A 36 AÑOS DE MALVINAS . Parte 2º La familia de un combatiente fallecido en las Islas Malvinas quiere traer los restos al continente.

Malvinas a 36 años. Parte 2º

La familia de un combatiente fallecido en las Islas Malvinas quiere traer los restos al continente.

El pedido surge luego de que su cuerpo fuera identificado por la Cruz Roja La familia del correntino Daniel Andrés Rodríguez, que murió en la guerra de Malvinas con 20 años, recibió hace pocos días la noticia de que su cuerpo había podido ser identificado por el Comité Internacional de la Cruz Roja y ahora esperan poder trasladar sus restos a Santo Tomé, su tierra natal.

“El 7 de marzo nos confirmaron la identidad del cuerpo de Daniel a través de los estudios de ADN e inmediatamente pedimos poder traer al continente sus restos. Nos dijeron que sí, así que esperamos que se pueda concretar este año”, detalló su hermana Alicia, de 58 años, en diálogo con la agencia Télam. Hasta el momento, la familia Rodríguez es la única de entre los 90 soldados identificados que manifestó su voluntad de traer los restos para ser sepultados en el continente.

Este lunes, Ada (otra de las hermanas del soldado correntino) y su sobrina Erika formarán parte del contingente de 248 argentinos que arribará a las islas para participar de una ceremonia de homenaje a los caídos en Darwin y dejar oficialmente inauguradas las lápidas de los 90 soldados identificados.

Luego de casi 36 años de espera, las seis hermanas del ex combatiente solicitaron que sus restos regresen a su Santo Tomé natal “porque tiene que descansar en su pueblo”.

Alicia relató cómo vivieron ese 7 de marzo, el momento que tanto anhelaron por más de tres décadas: “Estábamos en mi casa de Florencio Varela todas las hermanas, menos Norma que vive en Santo Tomé, esperando la noticia. Cuando nos confirmaron que lo encontraron, nos abrazamos mucho y recién ahora podemos hacer el duelo”.

La familia Rodríguez ahora tiene la certeza, la confirmación oficial, de que la tumba de Daniel está ubicada en el primer lugar de la tercera fila del cementerio.

Futbolero y metalúrgico Daniel (único hijo varón de Julia Guillén y Hermenegildo Rodríguez) “era un poco remolón para el estudio, pero jugaba muy bien al fútbol, era un goleador” y le gustaba escuchar especialmente León Gieco y su emblemática canción “Sólo le pido a Dios”, lo recuerdan hoy sus hermanas.

A los 16 años, emigró a Buenos Aires desde su Santo Tomé natal en busca de trabajo y se instaló con tres hermanas en una casa en Quilmes, donde empezó a trabajar en la metalúrgica Heredia, que cerró sus puertas hace varios años.

Cuando comunicó en su trabajo que había sido convocado para Malvinas, su jefe le dijo que a su regreso, su puesto lo estaría esperando”, cuenta Alicia y recuerda que el día que avisaron a la fábrica que Daniel había muerto en la guerra -el 7 de junio en el monte Dos Hermanas- “cerraron sus puertas en señal de duelo”.

Reconocido en su tierra

Cada 2 de abril, Daniel Andrés Rodríguez es reconocido con honores en la localidad Santo Tomé, a 390 kilómetros al noreste de la capital correntina, y desde 2005 la escuela primaria del paraje Atalaya, a la que había asistido en su niñez y también una calle del barrio San Martín, llevan su nombre.

“Todos sentimos un gran orgullo por todos los homenajes, pero nada es comparable con el dolor que sentimos por perder a nuestro hermano”, dice y se emociona Norma, la única hermana que reside en la localidad correntina a donde quieren que descansen sus restos.

Alicia relató cómo vivieron ese 7 de marzo, el momento que tanto anhelaron por más de tres décadas:
“Estábamos en mi casa de Florencio Varela todas las hermanas, menos Norma que vive en Santo
Tomé, esperando la noticia. Cuando nos confirmaron que lo encontraron, nos abrazamos mucho y recién ahora podemos hacer el duelo”

La familia Rodríguez ahora tiene la certeza, la confirmación oficial, de que la tumba de Daniel está ubicada en el primer lugar de la tercera fila del cementerio.

Futbolero y metalúrgico Daniel (único hijo varón de Julia Guillén y Hermenegildo Rodríguez) “era un poco remolón para el estudio, pero jugaba muy bien al fútbol, era un goleador” y le gustaba escuchar especialmente León Gieco y su emblemática canción “Sólo le pido a Dios”, lo recuerdan hoy sus hermanas.

A los 16 años, emigró a Buenos Aires desde su Santo Tomé natal en busca de trabajo y se instaló con tres hermanas en una casa en Quilmes, donde empezó a trabajar en la metalúrgica Heredia, que cerró sus puertas hace varios años.

Cuando comunicó en su trabajo que había sido convocado para Malvinas, su jefe le dijo que a su regreso, su puesto lo estaría esperando”, cuenta Alicia y recuerda que el día que avisaron a la fábrica que Daniel había muerto en la guerra -el 7 de junio en el monte Dos Hermanas- “cerraron sus puertas en señal de duelo”.

