INTERNACIONALES

Cambio de mando en Chile: Balance del PC chileno

12 marzo, 2018 en América Latina

El timonel comunista dijo que “adquirimos una experiencia nueva como partido” y agregó: “tenemos la capacidad para estar en un gobierno”.

Santiago. En entrevista con el diario La Tercera el diputado y presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, esbozó un balance de lo que fueron los cuatro años de Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. La colectividad tras cuarenta años en la oposición volvió a formar parte del Ejecutivo con la coalición Nueva Mayoría y logró terminar en dicha administración, situación que no conseguía desde el Gobierno de la Unidad Popular.

Teillier en la conversación con la periodista Gloria Faúndez abordó lo que fue la gestión de la tienda en el Gobierno, la labor de los dos ministros comunistas y el avance de las reformas.

A continuación párrafos destacados de la entrevista:

Comunistas en el Gobierno: “Nosotros adquirimos una experiencia nueva como partido. De esa experiencia deducimos que tenemos la capacidad para estar en un gobierno. Yo creo que nuestros ministros, subsecretarios, los pocos funcionarios públicos que tuvimos lo hicieron bien en su mayoría, con algunas excepciones, indudablemente, como ocurre en todos los partidos. Pero el resultado a mí me parece positivo. Lo segundo es que me da la impresión de que fuimos capaces de incidir en empujar las reformas. Que era lo que a nosotros nos interesaba. Por eso ingresamos al gobierno. No ingresamos al gobierno para ocupar puestos, sino que para contribuir al máximo con que se aprobaran las reformas que habían comprometido tanto la Nueva Mayoría como la Presidenta Bachelet”.

Gobierno sin comunistas: “Yo creo que habría sido distinto. No habría sido un gobierno que se hubiera aplicado por las reformas. Alguien podrá acusarnos de que nos excedimos quizá en hinchar por las reformas, pero es una acusación que, bueno, nos da más mérito que desmérito”.

El costo de ser oficialistas: “Si usted mira los resultados electorales, puede que en algunos lugares nos haya afectado el Frente Amplio o que nos haya impedido crecer más en otros. Pero el partido mantuvo su fuerza, fue el único partido que no perdió en votos de la Nueva Mayoría. Y si usted ve, hay otros partidos que sí fueron afectados por el Frente Amplio. Es decir, las contradicciones del Frente Amplio no son tanto con el Partido Comunista, que sí las existen, pero que son más compartidas con otros partidos de la Concertación, como el PPD. Y yo tampoco olvidaría que una buena parte de los partidos, del Frente Amplio, vienen de la Concertación. Incluso son hijos de… Yo creo que en buena hora surge esa renovación política en el país. No los veo como los enemigos ni contrincantes, ni amenaza tampoco. Creo que es posible ponerse de acuerdo desde la DC al Frente Amplio”.

Influencia del Partido en el Gobierno: “Nosotros nunca estuvimos en el equipo político de La Moneda, que era donde estaba, yo creo, la suma del poder, por así decirlo… No estábamos allí. No estábamos en el centro donde se tomaban las decisiones. Éramos informados en el comité político de los días lunes. Pero no participábamos en la construcción de lo que se iba a plantear el día lunes. O sea, no teníamos ningún grado de influencia. La Presidenta de la República creo que nos recibió dos veces en su mandato. Entonces, no veo por dónde podría estar esa influencia. Yo creo que nos miraban, o decían, o algunos decían eso. Claro, uno por razones políticas, por decir “mire, es que los comunistas tienen mucha influencia, entonces no podemos estar con lo que hace este gobierno”. Yo creo que era para golpear a la Presidenta Bachelet y al gobierno. No a nosotros. Pero sí, repito: las críticas a nosotros pueden haber sido porque hemos tenido más empeño en sacar adelante las reformas”.


