EL DERROCAMIENTO DEL ULTIMO GOBIERNO PERONISTA Y LA DERROTA ARGENTINA.

PARA AHONDAR MÁS EN EL TEMA Y NO CAER EN LOS TROLL.

La Junta Militar al Prestar juramento el Teniente General Jorge Rafael Videla se observan además al Almirante Emilio Masera y el Brigadier General Agosti

El día 18 de abril de 1974: Un diplomático británico de nombre Micke John Bishop fue detenido por la Prefectura Naval Argentina en el momento de introducir al país un contrabando de armas. El diario “La Nación” inicia la reseña del gran escándalo, en estos términos:

“La Justicia Federal en lo Criminal y Correccional investiga lo relacionado con el secuestro efectuado el 10 del actual por personal de la Prefectura Naval Argentina, de un camion que contenían 17.500 proyectiles calibre 9 mm., munición de guerra, marca CCC Inglesa acondicionados en cajas y utilizables para pistola, subfusil y ametralladora, que fueron desembarcados del rompehielos de la marina británica Endurance” en la desembocadura del Rio de La Plata en un Yate de bandera Uruguaya que lo trasporto al Puerto de Buenos Aires.

Y tras dar detalles asombrosos sobre esta invasión virtual en el propio Puerto de Buenos Aires, la crónica da cuenta de la inmediata libertad del Diplomático involucrado, por su inmunidad diplomática, a la vez que señala, como trascendido, que Gran Bretaña había dado al Poder Ejecutivo las explicaciones del caso.

Pero nunca se hicieron públicas las explicaciones que había dado Gran Bretaña, porque jamás las dio. Pese al enérgico reclamo de la cancillería argentina, la que venía sosteniendo una escalada diplomática con el Reino Unido de Gran Bretaña por la firme posición en defensa de los intereses argentinos en el Atlántico Sur por La Presidente María Estela Martínez de Perón. Lo que luego quedo en el olvido de la Argentina después del Golpe de estado de 1976.

Al descubrimiento de ese contrabando inglés de armas siguieron otros dos, de los que sólo informó el diario “Mayoría”; uno interceptado en otro buque inglés y el tercero en una aeronave de la British Caledonian. Si los contrabandos de armas descubiertos fueron tres ¿Cuántos fueron los que no se detectaron? Nunca lo sabremos, pero sí todos recordamos que “La guerra civil devastadora” lanzada anormalmente contra el tercer gobierno del General Perón, tenía entonces cuatro frentes bien definidos:

1) El terrorismo bélico con el crimen planificado.

2) El terrorismo periodístico con la tergiversación organizada y orquestada para el golpe, tanto por los medios de derecha como por los medios de apoyo a la subversión.

3) El terrorismo político con la traición reiterada de propios (Peronistas) y extraños (Oposición, La UCR aporto 110 funcionarios al golpe) complotados para el golpe.

4) El terrorismo económico con el desabastecimiento, los vaciamientos de empresas, las escaladas cambiarias y el sabotaje a la producción.

Todo esto termino con el cierre de 110.000 Industrias Todas estas eran las formas de la “Guerra civil devastadora” que el politólogo Ingles H.S. Ferns vaticinara años antes en su libro “La Argentina” editorial sudamericana para poder destruir la obra de Perón y devolver a la argentina al dominio Británico, guerra declarada en secreto por los ingleses contra Perón al saber que regresaría de su exilio.

El objetivo era muy claro: destruir la industria argentina, destruir la tecnología argentina y destruir la ciencia y la inteligencia argentinas, aniquilando a la Universidad que la produce y aniquilar al Peronismo, prostituyendo a su dirigencia convirtiendo al peronismo en un partido de la democracia liberal, decir transformarlo desde dentro en un socialismo, que abandone su Esencia Doctrinal, Nacional, Humanista y Cristiana Por estos medios, coherentes y contestes con los históricos planes de Gran Bretaña para el Río de la Plata, se buscó reinstalar a la Argentina en el sistema colonial de la división internacional del trabajo.

Arruinada y destrozada la industria, la tecnología y la ciencia argentinas, hemos vuelto a ser un país primitivo: exportador de materias primas e importador de los artículos manufacturados de la peor calidad. Exportadores de cerebros talentosos (2.500.000 argentinos emigraron en busca de trabajo entre 1976 y 1980) e importadores de los laosianos y vietnamitas que trajo el Ministro Harguindeguy, los inmigrantes limítrofes de Carlos Menem, los Africanos, Centroamericanos y Chinos de los Kirchner para cumplir el “gobernar es poblar”, de Alberdi, sin importar que estas migraciones traen consigo sus culturas, destruyendo las nuestras y demoliendo nuestras tradiciones, en una guerra cultural cáustica y desgastante.

