LA EDUCACION Y SU CONTENIDO

Una vez mas.
En el Primer Congreso Pedagogico, del cual participaron los entendidos en los temas educacionales de aquel momento, que, por cierto, coincidian en sus talentos y no todos pensaban de la misma forma, se dio origen y sustento a la Ley 1420 de enseñanza publica.
Con sus buenas y no tan buenas, fue la ley que rigio los tiempos de una Argentina rica y culta, cuya educacion y progreso asombro al mundo.
Luego, en los años 60, aparecio y tomo forma la iniciativa de la inclusion de la actividad privada en la organizacion y gestion universitaria.
Asi nacieron universidades privadas, con sus planes y resultados academicos que compitieron con los de las universidades estatales.
No se trato aqui de competencias signadas por lo conceptual religioso sino por propuestas diferentes en sus contenidos.
Esa fue la epoca de las multitudinarias manifestaciones publicas que enfrentaron a quienes defendian una falsa dicotomia entre la enunciacion de una “ensenanza laica” y una “enseñanza libre”, cuyos vacios resultados sirvieron no solamente como cortina de humo en la que se utilizo el fervor e idealismo de ambos lados de la juventud universitaria.
Tambien fue el bautismo publico, con la sancion del Estatuto del Docente, de la instalacion de un polo de poder inexpugnable y gatopardista, que propicio y decidio que nunca mas se pudiera tratar ningun tema sobre el contenido de la educacion, su posible investigacion y propuestas de permanente puesta en valor, en una sociedad muy cambiante en sus exigencias de resultados.
El sindicalismo docente fue y es nucleo de resistencia a todo intento de recuperacion en la calidad de nuestro sistema educativo.
Las criticas a la realidad de la solvencia economica, imperante en todas las mas famosas universidades del mundo, siempre encontro respuesta en esas universidades con un sistema de becas muy bien organizado, por el cual, quien no tuviera recursos economicos para su cursado universitario, gozaria de la seguridad de su realizacion, pero siempre en la medida de la comprobacion de su esfuerzo y resultados.
En nuestro pais, el sistema de becas se equipara con un subsidio sin ningun seguimiento ni mucho menos de exigencia de rendicion de cuentas.
Por lo cual el dinero del Estado se despilfarra sin control bajo el manto de respuesta a la sensibilidad social, uno de los caballos de troya del sindicalismo docente para su gatopardismo.
Durante el gobierno de Raul Alfonsin, el Congreso Pedagogico multitudinario de entonces sufrio en el mismo el retiro publico del sector docente, pues no se trataba ningun tema salarial sino los del contenido del sistema educativo.
Asi quedaron en soledad los padres de familia, que, preocupados por la decadencia en nuestra educacion, y por el futuro de sus hijos, formaron equipos que trabajaron arduamente en esos temas, no obstante aquella defeccion.
Muy lamentablemente, al no poder contar con el intento de sectores ideologicos de lograr politizar aquel congreso, los resultados del mismo fueron tristemente cajoneados.
La realidad de hoy nos enfrenta a una crisis estructural en nuestra educacion, con estadisticas claras que desnudan una decadencia increible en sus resultados.
Los docentes de prestigio de ayer, hoy autoconvertidos en “trabajadores de la educacion”, sostenidos por dirigentes sindicalizados que convierten los temas educativos en simples y permanentes articulos de paritarias laborales, que le quitan a las autoridades nacionales y provinciales sus verdaderas incumbencias en la realidad del contenido de los planes educativos.
Cuando la logica seria que los temas salariales los trate el Ministerio de Trabajo y no el de Educacion.
Hemos llegado al colmo del enfrentamiento de los sectores docentes con la iniciativa de la creacion de una Universidad Docente, que daria nivel superior a quienes eligieran desempeñarse al frente de los diferentes escaños de la piramide educativa.
Coherente esto con la lucha de sectores de la izquierda contra la exigencia de la concurrencia a la escuela como contraprestacion necesaria al acceso a un plan de subsidio personal.
La educacion no es para los votos, sino para la historia.
Por nuestros hijos y nietos: Pensemos.

Jose Maria De Lorenzis

1 Comment on "LA EDUCACION Y SU CONTENIDO"

  1. Luis E.Luchía-Puig | 21 marzo, 2018 at 13:38 | Responder

    Muy buena idea difundir el pensamiento de los talentos convocados por el CARI
    como un valioso aporte a la construcción de una mejor Argentina.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*