Trump está listo para la reelección en 2020 y confirma su eslogan

El presidente dio el adelanto en un mitin en Pensilvania

Trump está listo para la reelección en 2020 y confirma su eslogan

Por: Jesús García 11 marzo 2018

La Opinión, Los Ángeles

El presidente Donald Trump ya tiene varios aspectos cubiertos para su campaña 2020, incluyendo su nuevo eslogan: “Keep America Great! (¡Mantén América Grande!)”.

Así lo dio a conocer el propio mandatario en un mitin en Pensilvania el sábado, en apoyo a la candidatura del republicano Rick Saccone para la elección especial del próximo martes.

“Nuestro eslogan cuando empecemos a competir, en dos años desde ahora, será ‘Mantén América Grande’ con un punto de explamación”, dijo el presidente Trump.

La leyenda había sido revelada por el Washington Post, pero ahora es confirmada por el republicano, quien la semana pasada nombró a Brad Parscale como dirigente de su campaña de reelección, una decisión de desató polémica, debido a la poca experiencia política del experto en redes sociales y páginas web.

A ello se suman los más de $52 millones de dólares de recaudación para su campaña que el presidente tuvo hasta inicios de 2018, integrado a través de los dos comités de recaudación de fondos que son operaciones conjuntas con el Comité Nacional Republicano Trump Victory y Trump Make America Great Again.

Para entender un poco la importancia de las recaudaciones durante el primer año de la Administración Trump, cabe recordar que el presidente Barack Obama no recaudó dinero durante el periodo similar en 2009.

“A medida que nos acercamos a las elecciones de mitad de período de 2018, el Partido Republicano continúa rompiendo récords de recaudación de fondos”, expresó en un comunicado la presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC), Ronna McDaniel. “Estamos trabajando codo con codo con los republicanos en el Congreso y el presidente Trump para promulgar una agenda a favor del crecimiento en nombre del pueblo estadounidense”.

El mensaje fue del 20 de febrero pasado, cuando se reportó que sólo en enero se habían recaudado $12 millones de dólares.

En total el RNC ha recaudado $144.9 millones en el ciclo 2017-2018, según su último reporte.

 


Los caros relatos de la política exterior

La inexperiencia, la obstinación por figurar o el superficial conocimiento de la realidad suelen ser el gen de notorias sobreactuaciones o subactuaciones de nuestra política exterior

6 marzo, 2018 | El Economista

Por Jorge Riaboi Diplomático y periodista

La inexperiencia, la obstinación por figurar o el superficial conocimiento de la realidad suelen ser el gen de notorias sobreactuaciones o subactuaciones de nuestra política exterior. No es la primera vez que una fuerza política del país llega al gobierno con la tentación de exaltar a lo grande su presencia en la Casa Rosada. Los adultos saben que la ostentación o las ganas de hacer lío nunca ayudaron a resolver los problemas que demandan pasión, inteligencia y trabajo cotidiano. Ningún experto desconocía que la idea de recibir la 11va. Conferencia Ministerial de la OMC en Buenos Aires habría de suponer, bajo las circunstancias existentes, financiar un rito bienal condenado al fracaso, o sea un gasto superfluo y de dudosa prioridad dentro de un presupuesto nacional asfixiado por el déficit. También era previsible que traer en 2018 al país la complejísima actividad anual del Grupo de los 20 (G20), era un compromiso muchísimo más caro, exigente y de alto riesgo, a pesar de que semejante decisión no permitía esperar ventaja alguna en el proceso sustantivo de reinsertar al país en el mundo, el que depende por entero de crear una economía competitiva, dar seguridad jurídica y establecer el clima social necesario para fomentar el aluvión de inversiones y promover con sabiduría profesional el crecimiento de la exportación. Hoy es público que ambas actividades costarán al menos unos $3.500 millones lo que, al presente tipo de cambio, y si los cálculos fueron bien hechos (nunca lo son), equivalen a U$S 175 millones. Digamos U$S 200 millones para cubrir imprevistos.

