica, hayan preguntado eso”.

Y agregó: “no son salarios, sino asignaciones” además aseguró que por lo menos en su caso, de los 46.000 pesos que recibe mensualmente, destina un porcentaje a un fondo solidario.

“Hace unos años me tuve que operar de los ojos y la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), con ese fondo, me ayudó. Lo demás, unos 42.000, son para mantener mi casa, para la comida y para mi vehículo. Lo que queda va al sostenimiento de los gastos ordinarios del obispado, que son muchos”, explicó.

“A veces, cuando s e da esta información, se dice que el Estado sostiene a la Iglesia católica. Pero los que sostenemos a la Iglesia somos los católicos. El Estado hace un aporte, que es entre el seis y el siete por ciento del total de nuestro presupuesto”. Según el obispo, el aporte más grande lo hacen los católicos (con colectas, por ejemplo). “Y hay ayuda que nos llega del exterior”, completó.

Finalmente, Buenanueva opinó que “hay que discutirlo todo. La forma actual (de aportes a la Iglesia) es caduca. A veces se dice que esto lo impuso la dictadura (una ley). La dictadura le dio la forma que ahora tiene, pero ya venía de antes. Está en el artículo 2 de la Constitución (el Estado federal sostiene al culto católico)”.

· Peña reveló a cuánto asciende el presupuesto para pagarles a los obispos

Una de las preguntas que el jefe de Gabinete respondió previo a su visita a la Cámara Baja tuvo que ver con cuánto perciben esas autoridades eclesiásticas como salario remunerado por el Estado.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, brindaba este mediodía su primer informe de gestión del año ante la Cámara de Diputados y comenzó su exposición con un repaso de la marcha de la economía. Foto: NA.

El Estado Nacional destinará este año más de $130 millones al pago de salarios de los obispos de la Iglesia Católica. Así lo confirmó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, al responder una consulta al respecto que hizo un bloque de Diputados previo al informe que el funcionario brinda este miércoles en la Cámara Baja.

Según la respuesta por escrito de Peña al bloque Evolución, que lidera Martín Lousteau, el presupuesto previsto en ese concepto es de $130.421.300 y además detalló cuánto gana cada obispo de acuerdo a su categoría.

De acuerdo a Clarín.com, el jefe de Gabinete reveló que un obispo diocesano cobra $46.800 mensuales; un obispo auxiliar, $40.950; un obispo emérito, $40.950; y los administradores apostólicos y diocesanos perciben $46.800.

Peña se presenta este miércoles en la Cámara de Diputa dos para brindar su informe mensual de gestión.

Con una batería de cifras y un discurso en tono optimista, Peña destacó el “crecimiento” en la economía y afirmó que “el camino del desarrollo ya comenzó”. El jefe de Gabinete aseguró que “cada vez dependeremos menos del financiamiento exterior (?)” y volvió a defender el gradualismo para reducir el déficit fiscal.

“Muchos plantearon que lo peor iba a venir. Pero rubro por rubro estamos demostrando que eso era falso (?)”, sostuvo el ministro coordinador, quien además señaló que según datos del INDEC “13 de los 15 sectores medidos están en expansión”, pero no habla de los rubros no medidos que son la inmensa mayoría.

En sintonía con el mensaje de Mauricio Macri días atrás en el Congreso, el funcionario enfatizó que “la Argentina está creciendo” (?) y expresó que el primer trimestre de 2018 “va a ser el séptimo trimestre consecutivo de crecimiento”. “No teníamos una fase tan prolongada desde 2011”, agregó hipócrita y falazmente.

Peña ponderó que ese crecimiento “no depende de unos pocos nichos beneficiados”, y allí mencionó el relevamiento realizado por el INDEC sobre distintos sectores. “La construcción lidera el crecimiento –olvidando que el Indec marca un incremento del de más del 23% anual en febrero-, de la mano del crédito hipotecario y la obra pública. También crecen el comercio, el turismo y la agroindustria”, detalló.

“Este crecimiento es sano y sostenible, está basado en cimientos sólidos que nos van a perimir crecer en muchos años (?)”, continuó y resaltó que “está liderado centralmente por la inversión, que aumentó un 11 por ciento el año pasado”. “Sin embargo, igual nuestra economía todavía registra índices bajos de inversión comparado a otros países”, admitió.

En su discurso también dijo que “tenemos que consolidar un camino de baja del déficit fiscal” y estimó que este año el déficit total “bajará del 6,1 al 5,3 por ciento”, mientras que el primario descenderá “del 3,9 al 3,2 por ciento”. Todas ellas cifras negadas enfáticamente por los economistas y por la propia realidad, lo que hace que la Iglesia siga bregando por los pobres y señalando consecutivamente el aumento de la pobreza y la pérdida de poder adquisitivo del salario.

Asimismo, defendió la meta de bajar un punto por año el déficit y el gradualismo, el cual “nos permite cuidar las cuentas del Estado, cuidar a quienes podrían sufrir la transición y poner las bases para una nueva era de equilibrio y responsabilidad en las cuentas públicas”.

