TODAVÍA NO CONSIGUEN EL PUENTE PARA LA MEDIA LUNA

A través de Change.org, la fundación Resilient hizo esta petición y logró más de 80 mil firmas. El pedido llegó a la Casa Rosada, y prometieron la obra que aún no se hizo.

El puente de La Media Luna, inundado en marzo.-

“Señores funcionarios, ¿podrían dejar la comodidad de sus oficinas e ir a ayudar a la gente del paraje La Media Luna? Ellos necesitan un puente ya”, increpó a través de Change.org, la plataforma de peticiones más grande del mundo, la cordobesa Marcela Cantero, presidenta de la Fundación Resilient.

Hace poco más de un mes contamos en este diario que desde Córdoba, una fundación luchaba por un puente para el paraje La Media Luna, donde viven unas 50 familias, a 130 kilómetros del municipio de Embarcación, en pleno Chaco salteño. Como siempre, la crecida del Bermejo también los inundó a ellos. Aunque la población más cercana de esta comunidad wichi es Fortín Dragones, a 25 kilómetros, el colapso de un puente precario y las huellas indomables de monte cubiertas de agua no dejaron pasar ni a los vehículos doble tracción. Solo a caballo llegaron hasta ahí algunos vaqueanos para socorrer a los vecinos, para acercarles agua y víveres. Casi todos los años son cuatro y hasta cinco los meses en los que la comunidad queda aislada por las intensas lluvias, incomunicada del resto de Salta. Después de un verano pasado por agua, los vecinos de La Media Luna siguen con sus perros pelados por la sarna, con sus ropas húmedas y los pies embarrados sin esperanzas de que la corriente zaina del Bermejo les perdone la existencia.

Sensibilizada con la dramática situación de la comunidad wichi de La Media Luna, Marcela Cantero, emprendió la travesía de juntar firmas a través de Change.org, para conseguir la construcción de un puente digno, de modo que los niños del paraje La Media Luna puedan llegar sin tantos riesgos a estudiar a la Escuela Nº 4757 General José de San Martín. Hoy el puente precario que tienen, porque eso no ha cambiado, está intransitable por el barro y las tablas podridas.

“Son 87 chicos de la comunidad wichi y maestros que ponen en riesgo sus vidas para llegar a su escuela cruzando el peligroso puente actual. ¿Por qué el dinero no se destina a quienes realmente lo necesitan?”, se pregunta Marcela Cantero. El desafío era lograr que la mayor cantidad de gente firme la petición en Change.org, para pedirle al presidente Macri y al gobernador Urtubey un puente seguro para los niños de La Media Luna. Con más de 71 mil firmas, Marcela Cantero presentó la petición al Gobierno Nacional. “Presenté en Casa Rosada una nota dirigida al Presidente Macri con la petición iniciada en la plataforma Change.org Argentina, con mapas, fotos y datos de los 71.490 firmantes, pidiendo en forma urgente la construcción de un puente para acceder a la comunidad wichi del Paraje La Media Luna, Dragones, Salta. Se aclaró que el puente sirve además como acceso a 3 escuelas más y a casi medio centenar de puestos”, informó Marcela y agregó: “Tuve la enorme suerte de ser acompañada por jóvenes miembros de Change.org, lo que demuestra la seriedad y el compromiso de la organización para con los niños que sufren adversidades. Dentro de toda la problemática y la enorme preocupación que tengo por la comunidad wichi, me siento enormemente agradecida por el apoyo de cada uno de los firmantes”.

La respuesta desde el Gobierno nacional fue que “el expediente ha sido derivado al Ministro de Transporte. Los niños no deben quedar aislados. Los docentes no deben exponer sus vidas al cruzar el precario puente. Cualquier persona que quiera pasar el puente tiene el derecho de hacerlo en forma segura, el Estado lo debe garantizar”, aseguró Marcela.

Solidarios de Orán

El precario puente sin barandas que une Dragones con el paraje La Media Luna es una trampa mortal. Quienes lo atraviesan diariamente para ir a dar clases son los docentes de las escuelas Nº 4.757, ubicada a 21 kilómetros; de la escuela La Mora, a 25 km al Sur; de La Emboscada, a 34 km al Oeste; y de La Paz, a 59 km del puente. Además existen casi medio centenar de puestos con familias viviendo en estos parajes del chaco salteño.

La cañada que el puente permite cruzar, actualmente tiene una profundidad de un metro y medio y cuando crece el río supera los 4 metros. Quizás este puente crucial no esté ubicado en el lugar adecuado y haya que construir uno nuevo en otro sitio. Mientras tanto, en el inicio de clases, los Bomberos de Orán cumplieron una labor amorosa ayudando a la gente a cruzar la cañada. Marcela Cantero agradeció especialmente este gesto de los servidores públicos: “Agradecemos la ayuda y el acompañamiento para atravesar la cañada a Carlos y Matías León, ambos Bomberos Voluntarios de Orán”.

 

Se el primero en comentar en "TODAVÍA NO CONSIGUEN EL PUENTE PARA LA MEDIA LUNA"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*