Por suerte, el Presidente optó por excluir de su reciente informe anual al Congreso el detallado relato de política exterior, ya que le habría sido difícil explicar porque su buen diálogo personal con los líderes de las naciones que controlan la economía y la cooperación del planeta no aporta gran cosa al esfuerzo cotidiano que exigen los foros políticos que son de interés nacional, ni ayuda a la tarea de remover los obstáculos que hasta ahora impidieron concluir, con aceptable y tangible resultado, la negociación de acuerdos multilaterales y regionales de comercio e inversión. Firmar cualquier cosa sería una soberana irresponsabilidad.

El otro hecho que el Gobierno no digiere bien es que la fe en el librecomercio no impresiona a los dirigentes de las naciones que decidieron abrazar soluciones ilegales y mercantilistas de política comercial, una corriente con distinta clase de adeptos entre las naciones de la OCDE, que son las mismas que acaban de habilitar a Colombia, no a Argentina ni Brasil, para negociar la próxima accesión formal a ese foro. El gobierno de Bogotá aún está sujeto a una investigación especial de la Ley de Comercio estadounidense de 1974 por supuestas violaciones a sus compromisos sobre propiedad intelectual y otras costuras sueltas, las que deberían arreglarse al galope antes de que deje el poder Juan M. Santos.

Mientras ello sucede, el amigo Donald Trump acaba de devolverle los galones de asesor estrella al delirante Peter Navarro, un incomprendido divulgador del proteccionismo económico de los Estados Unidos, a pesar de que el oficialismo y el Jefe de la Casa Blanca, acaban de reconocer que fue absurdo haber renunciado a la Asociación Transpacífica en enero de 2017 y que sería una equivalente calamidad desguazar el NAFTA.

Bajo esa perspectiva, resulta utópico imaginar que Argentina podrá jugar al animémonos y vayan cuando medio planeta reacciona con justicia ante la política estadounidense de aplicar al voleo aumentos ilegales a los aranceles de importación de acero, aluminio, paneles solares, lavarropas o restricciones y subsidios discrecionales a la producción y el comercio de biocombustibles. O suscribir, porque hay que firmar ya, el Acuerdo Político Birregional con la Unión Europea, cuyas autoridades anuncian día tras día nuevas e ilegales restricciones sanitarias, ambientales y técnicas a la importación de Estados Unidos, Brasil y Argentina. El gobierno debería entender que las buenas prácticas que sugiere la OCDE y el proteccionismo regulatorio que auspicia la religión verde del Viejo Continente, no son conceptos similares.


Reformas en China: sobre la reelección indefinida y el pensamiento de Xi Jinping

12 marzo, 2018 Global Times

Por Li Ruohan y Bai Yunyi

Una enmienda constitucional que elimina el límite de dos mandatos presidenciales fue aprobada por los legisladores nacionales este domingo en China, una medida que los asesores políticos consideraron que puede fortalecer el liderazgo del Partido y promover las reformas sociales, políticas, diplomáticas y militares del país.

En una reunión plenaria de la XIII Asamblea Popular Nacional (APN) del domingo, 2958 legisladores nacionales votaron a favor de los cambios constitucionales, con dos en contra y tres abstenciones.

La enmienda eliminó el límite presidencial de dos mandatos, incorporó el pensamiento de Xi Jinping sobre el Socialismo con Características Chinas para una Nueva Era y reorganizó las comisiones de supervisión como nuevo tipo de órgano estatal en la Constitución.

También dijo que “la dirección del Partido Comunista de China (PCCh) es la característica definitoria del socialismo con características chinas” a la Constitución.

“Esta es una agenda importante lograda en la Primera Sesión del XIII Congreso”, dijo Shen Chunyao, presidente de la Comisión de Asuntos Legislativos del Comité Permanente de la APN, en una conferencia de prensa el domingo.

“Mejorar el liderazgo del partido es uno de los cambios más importantes”, dijo el viceministro de Justicia, Liu Zhenyu, quien también es miembro del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), al Global Times.