“Para recorrer este camino estamos pidiendo plata prestada a alagunas de las tasas de intereses más bajas de nuestra historia. Cada vez dependeremos menos de financiamiento exterior. Este año no necesitamos más emisiones de deuda en el exterior (?)”, remarcó sabiendo que esto no es verdad ni por asomo, ya que el gobierno necesitará colocar cerca de U$ 15 mil millones solo para hacer la plancha y llegar a 2019..

· Furia PRO: Moyano, bendecido por Francisco, llama a los peronistas

“Recién llegado del Vaticano, Gustavo Vera le dio a Pablo Moyano camisetas bendecidas y firmadas por el Papa Francisco”, comunicó el Sindicato de Camioneros. El revuelo que generó la bendición del Sumo Pontífice es sinónimo de bronca y envidia dentro del PRO que, según la Conferencia Episcopal Argentina, lidera un campaña de desprestigio contra Jorge Mario Bergoglio. Mientras tanto, el hijo del camionero Hugo llamó a los peronistas unirse para 2019.

Moyano-Vera, una alianza estratégica cada vez más fuerte de cara al 2019.

Tal como señaló el economista Carlos Melconian, uno de los puntos claves del “Plan Perdurar” que encaró el PRO es que la oposición se mantenga dividida, y que la Iglesia no aborte (valga la redundancia equívoca) el incipiente e imprescindible debate ocultista del gobierno sobre el tema “Aborto” que tapará –según los trolls y los gurúes del PRO- los desaguisados económicos y las luchas sindicales por el salario.

Melconian negó volver y apuntó contra “SúperPeña” (y su marketing)

En contraposición, el secretario adjunto de Camioneros Pablo Moyano llamó a los peronistas unirse para avanzar en una agenda en común rumbo a las presidenciales de 2019.

“Es importantísimo que el peronismo se vuelva a unificar y empiece a caminar el país para lograr ser gobierno en el año 2019. Con este modelo económico no hay destino para el país”, argumentó el pasado miércoles 14/03.

“Con el desgaste que se va a producir, la cantidad de despidos y el ajuste, creo que no habría posibilidades de que Macri sea reelecto. Por eso se está trabajando dentro del peronismo para unificar todos los sectores, dejar de lado lo que pasó y buscar al candidato que en el 2019 lleve al triunfo al peronismo para darle soluciones a los trabajadores, humildes y los jubilados”, advirtió al aire de C5N, luego de ser bendecido por el Papa Francisco con camisetas del sindicato autografiadas, alcanzadas por Gustavo Vera.

“Esta vez vamos a estar todos juntos para tratar de que este modelo económico que tanto daño ha hecho a los argentinos sea reemplazado por por el peronismo. El movimiento obrero es la columna vertebral del peronismo, más allá de las divisiones que hay con los dirigentes gremiales”, cerró Moyano hijo, quien frecuenta el círculo íntimo de Francisco desde hace meses y se sumó, incluso, a la encíclica papal “Laudato Si”.

El camino equivocado emprendido por Macri, Larreta y Vidal (más el ecuatoriano Durán Barba) de enfrentamiento a la Iglesia Católica casi en exclusividad, pero que por el tema propuesto para la distracción popular, está aglutinando a la totalidad de las Iglesias y religiones existente y reconocidas en la Argentina. Durante estos dos años y casi 5 meses se propusieron buscar un enemigo que supere la entidad nacional y por eso eligieron al Papa Francisco.

Las mentiras y ocultamiento de las verdades sobre las causales del enfriamiento de las relaciones Francisco-Macri estuvieron siempre a la vista y no son otra cosa que las promesas incumplidas “no ya con el Pueblo argentino y su Iglesia sino que directamente con el Papa, tanto en Roma cuanto con Bergoglio cuando era Cardenal primado y Obispo de Buenos Aires.”

No es que Francisco “no lo quiera” a Mauricio sino que éste está tan acostumbrado a prometer cosas que luego no cumple, que en particular y ante un hombre tan sincero y honesto como Jorge Bergoglio, estos incumplimientos y las falacias expresadas frente a aquel Obispo y luego Cardenal, terminaron por minar la confianza del Papa en el Presidente argentino.

Estas falacias incluyen a otras figuras prominentes del PRO, como María Eugenia Vidal y Gabriela Micheti o la misma Lilita Carrió, todas ellas figuras femeninas muy apreciadas por Bergoglio y que le traicionaron la confianza en un sinnúmero de oportunidades. Otra que esta en camino de “pertenecer” a las ex queridas damas, es la actual ministro Carolina Stanley, quien permanentemente –por si o por no contar con el apoyo presidencial- incurre en incumplimientos para con los más queridos fieles del Papa argentino, “los pobres y los más desprotegidos”.

¡Ojala Mauricio Macri tome nota de estas equivocaciones y emprenda el camino/senda del buen samaritano (“de verdad” y no pur la galerie), pues no debe olvidar que por muchos medios de comunicación que tenga de su lado, existe una parroquia y un sacerdote en cada barriada, villa, barrio, pueblo y rancherío de la Patria!

Buenos Aires, 16 de marzo de 2018.

Arq. José Marcelino García Rozado

Ex Subsecretario de Estado

1973/1976 y 1989/1993

Se el primero en comentar en "INFORME EN DIPUTADOS – 130 MILLONES DE PESOS – CAMISETAS AUTOGRAFIADAS"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*