CÓMO AMIGARSE CON LOS QUE “PONEN EL CUERPO”

Gradualismo vs. clase media, el gran debate adentro de Cambiemos

La gobernadora María Eugenia Vidal intentó mostrarse más amigable con una clase media que encuesta tras encuesta se muestra más distante de la Casa Rosada, y que por ahora, solo por ahora, a ella no la arrastra. Los fuertes aumentos que se acaban de dar en el marco de la reducción del déficit fiscal para no comprometer el endeudamiento, terminaron generando un clima social que merece especial atención para desactivarlo cuanto antes. El desánimo en las expectativas económicas se está llevando puesto la imagen positiva del presidente Mauricio Macri y, con ello, el sueño de un 2019 en primera vuelta.

Según Macri, está mejorando considerablemente en los niveles socioeconómicos bajos, compensando la caída en las capas medias.

Clase media
medio rica
medio culta
entre lo que cree ser y lo que es
media una distancia medio grande

Desde el medio
mira medio mal
a los negritos
a los ricos
a los sabios
a los locos
a los pobres

Si escucha a un Hitler
medio le gusta
y si habla un Che
medio también

En el medio de la nada
medio duda
como todo le atrae
(a medias)
analiza hasta la mitad
todos los hechos
y (medio confundida)
sale a la calle con media cacerola
entonces medio llega a importar
a los que mandan
(medio en las sombras)
a veces, sól o a veces, se da cuenta
(medio tarde)
de que la usaron de peón
en un ajedrez que no comprende
y que nunca la convierte en Reina

Así, medio rabiosa
se lamenta
(a medias)
de ser el medio del que comen otros
a quienes no alcanza
a entender
ni medio.

Daniel Cézare

Una vez en el gobierno gracias al apoyo de un sector importante de la clase media que buscaba frenar la inflación, combatir la corrupción, sincerar las cuentas fiscales, bajar ciertos impuestos sensibles al bolsillo -como Ganancias- y volver a “insertarse” en el mundo mediante un sendero industrial, Mauricio Macri poco hizo de todo lo que prometió, en realidad nada.

Lo cierto es que lo poco que hizo hasta ahora está generando muchos problemas en el clima social y en las expectativas económicas, uno de los pilares electorales. Todas las encuestas que llegaron a Balcarce 50 así lo demuestran. Sobre todo, muestran cierta coherencia en cuanto al margen cada vez más acotado para los errores.

Así las cosas, tras las elecciones 2017, llegaron los fuertes aumentos que se veían venir y, con ello, una disparada en la inflación que golpea fuertemente a los más vulnerables. La alianza gobernante vuelve a jugar una carta fuerte para contrarrestar al peronismo: ser oficialismo y oposición al mismo tiempo.

A su vez, los economistas liberales parecen ser los verdaderos opositores políticos-partidarios de Cambiemos: ganan popularidad a través de la pantalla chica y las redes sociales por sus análisis contra un “Estado gigante que no hace más que llenar los bolsillos de la corporación política” a costa de los impuestos que paga, justamente, esa clase media. Furioso, el PRO sale a acusarlos de “no tener ni la menor idea de lo que es el humor social para llevar adelante sus recetas mágicas”.

Consultada por el periodista Luis Novaresio sobre los pronósticos apocalípticos y “la piña” que nos estamos por pegar, la gobernadora María Eugenia Vidal fue contundente:

“A los que menos tienen, les diría con seguridad que el gradualismo los salvó. El gradualismo salvó a los pobres en Argentina, porque ya vivimos lo que pasó en la Argentina en el ’89 y el 2001: las crisis que se resuelven con medidas tremendas.

La clase media la pasa muy mal pero se recupera más rápido (?). A los pobres, que se vuelven más pobres, o a los que caen en la pobreza les cuesta más de 5 años volver a salir, y a veces no salen nunca.

Así que, a los que menos tienen, les digo que este plan los salvó. Y a mucha gente la salvó de ser pobre de un día para otro.

Los expertos que escucho todos los días deberían ser honestos y decir en dónde quieren recortar porque más del 70% del gasto de este país va a los que menos tienen.

Y a la clase media le digo: una vez más pusieron el cuerpo. Esta vez tardó más porque lo hicimos de a poco, porque si lo hacíamos más fuerte iba a haber mucha más gente pobre. Pero vale la pena. Va a costar pero esta vez va a hacer para salir y para los próximos 20 años; para nuestros hijos, para nuestros nietos.. (?). Porque tampoco nos sirve una crisis, un ajustazo, salir, pensar que ya está, como en el 1 a 1 y tantas veces que nos creímos ‘¡esta vez sí, ya está!’.

Esta vez lo hicimos de a poco; lleva mucho esfuerzo y tarda mucho, pero no vamos a volver atrás”, explicó la gobernadora sin ponerse colorada. Pareciera que el “no ver o no querer ver la realidad”, ya es una cuestión innata dentro de las filas del PRO porque en Cambiemos, los radicales y hasta la misma “lilta” se están corriendo del centro de egocentrismo y ceguera.

El gran debate puertas adentro es: cómo conquistar nuevamente a la gran mayoría de la clase media.

En definitiva, es ella la que ganó, ¿va a ganar y ganará? la batalla cultural. ¿seremos tan idiotas los argentinos que luego de ver los desaguisados de todo tipo y la nueva corrupción imperante (PPP, negociados inmobiliarios, ajustazos de todo tipo (impositivos, combustibles, transporte, etc.) podemos seguir creyendo?

¡Espero que el pueblo argentino sepa reaccionar a tiempo, o un nuevo 2001 se nos acerca a pasos agigantados! Dios quiera que de verdad éste sea Argentino… porque no vamos por el buen camino.

 

 

Buenos Aires, 19 de abril de 2018

Arq. José Marcelino García Rozado

Ex Subsecretario de Estado

 

Se el primero en comentar en "CÓMO AMIGARSE CON LOS QUE “PONEN EL CUERPO”"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*