La enmienda se hizo de una “manera legal y racional” y “cumple con la voluntad popular”, dijo Liu.

“La parte recién agregada de la comisión de supervisión muestra la determinación del Partido de promover esfuerzos contra la corrupción con cambios institucionales”, agregó.

Sin confusiones políticas

Interrogado sobre si remover el límite presidencial podría originar confusión política en China, Shen dijo que eso no sucedería. Agregó que el cambio posee “una amplia y sólida base política, social y legal”.

“El cambio fue una movida relevante que refuerza la trinidad entre la secretaría general del Comité Central del PC chino, la presidencia de China, y la jefatura de la Comisión Militar Central”, explicó.

“El patrón de liderazgo en trinidad ha demostrado ser exitoso y efectivo en China. También es lo necesario y más apropiada para un país y un Partido tan grandes”, reflexionó.

“Una consistente expresión en la línea del pensamiento del Partido chino, del Estado y del Ejército es beneficiar la estabilidad del liderazdo central del país”, dijo Zhang Hongzhi, miembro del Comité Nacional del Comité Central del partido y subdirector del Centro de Investigación de Literatura del Partido del Comité Central del PCCh, preguntado por Global Times.

“Si los términos del mandato presidencial permanecían así, China podía tener diferentes líderes en el Partido y el Estado al mismo tiempo, lo que no ha sido saludable para el liderazgo y más desafiante para las actividades diplomáticas del país”, explicó Zhang.

“Sincronizar las tres partes las hace coherentes entre sí. Antes de la enmienda, el secretario general del Comité Central del PCCh y presidente de la Comisión Militar Central no tenía límites de mandato, pero el presidente del Estado se limitaba a dos mandatos.”

“Remover el límite presidencial representa una mejor solución Constitucional que limitar los mandatos de los líderes del Partido y del Ejército a dos períodos consecutivos”, explicó a Global Times Cheng Enfu, profesor de la Academia China de Ciencias Sociales, también diputado de XIII Asamblea Popular Nacional.

“La modificación de la Constitución debe decidirse por la situación que atraviesan la nación y el partido”, dijo.

“China no necesita seguir los patrones occidentales de política o fijar dos mandatos de límite como hacen los Estados Unidos”, añadió el profesor Cheng, que también fue diputado en las XI y XII APN.

“Si el país tiene un fuerte y sabio liderazgo, esto puede servir más que dos mandatos como concepto para resolver los problemas del país”, añadió.

“La remoción del límite de mandatos no significa que un presidente pueda permanecer en esa posición o que todos los futuros presidentes deban estar más de dos mandatos”, concluyó el profesor.

“China tiene reformas económicas, políticas, diplomáticas y militares inconclusas y el país necesita un líder estatal decidido e innovador para lograr tales objetivos”, dijo Cheng.

“Por ejemplo, China todavía enfrenta desafíos para mejorar la distribución de la riqueza social y para construir un ejército moderno y poderoso para la estabilidad y la seguridad a largo plazo”, dijo Cheng, añadiendo que “el progreso de los últimos cinco años ha probado que Xi Jinping es una buena elección para liderar la nación.”


INFORME INTERNACIONAL EA: Fin de ciclo para la hiperliquidez global

(Embajada Abierta………12-3-2018)

Desde la eclosión de la última crisis financiera, los bancos centrales de las principales economías del mundo asumieron un rol protagónico para sacar a las economías de su estado de crisis. La Reserva Federal de los Estados Unidos, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japón y más tarde el Banco Central Europeo pusieron en marcha programas de expansión cuantitativa (quantitative easing) para contrarrestar los efectos de la crisis financiera internacional.

El peculiar sendero de recuperación transitado desde entonces se caracterizó por la aplicación de políticas monetarias no convencionales que tendieron a incrementar la cantidad de dinero disponible en los mercados. La estrategia elegida opera a través de dos mecanismos básicos: (i) incrementa los precios de los activos financieros, generando un efecto riqueza que estimula la recuperación económica; (ii) reduce los tipos de interés en vistas de hacer menos doloroso el proceso de desendeudamiento en economías fatigadas por años de crecimiento sobre la base de la deuda.