Al mismo tiempo se legisla en el sentido y se alienta a las familias Argentinas a NO TENER HIJOS, a no tener sentido de Familia que es la “Unidad Básica de la Comunidad Organizada”

Este es el esquema trágico de nuestra economía colonial: vender cada vez más cantidad de materias primas a los precios más bajos y comprar cada vez mayores cantidades de mercaderías industrializadas a los precios más caros. La diferencia en contra del país la pagarán los consumidores transformados en desocupados El déficit que este ruinoso negocio produce en la balanza de pagos, será corregido con la contratación de nuevos empréstitos y consecuentemente mayor endeudamiento , hoy el estado Argentino debe a la Usura por cada ciudadano argentino 10.000 dólares estadounidenses.

Con respecto a los empréstitos, es de enfatizar que el gobierno justicialista se hizo cargo de la conducción del país con una deuda externa de 5.700 millones de dólares aproximadamente. De esa cantidad, el 70% debía ser pagado en el decurso de los años 1973, 1974. 1975 y 1976.

En julio de 1971, pocos días después de la muerte del Teniente General Perón. el Mercado Común Europeo (que a partir de la muerte de De Gaulle se halla integrado con el Imperio Británico), cerró sus puertas a las carnes argentinas, inaugurando una política absolutamente proteccionista para sus agricultores y ganaderos.

De esta manera cesó virtualmente, la mayor fuente de ingresos en divisas que tradicionalmente tuvo el país. No obstante ello, la deuda heredada se siguió pagando sin pedir prestado un solo dólar, sin concertar ningún empréstito, como fuera histórico de la gestión auténticamente Peronista y sin emitir un solo bono externo. Adviértase la disimilitud con la conducción económica posterior al 24 de marzo de 1976, la cual, a través de sucesivos endeudamientos, gastos improductivos e innecesarios, elevó la deuda exterior a la cifra impresionante e inédita de 38.736 millones de dólares. (Informe del Banco Central de la República Argentina 31-12-83 inserto en “La Nación” del 26-2-83, pág. 1).

Como un agravante jurídico y moral para quienes así contrataron con el extranjero, es de señalar que esos empréstitos no fueron negociados en la mayoría de los casos con Organismos Financieros Internacionales Públicos o con Gobiernos de otros Estados, sino con bancos y banqueros particulares domiciliados en el extranjero, los cuales, a diferencia de los entes públicos, otorgan como es de práctica, elevadas comisiones a los ministros y funcionarios argentinos que los han elegido como proveedores de fondos para la República.

Así La Argentina Colonial ha sustituido pues, a la Argentina Independiente de Perón 1974/1976. No en vano, el señor Albano Harguindeguy, ex Jefe de Policía del Gobierno Constitucional puesto por presión a la Presidente para la conspiración golpista y luego de 1976 ministro del Interior dijo claramente: “nosotros vamos a regresar la Argentina al 3 de junio de 1943 y con Macri llegaron…!”

· INGLATERRA y LA CAIDA DE ISABEL

La guerra de las Malvinas enriqueció al país en martirio y heroísmo. En valor sin par. En abnegación y en coraje. Pero también enriqueció al país con documentos decisivos para explicar nuestra tragedia y nuestra frustración permanente.

De ellos es altamente significativo el informe de Lord Franks preparado para el Parlamento Británico por el Consejo de la Corona y publicado en Enero de 1983. El Informe de Lord Franks trae una sinopsis de la Inteligencia Británica sobre la Argentina que arranca del año 1965. Refiriéndose a las relaciones con el Gobierno Peronista este importantísimo documento dice textualmente:

“Enero 22, 1976: los comandantes argentinos son contrarios a aprobar cualquier medida militar susceptible de facilitar el mantenimiento en el poder del régimen de la Señora de Perón. Si bien es posible que se establezca una corta tregua, es previsible la toma de nuevas medidas (por parte del Gobierno Peronista) contra los intereses británicos bajo forma de un aumento de presión hostil, tanto política como económica”.

El documento esta reproducido en el diario “La Nación” en su edición del día 2 de Abril de 1983 página 9. Como es de ver, los británicos prenunciaban la caída del Gobierno Constitucional con dos meses de anticipación.

Como vemos la Única salida de La Argentina es la recuperación del PERONISMO como herramienta revolucionaria, pero no de esta CARICATURA de Peronismo que hemos vivido desde 1983 a la fecha, el Peronismo Doctrinario, un Peronismo Renovado en su esencia doctrinaria, con una Nueva dirigencia Nacional, Humanista, Cristiana, con los Valores y Virtudes Propias de la Cosmovisión Peronista de Honestidad, Servicio a Los Humildes, Los Ancianos, La Familia, La Vida, en fin la Recuperación Cultural que hemos perdido.

Descripción: Descripción: la foto del perfil de Fernando Javier Liebanes, La imagen puede contener: 1 persona, gafas y primer plano DR.FERNANDO JAVIER LIEBANES

Estudio Derecho en la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción

Funcionario del Gobierno de la Provincia de Misiones

Se el primero en comentar en "EL DERROCAMIENTO DEL ULTIMO GOBIERNO PERONISTA Y LA DERROTA ARGENTINA."

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*