Reconocido en su tierra

Cada 2 de abril, Daniel Andrés Rodríguez es reconocido con honores en la localidad Santo Tomé, a 390 kilómetros al noreste de la capital correntina, y desde 2005 la escuela primaria del paraje Atalaya, a la que había asistido en su niñez y también una calle del barrio San Martín, llevan su nombre.

“Todos sentimos un gran orgullo por todos los homenajes, pero nada es comparable con el dolor que sentimos por perder a nuestro hermano”, dice y se emociona Norma, la única hermana que reside en la localidad correntina a donde quieren que descansen sus restos.

Las provincias de Corrientes y Chaco fueron de los distritos que más combatientes enviaron a la guerra de Malvinas.

La relación bilateral con el Reino Unido

Tras la identificación de los cuerpos, el gobierno de Mauricio Macri destacó las gestiones realizadas con el Reino Unido para que se concrete el viaje de un contingente de 248 argentinos a las Islas Malvinas, donde el próximo lunes 26 de marzo visitarán el cementerio de Darwin donde yacen los restos de sus familiares.

“Este viaje demuestra que el diálogo es más redituable que el conflicto”, afirmó el canciller Jorge Faurie en diálogo con radio Continental, en el que evaluó el estado de las relaciones con el Reino Unido y sostuvo que “en el diálogo hay frutos y en el conflicto hay perdidas”.

El titular del Palacio San Martín señaló que las conversaciones se llevaron adelante para la concreción del viaje se realizaron “sin ninguno tener que reducir su reclamo de soberanía” sino “dialogando sobre todos los temas de la relación bilateral”.

“El primero de los temas era esta cuestión humanitaria, pero hay muchos otros: trabajamos para una mayor cooperación científica, para hablar de economía e inversiones, para hacer acciones conjuntas en la Antártida, conocer de qué recursos disponemos en el mar para protegerlos y el tema de una nueva posibilidad de conexión aérea”, enumeró Faurie.

Al exponer en el Senado esta semana, el canciller confirmó que ya hay siete empresas interesadas en ofrecer vuelos desde países de la región a las islas Malvinas, con escala en la Argentina: dos de Uruguay, dos de Chile y tres de Brasil.

Un viaje “trascendente”

Por estas horas los ojos del gobierno están depositados en que el viaje humanitario del lunes -que se concreta tras el acuerdo político que permitió que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) lograra la identificación de 90 soldados en Darwin- se desarrolle en forma exitosa y sin inconvenientes.

“Nosotros le atribuimos una gran trascendencia a este viaje de los familiares de los caídos de Malvinas”, evaluó Faurie, para quien se trata de “un hecho de una sensibilidad enorme y de una trascendencia impresionante para cada familia”.

El proyecto de identificación de las tumbas en Malvinas comenzó a gestarse hace 10 años, impulsado -por un lado- por el ex combatiente Julio Aro, presidente de la fundación ‘No me Olvides’, la periodista de Infobae Gabriela Cociffi y el cantante inglés Roger Waters; y por otro lado, por el trabajo de organizaciones de veteranos como el CECIM de La Plata.

Preparativos en marcha

El canciller Faurie despedirá mañana (24/03) a las 19.30 a los familiares en el hotel Presidente, ubicado en Cerrito 850 de esta capital, a donde comenzarán a congregarse este fin de semana llegados de distintas provincias del país.

Los familiares que viajarán el lunes a Malvinas estarán acompañados por el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, cuya cartera fue la encargada de informar el resultado de los trabajos forenses de identificación a los familiares, y asistirlos psicológicamente durante todo el proceso.

Desde hace pocos días, las tumbas de los soldados identificados ya cuentan con su lápida de granito negra con la inscripción de su nombre y apellido, que reemplazó a las que portaban la leyenda “Soldado argentino solo conocido por Dios” que fueron traídas al continente para ser distribuidas entre los museos y recordatorios de Malvinas que existen por todo el país.

A bordo de tres aviones, que partirán en la madrugada del lunes (26/03) desde Ezeiza, madres y padres, hermanos, hijos y sobrinos de los soldados llegarán a la base militar de Mount Pleasant -muchos de ellos por primera vez- y se dirigirán directamente al cementerio -ubicado a unos 80 kilómetros- para participar de la emotiva ceremonia.

Fuente: Infobae

 

NOTA DE LA REDACCION : Las familias terminan realizando lo que los Kelpers desean, que no quede ningún vestigio de la Guerra de 1982, y los muertos allí son muertos de la Patria, “no son sus muertos” explica la Arq. Mónica Cordero de Berraz autora del Cenotafio de Darwin y permanente defensora y divulgadora de la heroica resistencia argentina ante la Gran Bretaña y la OTAN. Nunca estas familias/a pensaron en que hubieran querido que se hiciese con sus cuerpos aquellos Héroes nacionales… allá ellos  Cada uno es dueño de sus deseos!!! Lo triste es el Estado/Gobierno que desmalviniza día a día traicionando a sus héroes.

Se el primero en comentar en "A 36 AÑOS DE MALVINAS . Parte 2º La familia de un combatiente fallecido en las Islas Malvinas quiere traer los restos al continente."

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*