Hacia finales de 2017, con un panorama más promisorio para la economía global, los principales bancos centrales del mundo comenzaron a anunciar el final de esta etapa. La Reserva Federal, pionera en la implementación de estas políticas, ha sido también la primera en decretar el fin del proceso, iniciando una nueva era para la política económica global.

Señales de inflación, pleno empleo y cambio de autoridades en la FED

Una serie de factores se acumularon en los últimos meses para sumar incertidumbre al anunciado cambio de política de la Reserva Federal. Aunque la suba de tasas de interés es ampliamente esperada, algunas señales económicas han generado incertidumbre respecto de la velocidad a la que se aplicarán los cambios. Consecuentemente, la percepción de riesgo y la volatilidad en los mercados financieros se ha incrementado.

La Reserva Federal de los EUA administra su política monetaria con múltiples objetivos. Observa explícitamente la evolución de la inflación, la producción y el nivel de empleo en Estados Unidos, y presta tácita atención a la evolución de las finanzas globales.

Según el último informe de política monetaria de la FED, las proyecciones para 2018 auguran un crecimiento económico de 2,5% para los Estados Unidos (frente al 2,1% esperado tiempo atrás), una inflación de 1,9% anual (cercano al objetivo fijado de 2%) y un desempleo de 3,9%.

Los datos para enero de 2018 muestran una cierta aceleración en el índice de inflación que despertó alarmas respecto de cuál será la respuesta de política de la autoridad monetaria. El Índice de Precios al Consumidor presentó un crecimiento mensual de 0,5%, en comparación con el 0,2% de diciembre de 2017. La aceleración de precios fue confirmada también por el indicador núcleo (no considera precios de alta volatilidad estacional) que se incrementó a 0,3% respecto del 0,2% del mes anterior.

Las novedades en términos de inflación se sumaron a los datos del mercado laboral, que desde hace meses ofrece señales de que la economía opera en niveles cercanos al pleno empleo. Los buenos resultados en materia de empleo, llevaron a la FED a modificar en 0,2 puntos porcentuales su proyección para la tasa de desempleo este año (3,9% vs 4,1% proyectado en septiembre de 2017). El mercado laboral, tras casi una década, muestra además la aceleración en el ritmo de evolución de los salarios, aspecto que ha recargado la incertidumbre respecto de la respuesta de la FED.

A los datos que anticipan un año promisorio para la economía de los Estados Unidos, se suman las expectativas generadas por la aprobación de la reforma impositiva de la administración Trump. Por fuera de la opinión que se tenga de la misma, la reforma implicará una merma de recursos tributarios que requerirá de mayores emisiones de deuda. Se trata de otro factor que sobrecarga las expectativas de suba de la tasa de interés.

En este contexto, la respuesta de política se encuentra en manos de una autoridad recientemente asumida. Los mercados financieros estudian con cautela los movimientos del nuevo presidente de la FED, Jerome Powell. En recientes declaraciones ante el Congreso, Powell aseguró que se concentrará en evitar un “sobrecalentamiento de la economía” y que buscará “mantener la inflación en los umbrales de 2%”. Las declaraciones, fueron interpretadas por el mercado como un mensaje agresivo del que se desprende una mayor probabilidad de que la autoridad monetaria realice entre 3 y 4 subas de la tasa de interés a lo largo del año.

https://static.wixstatic.com/media/44741e_8bc6c8cb32904e0697721e2a881e98f0~mv2.jpg/v1/fill/w_504,h_307,al_c,lg_1,q_80/44741e_8bc6c8cb32904e0697721e2a881e98f0~mv2.jpg

En este particular contexto, la tasa de interés de los Estados Unidos recuperó su rol central en la determinación de los movimientos de la economía global. Las tasas de interés de los títulos de deuda del tesoro norteamericano con vencimiento a 2 y 10 años se incrementaron 45 y 35 puntos básicos desde principios de año, lo que equivale a aumentos del 15% en tan sólo dos meses.

La paradoja financiera

El ciclo de expansión cuantitativa trajo consigo un peculiar comportamiento en los mercados financieros. En tanto la recuperación económica es interpretada como un acelerador de los plazos para el desarme de las políticas monetarias, los principales índices bursátiles del mundo comenzaron a responder negativamente a los datos sobre mejoras en las variables económicas.

Esta peculiar situación en la que las noticias económicas auspiciosas son interpretadas como una amenaza para el mundo de las finanzas, tuvo también su manifestación en las últimas semanas de enero. La publicación de noticias positivas en materia de empleo y precios, impulsó la suba de la tasa de interés de los títulos del tesoro afectando negativamente a los mercados. Se registraron importantes bajas en las cotizaciones de las principales criptomonedas y cuantiosas pérdidas en activos financieros sofisticados, vinculados a indicadores de volatilidad[1]. Desde entonces los principales índices bursátiles no lograron recuperar los máximos previos.

Más allá de los episodios particulares, la reacción de los mercados financieros frente al cambio de política monetaria que se avecina genera grandes interrogantes. La actual recuperación económica, descansa en buena medida en las valuaciones financieras imperantes en los mercados. La reversión de la política monetaria deberá por lo tanto, tomar también en consideración la evolución y los efectos sobre los mercados financieros.

Riesgos para los emergentes

La suba de la tasa de interés de la principal potencia económica global plantea un importante cambio para las condiciones financieras a las que se enfrentan las economías emergentes. La suba de la tasa libre de riesgo de los Estados Unidos se traslada a las cotizaciones de los bonos de menor calidad e implica también un aumento en el costo del financiamiento que enfrentan los países en desarrollo.

Aunque se trata de un escenario por demás anunciado y no necesariamente abrupto, la respuesta de los distintos países al cambio de contexto no es uniforme. La dependencia respecto del financiamiento externo es una variable fundamental al momento de comprender los efectos diferenciales.

En los últimos meses, los mercados castigaron particularmente a los títulos de deuda argentina. La elevada dependencia del modelo económico argentino respecto del endeudamiento externo para sostener el financiamiento del déficit externo y fiscal del país se plasmó en un incremento diferencial en la prima del riesgo país que sumo 50 puntos básicos en los últimos dos meses, situación que no se verifica en otros países de la región.

https://static.wixstatic.com/media/44741e_52c979faf06646eeae9d735986513991~mv2.jpg/v1/fill/w_555,h_384,al_c,lg_1,q_80/44741e_52c979faf06646eeae9d735986513991~mv2.jpg

La suba del riesgo país, constituye un factor de riesgo adicional para la economía argentina, que apostaba fuertemente a la reducción de este valor para compensar la suba de la tasa norteamericana.

Así, el efecto de incremento del riesgo país se suma al incremento en la tasa libre de riesgo, aumentando considerablemente el costo de la deuda externa argentina. Aunque el Ministerio de Finanzas logró anticiparse con una colocación al empeoramiento de las condiciones financieras del país, la elevada dependencia del país respecto del financiamiento externo mantiene a la Argentina como uno de los mayores perjudicados del nuevo contexto económico global.

https://static.wixstatic.com/media/44741e_41b9aaadfd5e449c89338c65dbacea0c~mv2.jpg/v1/fill/w_586,h_357,al_c,lg_1,q_80/44741e_41b9aaadfd5e449c89338c65dbacea0c~mv2.jpg

[1] Tras el cese de operaciones de instrumentos financieros asociados a la volatilidad implícita en los derivados del índice S&P500, un nuevo manto de sospecha se posó sobre Wall Street asociado a denuncias de manipulación de los índices y los resultados.


 

Se el primero en comentar en "INTERNACIONALES"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*